El fin de la política (Perfil 26/6/2011)

26 junio 2011 at 8:58 111 comentarios

De acuerdo a la versión del kirchnerismo entusiasta hemos pasado del “que se vayan todos” al “volvió la política”. También habríamos transitado de la decepción más grande al volver a creer, y de la apatía general al renacimiento de una juventud militante. En fin, tiempos de gloria. Pero lo que sucede con las denuncias sobre el uso de fondos públicos en relación a las organizaciones de derechos humanos, ha mostrado un flanco indeseado en la construcción del relato místico que ya tenía un prócer y una heroína. De un modo tradicional la unción del panteón de los elegidos se hace en nombre de la muerte. La palabra “desaparecidos”, como la palabra “genocidio”, provocan el silencio de cualquier bípedo sin plumas que digne llamarse tal. A sabiendas de esta verdad de perogrullo de la psicología de los pueblos este gobierno encontró su legitimidad ahora puesta en tela de juicio. Por lo tanto la ética kirchnerista sustentada por Madres y Abuelas llegó al ágora nacional y es materia de debate. Le sigue la política. El retorno de la política de acuerdo a la versión oficial difundida por los pastores del poder, se contrasta con el menemismo neoliberal de la década del noventa en la que la política estaba ausente. El diagnóstico es certero, pero la etiología está equivocada. No se silenció la política con cuotas – aunque se sabe que las compras a plazo y el endeudazo correspondiente hacen a la felicidad colectiva – como tampoco ahora se hace presente sólo por nuevas cuotas. Lo que hizo callar a los argentinos durante una década fue la memoria. Es increíble el poder que tiene la memoria en nuestro país. Podemos retrazar su historia por el modo en que el poder cuenta sus orígenes, y por las explosiones objetivas que le dieron nacimiento. El fin del gobierno de Raúl Alfonsín selló una época y puso una lápida sobre una ilusión compartida. La hiperinflación, la fuga de capitales y el poder militar, eran nuevamente protagonistas en nuestro país como si nada hubiera ocurrido desde 1975. O sea que el alfonsinismo no había servido para nada, y el discurso democrático de tolerancia, pluralismo y “nunca más”, tampoco. El país estaba despojado de valores, tanto éticos como monetarios. Arcas vaciadas, gente en la calle con hambre, megaempresas del Estado en quiebra, petrodólares ofrecidos por la banca mundial. Menem lo hizo y el pueblo lo quiso. Por eso el Plan de Convertibilidad se aceptaba como un milagro mosaico que ordenaba un país y le devolvía la fuerza a un Estado exangüe. Nadie hablaba de política porque la verdad se imponía por sí misma. Llamé a este fenómeno en textos de la época: realismo trágico. Un fatalismo a la manera clásica en el que los dioses distribuían la suerte de los humanos, pero esta vez ya no decidido por seres celestiales sino por un hormiguero de expertos y consultores que jugaban millones por minuto a la ruleta global. Ya no éramos una nación sino un miembro más de los “emergentes”. Salir de la Convertibilidad era una aventura sin retorno hacia el abismo hiperinflacionario y a la confiscación de inversores y ahorristas que tenían la garantía constitucional del valor de sus bienes. Quedarse era aceptar la realidad tal cual era. Se dependía de la buena voluntad del Acreedor. La política volvió con el asesinato de José Luis Cabezas. El entramado mafioso del poder sacó de las sombras una verdad que ya no se pudo ocultar. Desde la jefatura de Aduanas de un coronel sirio, el crimen y el encubrimiento de la bomba a la Amia, hasta el poder ubicuo de Yabrán, el menemismo mostró su otra cara, no tan graciosa ni tan Ferrari, bastante más siniestra. La crítica se hizo en nombre de la ética: se denunció la corrupción. Poco a poco esta voz se hizo escuchar a medida que comenzaba un proceso deflacionario con altas tasas de desocupación. Nuestro país para salir de su aguda crisis de los años ochenta se vio favorecido por la especulación financiera durante una década. Cuando este casino global dijo basta, se hundió en el 2001. Estos ocho años de gobierno kirchnerista se han beneficiado con un nuevo capítulo de la tómbola financiera internacional. Los precios de los productos primarios son materia de especulación. Se hace “apalancamiento” con los valores de los granos. Se especula con el crecimiento de la India y China, y con las necesidades alimentarias de cientos de millones de nuevos consumidores. Se apuesta fuerte a futuro. Gracias a esta veta prometedora, las exportaciones argentinas de productos agrícolas pusieron en funcionamiento a la economía. La llenaron de dólares. El gobierno hizo caja, concentró el poder y el dinero, y distribuyó favores de acuerdo a sus intereses. El tener dinero ofrece disfrutar del placer de la libertad, es decir, de elegir y decidir. La riqueza acaba con el fatalismo. Se venden y se compran voluntades y adulones. El relato oficial habla del retorno de la política. Sin embargo, lo que volvió no es la política, sino el dinero al Estado. Lamentablemente, las fases históricas tienen fecha de vencimiento. No hay Bien que dure cien años. Por más que algunos hablen de “conflictos” y “hegemonías”, y otras palabras de una sociología escolar, en realidad, la política así entendida termina cuando aparece nuevamente la fatalidad. Y de hecho, se pueden percibir nuevamente sus alas negras. Nuestro país sigue siendo favorecido o condenado por la especulación internacional. Ayer eran bonos, hoy granos. Un cambio de política, una nueva orientación de los grandes apostadores globales, pueden provocar la caída de los precios de las materias primas o nuevas motivaciones para los capitales. Sería el derrumbe del Modelo. Quedará una tierra arrasada por la siembra intensiva de la soja, el desmonte y la tala de bosques, una ganadería en ruina, y el “nunca menos”, convertido en una realidad esta vez sin candombe. Mientras tanto los indicadores positivos de los primeros años del gobierno tienden a ser neutros, con perspectivas de ser negativos. Los próximos años plantearán los mismos dilemas para cualquier gobierno que gane las elecciones. En los tres ámbitos estratégicos decisivos: la economía, la seguridad, y el Estado, las políticas posibles tienen un mínimo margen de maniobra. Bajar la inflación, destinar menos fondos a los subsidios, controlar el gasto, diseñar una política más eficaz contra el narcotráfico, ubicar a cientos de miles de adolescentes en el circuito laboral y educativo, son capítulos insoslayables de los programas de todos los partidos de la oposición, y también del oficialismo. Por eso se parecen, y sólo el encanto de sus dirigentes puede alterar las cifras electorales. Nada de lo que se necesita se logrará sin ajustes. La consecuencia de esta verdad amarga es que los políticos deben mentir. ¿Quién lo pagará? Pagar, pagan todos, pero donde más duele es en el que no tiene o tiene poco. Muchos rezan para que la soja se venda cada día más cara, y que los apostadores a futuro sigan soñando con el Imperio Celeste. Los cambios en la economía que todos consideran imprescindibles sólo pueden ser graduales, consensuados, o imposibles. Pero ningún sujeto a merced de la codicia de conseguir votantes se anticipa a las catástrofes. Nuestro país no tiene política porque combina dos atributos demoledores: voracidad y megalomanía. Por eso la política ni se fue ni volvió. Está a merced de los vientos de la especulación financiera. Los presidentes exitosos son los que aprovechan los favores externos. Se legitiman con la memoria hábilmente construída y con el recuerdo fresco de la inmediata crisis anterior. Hasta que sobreviene una nueva.

Anuncios

Entry filed under: General.

La otra perversión (Perfil 19/6/2011) River ( Perfil 2/7/2011)

111 comentarios

  • 1. Ma.Cristina  |  26 junio 2011 en 9:24

    Somos plumas que lleva el viento, muy flojitos en verdad. Tuve esperanzas cuando se juntaron varias fuerzas y firmaron un acuerdo. No sé qué va a pasar ahora, habrá que esperar un signo de madurez en las urnas.

  • 2. Ernesto  |  26 junio 2011 en 9:34

    También, Abraham, está la memoria del ridículo. Del ridículo que te hace decir: “…el encubrimiento del crimen de la AMIA…” Bueno, si vas a explicar los desastres del ante y post menemismo, mediante la estupidez, bien nos vale al resto de los argentinos exentos del poder y la prestancia académica, real o ficticia, tuya, Abraham, seguir siendo pobres y mendicantes internacionales.
    Ese mismo “razonamiento”, impostado y diletante, en la, al parecer, eterna lucha de los “bien pensantes” contra el peronismo, aún del redimido y eficaz creado y liderado por Menem, nos llevó directa vertiginosamente a lo peor del peronismo, la presidencia del siniestro Kirchner en el voto fallido del 2003.
    Che Abraham! ¿y que hay con la convertibilidad? Lula se mandó diez años de una eximia presidencia con el dólar casi a la par del real: 1,40. Hoy, nosotros tenemos un dólar mucho mas caro que ellos y sin embargo nos arrasan con sus mercaderías, nos destruyen el deseado equilibrio fiscal.
    Abraham: ¡terminá con el credo (o el mito) antimenemista! Escupís al cielo como lo hacían quienes escupían contra los próceres, hoy próceres… Abraham: ¿y que hay de los escupidores? ¿Recordás a alguno vos?
    Abraham: ¿que historia te recordará a vos cuando otras mentes y otros corazones no enceguecidos por el delirio, el snobismo y, sobre todo, por la estupidez, pongan a Menem en el podio de la historia que merece.?

  • 3. Rodrigo  |  26 junio 2011 en 11:19

    La historia no va a recordar a ninguno de nosotros, ni a mí, ni a Ernesto ni a Tomás Abraham (salvo sus seres queridos). Lamentablemente, a Menem sí.
    Ernesto, Paul Krugman y Joseph Stiglitz, ¿te suenan?
    Abrazo de gol de Belgrano!

    PD: A ver si tiramos números cuando hablamos de economía alguna vez che, dejemos de lado la fruta, aunque sea un poquito.

  • 4. EF  |  26 junio 2011 en 11:40

    Según el Iaraf, un instituto especializado en análisis fiscal, entre 2003 y 2010 la recaudación tributaria nacional escaló de $ 72.275 millones a $ 409.900 millones. Un registro del 467 % que ningún otro indicador iguala: ni el dólar, ni la inflación real. Cuando la recaudación empezó a resultar insuficiente, se acudió al uso intensivo del Banco Central y la ANSeS para seguir engrosando la chequera.
    Gastos del gobierno central: entre 2003 y 2010, volaron de 57.200 millones a 339.963 millones (crecimiento del 494 %). Para 2011, Bontempo (subsecretario de planificación federal) en 2010 contó con una partida de 10.000 millones, en ausencia de licitaciones. Bontempo depende del Ministerio de Planificación (De Vido) que administra un presupuesto de $ 51.000 millones (2010) o sea, arriba de 12.300 millones de dólares. Gran parte se consumio en subsidios indiscriminados (fundamento ver abajo) a luz, gas y transporte. Este paquete trepó de $ 2.634 millones a $ 40.000 millones, entre 2005 y 2010. Miles de millones llevan el sello “transferencias al sector privado”: dinero que pasa de un lado al otro del mostrador. Los fundamentos con los que Planificación justifica un despliegue así. “Universalización de los servicios energéticos modernos en todo el territorio nacional, con equidad e inclusión social”, dice sobre la electricidad y el gas. “Atacar las principales causas del deterioro”, para el transporte.
    Y los reiterados cortes de gas, o la calidad del servicio en trenes y colectivos?
    Saludos Rodrigo

  • 5. Mar  |  26 junio 2011 en 12:38

    Estoy muy de acuerdo. ¿Cuál “política volvió”?
    La megalomanía de todos los candidatos les impide construir, tanto si ganan y tienen la oportunidad de gobernar en el sentido estratégico de mantener y mejorar las políticas que han resultado acertadas, como de convocar y liderar una buena comunicación entre subgrupos que no tendrían tanta distancia ideológica ente sí como para no poder sumar su esfuerzo y creatividad.
    La voracidad prevalece, y parece el primer motor inmóvil de la corrupción, lo cual obviamente también impide construir. Predomina la selección de los que tienen igual o mayor voracidad, porque no ponen en riesgo la propia, y también las acciones o políticas que aseguren el enriquecimiento personal.
    Hay una convicción generalizada de que estar metido en política es igual a enriquecerse, ya sea burdamente a lo shoklender, o más indirectamente por prebendas, cargos bien remunerados, etc.

    No es “política-que-volvió” la decisión unipersonal de la presidenta de los integrantes de las fórmulas kirchneristas para las elecciones. Me parecía alucinante… todos esperando que la reina madre decida cuál era su antojo. Ni lo disimuló. Se la escuchó decir lo más pancha que “todo el país estaba pendiente de River y de su decisión del vice”. Es igual de burdo que lo del gobierno con los millones derivados sin control a la Asociación Madres de Plaza de Mayo.

    Pienso que estamos ante la misma situación que cuando el gobierno de Menem hacía agua y el barco argentino irremediablemente se hundía. Los votantes no-kirchneristas, tienen en claro en algún rincón de su cabeza que vamos directo hacia una nueva hecatombe. Muchos no se terminan de decidir porque la memoria tiene fresco el fracaso de la Alianza, y la atomización de los candidatos opositores con su voracidad y megalomanía se encarga de reforzarla. No se ve un regreso de la política, se ve más de lo mismo. Era necesario un salto cualitativo que no se produjo.

  • 6. Ernesto  |  26 junio 2011 en 13:54

    Rodrigo, te tiré números al por mayor con respecto a la relación menemism-kirchnerismo ¿que mas querés?Tu posición política snob y diletante, muy á la mode, no admite realidades, ya te lo expliqué. Te pasa lo mismo que a Abraham, intentan justificar un discurso intelectual y no es mas que un balbuceo infanto-zurdoide-histérico.

  • 7. Ernesto  |  26 junio 2011 en 13:59

    Rodrigo: Klugman y Stigliz “piensan” y escriben pour la galeríe o sea para los suecos. Mas que economistas son políticos que quieren encaramarse en la ola populista. Son imbécil con Nóbel al estilo Saramago o García Márquez, (se les premia el “apostolado zurdoide” porque como escritores son, sobre todo Saramago, horribles.)

  • 8. Leo  |  26 junio 2011 en 13:59

    Nada que aportar en cuanto al texto, impecable, me limito a hacer un sólo comentario acerca de eso del “que se vallan todos”, creo que hay dos casos incontrastables en el gobierno que dan testimonio de la falacia de aquel clamor popular, por un lado Aníbal Fernández que desde su intendencia en Quilmes no paró de escalar posiciones hasta hoy, nadie le reclama nada, ni por el caso López, ni por el caso Ferreira, ni por los tantos que abundan, es como si sus cargos al frente de la jefatura de gabinete o en el ministerio del interior los hubiera ocupado el gran bonete, el otro por supuesto es De Vido. Me cuesta pensar en un país que se atreva a pregonar seriedad mientras el ministro terceriza su responsabilidades en ONGS para sacar provecho de ellas al mismo tiempo que fomenta un desfalco monumental, al responsable de esa cartera ni se le cruza por la cabeza presentar su renuncia, ni a su segundo, ni a su tercero, ni a nadie, tampoco nadie se las pide, y lo que es peor, nadie (nadie) les pregunta nada. Esos dos funcionarios seguirán formando parte de la estructura de poder de un gobierno que nos cambió el que se vayan todos por la política de siempre o peor y que con una palmadita en el hombro nos dice “segui participando”. Y como somos una comunidad de consignas falaces, eso haremos.

  • 9. vivianaines  |  26 junio 2011 en 14:34

    “Resistir significa en primer lugar rechazar. Hoy, la insurgencia consiste en ese rechazo que no tiene nada de negativo, que es un acto indispensable, vital“
    Viviane Forrester

    Ninguno de los puntos que detalla Don Tomás Abraham y que transcribo a continuación, se han tratado con eficiencia ni mucho menos con eficacia. No es por falta de formación, información, infraestructura, conocimiento o derecho…entonces ¿por qué después de tantos años no se han diseñado?

    “… diseñar una política más eficaz contra el narcotráfico, ubicar a cientos de miles de adolescentes en el circuito laboral y educativo, son capítulos insoslayables de los programas de todos los partidos de la oposición, y también del oficialismo.”
    (a mi modo de ver el orden de los factores no es casual)

    La apuesta fuerte está precisamente en este futuro lleno de beneficios para algunos y siniestros maleficios para otros y que tanto oficialismo como oposición prefieren silenciar.

  • 10. vivianaines  |  26 junio 2011 en 14:51

    Boudou Rock & Roll

  • 11. Miriam Azerrad  |  26 junio 2011 en 15:32

    Si hacer política, si consensuar, políticas de estado, si seguir insultando a los que ayuan a pensar, sin imponer nada, entonces, estamos perdidos…todos tendríamos que ser doctores en economía, porque hay alguien, que pidió que pongamos numeros. Creo, que con gran acierto, T.A, habla,de lo que se llamó ªel hombre y sus circunstanciasª en este caso, el político y sus circunstancias. Esa política, monetarista, nos llevó a la pérdida absoluta de los valores, de los principios. Porque se convirtió la Argentina, en estos ocho años, en un paraiso del narcotrafico, para los narcotraficantes y tambien se transformó, en cementerios de muertes y llantos, de madres de adolescentes, de jovenes, pero por supuesto, ellas no sufren, no son madres. Tambien, se transformó la argentina, en un país de atropellos. Alguien, habló, de que Menem sera un procer, y hace pocos dias, falleció, quien fuera, de los primeros, cuando todavia era muy difícil, de dirigir Los Derechos Humanos, aun antes del gobierno de Alfonsin. Gracias Tomas Abrahan

  • 12. Miriam Azerrad  |  26 junio 2011 en 15:33

    Me referia al musltifascetico Ernesto Zabato

  • 13. Ernesto  |  26 junio 2011 en 16:11

    Miriam Azerrad Y ya que lo mencionaste a Menem, sobre tu párrafo “…hace poco falleció quien fuera uno de los primeros (Sábato) en suscribir los derechos humanos en épocas muy difíciles, aún antes que asumiera Alfonsín…” te recuerdo que el mismo Sábato se entrevistaba con Videla y Alfonsín solía visitar a su amigo, el Gral. Albano Harguindeguy, Ministro del Interior de Videla, en su despacho. Estos líderes de los Derechos Humanos hacían vida social y se codeaban con la Dictadura cosa que Menem, y ya que lo mencionaste, no podía porque estaba preso de los tiranos (como lo estuvo en todos las tiranías comenzando por la “libertadora” de Aramburu-Rojas).

  • 14. federiquito  |  26 junio 2011 en 19:56

    Soberbiamente les digo a los comentaristas: no entienden mucho de nada. El peor legado del proceso de reorganización nacional fué, entre otros (adoptar la ideología francesa para reprimir que ellos usaron en Argelia), aniquilar el proselitismo político. Un par de décadas atrás, en una reunión de amigos de la secundaria, hice una encuesta: doce profesionales (con la excepción de uno) que nunca se afiliaron a un partido político. Pavada de lavado de cerebro. El pueblo tiene el gobierno que se merece. y así les vá.

  • 15. federiquito  |  26 junio 2011 en 19:57

    voto calificado, ya!!

  • 16. Gustavo  |  26 junio 2011 en 20:02

    A mi me parece que algunas cosas cambiaron. Yo me acuerdo hace diez años se hablaba de inseguridad, de mano dura, de meter bala a los delincuentes, de ajustes, de recortes de sueldos, de centros turisticos vacios.
    Ahora se retomo la politica de juicio a las juntas inicada por Alfonsin, se renovo la Corte mafiosa de los 90, hay Matrimonio Igualitario, en los feriados las rutas y centros turisticos no dan abasto, se reestatizaron las jubilaciones.
    Cosa que a comienzos de este siglo era inimaginable.
    Lo que si esta mal es la otra parte. La ambiental que la estan destruyendo solo porque le conviene al Gobierno para hacer caja. Por un lado la soja que esta acabando con todo los campos y envenenandolos con glifosato y por el otro la mineria a cielo abierto. Que dicen que va a traer consecuencias irreparables. Sobre todo en el agua.

  • 17. Ma.Cristina  |  26 junio 2011 en 20:23

    Viviana Inés, creo que no la escuchaste a Carrió y tampoco sabés de su público plan de gobierno a futuro. Ella se refiere hace tiempo a todo eso. Y aunque no es muy popular, pertenece a la oposición de verdad.

  • 18. Ernesto  |  26 junio 2011 en 20:31

    Gustavo: ¿corte mafiosa? Te faltan jugadores viejo. Kirchner la echó para poner una de su palo lo cual constituyó un grave delito constitucional. Y fue un delito explícito: ordenó al Congreso echarla por menemistas “la mayoría automática” dijo y como no tenían delitos para acusar a los jueces los echaron por sus fallos. Una barbaridad institucional que, mas allá de la valoración de la Corte, sentó un precedente para los futuros presidentes, cada uno podrá echar a la Corte que hereda y tener la propia.
    Hizo lo mismo con el Banco Central, la Ansés, etc. Los Kirchner constituyeron una monarquía hereditaria con la que suplantaron a la República pero lo peor es que está lleno de bobalicones que los aplauden.

  • 19. Ma.Cristina  |  26 junio 2011 en 20:57

    Hay especulaciones con el tema de que se van a rebelar los intendentes bonaerenses por el desprecio hacia el peronismo en las listas y candidatos del gobierno. Se horrorizan con el nombramiento de Marioto. No piensan que tal vez Marioto vaya con algunas valijitas tentadoras prometiendo otras para el día después, cosas de la política para comprar voluntades.

  • 20. Mar  |  26 junio 2011 en 21:10

    Leo
    Sí, es increíble. Tanto la caradurez de no presentar sus renuncias como que nadie se las exija. Ni siquiera los mencione.

  • 21. Mar  |  26 junio 2011 en 21:50

    federiquito
    Coincido con que el estrago del proceso fue mucho más profundo que el causado por la perversión de la metodología antiguerrilla que emplearon. Sólo que los militares no fueron marcianos, ni vinieron de Argelia (por más que hayan adoptado la metodología francesa)*, eran argentinos. Empezando por el mismo Perón que era general, y la mitad más uno le cantaba “mi” general cuánto valés”.
    No me veo tan antiperonista como Panchito me ve, sin embargo el “mi general”, nunca lo digerí. Trabajé mucho en las cooperativas de autoconstrucción de viviendas con un arquitecto peronista, pero ese cantito siempre lo esquivé, porque me hacía ruido en la cabeza.
    No estoy segura sobre si no estar afiliado es igual a tener el cerebro lavado posproceso. Sí estoy de acuerdo con que esto que sucede con la democracia, es resultado de lo que hacemos o no hacemos todos.
    El que no lo siente así -por más que duela- es un enajenado.

    (*) los orgullosos franceses me negaban haber empleado, regodeándose de ser gran defensores de los DDHH, de la igualdad, faternidad, etc.

  • 22. eduardo ernesto garay  |  26 junio 2011 en 22:24

    Esta política es peligrosa. La de tener como base al dinero que entra por los granos y la carne. El cambio en realidad será la continuidad de este crecimiento de la producción. Lo que debe ocurrir es el proceso de acumulación para realizar ese crecimiento. Es sabido, la crisis es sólo la acumulación de dinero en medios de producción, sino la masa de dinero no sirve como capital. Esto ocurre en lo real de la economía. Por eso este esquema político despolitizado se vendrá abajo o será odiado por la gente. Aunque esto sea una suposición teórica no deja de ser “un posible” camino que tome la realidad mundial. Nadie sabe lo que está haciendo cuando se gobierna, cuando se disimula con éxito todo va bien. Pero cuando lo real emerge se producen las fracturas y todo cambia para bien o para peor.

  • 23. mARCELO  |  26 junio 2011 en 22:35


    El tema de fondo es muy lindo

  • 24. vivianaines  |  26 junio 2011 en 23:10

    Ma Cristina, he escuchada a Lilita Carrió y sé de su público plan de gobierno a futuro. No he escuchado a sus asociados y no sé de sus privados proyectos, estrategias y propuestas.
    Cordialmente y con todo respeto
    Salud y Vida!

  • 25. Ernesto  |  27 junio 2011 en 7:07

    Carrió era una radical con tintes antipopulares -siempre fue una antiperonista visceral y aliada a todos los golpistas que la premiaron en el 76 con un cargo en la fiscalía del Chaco- cuando de pronto descubrió que denunciando penalmente a todo el mundo se conseg uía una ética, ficticia ya que simplemente se las robaba a los demás, pero ética al fin. Y montada sobre ese fraude -la vida personal de Lilita tiene mucho que explicar- irrumpió en la categoría de presidenciable.
    Lamentablemente para ella el pueblo no es tan tonto como creía y luego de seguirla un tiempo se dio cuenta que Lilita era un bluf y le dio la espalda.
    Un final parecido al de otro fraude, Chacho Alvarez, sin penas ni gloria.

  • 26. Liliana César  |  27 junio 2011 en 8:31

    Hace tiempo que leí en PERFIL tu teoría sobre la explosión en la política argentina como modo de disolver responsabilidades y terminar catastróficamente con las situaciones que se dejan llevar a puntos sin retorno. Me gustó. Me gustó bastante. No se si ahora vamos de nuevo a otra “explosión”, creo que todavía estamos a tiempo de evitarla. Pero, tal vez porque vivo en Berlín parte del año, soy pesimista respecto de mi país. Se bien que nuestra historia y nuestras circunstancias no admiten comparación, pero me pregunto cómo es posible que en 60 años ellos hayan hecho todo lo que hicieron y que nosotros estemos siempre dando vueltas alrededor de lo mismo, nuestra sempiterna frustración. Ayer, aquí en Berlín donde estoy, mi yerno (vive afuera hace mucho) me decía que los argentinos nos odiamos entre nosotros. Enseguida lo relacioné con lo que nos dijo el Pepe Mujica hace un tiempo y me dije, sí, es verdad, nos detestamos. Que los Kirchner han fomentado la división entre nosotros es verdad, pero no la inauguraron.
    No soy partidaria de conceptos especialistas; que los hay, los hay…Algo emocional complicado nos pasa. Es como que no quisiéramos resolver los problemas, solamente pelear. Y, ahora que hay soja y plata, peleamos más todavía.

  • 27. Liliana César  |  27 junio 2011 en 8:35

    Perdón, es la IPad con su bendita corrección automática. Donde dice “especialistas” es esencialistas.

  • 28. Sergio R  |  27 junio 2011 en 8:48

    Como casi siempre, estoy de acuerdo con las críticas que se le hacen a este Gobierno, pero claramente es mejor que los anteriores. Si no entendí mal, la crítica principal que hace Abraham esta relacionada con que no se toman medidas de fondo, todo es discurso vacío y mentiroso y por eso, cuandos e acabe la bonanza de la soja, vamos a volver a foja cero. Pero yo veo medidas de fondo, la creación de Ministerio de Seguridad, ¿no es una medida de fondo y algo que va a quedar más allá de este Gobierno? ¿La ley para el aumento de los jubilados? ¿La inversión en educación y el apuntalamiento a la ciencia? Para mi es una visión muy negra y desesperanzadora la que describe Tomás, aunque comparto la realidad de las críticas que hace.

  • 29. Ernesto  |  27 junio 2011 en 9:07

    Sergio R ¿Medidas de fondo? justamente este gobierno se caracteriza por las medidas puntuales, todas tendientes a mantener la caja, todas las cajas, a discreción del ejecutivo con sus permanentes fines demagógicos-electorales y para mantener encadenados a gobernadores y congresistas.
    Nada de lo que mencionás son medidas de fondo, sólo son medidas de acuerdo al concepto ideológico-populista del gobierno. Por el contrario la falta de medidas de fondo son las cuestiones de fondo que evitan cuidadosamente: salir de la economía inflacionaria totalmente subsidiada con los miles de millones de dólares que deberían usarse para infraestructura pública, educación, salud, justicia y seguridad visible e incuestionablemente en crisis todas ellas.
    Creen muchos que el gobierno está ciego o no ve el brutal crecimiento de la pobreza e indigencia a pesar del crecimiento constante de la economía pero…¿cómo no verlo si las calles de las ciudades están pobladas por familias que viven a la interperie? ¿Acaso el flamante “Ministerio de Seguridad” no es conciente que se deben estar resguardando plazas, parques y cualquier lugar del espacio público de asentamientos de gente desesperada por un techo precario? Claro que lo ven y eso precisamente es el populismo demagógico, tener muchos pobres para comprarlos con discursos bondadosos y un par de monedas a la hora de los votos…

  • 30. Liliana César  |  27 junio 2011 en 9:21

    Sergio, de lo que nombrás solamente el apuntalamiento a la ciencia y técnica puede llegar a dar frutos en el tiempo. Lo demás, aunque importante, no son medidas de fondo.
    Pero sí, son buenas medidas. De acuerdo con vos. Y con lo que más de acuerdo estoy es con que seas uno de los pocos argentinos que no se empecina en el Boca-River (perdón por la falta de actualidad de la figura al día de la fecha).

  • 31. Diego  |  27 junio 2011 en 9:35

    básico tu articulo tomás

  • 32. Ernesto  |  27 junio 2011 en 9:48

    Sergio: justamente medidas de fondo son de las que carece este gobierno: Sus medidas son todas de la coyuntura atentos a la Caja que les permite el populismo demagógico, el encadenamiento de las provincias y congresistas.
    Lo de fondo son las medidas que no se toman dejando fluir un sistema económico absurdo que es inflacionario y sostenido por miles de millones de dólares en subsidios que deberían haberse usado para la infraestructura pública, la salud, la educación,la justicia y la seguridad, todas ellas en crisis.
    La explicación para el 30% de pobres y la indigencia, reflejadas en las calles de las ciuadades pobladas por familias que viven a la interperie y las protestas masivas que reflejan un estado de agitación social, es porque los gobiernos populistas se benefician con la pobreza ya que ellos compran votos con discursos “bondadosos” y un par de monedas a la hora de las elecciones.

  • 33. JorgePayador  |  27 junio 2011 en 12:14

    Ernesto, Ernesto. Estoy de acuerdo en que la Tesorería no debería enviar dinero a las provincias según la orden del gobierno pero deberías recordar los famosos ATN que tan brutal y corruptamente manejo el gobierno de Carrrlos.

  • 34. JorgePayador  |  27 junio 2011 en 12:21

    Por las dudas te aporto material periodístico.
    http://edant.clarin.com/diario/2002/05/20/p-01601.htm

  • 35. Ernesto  |  27 junio 2011 en 13:03

    Ah no Payador! ¡Por favor!
    En 1999, cuando Menem entregó el gobierno, los Intendentes del interior opositores, le llevaron un pergamino a Carlos Corach, de la mano de Benigno Rins, Intendente radical de Río Cuarto, AGRADECIÉNDOLE LA ECUANIMIDAD Y GENEROSIDAD CONQUE REPARTIÓ LOS ATN.
    También está la frase de Ramón Mestre, a la sazón Gobernador Radical de Córdoba: “EL MINISTRO CORACH ES UN AMIGO DE LOS GOBERNADORES RADICALES”.
    Rectificate Payador, no podés decir la barbaridad que dijiste sobre el reparto del dinero a las provincias. También deberías recordar que durante el gobierno de Menem se acordó repartir 50 y 50 entre la nación y las provincias.
    Realmente tu comentario, siendo como sos, bastante informado, me preocupa, pareciera que los argentinos han entrado en un limbo, seguramente a propósito, por la culpa de haber votado a De La Rúa y a Kirchner y haber rechazado el modelo de país que impuso Menem sin saber siquiera porque lo hicieron. Luego de tu comentario, Paya, se me refuerza esa idea.

  • 36. JorgePayador  |  27 junio 2011 en 13:35

    Ernesto, mi recuerdo se corrobora con la información de otros medios medios:

    http://www.pagina12.com.ar/1998/98-07/98-07-09/pag03.htm
    http://www.lanacion.com.ar/154211-investigan-a-interior-por-aportes-del-tesoro

  • 37. Mar  |  27 junio 2011 en 14:48

    …”el modelo de país que impuso Menem”…
    ni el mismo lo cree, sino actualmente sería un serio opositor.
    Por el contrario, va por el kirchnerismo hacia una renovación de su cargo.

    Cuando vos me dijiste “que se empobreció” y vive en una casa “prestada”, fue porque tenés información sobre que tuvo que poner mucha guita para no ir a la cárcel con los K?

  • 38. Ernesto  |  27 junio 2011 en 16:59

    Mar: no discuto ni debato con minusválidos mentales.

  • 39. Mar  |  27 junio 2011 en 17:05

    Mejor por tu salud mental! festejo que no hables más con Menem.

  • 40. Ernesto  |  27 junio 2011 en 17:45

    Mar: tu gracia es tan patética como tus opiniones políticas.

  • 41. Mar  |  27 junio 2011 en 18:00

    La tuya peor que tus elecciones políticas.

  • 42. Ma.Cristina  |  27 junio 2011 en 18:23

    Ernesto, querría saber a quién considera, entre los candidatos posibles, el indicado para votar nosotros los argentinos, ahora en el 2011. Y no es una pregunta irónica, sino sincera.

  • 43. Mar  |  27 junio 2011 en 18:59

    “El kirchnerismo presenta su oferta electoral como un homenaje a la renovación de la política. Sin embargo, la Presidenta armó las listas desde Olivos, con el mismo despotismo que empleaba Carlos Menem. También en los años 90 los peronistas se enteraban de que habían sido bendecidos cuando los convocaban a firmar. Los dirigentes territoriales, como ahora, despotricaban. Y se los sometía con la misma argucia: “Hay que promover a los exponentes del modelo”. Ese método supone un poder ilimitado y, por lo tanto, busca un poder ilimitado. Los reemplazos en las creencias son la máscara cada vez más ineficaz para que ese procedimiento persevere. Es decir, ayudan a advertir que permanece lo que, en serio, habría que cambiar.
    Carlos Pagni
    La Nación

  • 44. Ernesto  |  27 junio 2011 en 19:40

    Carlos Pagni: viejo conocido del gorilismo mas acendrado: a él no le bastaba que Menem nos hubiera puesto en el rumbo correcto del mundo desarrollado, para él no era suficiente que inaugurara el primer gobierno liberal y anti populista desde hacía décadas. Para Pagni no fue suficiente que Menem inaugurara el primer período de respeto hacia las instituciones, en décadas; la primera economía razonable y lógica; el primer período de respeto absoluto a la libertad de prensa y a las libertades políticas; no a Pagni no le bastaba: Menen era peronista y eso era demasiado tanto para él como para sus amos de La nación.
    Y hasta se ha olvidado todo el viejo choto: Menem no era autoritario, era todo lo contrario. El gobernaba con el Gabinete reunido, los nombramientos para las elecciones se las dejaba al partido, él sólo intervenía para proponer a alguien o rechazarlo.
    Debería haber sido difícil querer comparar a un histérico absolutista y típico “yo me las sé todas” con Menem que fue todo lo contrario. Respetó a rajatabla a todos, hasta a sus enemigos mas terribles y jamás trató de imponerse por eso del “el Estado soy yo” pero, en fin, este es un país habitado por estúpidos, después de todo no se merecieron a Menem.

  • 45. Ma.Cristina  |  27 junio 2011 en 20:35

    Ernesto, en lo que hasta ahora es el nº 26 le hice una pregunta que espera su respuesta.

  • 46. Ernesto  |  27 junio 2011 en 20:55

    Ma.Cristina: no había visto tu pregunta. La verdad es que no creo que haya nadie entre quienes se han propuesto para Presidente con la capacidad de gobernarnos. Son todos “mas de lo mismo” mas allá de las diferenciaciones políticas- que no existen como tales- con que se presentan.

  • 47. Sergio R  |  27 junio 2011 en 21:36

    Je, gracias Liliana. Recuerdo las discusiones encarnizadas que tenía mi viejo con sus amigos sobre política, causa de enemistades y broncas. Pero es poco lo que realmente hacían más que discutir. Hay gente macanuda, buena gente, que opina diametralmente opuesto a mi pensar ¿por qué le otorgamos tanta carga al “decir” político? ¿es realmente tan importante? ¿por qué fanatizamos nuestro discurso en vez de hacer? Es dificil llegar lejos con este tipo de diálogo.

  • 48. Panchito  |  27 junio 2011 en 21:47

    Ernestin: como tantas otras y otros cibernautas, estoy siguiendo con mucha atención, su ubicado e impecable discurso y quisiera, si Ud. me lo permite, formularle una pregunta : ¿Usted considera que una eventual reconciliación con Cecilia Bolocco podría constituirse en el mecanismo correcto para catapultar a Mendez a un merecidísimo tercer mandato?

  • 49. Miriam Azerrad  |  28 junio 2011 en 1:05

    Perdoname Ernesto, es intolerable, la forma que tergiversas la historia. Te respeto, que tienes el derecho, de ser menemista, pero, no ensucies, a gente como Sabato, como Raul Alfonsin, que pasaran, con letras de oro a la historia, si seguis, con estas intervenciones, no intervengo mas, ya que lo hacia, porque entre todos, ibamos hilando lo que decia el mensaje de T.A. Gracias, por querer enseñarme, la historia reciente, ademas, tu agregado, de que Menem, estuvo preso, mientras los otros, disfrutaban con los militares. No me hagas reir!!! con que necesidad!!! Yo fui muy activista trabajadora, porque la palabra militante, no me gusta, fui, como dije, en busca de la libertad!!! No quise jamas, un puesto politico, yo tenia mi trabajo, en la universidad, y en la Pvcia, por concurso. Es la ultima vez, que te sigo el juego. No te molestes en escribir, porque no te voy a contestar.

  • 50. Miriam Azerrad  |  28 junio 2011 en 1:25

    Ernesto, no necesito, que inventes con quien se codeaba Sabato, conozco muy bien, quien era, y las calumnias, y mentiras, no eran el estilo de estas lineas, antes de tu llegada. Ahora, parece, que nos queres dar lecciones, realmente tengo buenos libros, y se que todos, lo tienen. Gracias, por querer enseñarme, a mi y a todos, en mi nombre, no lo necesito. Has creado un clima muy feo a traves de imponerte, y preguntar, como tomando examen. Sera la ultima vez, que te leo, no ne molestes en leerme .

  • 51. Rodrigo  |  28 junio 2011 en 2:47

    Después de tanto ERNESTO, viene bien un poco de Hugo Mujica jaja.
    Abrazo de gol de Boca

  • 52. EF  |  28 junio 2011 en 4:47

    Politica de viviendas (números para Rodrigo y para alegría de Ernesto): hasta el viernes 24/6 se leían 850.000 viviendas construidas a las que Cristina hacía referencia (www.vivienda.gov.ar) pero luego de la denuncia de Prat Gay el Gobierno cambió las cifras. “En vez de reconocer la mentira, Aníbal junta mejoras (ej., pintura) con viviendas construidas. Así construyen las estadísticas”. Prat Gay sospechó que “algunas de las viviendas del año 2003 son de Duhalde, pero démoselas a los Kirchner. 330.000 viviendas en algo más de 8 años implican un promedio anual de 39.202, lo mismo que las 39.280 que construyó el “menemismo neoliberal”. Si lo vemos en términos de gasto, los Kirchner gastan un 30% menos en vivienda que la dictadura (0.51% del PIB versus 0.71%). (Clarin, 28/6/2011)

    Politica de DDHH: La Haya pidió la captura de Khadafy por crímenes contra la humanidad. (La Nacion, 28/6/2011).
    “Cuando era joven mi generación se interesaba mucho en usted, y por entonces jamás me hubiera imaginado que iba a ser presidente y que iba a estar aquí hablando con usted”, le dijo la presidenta Cristina Fernández de Kirchner al líder de la revolución de Libia, Muammar Khadafi. (Pagina 12, 22/11/2008).
    Saludos,

  • 53. Ma.Cristina  |  28 junio 2011 en 8:15

    Y sin embargo, Ernesto, debemos mirar hacia adelante y elegir para crecer y madurar como pueblo.

  • 54. Mar  |  28 junio 2011 en 8:35

    Qué increíble! el típico “yo me las sé todas” no era de Menem? Es que has olvidado por completo, el clima que existía? Yo no.
    Recuerdo perfectamente la banalidad que primaba, y sobretodo los nada graciosos chistes que circulaban -y él alentaba fascinado- sobre que Menem era Dios.

    De todas formas Ernesto, eso ya no es para nada importante. Ni tampoco lo es tildar a Pagni de gorila.
    Lo realmente curioso de la nota de Pagni que escribió para publicar el lunes -y por esta razón lo puse aquí- es que claramente se inspiró en la columna de TA del domingo en Perfil.

  • 55. Mar  |  28 junio 2011 en 8:37

    Por primera vez estamos de acuerdo.

  • 56. Mar  |  28 junio 2011 en 8:50

    Miriam
    Es muy cierto lo que decís, no habíamos leído -aún entre los intercambios más encontrados- la calificación de “minusválido mental” por pensar diferente.
    Con respecto a Sábato, llama muchísimo la atención el nivel de injuria al que se ha llegado, al punto de dejar a un lado indicadores evidentes sobre su desacuerdo con el genocidio, y la falta de respeto al cambiarle el prólogo que escribió al “Nunca más”.
    Demuestra muy bien, la falta de respeto a los lectores y a la verdad histórica. Cómo modificar un prólogo? A lo máximo si existía tanto desacuerdo, lo que tendría que haber hecho Kirchner es agregar un prefacio a la nueva edición escrito por él mismo.

  • 57. Ernesto  |  28 junio 2011 en 17:15

    Miriam y la otra: pasa que el señor Sábato era muy antiperonista como todo buen izquierdoso y, como muchos otros que abarcan mas o menos el 60% de los argentinos celebró en principio el golpe de Videla. Borges dijo cándidamente “por fin tenemos un gobierno de caballeros” y esa era la sensación entre los argentinos. No es un secreto que siempre se apoyó a los golpes militares y se confiaba que “nos iba a sacar de la crisis” porque, vivimos de crisis en crisis (con excepción de los 90).
    Esto no significa que Sábato o Alfonsín o los demás apoyaban los crímenes de los milicos. Eso nunca había ocurrido en el país y nadie se podía imaginar semejante genocidio.
    Pero la realidad indica que culpa del apoyo popular y la pasividad y, en muchos casos, decidido apoyo, de la clase dirigente, se pudo perpetrar la matanza sangrienta, alguna vez iba a suceder de tanto jugar a los soldaditos.
    Y como siempre un párrafo aparte para Carlos Menem que, como siempre, se opuso abiertamente al golpe -al contrario de Balbín, Alfonsín, Carrió, Binner, Kirchner, Duhalde, etc- y fue a dar, como siempre, con sus huesos a la cárcel.

  • 58. Ernesto  |  28 junio 2011 en 17:26

    Mar: todos esos chistes los decían ustedes, los opositores, no Menem. Lo de “rubio y ojos celestes” fue uno de las tantas expresiones racistas con que se lo quería denigrar. Se le decía abiertamente que era musulmán porque sabían que era católico, se le decía el Turco porque en el país eso por ahí suena peyorativo.
    Pero Menem no era nada de eso: no era discursero ni doctoral como Alfonsín, no era emperrado, malo y agresivo como Kirchner, no era soberbio como Cristina, no atacaba, insultaba ni denigraba a los opositores. Pese a la campaña salvaje de La Nación, Clarín,Lanata y otros, contra él, siempre les puso la otra mejilla y no inició una guerra contra ellos.
    En fin Mar, allá vos con tu concepto antimenemista, sólo te digo: mirá a tu alrededor y fijate adonde nos ha llevado el antimenemismo (el antimenemismo es la causa directa de la presidencia devastadora de los kirchner desde 2003)

  • 59. Ma.Cristina  |  28 junio 2011 en 18:39

    ja ja ja Mar, no sabía que era la primera vez, un beso

  • 60. Panchito  |  28 junio 2011 en 20:12

    Se conoce el caso de muchos rufianes, ladrones y corruptos que entraron a la cárcel y, estudios mediante, salieron con el título de abogado. Mendez realizó el camino inverso, entró a la cárcel con el título de abogado y salió hecho un rufián, un ladrón, un corrupto etc.etc.

  • 61. Ernesto  |  28 junio 2011 en 21:15

    ¿Panchito?: ¿y este salame de donde salió? pobre, reconozco que parece un tanto descentrado pero, la verdad, los bobalicones son mas, que se le va a hacer…

  • 62. Mar  |  28 junio 2011 en 21:49

    Es respuesta a Ernesto, sino lo hubiera ubicado bajo tu comentario.

  • 63. Mar  |  28 junio 2011 en 21:49

    Una curiosidad:
    en la página del ANSES en consulta sobre situación de Asignación Universal por Hijo

    http://auh.anses.gov.ar/Principal.aspx

    Ingresar este número de

    CUIL: 20-25869310-9

  • 64. Panchito  |  28 junio 2011 en 22:04

    Ernesto : al comienzo pensé que eras un chiflado que escribía pelotudeces desde algún instituto neurosiquiátrico, te dejábamos hablar porque producías un infinito sentimiento de lástima. Al ver que alegremente insultas a las damas del blog y que tenés el caradurismo de mencionar al enorme Ernesto Sabato, no me queda ninguna duda que sos un pobre infeliz, posiblemente tan rufián, ladrón y corrupto como el innombrable.

  • 65. Ma.Cristina  |  28 junio 2011 en 22:28

    Mar, 46 y 47, justo quedó debajo de mi comentario, de ahí mi respuesta.

  • 66. Martín  |  28 junio 2011 en 22:33

    Interesante reflexión de T. Abraham. Coincido en las especulaciones pero no con la etiología de las mismas. Todo problema económico, social, cultural o religioso es político, por lo cual jamás se la puede obviar. La pobreza, que viene de lejos, no es una fatalidad cultural, geográfica o religiosa. Sus orígenes son y serán siempre políticos. La política nunca se fue ni desapareció de nuestro país, por lo tanto no tiene fin ni retorno. Las ciencias políticas son cualquier cosa menos científicas. No permite comprender las actitudes de los políticos, de la sociedad y de los países. ¿Cuales son las razones por lo cual determinados políticos son democráticos y otros no? La historia tampoco aporta entendimiento alguno ya que los historiadores no explican, solo describen y califican las acciones de los actores en función de sus propias disquisiciones, pero no captan sus motivaciones y previsiones. Los economistas se auto ensalzan como los únicos que disponen de herramientas describir, comprender y prever los acontecimientos de las colectividades humanas. Se los incriminan como reductores de los hechos sociales por parte de los filósofos, pensadores y ensayistas. Los estereotipos como “neoliberalismo” (que dicho sea de paso nadie puede explicar que significa) o “década del noventa” como hecho aislado no ayudan para entender la realidad.
    Así se pude concluir que los economistas tiene teorías reductoras (“neoliberalismo” es un ejemplo), los historiadores son descriptores y los filósofos abstractos.
    No se puede negar que los individuos actúan impulsados por la búsqueda instintiva de intereses materiales o por mayor bienestar. Este el motor de cualquier sociedad sea cualquiera el modelo. El “movimiento social” se basa en un solo modelo: el interés material sin dejar de lado las pasiones y las ideologías, que solo efectos, no causas.
    Las ideas no gobiernan el mundo. Basado en Ockhman toda sociedad puede reducirse a una oposición entre el pueblo (otra reducción por el absurdo ya que no es sujeto ni tiene identidad pero se adopta como la parte que no pertenece a la élite) y las élites (son objetivas sin discusión) que solo ambicionan poder, riquezas o ambas cosas. Cada uno de estos grupos se comporta para optimizar sus intereses. Las élites pueden o no oponerse a la democracia si esta atenta contra sus intereses. ¿Cómo se equilibran? Mediante la fiscaliza redistributiva (reparto de la riqueza).
    En cada etapa el “pueblo” reclama mayor beneficio. Las revueltas ponen en peligro el orden social. Las élites calculan: si las revueltas no hacen peligrar su poder se toleran (tercerizados del FF.CC., docentes de Santa Cruz, River, etc.) si una concesión social cuesta menos que la represión. Nuestra democracia es inestable (tal como Abraham lo describe) pero la élite gobernante no siente necesidad alguna de modificación mientras haya paz social. La santa soja genera grandes ingresos (casi la mitad del total). Mientras permita el reparto la élite es indiferente a la agitación que reina en las ciudades (inseguridad, caótica infraestructura, deficientes protecciones sociales y sanitarias, etc.) La democracia en la Argentina no es más que una exigencia popular de redistribución, sin relación con la producción. La reivindicación popular de la redistribución está antes que el crecimiento y la producción. Las previsiones no importan. Si hoy se puede comer un asado todos los días a nadie le interesa si sus hijos o nietos tendrán carne en el futuro. Si los beneficios económicos se distribuyen complacientemente entre el pueblo y las élites, surgidas del mismo pueblo, explica que tanto sea una democracia o un despotismo el que las ejecuta, importa poco.
    Por último, las élites están más allá del simple análisis marxista, de las ideologías o de la ideas o de las concepciones filosóficas o de las identidades políticas. No representan ni oligarquías, ni burguesías ni proletariado alguno. El tránsito de pertenecer al pueblo e ingresar a la élite es parte de la historia. Napoleón fue un claro ejemplo. De cabo del Ejército Republicano mutó a Emperador. Muchas organizaciones permiten repetir el efecto Napoleón con la lógica salvedad histórica.

  • 67. Ernesto  |  29 junio 2011 en 14:03

    Martin: mas allá del tremendo pastiche de tu comentario en el que abusás del simplismo interpretativo como “verdades absolutas” sorprende, por tu falta absoluta de conocimientos, la frase: “Napoleón, que de ¿cabo? mutó a Emperador”. Patético, Martín: Napoleón jamás fue suboficial y mucho menos “Cabo”. Napoleón hizo su carrera militar en la academia de Briennes de donde salió como Subteniente.
    Te agrego que su padre descendía de una aristocrática familia toscana y era abogado. Su madre también pertenecía a la aristocracia lombarda.
    Quien sí fue Cabo era Hitler aunque no por haber seguido la carrera militar sino que fue voluntario en la primera guerra mundial como soldado común y fue ascendido en el campo de batalla por actos de heroísmo.

  • 68. Ernesto  |  29 junio 2011 en 15:08

    Payador: já! ¿me salís con Página 12? ¿Y esas son tus fuentes? Payador… andáaaaaaaaaaaaaaaa

  • 69. David  |  29 junio 2011 en 19:09

    y Darth Vader sin ir mas lejos no siempre fue Lord y no siempre estuvo con el lado oscuro..

  • 70. Santiago  |  29 junio 2011 en 19:12

    Es bueno Hugo Mujica, habla muy bien.
    (Informo Hugo Mújica da misa, donde se puede escuchar su homilía, los domingos a las 9 de la noche en el patrocinio san José, ayacucho entre sta fe y mt de alvear.)

    Sobre el post es muy bueno, poco que decir. Lo único que creo es que el precio de la soja no va a bajar, más desde que flota un poco con el precio de los combustibles, a partir de los biodieseles, creo que ese va a ser el camino de los yanquis, y va a favorecer el precio internacional de los cereales y a argentina lógicamente. Algo que hay que reconocer al gobierno es que luchó para favorecer el procesamiento de la soja. Aceites, y sus subproductos para alimentar animales, pellets –cascarita y restos apelmazada-. esto en un momento se complico, pero se luchó y ahora hay montones de pequeñas aceiteras con maquinas de origen mandarín –el funesto vivo argentino diría: ahora hacemos aceite encima en las maquinas de ellos-. Pero esto es muy bueno, se agrega un montón de valor al producto.
    No quiero ser catastrófico pero el problema posible de esta ignota dependencia puede ser que, aunque el precio se vaya a sostener, eso no nos deja libres de posibles sequías u otras inclemencias naturales.

    Y Abraham, con respeto, exijo un post sobre el Pepe Mujica, y la lucha de consciencia por la justicia social que lleva a cabo en Uruguay, un grande el presidente, ojala nos contagiáramos aunque sea un poquito de ese riesgo depurado, sin violencia, de esa grandeza sin arriesgar la paz social. Porque lo que no comprendimos los argentinos no es solo que nos odiamos, sino, que lo más importante en toda este estado de tensión, en todo este constante desgaste que ocasionan las avivadas, los “vivos” en las instituciones políticas y sociales, lo que no nos damos cuenta es que la consecuencia de este odio que se acumula es el riesgo que corremos cuando lo que se pone en juego es el precio de la paz social. A ese precio no lo podemos poner fin nosotros, no estamos capacitados. Sino miremos un poco en algunos otros países, sobre todo los no democráticos, donde se han bastardeado las reglas de juego, y así se ve cual es el costo de la paz social o, peor, el costo de no poseerla. Sin justicia no hay paz, por la paz se lucha, no se la roba, no se compra, ni se puede reprimir para conseguirla, sin ser justos no se puede conseguir paz verdadera.
    Recordando las enseñanzas del Génesis digo: desatar el infierno en la tierra siempre esta en manos del hombre, lo inicio probando un fruto, volverlo a atar ya no, y esperemos que no lo desate de nuevo un grano de soja.

  • 71. JorgePayador  |  29 junio 2011 en 19:28

    Ernestín, no seas maniqueo. También están “La Nación” y “Clarín”.

  • 72. JorgePayador  |  29 junio 2011 en 19:39

    “La reivindicación popular de la redistribución está antes que el crecimiento y la producción. Las previsiones no importan. Si hoy se puede comer un asado todos los días a nadie le interesa si sus hijos o nietos tendrán carne en el futuro”. (Martín).
    Imaginate el ejercicio de preguntarle a alguien que está por debajo de la línea de pobreza o indigencia lo de la redistribución, el crecimiento y la producción, y por supuesto la respuesta.
    Coincido con Ernesto, es un pastiche y Napoleón era de familia “bian”. Increíble, hemos coincidido! Descorchá un cabernet sauvignon, Ernestín. 🙂

  • 73. Ernesto  |  29 junio 2011 en 19:50

    La Nación y Clarín publicaron las denuncias contra Corach y Menem en su intensa campaña contra ellos. De todo lo que dijeron nada quedó. Hasta ahora se sigue PUBLICANDO que en el caso Siemens había memos con los nombres de Carlos Menem y Carlos Corach a los que se les debían entregar tantos dólares a cada uno, algo que cualquiera sabe que es ridículo ya que esos nombres, suponiendo la realidad de esas coimas, jamás hubieran aparecido de forma alguna. Como el caso del “iraní que le pagó 10 millones a Menem para desviar la pista” y muchos otras cosas tan escandalosas como escandalosamente absurda y grotescas.
    Pero también La Nación y Clarín publicaron en 1999 el agradecimiento de gobernadores e intendentes radicales a Corach y Menem por la ecuanimidad del reparto de los dineros públicos.
    Lo tuyo Payador se asemeja mucha a las campañas denunciadoras de Carrió y Monner Sanz que ahora se las están dedicando a los Kirchner: hace unos días Carrió denunció que Cristina tiene guardados 10 mil millones de dólares robados por Néstor. ¿no te hace recordar eso las barbaridades contra el pobre Menem? Bueno Paya, yo no soy ludobo para que cuatro atorantes me lleven de la nariz, me sigo garcando de risa de los denunciadores profesion ales, de Clarín y de la Nación. Al parecer, vos sos un gil y te gusta que te usen. Bueno aguante ahora lo de tus kirchner.

  • 74. Ernesto  |  29 junio 2011 en 19:55

    Payador: y te agrego, el caso Siemens fue un claro afano de sus ejecutivos que lo taparon hablando de coimas en todo el mundo. Siemens lo sabe pero tomó en “serio” las denuncias para poder echarlos por lo menos por “coimeros”·.Lo otro no lo podía probar.

  • 75. Mar  |  29 junio 2011 en 21:14

    jajaaaaa! estuviste mb!

  • 76. Mar  |  29 junio 2011 en 21:16

    Ma.Cristina
    Si hubiera contestado acá, sería en respuesta a tu comentario.
    Entendés?
    Sds.

  • 77. Panchito  |  29 junio 2011 en 21:40

    Martín, como creo que sos nuevo en el blog te presento a tus interlocutores:
    Ernesto es menemista, peor insulto imposible, la mayoría de sus amplios conocimientos están extraídos de la wiki, sin la wiki dice un disparate tras otro; por ej. que Menem estuvo preso durante la dictadura, permítanme que me muera de risa, el atorrante innombrable estuvo la mayor parte de esos años recluido en el confortable departamento de un conocido bonaerense, que posteriormente llegó a la vicegobernación de la prov. de Bs A.sDespués sigo porque los cartelitos me impiden ver la pantalla ¿ A todos le pasará lo mismo?

  • 78. Panchito  |  29 junio 2011 en 21:51

    Continúo, tu otro interlocutor es Payador, creo que es de San Nicolás, supongo que no ha tenido amigos o familiares que trabajaron en Somisa. De todas maneras es de la ciudad donde la Rata y sus secuaces realizaron una de las estafas más bochornosas de la segunda década infame.
    Curiosamente o no tan curiosamente, ambos se proponen un brindis con Cabernet Sauvignon. Mire que lindo es mi país paisano…

  • 79. JorgePayador  |  29 junio 2011 en 21:51

    Ernesto, yo no soy Monner Sanz pero puedo asegurarte que han robado a lo pavote con los ATN. Hay uno de los personajes, en esos reportajes, a quien conocí, que era un pobre de solemnidad y hoy no le cortás el culo con un bisturí. Así que, brother, como dijera Sarlo: Conmigo no, Ernesto.
    Por otra parte, La Nación ha sido el diario desde tu cuna -supongo que hasta tu sepultura-, diario con cuyas editoriales te debés haber sentido identificado, y reconozco que es de lo mejor que ha tenido la derecha no solo aquí, en una época fue de lo mejor allén de los mares. Mi querido padre fue un lector diario de La Nación. Carajo, me invadió la nostalgia.
    Abrí el cabernet, mísero!

  • 80. Mar  |  29 junio 2011 en 21:57

    te contesté más arriba

  • 81. JorgePayador  |  29 junio 2011 en 21:58

    Siemens, Skanska, todas basuras que se llenan la boca y elaboran sus manuales de cultura empresarial -alguno de cuyos libelos me ha tocado estudiar- en los que la ética impide el soborno, cohecho, o como poronga le quieran llamar, dentro y fuera de los países de sus casas matrices. No han hecho más que comprar por doquier, resoluciones, leyes y licitaciones que los hayan favorecido y cuando los descubren -como en la política también- les hacen pagar el pato a sus ejecutivos, claro que ellos se retiran con un pato más sustancioso. Otra vez: conmigo no, Ernesto.

  • 82. martita  |  29 junio 2011 en 22:28

    Y sì , Tomàs Abraham : la conclusiòn es que nos espera un
    “Triste y solitario final ” (novela de Osvaldo Soriano).
    Y como dice don M . de Cervantes Saavedra en ” Don
    Quijote de la Mancha ” :
    Don Quijote le dice a Sancho : ” La libertad , Sancho ,
    es uno de los màs preciosos dones que a los hombres dieron
    los cielos ; con ella no pueden igualarse los tesoros que
    encierran la tierra ni el mar encubre; por la libertad asì como
    por la honra se puede y debe aventurar la vida , y por el
    contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los
    hombres ” . En nuestros dìas” cautiverio ”
    es el que sentimos , cuando la verdad no asoma ,
    cuando la Justicia no hace Justicia , cuando no tenemos
    presente digno ni avizoramos mejor futuro .Cuando no hay
    respeto por el pensamiento del otro , y solo vulgaridad
    y soberbia ……..estamos cautivos y podrìa ser El infierno
    del Dante !!!!!. Os dejo, y ya que todos hablan de vinos y
    comidas , en este Blog , me voy comer unos ricos Ñoquis y un Cabernet Sauvignon .

  • 83. Panchito  |  29 junio 2011 en 22:30

    Un representante de San Nicolás brindando con un apologista de la Rata: ¿Por quiénes brindarán? ¿Por los 11.000 obreros de Somisa? Mire que es lindo mi país, paisano…

  • 84. Ma.Cristina  |  29 junio 2011 en 22:42

    Cómo saben de vinos, cuando viene mi hijo a comer compro Carcassone, una botella panzona,después la guardo en la heladera y voy agregándolo de a poco a salsas y guisos, no sé si estaré a la altura, ja ja ja.

  • 85. fer  |  30 junio 2011 en 2:50

    Ernesto, me pregunto porque te esforzas tanto en exponer e iluminar lo que ya habras comprendido a esta altura que tiene poco sentido ya que las personas con las que conversas aqui no entendieron ni entenderan la verdad que vos le das todos los dias, entonces porque Ernesto seguis tan pendiente del blog?, si ya habras comprendido que las pocas luces de los demas no bastan para ver la luz que vos les das?? al principio me parecio que habia una necesidad muy grande tuya de expresarte, confrontar…..ahora ya denostas a los demas……si este blog estas mentes que aqui opinan no estan a tu altura, porque no te retiras a la busqueda de sitios mas elevados, donde vos no seas el irremediabe oraculo…..y puedas enriquecerte con el saber de los demas?? si es que ese lugar existe……..espero hallas comprendido esta vez mi pregunta, un saludo.

  • 86. Ernesto  |  30 junio 2011 en 6:38

    Paya: bueno, saltaste cuando te di a probar tu propia medicina; es que tus infamias e injurias antimenemistas AHORA LE TOCAN A KIRCHNER ¿entendiste mas o menos como es la cosa?
    Y que robaron algunos con los ATN no me cabe duda,los argentinos son ladrones. Y precisamente por eso es tan fácil la difamación, los argentinos proyectan sobre los gobiernos sus propias miserias.
    Sobre Corach deberías saber que es un abogado con 50 años en el foro de capital y se lo tiene en una altísima estima moral y ética.Te paso las palabras de Alfonsín: Corach es una persona honorable.
    En cuanto al brindis,en vista de tu reconocimiento a la verdad de las acusaciones, te invito con champagne: vos poné el cabernet savignon y yo pongo una caja de Crystal.

  • 87. JorgePayador  |  30 junio 2011 en 8:45

    Panchito, evidentemente tenés muy corta la capacidad de entendimiento de la ironía. Por lo de SOMISA, podés irte bien a la mierda, estólido!

  • 88. Arielo  |  30 junio 2011 en 11:42

    Felicitaciones por la elección Ma. Cristina, el Carcassone, por más que algunos digan que ha disminuido su calidad, permanece como el vino amigo por excelencia, aquel que como cualquier amigo, uno siempre puede recibir en casa. Si bien el vino, como las opiniones tienen distintos grados (desde los más encumbrados a los más bajos), me pregunto cómo es que el autor del blog no nos ha cerrado de un portazo en la cara por la conducta general de quienes participamos como invitados aquí. Habría que considerarse con suerte y revisar las formas de participación, de modo que sean más respetuosas. Cuando cobre voy a comprar una botella de Carcassone y levantaré una copa por quienes equivocados o acertados, podamos discutir con respeto y tolerancia y moderación sobre lo que se vierta en el artículo de Abraham. A tu muy buena salud y la del conjunto.

  • 89. martita  |  30 junio 2011 en 14:13

    Perdòn Ernesto , ud . habla loas de Menem y destruye al Kirchnerismo ( Reconozco que lo que expone de los K es
    verdad ),pero entonces por que el Dr Menem apoya con admiraciòn y amor ,y genuflexiòn , y fascinaciòn , y como
    un soldadito està en primera fila acompañando lo que ordene
    el GOBIERNO . Serà que son lo mismo ??????lo mismo
    que fue èl ,versiòn II CATÀSTROFE .

  • 90. JorgePayador  |  30 junio 2011 en 14:56

    Ernest, en realidad el que reconoció fuiste vos claro que el argumento de que algunos afanaron – y afanan hoy- de que los argentinos “somos” -vos también belinún- todos chorros me parece no solo exagerado sino ofensivo. Millones de personas, de argentinos, laburamos honestamente, nos ganamos el pan sin quitarle nada a nadie, y pagamos los impuestos; que hay chorros, qué duda cabe, acá y en la China, la diferencia es que en otros lugares a los chorros, cuando los agarran, no suele irles muy bien. Lo de la ética y la moral de Corach mueve a risa.

  • 91. Ernesto  |  30 junio 2011 en 17:05

    Martita: no discuto con adolescentes. Cuando crezcas tal vez empieces a comprender el mundo, por ahora disfrutalo tal como lo ves, es una etapa y tiene que suceder.

  • 92. Ernesto  |  30 junio 2011 en 17:27

    Payador: yo, como vos, no soy chorro aunque tal vez sea porque nunca lo necesitamos- pero creo que los argentinos somos como los italianos, por lo menos es nuestra cultura según dicen la mayoría de los europeos que nos visitan. Lo que no se es porque si bien los italianos son no demasiados confiables su país igual funciona y funciona muy bien, son la sexta o séptima potencia económica y tecnológica del mundo. En cambio nosotros, con la honrosa excepción de la década de los 90, no funcionamos ni para atrás ni para adelante.
    También mi padre leyó La Nación todos los días de su vida y, es cierto, el tema es nostálgico. Yo en cambio no soy afecto a La Nación ni el Clarín aunque, claro, los leo a los dos, pero ni los Mitre -parientes de mi jermu- ni el otro de Clarín me venden nada, no soy fácil para el lavado de cerebro.
    Anoche un amigo trajo unos Paisaje de Barrancas 2001 de Flichman ¡excelente! y, a pesar que soy prudente con el alcohol, me bajé una botella (con un cordero al asador infernal).
    Cambiando de tema hace mucho que no te mandás una buena payada.

  • 93. martita  |  30 junio 2011 en 18:13

    Sr.Ernesto : yo no discuto , como ud , yo opino acerca de las
    conductas de los sres Politicos mayores (quiero decir : viejos)
    y algunos con incipiente alzheimer. Como soy una
    adolescente , y quiero crecer , trato de aprender de los
    conceptos muy claros de Abraham , tambièn en este Blog
    aprendo de Jorge el Payador , y otros. Gracias a un
    pensador como Abraham ,cuando yo llegue a la mayorìa de edad serè un talento en percibir a las malas personas , y : YO SERÈ
    UNA CIUDADANA HONRADA Y EDUCADA .Un recuerdo de una adolescente a un Sr Adulto .

  • 94. Ma.Cristina  |  30 junio 2011 en 18:14

    Gracias Arielo, voy a levantar mi copa por tus mismos deseos para todos.

  • 95. Martin  |  30 junio 2011 en 18:38

    Perdón Tomás: Me excuso. Un error de cruce en la word. Debia decir “subteniente”. Napoleón ni Hitler me interesan. Ya estan muertos.. Insisto: lo que no ha muerto es la política. Ha mutado. Ya no interesa tener ideas ni siquiera ideologías alguna. Solo interesa el poder, la riqueza o ambas cosas. Esta reducción casi absurda es la politica actual. Hoy el teatro político se reduce a como, cuando o por cuanto se ingresa a la élite compitiendo en el tipos, formas o cantidades del reparto (sic Acemoglu). Desde la “Reina” hasta los partidarios de la “dictadura del proletariado. Insisto: un “dirigente social” no pide mayor producción, sino mas limosnas. Sus voces las escucho, no las interpreto.Los indigentes no tiene tiempo. Si sucede lo contrario que Ernesto me avise.
    Algunas calificaciones las intepreto como un exceso en el Malbec. Moderado con el tintillo y ver (tranquilamente) como todo fluye (decia un chino).
    Sldos.

  • 96. Ma.Cristina  |  30 junio 2011 en 18:52

    Me permito copiar el link de una nota de Santiago Kovadloff, desde ya para quienes deseen leerlo, los que no concuerdan con su pensamiento sabrán pasarlo por alto.
    http://www.lanacion.com.ar/1385523-la-constitucion-o-el-delito

  • 97. David  |  30 junio 2011 en 20:22

    Reductio ad tintum!

  • 98. Panchito  |  30 junio 2011 en 20:37

    Payador, una cosa es ser irónico y otra muy distinta es ser un flor de pelotudo. Levalo a a tu amigo Ernestin, a algún barrio obrero de San Nicolás, para que ofrezca una charla sobre las políticas económicas que impulso el menemismo en el campo de la siderurgia.

  • 99. Panchito  |  30 junio 2011 en 20:55

    Para que nadie se escandalice, me refiero al concepto fontanarrosiano del término, con especial acentuación en la letra T.

  • 100. Ernesto  |  30 junio 2011 en 21:41

    David:¿cómo andás con tu extraña y antinatura entente con los fedayines?

  • 101. fer  |  1 julio 2011 en 3:11

    Ernesto nunca te dediques al poker……….tus bluff son muy predecibles……….relajate hombre, no te lo tomes a pecho, que en definitiva a nadie le importa que quieras proponerte como un iluminado que no se come ninguna……..de hecho el que se comio el papel en este blog sos vos……baja man, de verdad a casi nadie le interesa el “Ernesto dice:”…….te lo voy a seguir recordando, en la medida que no te pongas en el lugar real en que estas y no en el que te fabulas….

  • 102. Ernesto  |  1 julio 2011 en 8:37

    Payador:
    De los viejos kirchneristas
    van quedando poquitos
    que como el Chavez de Venezuela
    y como entona mi vigüela
    que a todos estos loquitos
    Dios los va borrando de la lista.

  • 103. David  |  1 julio 2011 en 9:32

    No tan bien como su amigo, pero bueno http://www.lanacion.com.ar/1385881-mas-elogios-de-menem-es-un-buen-gobierno

  • 104. JorgePayador  |  1 julio 2011 en 11:26

    A Fontanarrosa también lo escuché hablar de la solemnidad como una de las formas más ridículas de la pelotudez; y es verdad no hay peor pelotudo que un pelotudo solemne.

    David, arriesgo una respuesta: Ya está viejo y Gagá…….pero no ha habido mejor gobierno en la argentina…..

    Respuesta pal Ernesto:

    Pal Ernesto el liberal
    van naciendo estas coplas
    es el viento el que las sopla
    y las lleva a su corral.

    No hay ni viejos ni nuevos
    los hay acomodaticios
    quienes cual si juera un vicio
    van repartiendo los huevos.

    Tu líder es de esa casta
    hoy a la K va tornando
    un discurso va trinando
    que al pasado dice basta.

    Y de Dios naide se escapa
    a la hora e la llamada
    con la última campanada
    a todos le cae la tapa.

    De este campo me voy yendo
    más siguro he de volver
    argumento he de tener
    pa seguirle discutiendo.

  • 105. Mar  |  1 julio 2011 en 11:37

    Exacto!
    lo cual demuestra que Menem siempre fue un sinvergüenza, y un hombre sin escrúpulos a la hora de ejercer su responsabilidad como funcionario.
    Creo que la mayoría de los comentaristas separa bien la paja del trigo, y puede diferenciar las consecuencias dañinas que para el país tuvo el gobierno de Menem, de las que trae aparejadas el kirchnerismo.
    Sin embargo, y porque es hora de retomar el tema que plantea el artículo de TA, la política “no estuvo ausente” durante el gobierno de Menem y ahora “volvió” con los K… no se observa para nada eso.
    Sigue existiendo una concepción del modo de construir poder asociado a la impunidad de quienes gobiernen, un modo de entender el poder ejecutivo como poder absoluto, cuasidictatorial, propio de países con sistemas pseudodemocráticos en los cuales no existe la representatividad, ni una justicia independiente.

  • 106. Ernesto  |  1 julio 2011 en 13:14

    No lo entendí David. ¿a quien te referís?

  • 107. Ernesto  |  1 julio 2011 en 13:15

    Buenísimo Paya,me encantó (aunque difiero del contenido)

  • 108. Ernesto  |  1 julio 2011 en 13:27

    David, ahora sí, no había visto lo de La Nación. Sí, mucho no entiendo pero lo RECOMPRENDO:
    1º)A ninguno de los partidos de todas las clases, incluyendo los de su propio partido y/o dirigentes que los conducen Menem, les debe nada, mas aún, todos le han dado con una maza y donde mas doloroso le sea, incluyendo su honor y su familia. Pero, mucho peor y tal vez eso sea lo que mas encarniza a todos es que Menem jamás les pagó con la misma moneda: sólo se refirió a ellos como equivocados ideológica y políticamente: NUNCA LOS INSULTÓ, NI LOS DIFAMÓ, NI LES FALTO EL RESPETO NI LES METIÓ DENUNCIAS FALSAS PERO MEDIÁTICAS, ni aún contra Néstor quien tuvo gestos exageradamente groseros y mal intencionados hacia él siendo Néstor Presidente.
    2º)Menem ya tiene mas de 80 años, fue tres veces gobernador de su provincia, dos veces presidente, estuvo preso en las mazmorras de todos los tiranos por defender la República… ¿quien soy yo para cuestionarlo?

  • 109. rib  |  1 julio 2011 en 18:29

    Los movimientos sociales del GBA votarían por Binner en Agosto.

    Fútbol a tres bandas.

  • 110. ale cosin  |  3 julio 2011 en 1:45

    Lindo debate se armó. Yo lo único que quiero dejar acá plasmado, es que la clase media me tiene demasiado harta como para opinar con algo de hidalguía. Harta de sus desaparecidos, sus derechos humanos de recorte oportuno y de sus recuerdos cacerolientos del 2001, de sus luchas de defensa de consumidor y sus opiniones desde el soho vernáculo. Harta de que es mejor el político que roba pero hace. Harta de la clase media siempre acomodada, que se queja de haber perdido terreno en el 2001… terreno ganado en los ’90? ¡Vamos, señores!, lo que les falta es vergüenza, sentido de la ubicación y honestidad para reconocerse.

  • 111. David  |  5 julio 2011 en 8:59

    ” Harta de sus desaparecidos”… no es exactamente una frase feliz.


Categorías

Calendario

junio 2011
L M X J V S D
« May   Jul »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

A %d blogueros les gusta esto: