El amigo americano ( Perfil 27/11/2010)

27 noviembre 2010 at 9:39 29 comentarios

Richard Rorty no es sólo un filósofo norteamericano conocido por ser pragmatista. Es un estuario. Confluyen en él las principales corrientes de la filosofía contemporánea. Es además uno de los escritores más refinados de la filosofía. Desde Bertrand Russell no se aprecia un estilo filosófico en el que la elegancia, el humor, la ironía y la economía de los argumentos, ofrecen el placer de la lectura. Una de las particularidades de su pensamiento es que ha pasado por un  proceso de conversión. Formado en la filosofía analítica, abandona esta tradición luego de escribir sus primeros textos en el marco del “giro lingüístico”, y muda su pensamiento hacia el llamado continente. Inicia así un diálogo europeo con la hermenéutica alemana a través de la obras de Heidegger, Gadamer y Habermas. Se interesa por la producción de la filosofía francesa y se declara admirador de Jacques Derrida. Por otra parte bucea en las raíces del pensamiento de su país, y rescata a un olvidado John Dewey a quien considera uno de los principales filósofos del siglo XX.

No rechaza a la obra de Heidegger por sus posiciones políticas. Ni El ser y la nada de Sartre – a  quien lee y valora –  está contaminado por el stalinismo, ni Ser y tiempo por el nazismo.

Se considera a sí mismo un intelectual, es decir un escritor de filosofía que conversa con sus lectores y con un público. Cita al obispo de Berkeley, que decía que el filósofo debía hablar con el vulgo y pensar con el docto. Vulgo no quiere decir vulgar sino ámbito de la opinión y de la observación cotidiana.

Decide abandonar los departamentos de filosofía de universidades. Dice que lo que se elabora allí es relleno rancio con el que se embalsaman cadáveres. Las interminables disquisiciones sobre la verdad, el referente, la objetividad, la creencia y la justificación, no son más que pasta de congresos y pretextos para tediosas tesinas. Además de un buen método de reproducción burocrática y fortalecimiento de alianzas corporativas. Cambia de domicilio y se instala como pupilo en los departamentos de literatura

El clan analítico no conoce las leyes de la exogamia. Le teme a todo lo que viene de afuera. Con los recursos de la semántica y la epistemología discurren como en el medioevo acerca de las bondades y los peligros del realismo, el idealismo y el nominalismo. El resultado es un montón de palabras abrazadas entre sí. No hay aire, ni siquiera ventanas.

Rorty ha sido acusado de ignorar que existe un mundo exterior a nuestro vocabulario. Se cansó de decir que jamás se le ocurrió pensar que no existen los dinosaurios si no los nombramos. Que sólo un psicótico puede pensar así. Pero no sabe qué podría decirse sobre los dinosaurios sin la paleontología. No mucho, solo que existieron. Sostiene que las palabras y las cosas no se superponen una a una. “Reality has no joints”, quiere decir que lenguaje y mundo no se ajustan como una tapa con su olla. Hay autonomía relativa de instancias y estructuras de recepción sistémicas que anulan la correspondencia inmediata ya fuere atómista u holística.

Rorty es hijo del siglo de la novela. Señala que los últimos maestros de la juventud fueron los grandes escritores de ficción. Aprecia en especial la novela de protesta moral. Pero no necesariamente puritana. Le interesa el modo en que Harriet Beecher Stove y Charles Dickens presentan los mundos del tío Tom y de Oliver Twist, como Vladimir Nabokov a su Lolita. Estas novelas muestran que la humillación y la crueldad son los polos de nuestra indignación moral. Es lo inaceptable que nos hace reaccionar casi instintivamente. La acción solidaria es la respuesta a la moralidad abominable. Pero la preocupación por los otros no es racional. Deriva de un sentimiento de participación en el dolor del prójimo. Rorty no le teme a la palabra compasión. Es amigo de Vattimo y sabe que el amor cristiano no es exclusividad del Vaticano ni del Opus Dei. Propone una política de los sentimientos. Además de la literatura, se elabora una educación sentimental a través de las nuevas tecnologías de imagen, sonido y grafos. Los documentales, los informes trasmitidos por los medios masivos de comunicación, los trabajos de etnología, la presentación de lo que sucede en sociedades extrañas a la nuestra, nos muestran otras condiciones de vida, y un mismo sufrimiento. Rorty afirma que lo que mejor entienden los seres humanos de culturas diferentes es lo que les provoca dolor. La muerte de un ser querido, la opresión, las vejaciones, la crueldad, son canales de un idioma común.

La guerra de los Balcanes hizo que se preguntara sobre los procesos de des-humanización que permiten la irrupción de actos sádicos poco antes inimaginables entre miembros de una misma comunidad.

Rorty es socialista. Fue educado en una familia y un ambiente en que el socialismo se manifestaba en la lucha sindical y las batallas políticas de los partidos de izquierda. Su antistalinismo lo alejó desde joven del comunismo. Piensa que el socialismo se decide  en el problema de la distribución de la riqueza. La desigualdad es el nudo de los conflictos contemporáneos. No por eso apela a la violencia revolucionaria en cualquiera de sus formas. Cree en el progreso social impulsado por las reformas legislativas y las políticas educativas. Es el modo en que los cambios se solidifican y son duraderos.

Afirma que en los EE.UU el tema de la pobreza fue desplazado largo tiempo por las reinvindicaciones de las minorías. Martín Luther King, agrega, no quería que los negros recuperaran su cultura, sino que vivieran tan bien como los blancos. Dice ser parte de la izquierda sencilla. No considera que lo más importante para cada grupo o minoría sea  tener su cultura y sufrir por lo que sufrieron sus tatarabuelos.

Se define como ironista, es decir alguien que admite la intervención del azar y la posibilidad de la invención de nuevas formas. Ni el sentido de la historia que ha de ser lo que debe ser, ni el mundo externo que es lo que es, ni un  Dios que también es lo que es, impiden que nuestro mundo sea contingente. Transitorio en su devenir, y nosotros, sus habitantes, tangenciales respecto de nuestro decir.

No cree que necesitemos de un horizonte ideal para que la vida tenga sentido ni siquiera para tener una escala de valores. La universalidad ética proclamada por Jürgen Habermas no es más que la búsqueda de un auditorio ideal. Precisa que más que ideales que nombrar, es bueno saber qué clase de espanto repeler y de qué situaciones alejarse.

Cuando le señalan que ante los dilemas morales debemos aplicar nuestra idea del bien y del mal, dice que en general elegimos aquello que nos hace soportable mirarnos el día de mañana en el espejo. El sentimiento de sí o vergüenza en Rorty, el cuidado del otro de acuerdo a los relatos de T.Todorov de lo ocurrido en los campos de exterminio, y aquello que piensa Paul Veyne sobre la conducta de rebaño sin la cual no se entiende el sacrificio de los soldados en las guerras incomprensibles como la del 14, muestran  cómo las racionalidades argumentativas son débiles en los momentos en que vida está en juego.   

Cuando en un encuentro en Shangai, colegas chinos elevan su filosofía a las alturas de la sabiduría de Confucio, agradece el cumplido, pero estima que ser confuciano es ser como un paulino. San Pablo consideró que la castidad era una virtud fundamental, Confucio pensó que la obediencia a los padres era la muestra de una existencia virtuosa.

Les dice que no quiere ser más que un pragmático, alguien que cree que no es poco deseo querer que la gente viva mejor.

Anuncios

Entry filed under: General.

Mamma mia (perfil 20/11/2010) ACERCA DEL CRATILO DE PLATÓN

29 comentarios

  • 1. cuntamuse  |  27 noviembre 2010 en 10:19

    Harriet Beecher Stove y Charles Dickens, dos grandes. Pobres universidades abandonadas por filósofos ¿por qué las abandona?¿los estudiantes de allí no merecen su atención?. Lo del amor cristiano no exclusivo del Papa o del Opus Dei….chocolate por la noticia.. El vulgo es valioso en su opinión, si nace desde adentro y no está en un momento de pensamiento masificado (por noticieros, medios), y cuando se rescata de éste su experiencia cotidiana, en toda su vida. Confucio ¡peor que Pablo¡, un dogmático de etiqueta (china).

  • 2. Marcelo Grynberg  |  27 noviembre 2010 en 11:04

    Que es la hermeneutica alemana ?
    Perdon por la ignorancia, pero no estoy muy en el
    tema.
    Saludos

  • 3. juan  |  27 noviembre 2010 en 11:23

    Tiene razón en que, cuando la gente se puede compadecer por el dolor del otro, siente empatía con él, aunque sea un extraño y o un enemigo, está humanizando. si este sentimiento de compasión se extiende también hacia la naturaleza (animales, plantas) estamos en buen camino.

  • 4. rib  |  27 noviembre 2010 en 13:51

    Como moralista, Rorty se planteó la cuestión del triage económico pero evitó deliberadamente el problema del “estado de malestar”. Esa identificación negativa, sintomática, privada. Ese ominoso monstruo sublime.

    Pero ahora resulta que en este mundo no solo hay BRICs sino que hay PIGS. Sucios, feos y malos.

    Los aztecas eran más sinceros.

  • 5. Juan  |  27 noviembre 2010 en 17:24

    Desde hace más de 2000 años, Terencio martilla a nuestras conciencias con “nada de lo humano nos es indiferente”.

  • 6. Guillermo  |  27 noviembre 2010 en 17:39

    Compré el libro a los dos dias de haber sido presentado y me lo tragué en dos dias tambien porque me pareció mas que interesante.

    Creo que hay pasajes del libro que reflejan la batalla entre dos tipos de pensamiento, batalla bastante dramática que se esta desarrollando en nuestra sociedad por estos dias. Estamos partidos en dos tambien en el campo intelectual, dos bandos. por un lado hay un grupo de pensadores mas pragmáticos, por otro un grupo de fanaticos ideologos pseudoizquierdistas. No importa que la discusion en si, sea idiota y pasada de moda, el tema es que el gobierno la tira al ruedo y alli esta.
    En la página 106: “pedido de captura” y en el epilogo, esta reflejado de gran manera el drama que siempre Tomás destaca : ” la voluntad de demolición”, seguido del “vacio de ideas” estos pensadores de pseudoizquierda, desde lo alto de sus ideologias realizan sus hipercriticas demoledoras, pero luego: ¿cual es su propia propuesta? ¿hay algo que aporten en forma de prácticas efectivas?…
    Por ejemplo el tema de la concepción del progreso es crucial: se desprecia el gradualismo, el reformismo o el mejorismo dando argumentos (siempre discutibles), pero al llegar a la propuesta propia se hace el vacio…¿sI NO INTERESA LA IDEA DE PROGRESO…ENTONCES QUE? si no es ésta la dinámica del progreso…ENTONCES CUAL? la utopia, la gran revolucion que nunca llega?
    no al progreso, no al orden, no al funcionalismo, no a la ley, no a las instituciones, no a los valores, no a la estructura familiar, todo lo que se quiera…pero por que se va a reemplazar todo esto? el problema es que esto último cobra su precio, ya que las medidas coyunturales tan necesarias y que reclama la gente son despreciadas porque no modifican “estructuras”, son tildadas de “maquillaje”,además no importa que la sociedad las pida o reclame, y no importa justamente por lo que denuncia Rorty: la gente nunca “sabe” lo que le pasa ni lo que necesita porque no tiene la capacidad de descifrar la realidad subyacente, siempre se les antepone un “gran saber”, una gran ideologia que la gente no tiene capacidad de comprender, esto aunque luego estos poseedores del saber tengan que terminar deformando, falseando la realidad para hacerla encajar en esa ideologia preexistente,
    Pero veo algo paradojal: hay otro saber:el saber especializado que se aplica en cuestiones puntuales, el hombre tiene que levantarse y vivir todos los dias enfrentando una realidad formada por una sucesion ininterrumpida de problemas y obstáculos, los cuales no se solucionan anteponiendo sistematicamente megaideologias sino con el debate y el aporte constante de los mas capacitados para CADA CUESTION, y paradojicamente ante el saber que importa, el de las cuestiónes puntuales, siempre se vienen anteponiendo cuatro o cinco iluminados ideologos que opinan y estan al frente de ámbitos que desconocen absolutamente, y esto nos esta generando catástrofes, esto nos esta dejando en el estancamiento: saben del campo, de futbol, de economia, de medicina (muerte del presidente) saben mas que quienes estudiaron y se perfeccionaron toda una vida en algo, por eso solo en la resolucion de cuestiones puntuales se aplica el saber de los expertos, pero justo aqui se entromete la ideologia que todo lo puede y abarca…la excesiva ideologización o intelectualizacion-politización invade el campo de las cuestiones puntuales llegando a veces al ridículo, esta postura actualmente la aplica el gobierno, la introducen incluso en los planes educativos, pero se puede observar claramente que esto no esta funcionando, estamos empeorando porque es cierto lo que dice Tomás: Todo es nada, y entonces lo que se observa es una decadencia profunda y sostenida. Ese “todo ideológico”” todo lo mediocriza, decolora y disuelve.

    La critica sin propuesta es humo sin fuego, la teoria sin práctica es una religion, es decir hay una práctica pero es la de la destruccion, luego al no proponer alternativas el resultado es el inmovilismo, la ociosidad.
    la pérdida de fe en el propio esfuerzo.

    Rorty invierte esto al considerar en primer lugar al hombre como medida de todas las cosas, y propone el sentido inverso: de abajo hacia arriba. No se vive según una receta preestablecida, es en la interacción con el problema de turno en donde se decide cuales son los enfoques pertinentes.

  • 7. EF  |  28 noviembre 2010 en 6:37

    Reconozco que el libro de Tomas no lo venden por mi barrio, asi que el acceso a su lectura me es imposible. No he leido a Rorti, pero viendo lo que el escribe creo que deberia.
    Interactuando con una amiga mia me preguntaba si esos polos que Rorti elije entre sus lecturas de novelas, humillacion- crueldad, no son tal vez la muestra de lo mas humano que existe. Porque aun siendo cierto que en el hombre existe la capacidad de percibir y transformar sobre si mismo la representacion del dolor ajeno, hoy la compasion en si misma (y hablando estrictamente en el ambito social) es poca y bastante imperceptible. En ese sentido me es dificil sostener que la preocupacion por los otros no es racional. Tal vez lo sea en su origen. Pero llegado el momento en que ella debe ser expresada parece desbordar de racionalidad (casi tanto como el egoismo). A lo que voy, es que con la Guerra de los Balcanes, tanto como con el nazismo y el paranazismo, o con algo tan actual y distante como Rwanda, mas que un proceso de deshumanizacion parece que hubo muestra plena de lo que es el ser humano. Eso si, en su aspecto mas primitivo.
    Comparto la idea de una politica de los sentimientos. Y por ello creo que es importante entender como estos juegan. Principalmente, tratar de entender por que en un mundo occidental ampliamente democratico lo que cada vez importa menos es el otro.
    Abrazo,

  • 8. SEBASTIAN  |  28 noviembre 2010 en 11:50

    ¿DEBERIA LEER RORTY? HOY POR HOY ME ENTUSIASMA LA OBRA DE FOUCAULT; NO OBSTANTE A ESE LEMA DE “NO ES POCO DESEO QUERER QUE LA GENTE VIVA UN POCO MEJOR” ¿CUAL? ¿LA QUE ESTA APOSTADA A LA VERA DEL RIACHUELO ESPERANDO EL MILAGRO DE ACUMAR? ¿O LAS 2/3 PARTES DE LA POBLACION MUNDIAL CON PROBLEMAS PARA ACCEDER AL AGUA POTABLE O LOS ALIMENTOS? ENTONCES ES CUANDO ME ACUERDO DE UN DOCUMENTAL DE SARTRE QUE BUSQUE EN YOUTUBE Y MIRE EN EL CUAL EL DECIA QUE EL INTELECTUAL ESENCIALEMENTE SE DEFINE POR SU INEFICACIA.
    Y ESTA INEFICACIA TIENE LA VIRTUD DE QUE UNOS POCOS PODAMOS LEER AUTORES GENIALES. ASI COMO TAMBIEN LA TRAGEDIA DE QUE SOLO SEA UN LIBRO SIN PLAN DE ACCION POLITICA.
    POR LO QUE SOLO LLEGO A PENSAR QUE LA UNICA SOLUCION ES ACTUAR EN PUNTOS ESPECIFICOS DE PENSAMIENTO Y ACCIONAR ALLI DONDE CONCRETAMENTE UNA REFORMA ES NO SOLO FACTIBLE SINO VIABLE Y ESPECIFICA: ¿SERA COMO EMULAR UN PENSAMIENTO LOCAL EN UNA ACCION LOCAL, PRACTICA, EFECTIVA, CONCRETA?
    SALUDOS TOMAS.

  • 9. Dester  |  28 noviembre 2010 en 12:00

    No se necesitan intelectuales.
    Se necesitan personas excepcionales.

  • 10. Dester  |  28 noviembre 2010 en 13:13

    La compasión está bien. Los católicos la señalaron y la separaron, la metieron en una bolsa y la guardaron. Allí la tienen, todavía, como si fuese algo que les perteneciera en exclusividad.

    La democracia es el sistema político del capitalismo. No veo qué beneficio pueda sacarse de ella.

  • 11. Ma.Cristina  |  28 noviembre 2010 en 14:47

    Siguiendo el hilo de Sebastián, sería deseable entonces que esos pocos que lean esos libros pertenezcan a la clase de personas que tienen poder de decisión. Las ideas que esa lectura pueda aportarles pueden servir para llevarlas a la práctica por quienes están en condiciones de hacerlo.

  • 12. Tomás Abraham  |  28 noviembre 2010 en 20:04

    gracias guillermo por tu lectura voraz y tus comentarios.

  • 13. Lector  |  28 noviembre 2010 en 22:30

    “Los libros que se leen rápidamente, se olvidan rápidamente”.
    Liu Xuan

  • 14. Televidente  |  29 noviembre 2010 en 1:31

    Y las citas pavotas ni te cuento Reader.

  • 15. EF  |  29 noviembre 2010 en 15:39

    Da la impresión que Rorty planteaba que si dejásemos toda representación seriamos mucho mas libres, que liberaríamos nuestra esperanza social (Wikipedia, ja). En el area en la que yo trabajo se plantea que esas representaciones a nivel social ingresan a travez de la percepción realizada por un grupo particular de neuronas que se llaman neuronas en espejo (sistema de neuronas en espejo). Son la fuente que hoy explica como sucede entre los humanos la empatía, que por lo que Tomas dijo, Rorty lo sabia. Yo soy de los que piensan que a su vez estas neuronas intervienen en la aparición de determinadas fenómenos humanos como son la atracción hacia determinada gente. Gente con capacidades superiores para lograr ello, los carismaticos. Pienso que ese sistema de neuronas ene espejo es noble, que fue diseniado por alguien que no planteaba el planeta tierra o al menos que ignoraba lo que el hombre era capaz de hacer. Es que ese alguien además puso niveles superiores de procesamiento intelectual que van mas alla de este sistema de neuronas en espejo, y se equivoco, que le vamos a hacer. En el ya no solo nosotros tenemos la posibilidad de engancharnos con algún que otro líder (cosa que parece que todos buscamos y que encima algunos subastan bastante barato), sino que ademas ese líder que no esta dispuesto a desprenderse de esas representaciones las aprovecha. Diganme sino un líder carismático de la historia que haya sido bueno y no lo hayan asesinado en su esplendor (Cristo, Ghandi, Luther King, hasta John Lenon). Peor aun, díganme un líder carismático con esas características que hoy exista?

    En ese sentido me sentí atraído por la nota de Tomas a la lectura de Rorty. Me gustaría saber si en su social hope hay algo que yo no comprendo del hombre y tal vez pueda sacudir este escepticismo que me acompania hacia la raza humana, y que me empuja solo a creer que en las pequenias cosas como la familia elegida, los pocos amigos reales o una nevada en la montania hay algo parecido a lo que la gente llama felicidad.
    Porque seamos sinceros, Cristo un capo total, pero quien se banca otros dos mil anios como estos??
    Abrazo

  • 16. cuntamuse  |  29 noviembre 2010 en 19:08

    Ma finishela ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡……………..¡compasión¡

  • 17. JuanManuel  |  29 noviembre 2010 en 20:09

    Que bien vendria a nuestra sociedad una dosis de este pensamiento ! !

  • 18. Guillermo  |  29 noviembre 2010 en 21:52

    Saludos Tomás

  • 19. FCEyN  |  30 noviembre 2010 en 13:01

    “querer que la gente viva mejor”

    Quién es “la gente” ? Qué es “vivir mejor” ?

    Cómo supone este buen pragmático generar las condiciones de posibilidad para que tal cosa sea posible ? Haciendo lobby en el congreso/parlamento de una “democracia” del primer mundo ?

    Sólo la revolución (de las conciencias) puede llevarnos a buen puerto…

  • 20. Jorge  |  30 noviembre 2010 en 16:25

    Quise comprar el libro pero nadie lo conoce. ¿Donde se puede comprar?

  • 21. Tomás Abraham  |  30 noviembre 2010 en 16:42

    jorge
    lo están distrbuyendo. calle corrientes. editorial quadrata, llamalos. tiene librería en corrientes al 1671, creo, al lado del gato negro.

  • 22. fernando ortega  |  30 noviembre 2010 en 19:19

    Cualquier forma de gobierno es el sistema político del capitalismo porque no hay otra cosa. La democracia, aunque ahora a nadie parezca decirle nada, en otra época era un valor en sí misma. A los europeos les costó dos guerras entender que adoptar ese sistema de gobierno les permitía igual crecer económicamente pero en un contexto de equidad social. Capitalismo sólo no te dá como resultado una democracia, si no, cuando a los chinos los desbordó su enorme superávit comercial, producto del boom de sus exportaciones, hubieran invertido en caminos, hospitales ,escuelas ,medicina,mejores sueldos, pero en vez de eso, invirtieron en letras del tesoro americano y les financiaron la deuda. Justamente porque China es capitalista pero no es una democracia.
    ¿Te imaginás qué pasaría en un país como el nuestro al enterarse de la noticia?: piqueteros ,gente del campo ,estatales, haciendo quilombo en las calles.

  • 23. Lector  |  30 noviembre 2010 en 21:05

    Disculpen : ¿estamos hablando de buena literatura o de fast food?

  • 24. Ma.Cristina  |  1 diciembre 2010 en 7:14

    1)En estos días se está confirmando que no hacía falta Kirchner para que siga el “hago lo que me da la gana, la justicia, el parlamento no existen para mí.” 2)La oposición se quejaba de haber dejado a Fellner en diputados, de su mano derecha Patricia Fedel, pero resulta que sólo una escasa minoría optaron por el rechazo de su renovación en la cámara, todos apoyaron su reelección. Lo de EE.UU es una mancha más para el tigre, o sea…

  • 25. cuntamuse  |  1 diciembre 2010 en 11:42

    Lo que dijo ayer (martes) en PALABRAS MÁS, PALABRAS MENOS, estuvo bien. Es lo que más o menos, ud dice siempre.
    Lo triste es que realmente los teóricos, los intelectuales en vez de desentrañar mitos, los inventen, y con los nuevos recursos de video, internet, y hasta pinceladas de cine sentimentaloide.
    Lo de RORTY, uf, un montón de lecturas metafísicas y meditaciones previas a este autor, quizás jamás llegue, aunque vivo de acuerdo a mis sentimientos de compasión y empatía con el entorno (no retorno), y con la práctica mental de lo que debe ser la justicia.

  • 26. Murdock0  |  1 diciembre 2010 en 14:03

    Me parece que todo el tema de la educación sentimental en Rorty no es útil. Es todo lo contrario a lo que decía Niezstche porque es una moral que debilita. En el mismo libro se dice. Entonces no entiendo mucho el porque del interés por este filósofo. Parece un hombre que se ha quedado fuera del mundo. La educación sentimental por medio de la televisión y la literatura me parecen algo absurdo.

  • 27. Ma.Cristina  |  2 diciembre 2010 en 8:22

    Sería absurdo si estuviéramos en una sociedad estable y considerada, viendo cómo está funcionando el mundo, es muy necesario trasmitir valores y sentimientos de solidaridad hacia los demás. Es algo que realmente se ha perdido.

  • 28. Mar  |  2 diciembre 2010 en 22:19

    Sería muy bueno que se difundiera más la lectura de Rorty, y muy especialmente entre los que están vinculados al ámbito educativo. Pienso que sería una medicina aconsejable, tanto para la mediocridad actual en general del sistema educativo de nuestro país, como para el futuro que nos espera dada la orientación que han dado a los niveles primario y secundario. Hace años -y con justa razón- estuvo de moda ‘Menos Prozac y más Platón’. En nuestro país necesitamos algún best-seller que se titule ‘Menos abogados y más ingenieros’. Seguimos con un 7% en Ingenierías, frente a un 36% en Cs. Jurídicas y Sociales.
    Adivinen quiénes colaborarían más con la necesidad de desarrollo del país.
    Rorty rescata un pragmatismo interesante, que permite integrar distintas conceptualizaciones. Algo bien diferente a los enormes, generalizadores y vacíos enfoques pseudoideológicos de la educación.
    (aclaro que no desprecio a los filósofos, sociólogos, abogados , psicólogos, licenciados en ciencias de la educación, etc… por las dudas se sientan afectados)

  • 29. Murdock0  |  4 diciembre 2010 en 11:52

    Sì alguna vez existió y y se perdió Rorty no lo va a encontrar .


Archivos

Categorías

Comentarios recientes

Marcelo Grynberg en Bitácora 95
r .nadaud en Bitácora 95
marlaw en Bitácora 99
Marcelo Grynberg en Bitácora 95
r .nadaud en Bitácora 95

Calendario

noviembre 2010
L M X J V S D
« Oct   Dic »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

A %d blogueros les gusta esto: