River ( Perfil 2/7/2011)

2 julio 2011 at 9:14 40 comentarios

River

Se juega a la pelota. A las bolitas. A las muñecas. A la play. Ni siquiera la ruleta es un juego. La presencia del azar no define a un juego. En el futbol no hay espectadores, los hay en el teatro y en el circo, pero no en la cancha. El futbol es la lengua nacional argentina. La hablan millones de personas. Llena el vacío de las  mañanas en las oficinas, en los almuerzos y en los cafés. Manda a las calles una cantidad de gente que ningún político o jerarca religioso reúne jamás. El futbol tampoco es una artimaña del poder para engañar al pequeño hombre desviándolo de los libros de educación democrática. El futbol es la pasión de los futboleros y futboleros son todos los argentinos menos uno. El que lo encuentre que avise. Y ahora hablemos de River. Soy hincha de Vélez. Entre futboleros se confiesa la identidad, es así, una contraseña que avala la honestidad de quien habla. Salimos campeones y la opinión pública nos considera el mejor club del país además del mejor equipo. Cronistas me preguntan si estoy contento o triste por el descenso de River. Soy filósofo y futbolero, me interesa el futbol no sólo para emocionarme sino para pensar. De acuerdo al dicho clásico de la filosofía: pienso, luego siento. El futbol es un desafío para el pensamiento. Norma Morandini recordaba el otro día que luego de golpear todas las puertas en las vísperas del Mundial 78 buscando a sus hermanos desaparecidos sin recibir la mínima atención, habló con Alicia Moreau de Justo quien le dijo: mire querida, lamentablemente nuestro pueblo sólo conoce dos palabras: sí ( a lo peor), y gol. En lo que me concierne prefiero el “no” del disidente y no puedo desprenderme del gol del futbolero. Por eso no estoy triste ni contento, sino pasmado, estupefacto. Más absorto quedo si pienso que nos podemos llegar a acostumbrar a que River sea un club de primera B como Aldosivi. Un oyente de radio decía que el futuro augura un “River de Buenos Aires”, club social y deportivo (Riba), como Geba, sin futbol. A los futboleros nos ha caído un baldazo de agua fría. Estamos helados. Que nadie diga que no hay que dramatizar. Que no hay que exagerar. Se hacen los piolas, los que están de vuelta. Están muertos en vida. Sólo les falta agregar que es peor que haya hambre en el mundo. Son los inquisidores que apuntan con el dedito para que los chicos tomen la sopa. Echemos a esos monjes negros políticamente correctos y hablemos de lo que pasó. Ni el5 a0 frente a Colombia, ni el desastre de Suecia del 58, ni el de Japón del 2002, ni el4 a0 contra los alemanes, tienen la dimensión trágica del evento del domingo 26 de junio del 2011. River se fue ala B.

¿Qué significa todo esto? ¿Qué es esto?, preguntaba Aristóteles en el primer libro de su Metafísica antes de su reformulación en la modernidad en el temblor del “ caigo al aBismo” de Kierkegaard . Ahí está, encontré la palabra. Lo de River tiene dimensiones metafísicas y resonancias de la filosofía del absurdo.¿Es bueno o malo para el futbol? ¿Es un síntoma de una enfermedad cuyo diagnóstico hay que prescribir cuanto antes?  O, por el contrario, ¿será un síntoma de salud? Intentaré responder a todas estas preguntas. Después de mucho pensarlo, creo que el descenso de River es una cagada, perdón si uso lenguaje técnico. Los encuestadores hasta el día de la fecha dicen que de cada diez futboleros siete son de River o de Boca. Los otros tres son del resto. No hay futbol sin hinchas, ya dije que no hay espectadores, no es el tenis. Digamos entonces que de los diez ahora quedamos siete. Los últimos campeones argentinos han sido Banfield, Estudiantes, Lanús, Vélez. Clubes de barrio con hinchadas pequeñas comparadas con la de los clubes grandes, y una resonancia nacional casi nula. Identifiquen si pueden un hincha de Banfield enla Quiaca o uno de Mandiyú en Neuquén. Hasta hace unos años los clubes grandes parasitaban el semillero de los chicos. Se llevaban a los pibes de Argentinos Juniors, los de Newells, etc. Ya no. Ahora a los del semillero y los juveniles se los lleva el Barça, el Inter, el Spartak, el Benfica, el América de Méjico. Esto los mató a los grandes nacionales y los rejuveneció y enriqueció a los grandes de afuera. La crianza futbolera de Messi es el caso paradigmático. Se los llevan de niños. Mercaderes  de todo tipo hacen el negocio de la venta de pequeños antes de que maduren y compran la voluntad de los padres. River se quedó sin el afluente de los clubes chicos. Pero además no hay jugador argentino de talento que supere los veintidós años y siga en nuestro país. Por eso el nivel de nuestro futbol es bastante malo y el seleccionado nacional se forma con jugadores del exterior. Acá queda el rezago. En el futbol manda el dinero, pero por una gracia milagrosa, por una resistencia dela Musa futbolera, no todo se compra y no se sabe quien gana. El día en que se sepa, muere el futbol y se convierte en  Titanes en el ring. Que los grandes caigan hace subir a los chicos por el principio de Arquímedes, pero el nivel general baja. No hay que hacerse la ilusión de que el descenso de  los millonarios jerarquiza ala B. Con jugadores mediocres y campeonatos cortos el futbol es malo y más emocionante a la vez. Cualquiera puede ganarle a cualquiera y todos se juegan la vida para campeonar, no descender o salvarse de la promoción. Hoy se sufre más porque el futbol es malo y a la vez más imprevisible. La imprevisivilidad no es democracia, es decadencia. Hablando de democracia. Hay una interesante lección política en esto que pasa en el futbol. Nadie entiende cuando se habla de “calidad institucional”. Se desprecia el término porque huele a republicanismo hipócrita, eticismo de coalición cívica, otra trampa de una presidenta y honestismo a bajo precio. Pero hoy ya se comienza a apreciar este fenómeno gracias al futbol. Hasta los cínicos admiran en forma tácita la mentada “calidad”. Todos hablan maravillas de mi club, y lo toman de ejemplo como el de Estudiantes, Godoy Cruz o el de Lanús, de su dirigencia, de su responsabilidad, de su mesura y seriedad, de su capacidad de pensamiento colectivo, de su previsión, de su transparencia, del espíritu participativo, de su atención educativa respecto de sus juveniles. Estos clubes no son megalómanos, circenses, corruptos, habitados por estrellitas y gritones, caudillos políticos y mafias  de todo tipo. Quien con plata hiere, sin plata muere. Los últimos campeones son medianos y discretos. ¿Se entiende ahora que la calidad institucional no es palabra hueca y asunto burgués de abogados cesantes? Se entiende ahora que el estilo pendenciero y bravucón no es el único sentido común que nos caracteriza, que es un pretexto de conformismo y una mentira porque también las cosas pueden ser de otra manera?  Si a esta rara calidad la extendiéramos a otras instituciones, la batalla cultural que a tantos obnubila al confundirla con un programa de sorteos y premios de la tele, puede llegar a ser un acontecimiento en donde se decida algo importante.  Ahora todos se acuerdan de que la dirigencia votada varias veces se llevó todo. Que hay coimas, cajas negras, negocios sucios, entramados entre política y futbol, que un presidente millonario era la ficha progre apostada por el gobierno para combatir a otro bostero, de tantos artilugios que no sirven para nada porque sólo nutren prensa amarilla. El futbol sin River está más solo. Sin don Ángel, Amadeo, Pippo, el Cabezón, el Pato, el Beto, el Príncipe, el Pájaro, el Muñeco, el Burrito, sin la banda roja. 

 

Anuncios

Entry filed under: General.

El fin de la política (Perfil 26/6/2011) Los derechos humanos (Perfil 3/7/2011)

40 comentarios

  • 1. Ma.Cristina  |  2 julio 2011 en 9:35

    Esto último fue lo que más me llamó la atención, una vez que River desaparece de primera, aparece la corrupción de su dirigencia anterior, y antes qué pasó? Por qué no se investigó en cuanto asumió el nuevo dirigente? En su texto está la respuesta, Tomás.

  • 2. rib  |  2 julio 2011 en 9:37

    Kaiserdämmerung.

  • 3. Horacio  |  2 julio 2011 en 12:18

    el campeonato sin River, es como Platòn sin Socrates o una milonguta sin taco o una Buseca sin tinto, volvè gayina ya te estoy extrañando
    El Indio

  • 4. Ernesto  |  2 julio 2011 en 12:28

    Panem et circenses: Nunca mas actual Juvenal -“hace ya mucho tiempo, de cuando no vendíamos nuestro voto a ningún hombre; hemos abandonado nuestros deberes;la gente que alguna vez llevó a cabo comando militar, alta oficina civil, legiones… todo; ahora se limita a sí misma: pan y circo”-
    Y en efecto, cuando está mas que claro que a Cristina el fútbol no le va ni le viene pero usa el “circense” a piacere, hasta interviene personalmente para que al hincha de River no le falte ni se lastime su circo y cuando está mas claro aún que el kirchnerismo reparte dádivas -panem- de una manera que llaman “inclusión social” cuando no es mas que limosna.
    Conmigo no Cristina -frase ya inmortalizada tal como el ¡porque no te callas! del Rey.

  • 5. Gustavo Romero  |  2 julio 2011 en 13:14

    No estoy para nada de acuerdo con esta nota.
    Estoy harto de los que se creen grandes, intocables, y creen que sin ellos no somos nada, o somos poco. Y me molesta todo discurso que sale a defender a un poderoso, como en este caso, a la presencia de River.
    No soy un monje negro políticamente correcto. Soy un débil que se alegra por la caída del poderoso.
    Sin River el fútbol de primera A no será ni mejor ni peor, ni más divertido ni más aburrido. Ni estaremos más solos ni más acompañados.
    Por otro lado, Aristóteles no hace la pregunta ¿Qué es esto? o ¿qué significa todo esto? en el primer libro de la Metafísica. Habla de otra cosa.

  • 6. Guillermo  |  2 julio 2011 en 13:14

    Excelente reflexión, asi es, asi es…lo que ocurre en el plano futbolístico es una verdadera lección, una demostración práctica de que existen dos mundos completamente distintos..¿en cual preferimos vivir ?

  • 7. Ma.Cristina  |  2 julio 2011 en 14:24

    A veces me parece que nuestro país es un pequeño mundo experimental donde los otros pueden mirar y aprender, o condenar. Tenemos todos los climas, todos los paisajes, todas las razas y todos los comportamientos humanos. Como la otra cara de: “somos la reserva del mundo” al decir de algunos gurúes.

  • 8. Sergio R  |  2 julio 2011 en 14:29

    Piedra libre! No soy futbolero. La mayoría de mis amigos fueron fanáticos del futbol hasta los 25-30 años, ahora ya no les mueve un pelo. Yo lo veo como un rasgo evolutivo, otros, lo verán como un enfriamiento producto de la edad. No ser futbolero, no es estar libre de pasiones, es solo no compartir la pasión del fútbol. ¿Quiénes son “todos los argentinos”, Abraham? Es lo mismo que cuando se habla: “del pueblo”, ¿quién és el pueblo?
    Es lindo ver un buen partido, y algo adendro se enciende cuándo vemos a la selección jugar, pero hay tanto barro en la cancha, tanto periodista, tanta saliva, tiempo y energía puesta en ese deporte que pudre, finalmente termina hinchando las pelotas, la radio, la tele, los diarios, ¿no es mucho lo que se le dedica? OK, con que llena el vacío de las mañana en la oficina, como lo llena el hablar del tiempo en el acensor, pero el problema que es el “único” tema que tenemos para llenar el vacío, hay otras partículas en el Universo.

    Deberían tener un sistema de calidad los clubes, si se hace a consciencia y compromiso, los sistemas de calidad son bárbaros para mejorar la gestión.

  • 9. Sergio R  |  2 julio 2011 en 14:31

    Ah, me olvidaba una buenísmima que leí:
    “Se busca empleado buena presencia, para re-pintar metegoles”

  • 10. Mar  |  2 julio 2011 en 14:35

    Muy buena nota.
    calidad institucional= B
    Expresa lo que sentía y no llegaba a conceptualizar. No eran “2 malestares”, es el mismo!

    River supo ser una máquina, un club que prometía buenos jugadores desde sus divisiones inferiores, con toda la mística del feo y del arquero que atajaba los penales sentado en una silla. Tiempos de mi padre cantando tango, de premios Nóbel, de un 6° grado de primaria en la escuela pública mejor que un nivel secundario actual, de discursos parlamentarios para escuchar.
    No es nostalgia, ni todo tiempo pasado fue mejor, es ver que la progresiva decadencia de la calidad institucional parece ya un barril sin fondo que no deja rincón argento sin oscurecer.
    Recuerdo una nota anterior de TA sobre el karma de la plata. Será que ese es nuestro real sino? bien diferente al “estar condenados al éxito” de un Duhalde.

    Volviendo al fútbol, ahora se ve bien un juego de equipo en Vélez y Estudiantes.
    Coincido con Guillermo, ¿en qué mundo queremos estar? jugando en equipo y en primera?
    Una vez más, ayer la selección no dió muestra de equipo, como tampoco el anuncio del candidato a vicepresidente desde la quinta dio muestra de calidad institucional (y nada tiene que ver ésto con estar en desacuerdo con las medidas acertadas, es sentir impotencia por ver 4 años más por delante -más los que se multiplican hacia el futuro- de jugar en la B).
    Gracias por la nota, le hace bien a River y al país.

  • 11. jorge  |  2 julio 2011 en 14:44

    “creo que el descenso de River es una cagada” dijiste abraham.
    Y vos decis que te gusta el futbol? no entendés nada.
    tantos libros para pedir el favor de la mayoria. Y si sos de bele$$$, que se podía esperar
    ahora solo faltan boca e independiente en la b y listo.

  • 12. federiquito  |  2 julio 2011 en 15:24

    desde un punto de vista sociológico este hecho ha mostrado que hay muchos argentinos que padecen schadenfreude.

  • 13. Panchito  |  2 julio 2011 en 15:27

    Me encantó la palabra técnica usada en la columna. Es irreemplazable.
    No coincido para nada en asociar imprevisibilidad con decadencia.
    En todo caso habría que hablar de imprevisibilidad positiva e imprevisibilidad negativa. Si nos ponemos a pensar un poquito, los grandes talentos de casi todas las disciplinas eran y son imprevisibles. Maradona fue un jugador genial, gracias a sus imprevisibilidades, todos esperaban que fuera por un lado, o hiciera tal cosa y el Diego hacía exactamente lo opuesto, desde luego con la exquisita condiciones técnicas que sólo tienen los elegidos.
    Pregunta al margen, alguien recuerda haber visto alguna vez a Maradona resbalando? ¿Por qué lso jugadores de la selección arghentina se “refalan”?

  • 14. Dester  |  2 julio 2011 en 16:28

    Maradona también se “refalaba”, lo que pasa es que está editado. Ya está editado, por la tevé y en la memoria.

  • 15. Mar  |  2 julio 2011 en 17:42

    Bestimmt!

  • 16. Diego  |  2 julio 2011 en 17:53

    En el fútbol siempre hay espectadores y hoy más aún la virtualidad ha cambiado el escenario pero el espectador está.

  • 17. EF  |  2 julio 2011 en 19:24

    Me sumo al Indio y lo saludo de paso en que quiero que las gallinas vuelvan, aunque primero que ascienda el Lobo. Ese 70% al que vos te referis, mas por el lado de River aunque tambien los de Boca hoy lo estan padeciendo. Me alegra que esa gente vea lo que se hace en la Argentina, donde es mas importante la plata personal sin inmportar las formas, que la gloria de todos. Encima sacrificando al semillero, son sinverguenzas. Mas modesto pero no menos traumatico es lo de Gimnasia. Guillermo para los que dudaban que es un grande dijo “Espero que con lo de hoy queden sepultados todos los que nos hicieron esto”. Nos hicieron. Hasta en un club como Gimnasia se afana. Y no hablamos de la Aristocracia Gallina, sino de nosotros, gente a la cual se le a muerto el padre o el abuelo esperando toda su vida que Ginasia salga campion, “Ginasia”. Somos gente humilde que llenamos canchas con fantasias o sufrimiento. No se respeta ni eso.
    Asi esta la Argentina hoy. Podria ser un Velez o un Estudiantes pero parece que a mucha gente realmente no le importase (sera tanta?). Con todo el dolor en mi alma de hincha tripero digo, ojala la Argentina pudiese ser un Velez o un Estudiantes. Duro ser hincha de Gimnasia, hasta de eso nos tenemos que hacer cargo.

  • 18. Panchito  |  2 julio 2011 en 20:25

    Dester, no recuerdo si eras una señorita o un caballero, pero dejemos de lado a Maradona (que tenía que trasladar el balón y dribblear a los adversarios, mientras efectuaba pequeños saltos acrobáticos, para esquivar los terribles patadones, que le arrojaban desde todas las direcciones posibles) decía, dejemos de lado a Maradona, yo no recuerdo haber visto a Roberto Mouzo o al Mostaza Merlo resbalando como si fueran patinadoras de hielo amateurs (habría sido un deshonor para ellos, para las respectivas divisas que defendían y una sustancial disminución de la noble reciedumbre que los caracterizaba); y en esa época si no jugaban con botines Fulvense le pasaba raspando. En la actualidad, casi todos los jugadores de la selección,calzados con los botines de máxima tecnología que ofrece el mercado, cuando van a patear o cuando van detrás de un rival, por no sé qué misteriosa circunstancia se refalan y se caen sólos al piso del campo de juego. Mirá el próximo partido y después hablamos.

  • 19. Gabriel Inchausti  |  2 julio 2011 en 20:40

    “La imprevisibilidad no es democracia…”
    Me parece muy oportuna esta frase porque hoy día a veces quedamos medio fascinados con una retórica de refundacional que presenta lo nuevo como actos de aparente justa restauración…
    Pueden serlo, pero no alcanza con su carácter de novedosos…
    Y en cualquier caso hay que balancear entre lo que se va y lo que viene…
    El fútbol argentino es menos sin River en la A, porque lo que lo hace grande es su hinchada y allí es donde vive su historia.
    Como siempre Tomás, gracias por el oxígeno para las ideas!

  • 20. Mar  |  3 julio 2011 en 0:53

    Dester es señora/rita, y ahora que decís, tampoco el burrito refala.

  • 21. Mar  |  3 julio 2011 en 0:56

    Por favor, no sean tan literales.
    Además, la tierra no es plana… afortunadamente sigue siendo una esfera celeste.

  • 22. Mar  |  3 julio 2011 en 10:42

    Gustavo
    Con todo respeto, volvé a leerla porque me parece que no la comprendiste.
    ¿Así que Aristóteles en su Metafísica no enfocó el deseo natural de saber como causa primera y fin último?
    ¿a la genuina inquietud por conocer de qué cornos se trata todo esto? (Padre de la Filosofía y de la Ciencia!)

  • 23. Panchito  |  3 julio 2011 en 11:53

    Buena observación Mar, el Burrito pertenece a una generación de craks que desconocía los ataques de pánico y el miedo escénico. Ahora están más pendientes del pelito, el arito, los tatuajes y otras pasajeras trivialidades.

  • 24. Gustavo Romero  |  3 julio 2011 en 14:23

    No, Mar, la pregunta por el asombro no está en el libro primero de Aristóteles. La pregunta ¿Qué es esto? es la pregunta del asombro. Aristóteles no hace esa pregunta. La pregunta que hace Aristóteles es: ¿Qué es conocer?, y no es lo mismo. La pregunta del asombro es meramente ontológica; la pregunta de Aristóteles es onto-gnoseológica (ya presupone el asombro y el deseo natural de conocer).
    De todos modos, esto que estamos discutiendo no tiene nada que ver con river y no creo que al dueño de blog le interese.
    Saludos

  • 25. Leo  |  3 julio 2011 en 16:24

    Yo creo que en este texto está un poco todo mezclado, la naturaleza del juego, las pasiones, la identificación con la suerte de un destino que a la larga construye otro, la política, la ética, la Argentina, en fin, un combo idiosincrásico muy difícil de deconstruir. Definitivamente el futbol saca lo mejor y lo peor de nosotros, y esta vez estimado Abraham Ud. no es la excepción, a mí con el futbol no me pasa nada, no me apasiona, no me identifico con su naturaleza ni con la dinámica de sus pasiones, esto no me convierte en un muerto en vida ni me hace estar de vuelta de nada, no soy Sebreli; y sí, prefiero el box o el tenis, ¿y qué? me atrae el drama de la contienda mano a mano, aunque admiro esa electricidad sórdida y pesada de la tribuna que en el futbol arrasa hasta con la voluntad, pero supongo que Ud. tiene capacidad para bajarse del tablón de vez en cuando, yo creo que al contrario de lo que pretende postular el texto, la angustia del hincha básicamente es no dejar nunca de ser un espectador, como en el tenis, solo que al futbolero le cuesta asumir su lugar, lo niega con el alma, encuentra protagonismo en cada canto, en cada logro, en cada cargada, en cada alegría y en cada pena, y no está mal, ganar el domingo en la mayoría de los casos es la única forma de saber de qué se trata eso de ganar, pero cuando se trata de perder, es la confirmación de que todos los temores son reales, de que en la vida y en la sociedad las categorías existen y uno no es dueño de estar en una o en otra, el futbol no es el opio de los pueblos sino su desesperación, conecta a cada individuo tanto con la ilusión como con la verdad, el asunto es que si alguien no asume el mandato de identificarse colectivamente a través de sus experiencias, en fin, la lógica del tablón se vuelve tan cavernícola que se señala al renegado como a un monje negro.
    Ojo con las pasiones Abraham, pueden contribuir a edificar identidades, pero también a demoler pensamientos.
    Saludos

  • 26. Mar  |  3 julio 2011 en 17:54

    Gustavo,
    me refería a eso justamente, al fundamento de una gnoseología (no a que figure explícitamente “qué es ésto”).
    Me desconcertaste con lo de “habla de otra cosa”.
    Saludos

  • 27. Panchito  |  3 julio 2011 en 19:11

    Puedo meter un bocadillo, no sé qué habrá dicho Aristóteles, pero si querés zafar del descenso futbolístico mejor no meterse con Grondona y si querés evitar irte a la B del mundo filosófico, mejor no meterse con Abraham.

  • 28. Gustavo Romero  |  3 julio 2011 en 19:26

    Panchito, extrañaba tus chistes.

  • 29. martita  |  3 julio 2011 en 19:36

    No sè nada de A ni de B , y menos de fùtbol ,que satura
    la televisiòn , radio , comentarios en la calle todos con
    un ùnico tema FÛTBOOOOOOOL .
    Puedo decir que el domingo de lo que pudo convertirse
    en una tragedia en el estadio de River ,yo estaba fuera del paìs
    y de pronto veo que en un televisor ( hoy en dia estan en todos lados) mostraba una Guerra ,y la gente alrededor mio
    comentaba es en Argentina !,BS AS , ! y a medida que me
    enteraba sentìa una mezcla de verguenza , de pena ,
    desconcierto . Se matan por el Fùtbol !!!!!!!Lo que menos
    querìa era volver , me preguntaba YO VIVO EN ESE PAIS?????
    Y si ,lo mio es Kàrmico , en desacuerdo con los polìticos del
    momento , azorada de los Locos por el Fùtbol ,urgente
    me voy al Tibet làstima que el Dalai Lama se retirò .
    ” Yo voy soñando caminos de la tarde
    adònde el camino irà???
    Antonio Machado.

  • 30. Panchito  |  3 julio 2011 en 19:45

    Gracias Gustavo, siempre tan amable, debería enviarte una encomienda con longanizas,chacinados diversos, quesitos holanda, gouda y otros productos para degustar ( vivo en un valle de sierras bonaerenses que se ha hecho famoso por la calidad de esos productos regionales)

  • 31. Panchito  |  3 julio 2011 en 20:39

    Martita:
    “Debemos aprender de todos, hasta de nuestros enemigos. En mi caso, de algún modo debo estar agradecido a los comunistas chinos por haberme hecho ver, desde el exilio, que el sistema monástico budista de Lhasa era corrupto y estaba basado en un sistema social perimido”.
    Dalai Lama. Simposio mundial sobre la humanidad. 7 de abril de 1979.

  • 32. Gabriel  |  3 julio 2011 en 22:19

    Descendió River y también ascendió Belgrano.

  • 33. Gustavo  |  3 julio 2011 en 22:57

    Bueno para mi aca gano la Justicia. Equipos como Velez, Lanus, Godoy Cruz que estan haciendo las cosas bien pelean en lo mas alto. Hasta se dice lo mismo de Belgrano. Que desde años se hace todo de manera honesta.
    Al contrario de lo que sucede en River, Huracan, San Lorenzo ( el año que viene vamos a estar bien comprometidos jaja) , etc. Con dirigentes y empresarios corruptos, personajes mediaticos y barras bravas en el medio, presidentes que se enriquecen del club, etc.
    Esto les va a venir bien para ver lo que quieren para su futuro. Si seguir en las mismas condiciones que hasta ahora o limpiarse de esos oscuros personajes, ponerse a trabajar en serio, ser humildes e intentar hacer las cosas lo mejor que puedan.
    Y en cuanto a los jugadores yo nunca entendi bien eso de los representantes. No se. Me suena a tiempos pasados. Cuando ciertos comerciantes traficaban y vendian esclavos. Y ellos a las ordenes de sus amos.
    Eso para mi no tiene razon de existir. En realidad cada jugador tendria que decidir lo que quiere hacer, donde quiere jugar. En que pais, provincia, club, etc. Son personas igual que todos nosotros. No mercaderia que se compra y se vende. Por lo tanto ellos deberian ser dueños de su destino.

  • 34. Mar  |  3 julio 2011 en 23:29

    Martita,
    No estoy de acuerdo con la violencia, pero ví que no ha pasado con el fútbol sólo aquí, seguramente vas a encontrar también varios avergonzados en otros países.
    (PD: además, abrí bien los ojos en el Tibet, no olvides las fortunas que le encontraron a Osho y a Saibaba!)

  • 35. Panchito  |  4 julio 2011 en 12:23

    Cuando creíamos que ya estaba todo inventado, que ya no había lugar para nuevas corrientes literarias, Abraham nos sale con la frase de Soren Kierkegaard ” Caigo al aBismo”, acaba (perdón por el término) de inventar la gastada metafísica anacrónica.

  • 36. martita  |  5 julio 2011 en 13:43

    Mar : tenès razòn ,parece que todo lo que està relacionado
    con competir saca afuera lo peor del hombre “la bestia “.
    Sucede hasta en la polìtica . Pero aqui , han convertido
    hasta el Fùtbol en la mafia SICILIANA .!!!!! Han saturado
    los medios con negocios obvios relacionados con el Fùtbol
    quizà mi furia fue una mezcla de sentimientos ocasionada
    por ver tanta decadencia moral . Me duele , en el alma
    que un paìs maravilloso , rico , que reùne los mejores
    escritores de Amèrica Latina , un pueblo que tenìa
    buen nivel cultural ,lo estàn destruyendo y la mayorìa
    no se dà cuenta o no quiere verlo .
    El Fùtbol es un deporte y como tal hay que tomarlo ,
    reconozco que cuando llega el Mundial ,me entusiasmo
    y divierto ,y asumo que la Copa Amèrica por el hecho
    que involucra otros paìses , me interesa el resultado .
    No soporto el fanatismo .En cuanto a mi viaje al Tibet
    es un sueño que cumplirè , me maravillan la magia de
    los monjes tibetanos , el silencio ,el misterio , la oraciòn
    y conexiòn con uno mismo .
    En ningùn momento mencionè a OSHO ,y mucho menos
    a Sai baba , los he leìdo y aburrido ,y estoy de acuerdo
    que se han hecho ricos con la ingenuidad de la gente.
    Como siempre ” la gente ” , los humanos , los que caen
    en las redes de los explotadores , aprovechadores
    de las necesidades del ser .Como lo hacen los
    los politicos , que tambièn se convierten en ricos ,
    trampeando a “la Gente “.
    El TIBET para mi es intocable .Y no renuncio a ese sueño.
    Como experiencia , obvio , no voy a vivir alli , no creo que
    los monjes Tibetanos me acepten .
    Te quise responder Mar , porque en algunos comentarios
    tuyos sobre otros temas ,me sentì identificada , por supuesto
    con quien màs me identifico es con el Master Tomàs Abraham,
    pero por èl siento una gran admiraciòn ,pues escribe
    lo que yo quisiera decir . Es valiente , coehrente ,
    inteligente y estoy segura que es honesto , serìa un Buen Presidente para la Argentina ,( que viene tan lastimada,
    y manchada) pero justamente su nivel intelectual es tan alto
    que no debe mezclarse con la pequeñez de la mayorìa
    de los polìticos del momento .
    Alguno hay ,por ahì ,honrado ,pero no lo dejan surgir.
    “El poder del dinero “…..

    l

  • 37. Mar  |  5 julio 2011 en 16:08

    Martita,
    Es así como decís, sólo que veo (tomando tu expresión) “que han saturado los medios” con programas que funcionan como propaganda del gobierno. Eso es mucho más dañino, porque finalmente al que le gusta el fútbol, juega cada partido -habitualmente en compañía- y no está buscando otra cosa más que eso, vivirlo.
    En cambio los otros programas parecen estar destinados a moldear el pensamiento. Ajjjjjj
    Lo de Osho y SaiBaba, no te lo dije con la intención de descalificar la magia del Tibet… pobres tibetanos que padecen a los chinos, no? ya es bastante decir.
    Lo dije porque no creo en esa clase de “salida” hacia lo oriental –que en mi adolescencia estuvo muy de moda- , creo más en las que nos involucran activamente “jugando adentro de nuestra cancha” (para seguir con el fútbol), la de nuestra realidad histórica.
    Sí pienso que debe ser una buena experiencia, pero como tal, difícilmente extrapolable a nuestra realidad. Me explico?
    Siempre ví que los gurúes/oshos/saibabas se han aprovechado de la angustia y el deseo de huída de las personas -algo que suele sentirse en algunos momentos difíciles, o en etapas vitales que yo llamo “bisagras” – y bajo la excusa de abrirles el paso hacia una realidad diferente, promisoria, sin angustia ni violencia, generalmente terminan empujándolos hacia la enajenación.(ojo, no digo que esto sea tu caso!).
    Hecha esta aclaración, te digo que me interesan tus conocimientos sobre el Tibet. Si tenés algún link, o bibliografía que estés estudiando te voy a agradecer si podés pasármela (dejo mi email para no perturbar en el blog: mpwil@msn.com).

  • 38. Mar  |  5 julio 2011 en 16:17

    Martita, te contesté y “se lo tragó”. esperemos que TA lo recupere, sino lo reconstruyo más tarde. Sds

  • 39. Gabriel  |  5 julio 2011 en 20:57

    Lo que le pasó a River me recuerda a la película El Golpe, donde se estafaba a quienes creían estar estafando.. De todas las emociones y sensaciones exhibidas creo que la ubicua es la sorpresa…la gozosa sensación de estar asistiendo a algo inesperado totalmente…incluso acá en Córdoba, hasta el más perro hincha celeste se debatía entre la alegría y el asombro…pero tambien gente de River parecía ansiosa por asistir a su propia tragedia…desde antes del primer partido incluso…por regodearse con un dolor paladeado…degustado…se que el autor no es afecto a la idea de un ser nacional…o identidad nacional…pero me suena a tango…a buscar una agonía… errores hubo muchos…no enviar a nadie a ver como jugaba Blegrano…pequeños gestos de soberbia…no reconcer el campo de juego en el primer partido…el armado de los equipos…mucha inocencia…todo indica que hubo un arreglo…que fue desarreglado por poderes superiores…que se había anulado la imprevisibilidad….pero se corrompió la corrupción…el sistema se mordió la cola…

  • 40. Ma.Cristina  |  6 julio 2011 en 8:02

    Me permito copiar acá el link de una nota referida al tema

    http://www.lanacion.com.ar/1387153-velez-y-river-realidades-opuestas


Categorías

Comentarios recientes

r .nadaud en El profesor Michel Foucault…
r .nadaud en El profesor Michel Foucault…
Marcelo Grynberg en El profesor Michel Foucault…
Marcelo Grynberg en El profesor Michel Foucault…
Marcelo Grynberg en El profesor Michel Foucault…

Calendario

julio 2011
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

A %d blogueros les gusta esto: