Lectura Obligatoria (Perfil 21/8/2011)

21 agosto 2011 at 8:21 89 comentarios

Gabriel Mariotto, Mario Oporto y Jorge Coscia, le harían un gran bien al país, y en especial, a la juventud argentina, si se pusieran de acuerdo para difundir este libro en las aulas, en los medios de comunicación públicos, y proponerlo para el debate ciudadano. Educación y cultura es el ámbito en el que “Montoneros-La Soberbia Armada” de Pablo Giussani debe ser no digo sólo discutido, ya que polemizar es lo que más gusta y con frecuencia lo que impide pensar, sino al menos leído. La lucha armada de fines de los años sesenta y los setenta, ha servido hasta la fecha para que cada uno se amure en sus opiniones preestablecidas y no quiera saber nada nuevo ni pensar con más profundidad aquella guerra/no guerra, el demonio/dos demonios, la sangre derramada, operaciones traviata, primicia, etc, y todo lo que se ha dicho y salido a la superficie en este tiempo a raíz del repetido homenaje oficial a la Juventud Maravillosa de aquellos años. El libro ha sido escrito entre 1979 y 1982 en el exilio del autor en Italia, y publicado en nuestro país en el año 1984. Hoy se lo reedita. Giussani fue un compañero de ruta de los montoneros, y periodista del diario Noticias que en aquellos años expresaba la opinión de la organización armada. Amigo de Paco Urondo y Rodolfo Walsh se separa del grupo en desacuerdo con los fusilamientos y secuestros que llevaron a cabo en el tiempo, y que contó entre sus víctimas a personalidades públicas como Aramburu, Mor Roig y Rucci. El libro está dedicado a Adriana, de la que no da el apellido, una adolescente de 16 años que murió cuando estalló una bomba que quería hacer explotar en una comisaría. Giussani dejó el país en el año 77 para proteger no sólo su vida sino la de sus hijas. Su escrito no es un “j` accuse” ni un mea culpa, sino una reflexión sobre la cultura política imperante en aquellos años y las consecuencias que trajo. El libro termina con esta frase: “Los montoneros, afortunadamente, han quedado atrás en la historia argentina, en la convivencia de los argentinos, y acaso parezca superfluo o anacrónico a esta altura un intento de estimular aversiones contra ellos. Condenar a los montoneros ya es en el país moneda corriente, casi una moda” (pag. 317). Esto fue dicho hace casi treinta años. Parece que la moda persiste, pero invertida. Todos estos años la hemos presenciado. La inauguración del Museo de la Esma y la anulación de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final durante el gobierno de Alfonsín, luego completados por el indulto de Carlos Menem de 1989 y 1990 a la Junta Militar del Proceso, a los responsables del levantamiento Carapintada, a los jefes de las organizaciones guerrilleras, a los conductores de la guerra de las Malvinas, etc, la reapertura de los juicios a una parte de los indultados, fue paralelo a la construcción del primer capítulo del relato kirchnerista que se llamó: la juventud maravillosa. Giussani estimaba en este libro que no tenía sentido agregar mucho más sobre el accionar de las fuerzas armadas y sus actos criminales mientras ejercieron el poder, su brutalidad abominable creía que ya estaba en la consciencia de los argentinos, pero estima que existe una especie de colchón protector que vale la pena descorrer para llevar a cabo una análisis de lo que había sucedido del otro lado de la trinchera y los daños que provocó en la juventud militarizada,. Sin dejar de lado las huellas que dejó en la memoria colectiva y que hoy permiten una reactualización sesgada de parte de quienes manipulan la historia con fines partidarios. Dice el periodista: “La conversión del adversario en enemigo es correlativa a la conversión de la política en un quehacer militar. La política es algo que se le debe hacer a un enemigo, es decir, algo que se debe hacer militarmente”. El marcar una línea divisoria en el espacio de la política entre los propios y el enemigo, ha conformado el segundo capítulo del relato kirchnerista a partir de lo que se llamó “crisis del campo” en el año 2008. Mucho hemos hablado estos años de adversarios y enemigos, destituyentes golpistas y escuderos del Modelo, siervos de la `corpo´ y periodismo militante, de trincheras y liberación, etc. A esto se lo recibió con satisfacción por medio del lema “volvió la política”. Giussani no se restringe a criticar la lucha armada como vía de la toma del poder, hace algo más, analiza a la cultura política que lleva a adoptar el camino de la violencia como un hecho inevitable de la lucha política. Y aunque hoy pueda parecer sorprendente dado el cariz que ha tomado el marco de la discusión política en los ámbitos de la cultura, el punto de inicio lo sitúa en el fascismo mussoliniano primero, hitleriano después, y en el leninismo. No se trata de las circunstancias históricas de estos acontecimientos sino de la ideologización que a partir de lo actuado por aquellos movimientos políticos, ha sentado las bases de una cultura que fascinó a la militancia de los años del camporismo. Giussani se dedica a estudiar la cultura del héroe. Los actos de heroísmo y sacrificio de los militantes y guerrilleros, el sacrificio de sus vidas, adquieren en su texto una respuesta muy alejada de la admiración. Lo que llama “cubanismo” tampoco lo fascina y hace un recuento de los hechos que posibilitaron el ascenso de Fidel Castro al poder que dista bastante de acotarlo a la lucha en la Sierra y el desembarco del Granma. Tampoco hace observaciones frívolas sobre la entrega de la vida de los otros, es un libro honesto, auténtico, pero no lo escribe desde la culpa de haber sobrevivido a sus compañeros, porque ya no los considera como tales, sino, en todo caso, amigos, como algunos de los nombrados. Disuelve la palabra Terror que le tapa la boca a muchos y expone las intenciones políticas que llevaron al culto de la muerte. Para él el socialismo tiene que ver con la vida, y la perversión de una ideología ni siquiera irresponsable, sino altamente responsable, trastocó sus valores y los llevó al sacrificio y al martirio. La palabra “liberal” es en nuestro país un insulto. Giussani nos dice que en la semántica montonera significa individualista, blando, desleal, vacilante. Nos dice que el populismo de derecha con el que identifica al peronismo, siempre ha bloqueado el desenlace de la contradicciones del liberalismo, descargando sobre los valores del liberalismo político la impopularidad del liberalismo económico. De este modo se ha identificado democracia con oligarquía, y respeto a las leyes constitucionales, como defensa corporativa de la clase dominante. Denuncia y hace responsable de las muertes de aquella época a una cultura y a los cultores de la muerte, que instalaron en nuestro país lo que llama una “mentalidad cuartelera”. Describe los rasgos de una metodología para titanes, así la llama, que combinaba paternalismo e instrumentalización de las masas, y que llegaba a una delectación macabra con un plus de morbosidad. Poco a poco y gradualmente, en aquellos años se fue instalando en la mente de los argentinos un pathos señorial en una clase media vergonzante que buscaba en la heroicidad una forma de diferenciación social. Lo que llama “snobismo de segundo grado” por el que la clase media puso de moda un berretismo de salón, una vulgaridad idealizada que consumía peronismo, brindaba por el Viejo, se comía las “s” y tejía su ropaje de una cultura disfrazada. Todo esto lo volvemos a `apreciar´ – por usar una palabra indebida – en estos años de felicidad kirchnerista. Si esto no cambia, como dice Giussani, en lugar de protagonistas de una nueva era, nos convertiremos de seres pasivos, agradecidos y temerosos, de un régimen que pretende instalarse a perpetuidad, con nuestro aplauso, claro.

Anuncios

Entry filed under: General.

Onda Corta 17:Las primeras primarias, por AM El vaciamiento de la política (La Nación 22/8/2011)

89 comentarios

  • 1. Ma.Cristina  |  21 agosto 2011 en 8:25

    Lo acabo de leer en Perfil y vengo acá y lo encuentro. Lo último me resuena tal vez por ser lo último, el temor es lo que más se ve en estas últimas elecciones. Y esto nos alcanza a todos. Qué triste.

  • 2. Mar  |  21 agosto 2011 en 13:36

    De acuerdo, es un libro excelente y que no puede ser acusado de falso o “facho” , ni tampoco su autor. Es lo que mejor escrito hay sobre los montoneros y el zeitgeist de ese ’70.
    (Curiosidad: llegó a mis manos hace años como regalo de agradecimiento de un investigador francés, que estaba de visita en BsAs y lo compró en realidad para leerlo él. Yo no lo conocía, porque por esas cuestiones de la “percepción selectiva”, esquivé durante un tiempo toda lectura sobre las luchas de esa época. Cuando me lo comentó y se enteró que no lo había leído, me lo dió: “cómo que no lo conocés, vos sos argentina, tenés que leerlo! es mi regalo de agradecimiento”. Todavía le estoy agradecida yo a él)
    Es una muy buena idea proponerlo como lectura obligatoria, algo que imagino van a rechazar. Mi experiencia fue esa cuando lo recomendé.
    Sin embargo, pienso que es necesario accionar sobre esta propuesta que hacés. Que tenga mayor difusión, que conmine a alguna clase de respuesta.
    Estuve viendo hace unos meses las lecturas obligatorias que sacaron desde el Min de Ed para el secundario. Estoy segura que los que participan en pan rayado se espantarían. Fueron pensadas para el área de Literatura, y estoy de acuerdo con la idea de motivar la lectura como objetivo principal, y se lo busca hacer con estilos de escritura y temáticas más actuales.
    Pienso que todos modos el punto es como lo presente el docente, digamos que si sólo les indica “lean” va al fracaso, pero si didácticamente plantea un tema para debatir y después resulta que se enteran que es lo que se preguntaba “x autor”, tiene más posibilidades de lograrlo.
    Pero dejando la didáctica de lado, con la cuestión de “compartimentos estancos” entre las asignaturas, se desaprovechan recursos. Si están estudiando historia (y ven ese período) porque no podrían -dado el objetivo buscado- al mismo tiempo hacer coincidir “las lecturas obligatorias” con un libro como el de Giussani?
    Estoy segura que se lo degluten.

  • 3. Rodrigo  |  21 agosto 2011 en 14:29

    “El temor es lo que más se ve en las últimas elecciones” (??), “los lectores de pan rayado se espantarían” si vieran tal programa… ¡Paren un poco con la paranoia!
    Los profesores no se ajustan al programa… El programa es un nombre que cada profesor ajusta según su capacidad, inteligencia, dedicación, etc.
    Lo voy a tener en cuenta al libro, lo he visto varias veces en la biblioteca de mi facultad. Más allá de que no coincido en casi nada con Tomás cuando habla de la coyuntura política argentina, no deja de ser un tipo inteligente.
    Se han hecho montones de autocríticas, estuvo el debate sobre la “Carta de Oscar del Barco”, etc. La izquierda y el peronismo de izquierda y los de la lucha armada se la pasan haciendo autocrítica.
    Un libro que me parece excelente es “Política y violencia” de Pilar Calveiro.
    Saludos

  • 4. Rodrigo  |  21 agosto 2011 en 14:36

    Por lo que veo en cuspide… ese libro fue best-seller, se discutió, fue promovido por Jacobo Timerman, Sábato, Daniel Divinsky, Alfonsin. Está en la biblioteca de la UNQ, que es una facultad estatal donde han concurrido ex montoneros.
    No creo que sea un libro “injustamente olvidado”… cuantimenos no mucho más que tantos otros.
    Igual lo voy a leer, gracias por la recomendación.

    PD: por otra parte hay muchísima bibliografía sobre esos años… María Seoane, Larracquy (o como se escriba), Pilar Calveiro, las “Lucha armada” que están saliendo desde hace un tiempo, etc.

  • 5. FABIO BUSTOS FIERRO  |  21 agosto 2011 en 14:41

    Abraham, un nuevo intento por escupirle el asado a los que el domingo pasado le dieron una paliza a tu soberbia desarmada. Ya no te basta con el deterioro filosófico, ahora también sos la viuda del Ancien Régime parapetado en la ingenuidad de dos o tres señoras mayores que te aplauden cada ocurrencia.
    Te postulás como analista político (sucesor de Grondona?) desde los propios programas bautizados con las botas y pareciera que el último peaje que te han pedido es que reflotes el pasquín inmundo de un radical que no sólo no fue montonero ni revolucionario (lo más cercano a la izquierda que tuvo fue Julia Constenla) sino que contribuyó nefastamente a abonar la “Teoría de los Dos Demonios” de la cual el alfonsinismo bebió para justificar sus leyes de Obediencia Debida y Punto Final.

    Lo que es peor, este comentario pedorro de hoy es el último estertor del paliceado que, como ya no soporta tanto ardor intestinal, arremete “a ver qué pasa” asociando al Gobierno de CFK con las bombas y la soberbia. Un final triste, Abraham.

  • 6. mariano  |  21 agosto 2011 en 17:48

    Fierro tenés un resentimiento muy oxidado. Porque en lugar de ir a lo personal, no centras tu critica en los temas en los cuales estás en desacuerdo. Con comentarios como el tuyo de descalificas solo……………

  • 7. Mar  |  21 agosto 2011 en 18:36

    Rodrigo,
    empecemos por no tergiversar lo que escribí, para acomodarlo a tu antojo. No puse que tenían que “ver ningún programa”. Hablé de libros de lectura. Puse que se “espantarían” si vieran las lecturas seleccionadas… me parece que no conocés bien el significado de “espanto”.
    ¿De qué paranoia hablás?

  • 8. mARCELO  |  21 agosto 2011 en 18:57

  • 9. Mar  |  21 agosto 2011 en 19:27

    A la viuda del Ancien régime dejala tranquila, que ahora dijo que está feliz junto a su Amado. Él cantará y le hará de topo giggio… y todo fluirá mejor.
    Ya vendrán los tiempos en que se pueda cambiar esta vieja forma de hacer política. Pensá que lo mejor que nos puede pasar es tener una viuda alegre.

  • 10. Mar  |  21 agosto 2011 en 19:36

    Ah!… me olvidaba. No da la “Teoría de los dos demonios” que mencionás.
    Es sólo UN DEMONIO = la VIOLENCIA.

  • 11. Mar  |  21 agosto 2011 en 19:49

    Hay un comentario de BUSTOS FIERRO, que me hizo acordar a la Diputada Diana Conti (tal vez sea uno de sus asesores).

    Cuando surgió la polémica en torno a si Vargas Llosa podía o no dar el discurso inaugural de La Feria del Libro, ella -como otros kirchneristas- se pronunció en contra.
    Un notero de CQC le preguntó si podría darle el nombre de alguno de sus libros. Ella contestó: “Las venas abiertas de América Latina”.

    Ese es el nivel de lectura que puede llevar a alguien a decir que el libro de Giussani es “un pasquín”.

  • 12. mariano  |  21 agosto 2011 en 20:21

    “pegame y llamame ‘aimé’ “

  • 13. mariano  |  21 agosto 2011 en 20:36

    FABIO BUSTOS FIERRO, parece que las cuestiones escatológicas forman parte te su pasquín mental, donde montoneros o revolucionarios son un valor en si…. Estamos bien eh!!……
    Para que me entiendas bien habría que considerar tu irrupción como un inoportuno Flatus Voci, y no darle mayor importancia, para seguir con tu sistema descriptivo, decirte que necesitarías un container de pañales para aguantar el coraje de un solo día del radical a quien te referís.

  • 14. Ma.Cristina  |  21 agosto 2011 en 20:46

    Ah! Ya no somos las ricas con crucifijos, sino dos o tres señoras mayores. Lo bueno es que no aplaudimos, comentamos y deliberamos, cosa que Ud. desconoce, solo descalifica.

  • 15. federiquito  |  21 agosto 2011 en 20:51

    Ninguno de mis adolescentes hijos sabe que pasó en los 70, a pesar de haber gastado ingentes cantidades de dinero en su educación en un colegio católico privado de la zona norte del conurbano. Cuando los veo una vez por año y comenzamos a conversar sobre Historia, se me caen los pocos pelos que me quedan. Es imposible que alguien aprenda cuando solamente oyen una campana.

  • 16. federiquito  |  21 agosto 2011 en 20:54

    estuve pensando en escribir algo inteligible e inteligente pero decidí ponerme a tu nivel: a vos que te pasa, Fabio Bustos Fierro? si no te gusta lo que escribe, no lo leas!

  • 17. federiquito  |  21 agosto 2011 en 20:55

    ladran, Sancho. Señal que son perros.

  • 18. gustak  |  21 agosto 2011 en 21:26

    De la numerosa y siempre polémica bibliografía sobre Montoneros no veo por qué el libro de Giussani tendría que ser obligatorio: que las opiniones del autor coincidan con las suyas o que la editorial le haya encargado a ud promocionar la reedición, no mejora la obra, ni la hace más imprescindible que otras. En lo personal recomiendo Gillespie, Richard. (1987) Montoneros: Soldados de Perón”. Mucho más objetiva

  • 19. juanelsantiagueño  |  21 agosto 2011 en 22:33

    Acabo de leer el articulo de hoy sobre el libro de Guissanni. Hace mucho tiempo lo lei, una version que llego de manera desconocida a mis manos. Aun no habia sido editado en argentina. Que casualidad, ayer fui por mi pueblo de origen. Pase por la casa de Chongo, el gran amigo de mi viejo que lo chuparon en el ’75 en pleno gobierno juarista. Nunca se supo el porque. Chongo era un tipo limpio, católico, peronista ortodoxo. Recien hace unos 7 años pude explicarme el porque Chongo, ese amigo entrañable de mi viejo, no esta entre nosotros. Fue cuando Musa Azar, el jefe de la DIP cayo por el caso Seggiaro. A Seggiaro lo asesino la banda de Musa en el último gobierno juarista. No por polìtica simplemente porque Musa y su banda habian encontrado la manera de amenazar a los agricultores y ganaderos pequeños y vivir de la extorsión. No había ninguna cuestion política. Simplemente delito. Alli pude explicarme porque Chongo fue chupado en el ’75 simplemente porque se nego a la extorsiòn de Musa y su banda, que ya de aquella epoca operaba. La cuestion polìtica era un pretexto. A que viene esto. Cuando lei el libro de Giussanni y el de Gasparini siempre me dio la sensaciòn de que olvidaron relatar esas grandes contradicciones. Gente que no tenia absolutamente nada que ver con Montoneros, Erp (santiagueños fueron los Santuchos y el Colorado Irurzun que mato a tachito Somoza en Paraguay), etc y cayeron por pretextos. Como Chongo, como muchos. Simples negocios turbios de un lado y del otro. Zannini sabe mucho de eso. Algun día tendría que hablar Otto Vargas, o Rosendo Irusta, el del PCR, maoista compañero de ruta del Chino. Es un tema complejo esta parte de la historia argentina. Tiene razon TA hay que poner de relieve ante el publico todo esto. Ahora que efecto tendrá? No se Cuando se lo llevaron a Chongo pocos, muy pocos pusieron la cara. Hoy la casa esta totalmente derruida y el pueblo ese no puede negar la negación.
    Saludos cordiales

  • 20. Damian  |  21 agosto 2011 en 22:54

    Cada vez que se refiere a “la juventud maravillosa” me da la sensación que agita fantasmas, sin el mínimo reparo va directo a la confrontación para transplantar un conflicto inexistente, muy cerca de las declaraciones post electorales de Duhalde.
    La posibilidad de la revolución socialista, con sus peculiaridades recorrìa el mundo, a la sombra de la cubana, hubo por aquì una mezcla rara de tacuara, sinagoga, Marx, Lenin, Peròn, Che, Evita, Mao, Ho Chi Min, Stalin, Mussolini etc, había para todos, para aprovechadores, para violentos, para romànticos, eso sì, nadie comprendìa a nadie, la historia es conocida, el resultado siniestro, todo un entramado funcional para que liberales argentinos con la anuencia y promoción del imperio, asesinaran a miles sin hacerse cargo de la injusticia, mientras nos bendecían con la “libertad del mercado” porque de eso se tratò, de intereses económicos.
    Los golpes de Estado en Argentina, entre otras cosas, impedìan que las políticas se agotasen en su desarrollo, escondiendo la verdad que da el fin de un ciclo, si reparamos en los conflictos de los países no afianzados democráticamente vemos que se impide sistemáticamente el fin de ciclo, primero para imponer lo que vendrà y luego esconder y condicionar la evolución política de la ciudadanía, que queda anclada en el pasado. Todo análisis político es obturado por esta situación, Ud rescata a Frondizi como la ultima vez que se pensó un país, como considerar esto cuando asume con los votos del peronismo proscripto, elige a Alsogaray y Alemann, instala el plan conintes, provoca el avance del militarismo en la sociedad, que tan bien explica Giussani, aunque despuès haya excelentes medidas por la cuales fuè derrocado ¿Sabremos la verdad sobre Frondizi?
    La revisión histórica de las organizaciones revolucionarias de los años 70, da lo mismo, nadie comprende a nadie, era y es Babel, la presidenta cuando evoca aquellos tiempos, habla de errores aunque ella y su esposo nunca tomaron las armas. Como otros, salvaron sus vidas sin saber porque.

  • 21. Panchito  |  21 agosto 2011 en 23:37

    Ma. Cristina, tenga usted presente, que los grandes intelectuales, como nuestro amigo Abraham, son imanes que atraen a toda clase de fierros.

  • 22. mARCELO  |  22 agosto 2011 en 0:10

    jajajajajaja acabo de ver a los tres chiflados con la maria laura santillan ,lanata ,caparros (si leyeron bien caparros)y abrahm.,chau gente me voy de joda ,,,,,,,el martes vuelvo al hospital ,a colaborar en todo lo que puedo, no a jugar hacer gurdieff

  • 23. mARCELO  |  22 agosto 2011 en 0:20

    Se les termina el chamullo cagones !!!!!!!!!!!!!!!

  • 24. gustak  |  22 agosto 2011 en 2:32

    Un intento anacrónico por revivir el fantasma de la teoría de los dos demonios hoy devenida en memoria completa. En la democracia de Abraham y Pando, Norman Brisky debería volver a estar preso, Gelman exiliado como lo fueron con Alfonsín y este gobierno también condenado, como ellos, sin causa, por la escencia diabólica que les atribuye un relato. Pero hay algo más que me molesta: la acusación de totalitarismo, argumento que habilitó todas las retóricas golpistas en Argentina, cuando gobiernos legítimos intentaron poner en práctica la Justicia Social, la Independencia Económica y la Soberanía Política. Igual todo esto no importa porque, en realidad, Abraham escribió para vender la reedición de un libro a quienes le lleven el apunte. Si el pueblo olvida lo inútiles e hipócritas que fueron los “neutrales” gobernando quizá la lectura obligatoria del panfleto de Giussani termine siendo un hecho en las escuelas. La religión de los independientes tiene muchos fanáticos como Abraham en el partido radical y sus aliados, pero cada vez se sospecha más de su Dios acomodaticio.

  • 25. Ma.Cristina  |  22 agosto 2011 en 8:00

    Para Panchito en el Nº 12 hasta ahora, Goooool de Panchitoooo!

  • 26. Mar  |  22 agosto 2011 en 8:33

    Memoria incompleta quisiste decir, no?

  • 27. gustak  |  22 agosto 2011 en 9:19

    Lo que quise decir es que la teoría de los dos demonios hoy es retomada por partidarios de la represión ilegal -y Abraham- que afirman por ejemplo:..”(las fuerzas armadas)..Evitaron, y ese es su mérito, que la Argentina se transformara en otra Cuba.
    No tuvieron enfrente, como reza la leyenda forjada por sus enemigos, a unos jóvenes idealistas que dieron su vida por la justicia, sino a militantes fanáticos que tanto a la hora de matar como de morir ni pidieron ni dieron cuartel.
    Aquella fue una guerra atroz –como todas las de carácter irregular– en la cual hubo errores y horrores sin cuento. ..
    Hoy, el gobierno kirchnerista y sus aliados no se cansan de repetir y exaltar una versión sesgada, unilateral y hemipléjica de ese pasado. ….

  • 28. Mar  |  22 agosto 2011 en 9:21

    damian
    “La posibilidad de la revolución socialista, con sus peculiaridades recorrìa el mundo…” Sí, pero no todos estaban de acuerdo con la lucha armada. Hubo intensos debates, y se dividieron los caminos. No todos se prendieron a los objetivos de ejercer violencia.

    “Frondizi… …provoca el avance del militarismo en la sociedad”… ¿él lo provoca? y Perón desde España deshojaba margaritas?

  • 29. Tomás Abraham  |  22 agosto 2011 en 10:05

    hay que ser una basura, para no decir algo peor, y que yo permita que se escriba en este blog, para decir que estoy a favor de la represión ilegal. lo de que me pagan para promocionar un libro vaya y pase, es de minusválidos, pero lo otro es de porquería humana.

  • 30. gustak  |  22 agosto 2011 en 10:14

    Pues si no le gusta mi opinión sobre lo similar de sus razonamientos al de los integrantes de Memoria Completa, que demonizan mi espacio político no los permita. Yo no me ofendo

  • 31. Rodrigo  |  22 agosto 2011 en 10:31

    Yo creo que Tomás debe ser muy buena persona. No llevaría la discusión a ese terreno, me parece peligroso.
    Para mí se está pareciendo cada vez más a Quintín (otro que debe ser buen tipo, no lo conozco, pero con quien estoy todavía más en desacuerdo).
    Me da la impresión de que tiene cierta repulsión, incluso estética, por este gobierno. Cuando digo “estética” no me refiero a racista, ¡no me malinterpreten!
    Son temas complicados para tratar, lo mismo que hablar de judíos y palestinos… se vuelve casi imposible no recibir comentarios encendidos.
    “Haiga” paz!!!

  • 32. mariano  |  22 agosto 2011 en 10:53

    Rodrigo nº31, Los narigones ven narices grandes por todas partes. Con dos espejos lo puede comprobar sin salir de casa.

  • 33. Miriam Azerrad  |  22 agosto 2011 en 11:02

    Bien Tomas Abrahan, por tu contestación, lo que pasa, que esta gente, lee tres pàginas de los libros, no conocen, la historia, que nosotros, aparte de conocerla, la hemos vivido, sufrido y analizado. Pienso, siempre, y hoy lo voy a decir, Peron, no creo, un partido, creo una secta, con todas las características, de lo que significó, mostrar a Evita, durante, dias y dias, y gente llorando por las calles, esto, es como los que adoran, a los santos, y van de rodillas. Son técnicas, que tambien empleó el nazismo. Por lo tanto, nosotros, que nos inclinamos por un socialismo en paz, somos los burócratas, ellos, quieren ver sangre, protestas, con muertos, eso es jugarse, nosotros, lo hacemos, desde el conocimiento, en mi caso, desde muchos años de militancia, donde dejo muy aclarado, que no quiero cargos políticos. Aparte, como ellos hablan, o escriben, solo desde lo que conocen, no pueden imaginar, que alguien trabaja desinteresadamente, por su pais. Ellos estan pagos siempres, y que me perdonen, pero, es asi. Tomas, no necesita, que yo lo defienda, pero, me siento tocada tambien, y siendo, que se apoderaron, de todos los medios de comunicaciones, porque, en este espacio, tambien, necesitan insultarnos, que ya bastante, lo hizo Hebe. Gracias Tomas, por este espacio.

  • 34. gustak  |  22 agosto 2011 en 11:36

    No estoy pago, trabajo desinteresadamente, no quiero ver sangre, no soy -ni fui el 6 de septiembre de 1974- valiente, no soy nazi. Y quien se calentó como cualquiera ante un razonamiento arbitrario y provocador -en espejo con el de él- fue el mismoTomás, que me llamó en este orden: basura, minusválido y porquería humana. No se sienta tocada, el filósofo que ama se encuentra a salvo, a pesar del afecto constrictor de sus fanáticas

  • 35. Damian  |  22 agosto 2011 en 11:44

    Mar
    Las posibilidades de instalar el socialismo en la región sin algún tipo de violencia, era por esa época inconsiderable, no por que no fuese posible por medio de la política, sino que Cuba, por lo funcional, fue lo ùnico que tolerò EE UU.
    Frondizi, muy inteligente, sagaz, buen político, una idea de país peronista sin Peròn, muestra de la Argentina trunca, el conintes fuè un gran error, el principio del fin.
    Derrocado, exiliado, prohibido, fusilado….Peròn era lo que hicimos de èl, en el 55 faltaba muy poco para las elecciones, pero parece que las democracias en algún momento se vuelven intolerables.

  • 36. Rodrigo  |  22 agosto 2011 en 12:03

    No respondo con argumentos sutiles y detallados porque no pretendo chatear ni debatir ideas por este medio. Si quieren les dejo el mail y discutimos tranquilos:
    desocupadomental@gmail.com y respondo de modo extenso.
    Luego pongo un post sobre lo que dice Tomás y el que quiere putearme o responderme o lo que fuere adelante.

    No soy para nada un especialista, pero leí varios libros sobre el tema. Sin embargo, sé que esta no es mi página ni un espacio para hacerme el erudito. Aparte uds. no me quieren leer a mí sino a Tomás. Reducir el peronismo a una “secta” me parece una pelotudez. En toda ideología o partido hay “militantes”, personas dogmáticas y sectarias. Y sí, el discurso está polarizado, y somos pasionales para debatir (no somos como los suizos o como la idea que tengo de lo que son los suizos, somos latinos, calentones, tanos, futboleros (?)).

    No leí el libro de Giussani, pero leí libros sobre el tema que me parecen muy instructivos: “Poder y desaparición” y “Política y violencia” de Pilar Calveiro; el libro de Gasparini y el de Gillespie, las discusiones en torno a la carta de Oscar del Barco a partir de la entrevista a Héctor Jouvé… me parece soberbio decir: “Mariotto, Oporto y Coscia le harían un bien al país si…”. ¿Por qué no “La trilogía de Auschwitz” de Primo Levi (un tipo que sufrió en carne propia lo peor de la naturaleza humana y se esfuerza por entender a sus “enemigos”)? O “Memoria del mal tentación del bien” de Todorov… Qué se yo, digo. Por las referencias que tengo, el libro de Giussani es un mal libro, pero lo voy a tratar de leer, capaz me resulta iluminador.
    Abrazo de gol!!

  • 37. Ma.Cristina  |  22 agosto 2011 en 12:51

    Alguien sabe o escuchó decir que los telegramas de la última votación iban primero al Ministerio del Interior y luego al Correo?
    Será esa la explicación anticipada sobre las demoras que se iban a producir, cuando en las otras elecciones ya a las 20 hs. o un poco más había resultados? Si esto es así, tendremos que pedir intervención internacional? Porque acá ya no se puede confiar en que se investigue seriamente no? Me parece que se les fue la mano.

  • 38. Damian  |  22 agosto 2011 en 13:09

    Mar
    El plan conintes aplicas por Frndizi, suspende las normas constitucionales, de declaran zonas militarizadas, autoriza a las fuerzas armadas a allanamientos y detenciones, los militares comienzan a ser el eje de la sociedad, circulan, intervienen en la política, se muestran como opción de gobierno, los medios las promocionan como respuesta al orden necesario.

  • 39. erika  |  22 agosto 2011 en 13:24

    en lugar de apenarse por las “malas interpretaciones” que el vulgo forista hace de vuestras iluminadas opiniones acerca de temitas por demás controvertidos, ¿no sería mejor entonces evaluar dónde estais publicando qué posturas ideológicas? O me vais a decir que lo vuestro (Sr. Abraham y Sra. Miriam) es solo ingenuidad? Que usted tan solo dice lo que piensa en un medio que le da el espacio y que patatin y que patatero? A ver si nos dejamos de hacer los sotas y nos hacemos cargo de lo que decimos y donde lo decimos, y que pasiones despertamos y a que chacales alimentamos

  • 40. mariano  |  22 agosto 2011 en 13:32

    yo me llamo mariano y obviamente no soy el único, acá aparece un tocayo que dice las cosas que él piensa y no querría ser confundido, a mí me sale un loguito marrón. igual no comento tanto, procuraré en todo caso ponerme seudónimo.

  • 41. vivianaines  |  22 agosto 2011 en 13:36

    Fabio se merecer una dedicatoria bien cursi y nada más. Diviértase un poco más!

  • 42. Panchito  |  22 agosto 2011 en 14:00

    Y cuando había pasao
    una madrugada clara
    Vivi dijo que mirara
    estas alegres canciones
    y a Fierro dos lagrimones
    le rodaron por la cara.

  • 43. Mar  |  22 agosto 2011 en 16:05

    gustak
    cada vez te entiendo menos. Claro que evitaron que los grupos de guerrilleros tomaran el poder (también iban a pelear entre ellos después, a ver quién quedaba más arriba). El modelo era Cuba, sí.
    Qué suerte que hoy no estamos como Yoani Sanchez. Ambos escribimos acá libremente.
    Nos salvamos de ser “cuba”, pero me parece que no nos vamos a salvar de ser “venezuela”.

  • 44. Mar  |  22 agosto 2011 en 16:27

    Sí Damián,
    pero no es justo cargarle a Frondizi toda la culpa, porque lo cierto es que desde el GOU los militares YA estaban metidos en la política (incluso lo ayudaron a subir). Junto a otros civiles subieron y bajaron presidentes en paralelo a las manipulaciones de Perón desde el exilio.

    Y con respecto a lo que decís sobre el socialismo, claro que el modelo fueron las revoluciones armadas, por eso te digo que se dividieron las aguas claramente, porque muchos siguieron apostando al camino político. Varios habían vuelto al país en el 73, tentados por un proyecto democrático, y nunca aceptaron usar las armas. Lamentablemente volvieron a irse entre el 75-76 y sólo algunos regresaron en el 83.
    Había bastante confusión como dijiste antes, es cierto, pero una diferencia clara entre matar y no matar.

  • 45. Mar  |  22 agosto 2011 en 17:14

    Rodrigo,
    ¿qué tiene que ver lo que estás diciendo? ¿porqué no prestás un poco más de atención a lo escrito?
    Es de lo más bajo escribir “programas bautizados por las botas” y “aceptar un peaje” [se entiende, de las botas] … para descalificar las entrevistas a TA, porque no está de acuerdo con el modo de entender la política que caracteriza a este gobierno.
    También leí “partidarios de la represión ilegal y Abraham”, como si pudieran ser comparables, sólo porque recomienda un libro de un autor que muestra el agujero negro de los montoneros, y que además tampoco estuvo de acuerdo con la represión ilegal.

    Esto no sólo lo hacen acá con TA.
    Este es el modo y el argumento con el que nos han corrido todos estos años para taparnos la boca. He vivido momentos muy violentos, injustos, en los que te ves obligada a tener que explicar y explicar para no ser condenada. ¿Porqué?
    Nos han extorsionado, para poder implantar una mentira.
    Eso sí es que es inmundo. No el libro de Giussani. Es inmundo a lo que apelan, como fue inmundo que asesinaran y pusieran bombas, y encima se regodeen de lo genial que fueron.

  • 46. Mar  |  22 agosto 2011 en 17:17

    Totalmente de acuerdo Miriam.

  • 47. Mar  |  22 agosto 2011 en 17:27

    Sí, lo leí. Al igual que lo de las irregularidades de los telegramas, y me tomé el trabajo de mirarlos. “Casualmente” la mayoría del conurbano bonaerense tienen sólo 2 fiscales (del FPV y de De Narváez) y tienen errores y tachones, es cierto. Pero imagino que si no avanza una denuncia de fraude en la Justicia, es porque debe ser muy difícil de probar, y un poco piantavotos para los de la oposición. (además de lo que decís, que es cierto que no tenemos una justicia independiente del ejecutivo).
    Probablemente explique porqué nos hemos sorprendido TODOS con ese 50%, debe ser menos (no digo que no exista una importante diferencia con los de la oposición… digo que los números no deben ser tan así).

  • 48. Ma.Cristina  |  22 agosto 2011 en 18:34

    Y entonces Mar? Con qué confianza podemos ir a votar en octubre? Hay que dejar que todo siga igual? Estamos entrampados en el discurso de ellos, cualquier queja es atentar contra la estabilidad institucional. Son maquiavélicos.

  • 49. gustak  |  22 agosto 2011 en 20:39

    La cobardía mal psicoanalizada no es un buen cimiento para la ética y -con todo respeto- un asco desde el punto de vista estético. ¿No hay otra cosa mejor que proponer desde la oposición?

  • 50. FABIO BUSTOS FIERRO  |  22 agosto 2011 en 20:59

    Señora mayor, no vaya a votar. La verdad es que no hace falta ni su “participación democrática” metiendo el papelito ni -mucho menos- “debatiendo”, porque Ellos (los del fin de ciclo, los que la gente “los quiere matar”, los que viven de un relato, los que no tienen programa de gobierno, los que todavía están gracias al viento de cola) les cerraron intempestivamente la boca a Ud y a toda la sarta de abrahames, lanatas, caparroces, tenembaums, castros, y siguen las firmas de “ANALISTAS” cuyo mérito principal reside en criticar desde adentro de un Tupper y juntar a través de radios, TV y blogs entusiastas asentidores (adivinó, como Ud) que después saldrán corriendo a comprarles el libro que les permita aumentar la pauta de anunciantes o -como en el caso del aquí presente- poder pagar las expensas.

    No vaya a votar. Este País no cambia. No cambia en la dirección que ud y aquellos añoran. Nunca más. No cambia porque su gente no lo quiere, se han empecinado los muy analfabetos en apoyar a La Yegua, en tolerar agravios de todo tipo y de todos los tipos, en leer encima cómo después los mismos agresores van a rasgarse las vestiduras a lo de Grondona o Santillán, donde la perplejidad del gorila a contramano le hace sinapsis y se sienten los iluminados que pueden esclarecer “qué pasó” cuando la fisura anal del domingo anterior todavía les arde y tienen para 4 años (POR LO MENOS…) para intentar tratarla con el proctólogo.

    No vote. Quédese pensando que todo fue un gran fraude. GRAN FRAUDE. La gente es idiota. Pero por suerte Ud y 3 o 4 más lo tienen a Abraham que los tranquiliza y ya los va a despertar de este mal sueño. Quizás, con el socialismo que no necesita ni cambio de Estado ni de régimen ni partido para la Toma del Poder; el socialismo bueno, el que no pelea con nadie porque es tan pero tan bueno que ni siquiera admite la lucha de clases…

  • 51. gustak  |  22 agosto 2011 en 21:17

    Mar estoy citando un texto del grupo por la Memoria Completa que reivindica la represión ilegal no es lo que opino yo sino ellos: ”(las fuerzas armadas)..Evitaron, y ese es su mérito, que la Argentina se transformara en otra Cuba.
    No tuvieron enfrente, como reza la leyenda forjada por sus enemigos, a unos jóvenes idealistas que dieron su vida por la justicia, sino a militantes fanáticos que tanto a la hora de matar como de morir ni pidieron ni dieron cuartel.
    Aquella fue una guerra atroz –como todas las de carácter irregular– en la cual hubo errores y horrores sin cuento. ..
    Hoy, el gobierno kirchnerista y sus aliados no se cansan de repetir y exaltar una versión sesgada, unilateral y hemipléjica de ese pasado. ….”

  • 52. mariano  |  22 agosto 2011 en 21:27

    Supongo que –partiendo de esa disposición de buscar los puntos concordantes para mejorar la situación de los argentinos y la calidad de sus instituciones– se puede llegar a concretar para las elecciones de octubre la implementación de la BOLETA ÚNICA; un acuerdo que expresaría la feliz coincidencia de todos los interesados

  • 53. Mar  |  22 agosto 2011 en 23:21

    ¿Qué sandeces decís amante-del-FIERRO?
    ¿Le decís que no vote a Ma. Cristina?
    ¿Tratás despectivamente de “Sra. mayor” a una comentarista porque dijo que era jubilada?
    ¿No será que te carcome la consciencia porque apoyás un gobierno que los estafa, que les roba sus ahorros, y que se niega a pagarles el 82% móvil?
    Te vanagloriás de tu edad… supongo que será porque sos el único que puede beber el elixir de la juventud eterna.

    ¿De qué lucha de clases me hablás si ninguneás a los jubilados? A ellos adónde los ubicás?
    Lo que vos apoyaste, es LA LUCHA a secas. Muy, pero MUY lejos de la solidaridad.
    La “Toma de Poder” que jerarquizás, cuál es? La que hizo que Fidel Castro y sus adláteres vivieran en mansiones sin las penurias que pasaba el resto de la gente?
    Eso no es socialismo, es lisa y llanamente una tiranía de una casta política.

    ¿Te molesta el socialismo por eso no? Una rosa en vez de un fusil, cooperativas, comunas organizadas, respeto por el debate, solidaridad y políticas de inserción social REALES (no relatadas), inversión en producción, reconocimiento salarial a los docentes, escuelas y hospitales públicos funcionando.
    Todo eso dista mucho de lo “militar”, de combatir, de asesinar.

    A mí no me hacés el daño que pretendés, al leerte sólo refuerzo cuál es el camino que quiero.
    Y lamento decepcionarte porque veo que necesitás proyectar una mamá para reparar tu hombría… yo no soy una señora mayor.

  • 54. Mar  |  22 agosto 2011 en 23:23

    Es un paso más mariano, pero insuficiente. Se necesitan fiscales en todas las mesas.

  • 55. Mar  |  22 agosto 2011 en 23:34

    Nadie reivindica la represión ilegal, eso no excluye reconocer lo rata que fueron los montoneros, la clase de asesinos en que se constituyeron. ¿O vos eso no lo ves?

  • 56. FABIO BUSTOS FIERRO  |  23 agosto 2011 en 0:54

    a Vos no te dirigí la palabra -no veo porqué te gastás conmigo- y no pienso debatir con una “socialista” que no tiene ni idea del Manifiesto, que se le mezcla la historia, que interpreta cosas que no escribí y que se piensa que yo estoy atento a ver si ella es “joven” o vieja o si la comadre es jubilada. Háganse una vida y vívanla. Abraham las deja, chicas.

  • 57. FABIO BUSTOS FIERRO  |  23 agosto 2011 en 1:05

    Ah, y mis expresiones van con nombre y apellido. Como para que alguna cobarde de 3 letritas se abuse, los burle y, de paso, proyecte sus carencias.

  • 58. Ma.Cristina  |  23 agosto 2011 en 7:02

    Sr Bustos Fierro, nadie sabe si este es su nombre verdadero, en todo caso nos remite a otra persona, mala persona en realidad, que utilizó fondos destinados a salvar la vida de su hijo para malgastarlos. O también podría ser Aníbal Fernández, que dice cualquier disparate para justificar lo injustificable. Aunque este no es mi discurso hacia Ud. en verdad quiero decirle que es una pobre persona. Sus impertinencias solo lo descalifican a Ud. mismo.
    Gracias Mar.

  • 59. gustak  |  23 agosto 2011 en 10:13

    Por más que miro las fotos de los compañeros caídos -y a veces al espejo- no logro ver las ratas y asesinos que decís. Mar, si ya estás dispuesta a construir un demonio con la propaganda de la revista gente, es decir con el sentido común desinformado que habilitó el genocidio, no tenemos ninguna posibilidad de ponernos de acuerdo. Saludos.

  • 60. Mar  |  23 agosto 2011 en 10:18

    No “se me mezcla la historia”, no soy “una socialista”, no “me gasto con vos”, no “me hago una vida”, y no me trago “relatos”.
    O sea, NO.
    Ya comenté sobre otras sandeces tuyas también (como otros lo hacen) si escribís acá bancátela alcornoque, porque cualquiera te puede escribir.

    Cero argumento tuyo. ¿Duele la Verdad, no? por eso preferís los cuentos.

  • 61. Mar  |  23 agosto 2011 en 10:23

    Ah! y mis expresiones van como me llaman, y porque me gusta.
    No me burlo de tu nombre. Cualquier lacaniano se ganaría un premio en un congreso con el análisis de tu nombre y lo que escribís.

  • 62. Liliana César  |  23 agosto 2011 en 11:43

    El que asocia al gobierno con los 70 es el mismo gobierno, como parte de la fábula épica que intentan instalar. Eso sí, a partir de 1976 los Kirchner se dedicaron a hacer guita en Santa Cruz, ejecutando hipotecas y quedándose con todos los inmuebles que podían mientras muchos otros morían o se exiliaban. Y ojo, que no pretendo que los muertos y los exiliados fueron héroes. Y que tampoco meto a TODOS los del gobierno en la misma bolsa. Hablo de los KIRCHNER.

  • 63. Panchito  |  23 agosto 2011 en 12:33

    Bueno, parece que todos hemos encontrado un lugar en el mundo (¿será el único lugar que hay en el mundo?) para expresar nuestras opiniones, por más disparatadas que éstas fuesen: PanRayado, el blog de Tomás Abraham.

  • 64. vivianaines  |  23 agosto 2011 en 14:25

    🙂 oh my god! …

  • 65. Mar  |  23 agosto 2011 en 14:28

    De acuerdo.

  • 66. Mar  |  23 agosto 2011 en 14:53

    “sentido común desinformado que habilitó el genocidio” intentás culparme a mí?
    No sé qué hiciste vos, ni que hicieron tus compañeros caídos.
    Pero sobre los que sí sé lo que hicieron, no dudo en que fueron asesinos, y ratas inmundas tus dirigentes.

    Se ve que estamos ambos favor del consenso, pero será sin excluir principios. Como ya lo dije, la defensa de la vida, es un principio que tienen que respetar todos.

    No importa entonces que no nos pongamos de acuerdo, en lo que no hay acuerdo posible, sino sería una mentira o un sometimiento de uno sobre el otro, tan empleado por este gobierno.

  • 67. gustak  |  23 agosto 2011 en 17:00

    Mar: Te repito: me parece que no tenés los elementos suficientes para juzgar de manera tan tajante a “los dirigentes” -ya de por si los metés en la misma bolsa- ni a los compañeros que no eran dirigentes. Ríos de tinta cómplice y propaganda militar crearon un falso y portentoso demonio que había que eliminar física y políticamente. Desde esa base argumental -que vos retomás sin cuestionar- y que permitió a muchas “buenas conciencias” mirar para otro lado sin culpa (algo habrán hecho) se dificulta toda discusión. También quiero recordar que la acción armada Montonera tuvo su mayor combustible en el ataque homicida sistemático de militares y grupos parapoliciales que empujaron al conjunto a la disyuntiva entre clandestinidad o disolución: la opción no era entonces lucha armada versus lucha pacífica, sino tratar de salvarse dejando de lado toda militancia o pasar a la clandestinidad y participar eventualmente en acciones armadas. Curiosamente fue casi igual de peligrosa una como otra opción, porque ya te tenían fichado y la maquinaria de exterminio ya se había puesto en marcha.
    A mi me pasó, me mudé de ciudad para empezar una vida sin política y, en una visita familiar de vacaciones, fui “chupado” por el ejército y soy -entre otras cosas mejores- un sobreviviente del campo de concentración “la escuelita” de Bahía Blanca. No está bien juzgar a quienes defendieron su derecho a hacer política, pasando a la clandestinidad si era necesario ¿no es eso para vos un valor admirable? ¿La traición o error de algún dirigente lo invalida?¿qué harías en su lugar: defenderías tu derecho a la política, a pesar del peligro o, como yo, meterías violín en bolsa? ¿Quién tiene derecho a juzgar? Tomás y vos deberían dejar tranquilo al gobierno edificar Valhalla a los guerreros muertos. La cobardía mal elaborada no es un buen cimiento para una ética de valores y -con todo respeto- es un asco desde el punto de vista estético. Mucho mejor es reconocer y honrar la valentía.

  • 68. Mar  |  23 agosto 2011 en 19:03

    Ya se lo están construyendo a NK en el sur.

    y con respecto a lo de “unica opción” la clandestinidad, y “eventualmente la lucha armada”, necesitás seguir creyéndotelo.

    Ya dijimos todo lo que teníamos que decir. Punto final.

  • 69. Dester  |  23 agosto 2011 en 19:08

    No creo que se pueda nombrar y hablar de Cuba. No creo que nadie que no haya ido y vivido Cuba pueda hablar de Cuba. Sinceramente y más allá de cualquier ideología o postura política.

  • 70. gustak  |  23 agosto 2011 en 20:16

    Mar Quise dejar al margen otra opción, que no fue dejar de lado la política, ni ejercerla en la clandestinidad: la colaboración:
    Datos de intendentes por el periodo 1976-78

    Unión Cívica Radical: 310 intendentes, 53,3%;
    Justicialismo: 169 intendentes, 19,3% ;
    Demócrata Progresista: 109 intendentes, 12,4% ;
    Movimiento de Integración y Desarrollo, liderado por Frondizi, (MID): 94 intendentes, 10,7% ;
    Fuerza Federalista Popular, liderado por Manrique: 78 intendentes, 8,9% ;
    Partidos Conservadores ajenos a nucleamientos nacionales: 72 intendentes, 8,2% ;
    Neoperonistas: 23 intendentes, 2,7% ;
    Demócratas Cristianos: 16 intendentes, 1,8% ;
    Partido Intransigente, Alende: 4 intendentes, 0,4%.

    Interpretalo como quieras, yo creo escuchar, en los opositores más rabiosos a este gobierno, ecos de esas complicidades
    El punto final fue derogado en 2005 por la Corte Suprema de Justicia de La Nación.

  • 71. Ma.Cristina  |  23 agosto 2011 en 21:02

    Mar, si como nos estamos enterando, el dictamen se hace en el Ministerio del Interior, estamos sonados por más fiscales que haya en las mesas, fijate que ya ni se pueden ver los telegramas originales. No hubo fraude sino fragua.

  • 72. vivianaines  |  24 agosto 2011 en 1:04

    Atenti. El profesor Don TA, se ha enojado. Mmmmmm ¡Agarrensé catalinos y catalinas hay que llegar a octubre!

    P.D: no apto para menores y/personas extremadamente sensibles

  • 73. martita.  |  24 agosto 2011 en 1:29

    Los ùltimos años en Argentina fueron sembrados de gran
    odio , pero ahora hay una falsa onda de : Todos nos amamos,
    nadie fue censurado ,Todos somos felices , no hay pobres,
    Todo està perfecto : “La vida es bella “………….

  • 74. Mar  |  24 agosto 2011 en 7:10

    Dester,
    Esto de que “no se pueda nombrar y hablar”, me suena a <em "De eso no se habla". También te lo digo sinceramente y más allá de cualquier ideología o postura política. Prefiero que me digas lo que pensás sobre lo que dije.

  • 75. Mar  |  24 agosto 2011 en 7:28

    llegaste tarde erika,
    tu planteo ya quedó superado con la Visita de Beatriz Sarlo a 6.7.8.
    Quedó claro que no se trata de ingenuidad.
    Lo que deberías plantear es porqué el Director de la Biblioteca Nacional excluye del debate intelectual a quienes no le den la razón; porqué el canal público “no es para todos” y porqué sólo se dedica a pasar propaganda para el gobierno…
    Claro que no se trata de ingenuidad.

  • 76. Ma.Cristina  |  24 agosto 2011 en 8:48

    Martita, lo que yo percibo es que estamos todos desconcertados, y cuando digo todos somos todos. Estos resultados nos sorprendieron demasiado.

  • 77. Panchito  |  24 agosto 2011 en 14:06

    El enojo del Profesor, quedará acuñado en la historia panrayadística, con la célebre frase : ¿Quousque tandem, catalino, abutere patientia nostra?

  • 78. vivianaines  |  24 agosto 2011 en 21:47

    Panchito…Cariño!. Parece que Ud. desconoce los beneficiosos efectos terapéuticos de la musicoterapia, sobre todo luego de la intervención de algún neurocirujano que pueda romperle el coco (parafraseando sus decires).
    Recuerde la ciudad de BsAs. no cuenta en muchos aspectos con las herramientas necesarias para afrontar una catástrofe, sobre todo en Salud Pública. Así estamos!
    No obstante quiero hacerle saber que puede contar conmigo en caso que lo necesite.
    Muy Cordialmente!
    (entre nos, el profe a veces es grocero).

  • 79. Dester  |  24 agosto 2011 en 22:39

    Mar

    Creo que mucha gente habla de Cuba sin tener la menor idea de qué pasa en Cuba, incluidos los que alaban el régimen. Yo no digo que no se pueda hablar, digo que para hablar hay que conocer, saber. Tu comentario me sugirió tantos otros comentarios simplistas que he oído. Fáciles y rápidos. Basados en supuestos. Son comentarios útiles, sí, ilustrativos, pero no estoy segura de que reflejen la realidad cubana. A veces hay que pararse a pensar si uno no está repitiendo cosas que escuchó, o creyó escuchar. Y quizá Cuba sea algo más compleja que una tiranía. Vale pensarlo.

    PD: Los comentarios de los demás muchas veces sugieren asociaciones, ideas, conceptos, esto no es todo Hablar y Contestar. Y tus preferencias no dejan de ser “tus preferencias”.

  • 80. Panchito  |  24 agosto 2011 en 23:46

    Si en prueba de ortografía
    usted escribe “grocero”
    lo mas probable señora
    es que se saque un cero.

  • 81. mariano  |  25 agosto 2011 en 6:44

    Estimados de este foro. El artículo de Sr. Tomas Abraham abre un espacio para una discusión a cara descubierta sobre cuestiones importantes de fondo y para entender el como y el porque de este gobierno. Esa es su propuesta. Humildemente creo que a favor o en contra deberíamos intercambiar opiniones desde el respeto, sobre las ideas y visiones de cada uno, sin caer en lo personal, porque eso no tiene salida, es un fraticidio.
    La patria son valores, pensamientos, reflexiones, emociones, imágenes que compartimos. La patria no son reflexiones abstractas. La patria no es un relato, son muchos relatos que deben poder cohabitar . Estos relatos deben construirse de abajo hacia arriba, Porque abajo es donde reside la riqueza y la pluralidad de una cultura, de un sentir. . Habrán muchas formas de ser argentino sin excluir al otro porque piensa diferente o tiene una ideología incompatible con la mía. No digo nada nuevo pero si seguimos así nunca saldremos de este bucle existencial. Empecemos por reconocer que una ideología excluyente, venga de donde venga es un gran problema que debemos superar.

  • 82. mariano  |  25 agosto 2011 en 7:00

    Sino reconocemos que la ideologias excluyentes son la gran cuestión a superar, todo proyecto nacional sera una frustración.
    Nuestra amplitud geografica, climática, nuestra variedad cultural y etnica son nuestro gran capital. Cualquier proyecto nacional que divida esta condenado al suicidio.

  • 83. Pablo Enrique Nirich  |  25 agosto 2011 en 13:13

    Tomás: 1) Comento que en la década del 80, siendo profesor secundario le leía partes de “La soberbia armada” de Giussani a mis alumnos en mi pueblo, Melincuè, al sur de la Pcia. de Santa Fe. Buscaba señalar el oculto trasfondo fascista que tenía Montoneros, como por ejemplo en ese párrafo en que dice que se reunían en Roma “con uniforme militar” (¿?), etc. 2) De paso Tomás: pudo leer un reciente libro de ensayo de mi autoría “El salto Institucional” que le envié a travéz de un amigo comùn Fernando Peirone?

  • 84. Mar  |  26 agosto 2011 en 12:02

    “Tu comentario me sugirió tantos otros comentarios simplistas que he oído.”
    Bueno Dester es lo que te sugirió, de ahí a decir que no puedo “nombrar ni hablar” de Cuba por lo que a vos te sugiere, no es muy consistente tampoco.
    Hablando de sugerencias, la tuya me sugiere otras acotaciones que he oído, que le otorgan un carácter de cuasisagrado al tema.
    Lo complejo (que acepto) no es un buen fundamento, porque también lo son otros procesos políticos de otros países y no se observa esa misma reacción.

    En cuanto a “mis preferencias”, siempre me importó que puedan ser auténticamente “mías”, por lo cual que no dejen de serlo me parece bien.

  • 85. Matias  |  26 agosto 2011 en 14:20

    El libro es muy bueno, lejos de la teoría de los dos demonios y también de la mentira de la juventud maravillosa, que permite testimonios inverosímiles como cuando Anguita – ex ERP, hoy vocero del grupo Szpolski – aseguró como forma de excusarse por la violencia que él se había levantado en armas para defender la constitución -constitución burguesa que incluso pretendió defender(¿?) cuando ya estaba reinstaurada la democracia con el tercer gobierno de perón-. Lo mismo con respecto a la estupidez de citar el contexto sociohistórico como explicativo de la decisión de la vía violenta durante los 60/70, también la discusión en principios de siglo entre violencia sí o no se había dado dentro del anarquismo (cuyo sector violento fue también destruido por el Estado), que haya habido la discusión y que algunos encontraran como justificable esa vía no implica que tuvieran razón, a la luz de lo que finalmente sucedió más bien todo lo contrario prueba que históricamente quienes estaban en contra de esa vía tenían razón y no solo porque se haya eliminado a los principales grupos armados, sino porque fueron funcionales al discurso de la dictadura, y porque durante el gobierno de perón elegido por las urnas decidieron mantener la vía de la violencia como modo de hacer política lo que prueba que lejos de atender a la voluntad democrática de las mayorías estaban metidos en una lógica de vanguardia elitista bien antidemocrática.

  • 86. Dester  |  26 agosto 2011 en 20:03

    vos sabés lo que es Bolivia? conocés la realidad boliviana? podrías escribir tres frases seguidas sobre Bolivia?
    lo más probable es que no. y es muy probable que te pase lo mismo con Cuba. entonces, lo que digo es que no hay que hablar por hablar, sin saber.
    sólo eso.

  • 87. Mar  |  26 agosto 2011 en 23:22

    Y vos estuviste en Cuba?

  • 88. Ma.Cristina  |  27 agosto 2011 en 19:07

    Mariano, releí dos veces estos comentarios antes de contestar, porque me puse a pensar dónde estaba el problema. Y creo que se debe a lo que algunas personas piensan sobre cómo debería ser una democracia y cuántas carencias tenemos en ese sentido y cómo no queremos que nos engañen. Por otro lado, están las personas que no piensan demasiado en los valores democráticos, sino que viven el día a día, ni qué hablar de quienes se ven favorecidos por el accionar del gobierno. Y no se trata de buenas o malas personas en ningún caso, sino de dónde se encuentran posicionadas. Desde ahí opinan. Y el descontrol surge cuando uno u otro argumenta y toca puntos sensibles, pensamientos o bolsillos.

  • 89. Julio A. Vecchioni  |  12 septiembre 2011 en 12:07

    Sobre Sarmiento: Extraordinario artículo, Tomás Abraham, no se le puede quitar ni agregar nada. Felicitaciones.

    Julio Vecchioni
    LE 4.602.700
    jvecchioni804@gmail.com.ar


Categorías

Calendario

agosto 2011
L M X J V S D
« Jul   Sep »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

A %d blogueros les gusta esto: