Esa palabra (Perfil 6/11/2010)

6 noviembre 2010 at 8:54 83 comentarios

Se usa demasiado la palabra “odio” en la Argentina. Muchos se quejan del odio de los otros. Afirman sin descanso que en la oposición hay seres deleznables, hipócritas, degradados, amorales, y de derecha, que odian al gobierno. El odio antiK no ha sido menor en la magnitud de su rencor. Existe una fuerte pasión por denunciar el odio de los otros. El escritor César Aira inventó en uno de sus relatos el concepto de “narapoia”. Define con este nuevo vocablo clínico a la compulsión por perseguir al otro. Abundan los narapoicos en nuestro país. Conocemos esa psicopatía que prende en esos seres que corren coléricos detrás del prójimo gritándole al oído que el odio debe acabar. Hay quienes demuelen todo en nombre del amor, de la justicia, de la verdad y de Dios. El daño más grave que le hace al país el kirchnerismo con y sin jefe es su fanatismo y sectarismo. La retórica revolucionaria ya no se usa para crear un hombre nuevo generoso y solidario sino para señalar opositores al “modelo”. Esa es la función del cuidado decorado en el velorio con la foto del Ché sobre el féretro. No se estimula a la juventud a tomar las armas pero se emplea la misma mística que justificó la violencia “maravillosa” de los baños de sangre históricos. En el 2004 en el acto de la Esma  se humilló la figura de Raúl Alfonsín sin tener en cuenta que juzgó a los criminales de Estado con un fusil en la cabeza y no frente a un cuadro en un colegio militar. Se endiosó a la juventud del sesenta en lugar de guardar silencio en su homenaje y reflexionar sobre la dimensión ética y política del Nunca Más. Años después se redobló la afrenta cuando el ministro Aníbal Fernández insultó con bajeza al fiscal J.C Strassera. El Campo era la fuente de desarrollo tecnológico de nuestro país y la vanguardia en su integración en el mercado mundial que le daba los dólares al Banco Central y llenaba la caja de los Kirchner.  Cuando con la 125 la población salió a la calle, todos, tanto los que eran parte de la protesta, como los críticos al accionar irresponsable del gobierno y los que pedían bajar los decibeles, fueron tratados de procesistas, destituyentes y oligarcas. El Monopolio que fue socio del gobierno y construyó durante años su imagen positiva se convirtió por decreto de necesidad y conveniencia en el holding manipulador de nuestras consciencias a la vez que enemigo público de la libertad de prensa.

Hacer del fallecimiento de Néstor Kirchner un martirologio, ungirlo en una pira sacrificial en el que un hombre muere para redimir a su pueblo, esta nueva escena de la crucifixión sin duda tiene un rendimiento rápido y fácil. Profundiza el modelo del fanatismo, la intolerancia y la culpabilización hacia quienes se atreven a pensar de otro modo. Pero no hay muertos!, nos dicen – lo que ya no es cierto después de Mariano Ferreira – “todavía estás vivo a pesar de lo que pienses!” nos recuerdan para subrayar nuestra ingratitud. En lugar de abrir la discusión, encontrar un terreno común para reflexionar sobre los problemas no resueltos de la pobreza, el trabajo en negro, la crisis educativa, la desocupación juvenil, la desnutrición infantil, el aborto clandestino, una estrategia de desarrollo integral a mediano plazo, etc, la energía está puesta en una supuesta guerra contra interminables demonios.

Luego de la muerte del ex presidente si un opositor al  gobierno manifestaba su respeto por el mandatario desaparecido, era un hipócrita. Si señalaba  después de su muerte sus deficiencias, era un fabricante de odio. Si guardaba silencio, seguramente se reía como un monstruo en su casa. Los narapoicos insistieron con entusiasmo en denunciar a los que se alegraron con la muerte de Néstor Kirchner. Ésta es la cultura política a la que nos acostumbró el kirchnerismo, la que dice poner en la agenda de los argentinos el  tema de los derechos humanos, la distribución de la riqueza, la libertad de prensa y la solidaridad con los pueblos latinoamericanos. Así se fabrica el espíritu revolucionario en nuestro país.    

Diré algo personal. Viví varias veces al margen de las grandes manifestaciones populares. No me integré a la recepción a Ezeiza en el 72. No fui a recibir a Perón. A pesar de ser un futbolero nato, no estuve en la calle en la demostraciones de millones personas por el logro de la Copa en el Mundial del 78. Me quedé en mi casa. En la euforia generalizada por la invasión y la guerra de Malvinas, tampoco participé de aquel  acontecimiento patriótico. No estuve junto a otros millones en el golpe de estado popular en el 2001 ante un gobierno “ineficiente” luego de diez años de algarabía por la  eficiencia del anterior.  Por eso no es ésta ni la primera ni la última vez que me encuentro fuera del foco aglutinante.

El kirchnerismo no ha sido víctima de nada. Por el contrario, ha sido agraciado con la bendición de los dioses. Gobernó años junto a un Congreso con quórum propio. Poderes especiales. Presupuestos aprobados ya antes de la votación. Demanda mundial de nuestros productos. Un Consejo de la Magistratura con mayoría y poder de veto. Una prensa “monopólica”  adicta. Una sociedad aliviada por la recuperación económica luego de la debacle del 2001. La integración transversal de partidos como el Frente Grande, el Partido Radical, el Ari. Un peronismo unido con Scioli y Solá en el gobierno, y Duhalde retirado en el Mercosur. La CGT con una dirigencia sobada y protegida. Organizaciones sociales controladas con subsidios y vigilancia política. Gobernadores subordinados por necesidades de caja. Una vida feliz hasta marzo del 2008. Luego el kirchnerismo decidió que todo era una mentira y que el país está rodeado de confabuladores.

Hay un fascismo sentimental. Lo hemos vivido con el uso del dolor en beneficio del poder y de todo tipo de víctimas propiciatorias para legitimar la dominación de un grupo político. Los pobres, la bandera mancillada, los desaparecidos, los muertos idolatrados, la voluntad de hacer callar al otro persiste.

La democracia es un invento para proteger a las minorías y a los débiles, un dique jurídico y político contra el poder de las armas y el dinero. No es el gobierno de las mayorías. El despotismo más bárbaro puede tener su consenso mayoritario. La democracia se decide por las garantías y los derechos de las minorías, desde la ley antimonopólica en defensa de la pequeña empresa, hasta la libertad de las minorías religiosas. De lo contrario el sistema no es más que una caza de brujas.

No se trata de liberalismo sino de democracia. Y de violencia. No hay que ser un profeta para ver que si en algún momento falla la paz social obtenida con prebendas y sobrantes de recursos, la festejada y frágil paz social se termina. La palabra “militancia” se pretende idealista. Pero no se trata sólo de jugarse por una causa. El compromiso político exige no sólo convicciones sino lucidez y no excluye la honestidad. Más aún en la gente que dice ser parte del mundo de la cultura y de los aparatos educacionales. La “ militancia” integrada a una visión del mundo apocalíptica basada en guerras santas o de clases arrasa con los cuerpos y degrada las almas. Esa militancia, ahí sí, es una fábrica de odio.

Por eso el cambio de tono y la necesidad de diálogo es vital. Hasta que la cultura política argentina no entienda esto que es básico para una convivencia nacional, las calles podrán estar llenas de gente que la libertad seguirá sola y el coqueteo con la muerte que tanto atrae, mostrará una vez más su verdadero rostro.

Anuncios

Entry filed under: General.

Un testamento socialdemócrata ( Perfil 3010/2010) El amigo americano

83 comentarios

  • 1. Murdock0  |  6 noviembre 2010 en 10:36

    El primer odio es el del gobierno Kirchnerista. Ellos lo han fomentado. Luego de eso nadie que se encuentre en la vereda de enfrente puede amarlos. No se puede amar a alguien que te odia.

  • 2. federic  |  6 noviembre 2010 en 11:05

    Siento un profundo temor, el jueves pasado vi a la muerte, la vi en miles de rostros, angeles negros que mañana no dudaran en inmolarse, en sembrar el terror por el supuesto “modelo”.
    Estamos en un momento crítico, nos han quitado todos los espacios han envenenado la democracia. Recordemos que Hitler llegó al poder por el voto popular.
    Nunca vi tanto odio, fanatismo y persecución. Detrás del velo de lo popular se gesta un monstruo totalitario sin precedentes.
    Lo mas triste es qe quizas no se pueda volver hacia atrás, cuando la democracia aún no había sido pervertida y degradada, quizas ya estamos en el camino de la peor de las violencias… este fascismo muy pronto dejará de ser sentimental.

  • 3. cuntamuse  |  6 noviembre 2010 en 11:07

    Tomás, yo soy un hombre pacifista pero a veces me da rabia la casa de brujas (a la inversa) que el oficialismo hace de los que sin ser de un partido opositor, estamos en desacuerdo con la modalidad (además de algunas decisiones) de este gobierno.
    Coincido esta vez, un cien por ciento con lo que ud puso en este post, sobre todo con la humillación sufrida a Alfonsín y los agravios contra Strasera. Alfonín tuvo muchos paros durante su gobierno con Ubaldini, ahora no los hay ¿magia o acuerdo con Moyano?. La inflación está por las nubes igual que antes, y como ud dice, Alfonsín tuvo que resolver juicios contra las fuerzas armadas que aún ejercían mucha presión (armada) sobre él. Ojalá la gente pueda discernir (sobre todo los jóvenes) cuando “la luz que los encandila”, oscurece la realidad por la que tienen que transitar.
    Pero por otra parte, los políticos de todos los partidos de nuestro país, (saco a Binner, Solanas, gente mesurada para hablar) comienzan un debate televisivo y terminan interrumpiéndose y maltratándose, tienen que moderar su carácter practicando algo.

  • 4. Manuel  |  6 noviembre 2010 en 11:12

    Lo digo con respeto y honestidad, el texto no es muy original, parece un remix de editoriales, aburrido. Acabe de leerlo y se tiene la impresión de haberlo leído ya.

    Seguro que es el tema, por que escribiendo otras cosas es mucho más interesante lo que aqui se escribe.

    Saludos

  • 5. Marcelo  |  6 noviembre 2010 en 11:18

    Siento la necesidad extrema de felicirlo. Una claridad en sus conceptos con los que concuerdo 100 por ciento. Ni siquiera vale la pena agregar un comentario, en su columna está todo dicho.
    Gracias por la claridad intelectual.

  • 6. AM  |  6 noviembre 2010 en 11:23

    La historia del mundo es la historia del nihilismo. La historia de las migraciones y las invasiones. El mejor libro de Nietzsche es “La Voluntad de Poder”.

  • 7. Lucas  |  6 noviembre 2010 en 11:40

    Espero que no me censuren este Link, pero a mi la muerte de nuestro ex presidente (velatorio y entierro) me recuerda mucho a la de Kim ll Sung de Corea del Norte

  • 8. federic  |  6 noviembre 2010 en 11:47

    Menos mal que hay voces como las de Mariano, Joaquin y Tomas para prender una luz de alerta, no se hasta cuando lo soportarán…

  • 9. Lucas  |  6 noviembre 2010 en 11:50

    Cierto
    la muerte de MARIANO FERREIRA quedó más sepultada que nunca (la emboscada que sufrió) por la muerte del ex mandatario.

  • 10. Taller La empresa de vivir  |  6 noviembre 2010 en 12:41

    Hoy hay taller y justo nos corresponde el tema del Cuidado de otro de entre las virtudes cotidianas. [“Consecuencias éticas”, “El mal” en La empresa de vivir (2000) pp 459-467]. Como me toca exponer a mí, sé que vamos a leer el prólogo de Frente al límite y relacionarlo a la situación en la que estamos. Me parece que el kirchnerismo (y el ‘valor simbólico’ de la muerte de kirchner refuerza esta perspectiva) se implanta bastante bien en una moral de tipo heroico, por lo menos ante las cualidades apreciadas en los seres humanos (lealtad, valentía, sacrificio) e ingredientes constitutivos del relato (odio al enemigo, exaltación de uno mismo, tono superlativo). Su carácter también (Jugarse por una abstracción). Una moral no heroica no es simplemente la inversión de estos principios: no piensa que es mejor la cobardía, o que es preferible entregarse a sacrificarse, aunque es lo que querían hacer creer sus adversarios. Al cabo, nadie podía protestar. “No nos atrevíamos a criticar ninguna proposición por miedo a pasar por un cobarde o por un traidor”. Pero no es una alternativa contraria, es otra alternativa.
    La moral cotidiana que se presta mal al relato (“no nos interesa escribir la historia, hablamos de memorias”), reafirma otros valores: responsabilidad, la dignidad y la preocupación por un otro singular – aunque sean varios, aunque sea más o menos desconocido. (Esto es importante, dice Todorov, porque marca un corte entre ambos tipos: el “destinatario” en el caso de la moral cotidiana nunca es una abstracción).
    Agrego una cita “contra” la militancia: “La política y la guerra no deben ser llevadas adelante en nombre de eso que se ha llamado la ética de la convicción, no se trata de cuestiones de principios: no es suficiente creer en algo para que su aplicación sea benéfica a toda la comunidad. Hay que prever, por el contrario, las consecuencias; tener en cuenta el desarrollo real de los acontecimientos, y no solamente el desarrollo deseado. La palabra “responsabilidad” encuentra aquí su primer sentido…” (FL:20)

  • 11. Gustavo Romero  |  6 noviembre 2010 en 17:03

    AM
    “La voluntad de poder” no existe, quiero decir, ese libro no fue publicado por Nietzsche, sino por su hermana, y sometido a atroces manipulaciones.

  • 12. estrella  |  6 noviembre 2010 en 18:25

    “Esa palabra” me parece clave. Como si costara tanto más sumar, convencer, seducir, inspirar. Para mí, lo peor del gobierno K. Todo lo demás o es bueno o tiene solución, pero si el odio queda en la tierra, mamita querida, como diría un amigo.

  • 13. estrella  |  6 noviembre 2010 en 18:28

    “Esa palabra” me parece clave. Como si no hubiera otra manera: convencer, seducir, inspirar. Todo lo demás, o es bueno, o tiene solución. Pero si el odio prene en la tierra…, mamita querida, como diría un amigo.

  • 14. AM  |  6 noviembre 2010 en 19:01

    Se sabe. Como sea, es lo mejor, lo más solido de FN.

  • 15. AM  |  6 noviembre 2010 en 19:07

    Necrofilia escatológica. Las calles se llenaron de afiches que decían: NÉSTOR VIVE. FUERZA CRISTINA. A George Romero no se le hubiese ocurrido. A Barugel & Azulay tampoco.

  • 16. Ma.Cristina  |  6 noviembre 2010 en 20:07

    Recién, delante de mi puerta, una caravana de hinchas de fútbol más la policía, mas una veintena de motociclistas armaron una escena de violencia temible. Se escucharon disparos y hubo corridas. Y pensé, por qué la policía tiene que cuidar a estos violentos para que no se maten? Por qué las hinchadas tienen que ser cuidadas como no somos cuidados los ciudadanos comunes que vivimos en esta comunidad? No veo la solución si desde el gobierno la presidente sigue discurseando violencia.

  • 17. David  |  6 noviembre 2010 en 20:43

    Habla ud. de que hace falta un cambio de tono y de la necesidad de dialogo, despues de acusar al kirchnerismo de fanatico y sectario y casi fascista, un kirchnerismo que no existe, siguiendo con sus palabras anteriores. Creo que usted no esta aportando ninguna claridad a la discusion.

  • 18. cuntamuse  |  6 noviembre 2010 en 21:14

    Yo creo que si, y aclaró mucho. Un discurso presidencial de ahora en más debe unificarnos, pacificarnos, incluirnos, hacernos amar. Muy bueno el funeral del Coreano. No quiero ser xenófobo, por el contrario, pero quisiera que en este momento se cuiden más las fronteras ya que vienen hermanos de países vecinos (del UNASUR) y se les da casa, comida, beca, subsidio y ciudadanía quizás a un costo económico alto para nuestro país, Asi como tampoco creo que se deban vender tantas tierras a los extranjeros, un pensamiento que elevo al gobierno desde este blog, ojalá me hagan caso (jaja, modestia aparte). Llamativa la inducida tristeza de todo el pueblo coreano ante la muerte de su tirano comunista Kim 2do Sung. ahora lo sigue su hijo, otro tirano.

  • 19. Gustavo Romero  |  6 noviembre 2010 en 21:37

    ¿Pero cómo puedo ser lo más sólido de Nietzsche algo que Nietzsche nunca escribió? En fin.

  • 20. Gustavo Romero  |  6 noviembre 2010 en 21:38

    ¿Pero cómo puede ser lo más sólido de Nietzsche algo que Nietzsche nunca escribió? En fin.

  • 21. EF  |  6 noviembre 2010 en 22:01

    Tomas, recuerdo haberte escuchado varias veces decir que ser extremista hoy esta de moda, que es ser cool. Para los que somos opositores los extremistas son los kichneristas, y con la logica reinante, para ellos los que somos extremistas somos todos los que no profesamos. Y si los kichneristas tienen razon y nosotros o no lo vemos o no lo queremos ver: que el pais crecio por el modelo, redistribuyo la riqueza sin inflacion, humanizo la sociedad, desmonopoilizo los medios, regularizo la justicia, y fue democratico. Si eso es asi y nos estamos equivocando que valor le damos al resto? Skanska, colocacion de bonos a Venezuela (14%) con valijas voladoras, a que se financie la campania con fondos de droguerias del narcotrafico, a que gente haya sido tratada con droga adulterada nada menos que para una enfermedad oncologica cuando encima sus promotores son la columna vertebral de este gobierno, a que nuestra presidenta mientras devaluaba el dólar compro en el piso de su valor 2 millones, que tenga ganancias por millones de dolares veniendo tierras que compro al fisco a precios irrisorios.
    Si todas las cosas que ellos nos dicen son ciertas igual yo le doy tanto valor a cada uno de esos puntos del resto como para que me haga sentir odio (soy robespierrista).
    Pero intuyo que ello fue en definitiva lo que lo mato, ya que seis meses atras le operan una carotida y la cinecoronariografia estaba bien, y como en seis meses no se generan placas coronarias, es bastante sugestivo. Que se yo, hay que vivir el dia a dia viendo las encustras y pensando en la justicia si piereden.
    Con la gente que los apoya es diferente. Todavia creo que hay algunos que prefieren creer que lo que dicen es cierto y no creen que pueda ser cierto lo de la corrupcion. Por ellos tengo pena. Que hay algunos que prefieren creer que lo primero es cierto y que toleran el resto por la experiencia previa. Ellos me dan verguenza. Y que hay muchos que encontraron el dulce que tanto criticaron en la decada menemista y ahora se regodean, pero como les da tanta verguenza reconocerlo prefieren confrontar. Esos me dan asco.
    Y siendo honestos, a alguien le gusta sentir asco? No lo odian? Y bueno, el odio es una sensacion que lamentablemente forma parte de los seres humanos. Yo preferiria que no me expongan a tener que experimentarlo. Solo Chavez logro que la gente sienta eso. Por que no podiamos tener un Lula, Bachelet, Tabare, Mujicala?
    Por eso me sumo a las sabias palabras de Maxwell Smart “Odio el odio. Lo odio”.
    Abrazo,

  • 22. santiago  |  6 noviembre 2010 en 22:33

    Esto es muy bueno. Mucho reflexionar. Esa palabra suya era la que faltaba y la que va a faltar. Espero que no sea la única. No hay que caer en la violencia que es una tentación en la que kirchner no cayó; espero que esa sea la idea cuando la presidenta expreso lo de seguir los pasos del expresidente: Si no fue esa idea la que expreso no entendió donde residía la fuerza de su marido y la de este gobierno. El poder moral real, es decir, histórico –además de una caja importante- es lo que a Kirchner permitió hacer las cosas que hizo. Algunos se abusaron demagógicamente de este poder semejándose a payasos como Aníbal Fernández, otros lo usaron de manera casi necesaria y rustica como el “compañero” Moreno. Pero, en todo caso, ese poder, sin un líder capaz de inteligencia y poder de conexión como lo era Kirchner, es muy difícil de sostener. Ojala el gobierno entienda bien que la vía de la violencia es el principio de su fin, y puede generar un caos social de difícil solución pues con la abundancia aparecen muchas facciones y muchos pretendientes.

  • 23. Dester  |  6 noviembre 2010 en 23:54

    ¿No han tenido siempre cierta propensión a las Personalidades? A los líderes. A los carismáticos.
    El carisma, no sé. Sospecho del carisma. De la gente carismática. Néstor K no lo era inicialmente (creo). Pero N + C… o los K…
    No sé.

  • 24. Carlos r.  |  7 noviembre 2010 en 0:14

    Por Internet circula un texto de Bunge sobre el escepticismo aplicado a la política (extraido de Filosofía y sociedad). Lo recomiend, o aunque sé que no es un autor que goce de muchas simpatías por acá.
    Saludos a todos

  • 25. Lector  |  7 noviembre 2010 en 7:21

    Continuando con la asombrosa coincidencia de la letra K y para estar a tono con algunos comentarios y opiniones evacuados en este foro, sería oportuno subir algún video de King Kong.

  • 26. Lucas  |  7 noviembre 2010 en 12:44

    LA PALABRA favorita de LUIS DE ELIA.

  • 27. cuntamuse  |  7 noviembre 2010 en 12:49

    EF
    Muy bueno tu comentario. salvo en lo de ser robersperriano, lo demás, pienso como vos, también.

  • 28. Lucas  |  7 noviembre 2010 en 13:32

    Coincido con Estrella y con lo escrito con EF

  • 29. ferdus  |  7 noviembre 2010 en 19:06

    Lo primero que pensé con todo esto, de politica hablo, es de cómo a los argentinos nos gusta ser seducidos por el Autoritarismo.
    Eso de el odio anti K no será una proyeccion? no lo se, no soy psicoanalista ni sociologo.
    Esta nota llegara con suerte a las lecturas de unos cuantos interesados a Tomas, pero es una buena reflexión sobre la Tolerancia, sobre los deberes e ideales de una República. Quizas sea el momento de poner las palabras en su debido lugar o el orden de las cosas irá en contra del modelo vigente?????

  • 30. Marcelo  |  7 noviembre 2010 en 19:44

    Estimado Tomás, leí su artículo y realmente me pareció original, sobre todo en un país en el que estamos entrando en situaciones difíciles para disentir. ültimamente escucho gente que para hablar de que no coincide con el kirchnerismo deben empezar excusándose. Es original en una suerte de pensamiento único que va ganando la política. Seguro es complejo el análisis y a ello ayudan las oposiciones erráticas que alimentan la lógica del enfrentamiento, pero unos están en el gobierno, y uno entonces les exige otra manera de hacer política. A estudiar: ¿por qué prenden tanto esos discursos? Gracias por otra voz.

  • 31. Ma.Cristina  |  7 noviembre 2010 en 21:27

    Santiago, o usted está usando la ironía o yo no entiendo bien lo que manifiesta. Que Kirchner no usó la violencia? Que fue un
    lider que comunicaba con inteligencia? Tal vez yo no entendí
    bien o se está beatificando a un muerto. Si no sabemos ver la
    diferencia entre patriota o dictador, estamos en problemas.

  • 32. santiago  |  7 noviembre 2010 en 23:03

    Ma Cristina: no use la ironía ni soy apologista de Kirchner, lejísimos de serlo.

    No use la ironía porque el gobierno, sobre todo con la holgura de medios con los que contó en un momento y siendo bastante aprobado por la mayoría ciudadanos –por lo menos hasta el conflicto con el campo-, muy fácilmente podría haber utilizado más violencia, violencia de hecho, pero no lo hizo (por ejemplo en el conflicto con el campo). Este no usar la violencia fue una buena jugada a servicio suyo: eso fue lo que quise decir. El gobierno podría haber seguido otras líneas más duras – las cuales muchos de sus adeptos estaban ansiosos por aplicar- pero no forzó su destino. Ejemplos como el de chavez en Venezuela alcanzan para entender lo que estoy diciendo Por eso digo que no cayo en esa tentación.
    Kirchner no comunicaba inteligencia, para nada, todo lo contrario. Kirchner tenía inteligencia, y mucha. Para plantarse frente a ciertos poderes como el se planto, hace falta un poco mas que astucia dominguera de político o sindicalista. Eso quise decir con lo de “necesaria rusticidad” de Moreno.
    Para mi el gran error político de kirchner fue llevar al extremo el conflicto con el campo y eso creo que fue consecuencia de, por un lado, una ignorancia radical de la presidente al hablar sobre el sector en su totalidad sin diferenciar y, por otro, la ansiedad de kirchner de no ser el mismo la figura presidencial en ese momento.
    Y ultimo: no solo es una cuestión de saber ver las diferencias entre dictador o patriota sino, también, de saber reconocer que merecemos como pueblo y actuar en consecuencia a ese conocimiento. La cuestión pasa porque creemos merecer los argentinos y actuar de acuerdo a ese merecimiento que pretendemos. Personalmente pienso que merecemos bastante más que este gobierno, pero carecemos de poder moral como para efectivizar esa pretensión. Y esto es porque no nos damos cuenta de nuestro potencial, todavía seguimos enredados mirando para los costados: esto fue lo que kirchner intento dejar de hacer a su manera, bastante errada para mi gusto, pero si creo que hay que tener algo para empezar a hacer eso. Inteligencia. Y kirchner eso tenía, eso si lo reconozco. Espero que eso puedan reconocer los que lo siguieron y no quieran caer de nuevo en posiciones “forzosas” como las de antes porque ya no tienen a alguien que las sepa resolver.

  • 33. Claudio  |  7 noviembre 2010 en 23:33

    Tomás: lo felicito por sus palabras. Me gustaría hacer una reflexión sobre las minorías; es probable que estas de hoy sean las que gobernaron antes, por eso el revanchismo de los que están en el poder. Cuando se flexibilizó el país, la sociedad rural y los grandes empresarios no se quejaron. Y bueno, ahora parece que cambiaron las cosas.
    Siga así Tomás, sus palabras son claras. Me permito ponerlo al lado de otra gran pensadora como Beatriz Sarlo.

  • 34. santiago  |  8 noviembre 2010 en 0:37

    Me falto aclarar: el poder moral que kirchner manejo para aumentar su poder de gobierno no necesariamente tiene que ver con la realidad o una verdad sino, simplemente, con que el mismo oficialismo interprete y se crea así una parte de la realidad y la historia, y una oposición no tenga la altura suficiente para demostrar donde esta equivocada esta interpretación. Obviamente si este poder moral de kirchner fuera del todo sincero, no hubiese habido un uso demagógico de ello, ni la cantidad de casos de corrupción como bien denuncio EF.
    Esos dos temas, la demagogia y la corrupción, son los que tenemos que aprender a solucionar ahora: por fin dejamos de mirar tanto para los costados, buen ahora hay que dejar de mirar para atrás y empezar mirar para adelante así se sincera cada vez más esa mirada hacia adentro que es donde vivimos todos los argentinos hoy. Soportar esa mirada sin matarnos y con una inteligencia ahora honesta. A eso iba con mi comentario.

  • 35. Ma.Cristina  |  8 noviembre 2010 en 8:01

    Gracias Santiago, entiendo muy bien y adhiero a sus deseos, mirar para adelante, aprendiendo a ser ciudadanos honestos para saber elegir a quienes nos representen.

  • 36. Ma.Cristina  |  8 noviembre 2010 en 9:53

    Acabo de leer un pensamiento de Don Hilario Ascasubi que me pareció apropiado para estos comentarios: “Las cosas no son como las vemos, las vemos como somos”

  • 37. juan  |  8 noviembre 2010 en 11:48

    Claudio
    las minorías que no soportan más este gobierno no son los de la sociedad rural argentina, son gente a las que le han matado a sus hijos por raptos, por un par de zapatillas, por bejámenes de este gobierno o gente común de toda clase económica que no le gusta la prepotencia de la presidenta, he oído decir que parece una mona con navaja

  • 38. juan  |  8 noviembre 2010 en 13:17

    Disculpen
    vejámenes (con v corta).

  • 39. Claudio Raab  |  8 noviembre 2010 en 13:47

    Sí, Juan, tiene razón, nos están matando a todos, a mí no me quedan primos, lo digo de verdad. Lo que pasa es que nuestra minoría coincide con la Sociedad Rural, por eso trato de abstraerme un poco. Yo preferiría que la presidenta fuera amable, creo que eso cambiaría mucho, es una cuestión de estilo. Si no cambia su forma de hablar, que la echen, que venga otro presidente, total, se puede hacer, que quede Cobos que es un hombre de bien.
    Lo de “mona” no me parece, me parece tan ofensivo como lo que ella dice, recuerde que no sé quién le dijo mona a la mujer de barrionuevo y está denunciado en el inadi.

  • 40. juan  |  8 noviembre 2010 en 14:11

    CLAUDIO
    Tiene razón, estuve mal, disculpe, espero que no me denuncien al INADI, por decir eso, a mi no me representa, no me gusta, y no es una cuestión de estilo, no puede ser antipática con quien le cae mal, ocupa un cargo representativo en el país, si no le gusta (o muchos no le gustamos) que cambie de actitud o que se vaya, no gobierna solo para el PJ. Pero bueno, inútil discutir, nos pone de peor humor. A mi si, se me murió alguien cercano, y varios conocidos resultaron asaltados, perjudicados y mal, y no son de la sociedad rural, como tampoco lo era Martín Ferreira.

  • 41. Porfavor  |  8 noviembre 2010 en 14:34

    Por suerte el sentido común de la población está por sobre este tipo de análisis infantiles consistentes en adjudicar todo el mal a uno de los términos.
    Si se ataca y se desmerece abiertamente a la fuerza política que viene conduciendo el rumbo del país diciendo que si se sostuvo fue porque contó con el favor de Dios, negando el más mínimo mérito, agregando que han alimentado el odio y la violencia, que son practicamente una secta de fanáticos adoradores de la muerte, que son la negación absoluta de la democracia, que dañan al país, que estamos al borde del suicidio colectivo, en fin, toda una pintura apocalíptica.
    Si se dice todo eso y mas, como exigir con ese tono un cambio de tono? como se dialoga con el mal absoluto??

  • 42. ricky carrizo  |  8 noviembre 2010 en 15:00

    ¿alguno de ustedes opinaba así en la epoca de videla?
    menos mal que nos quedan los baluartes de la democracia: joaquin, mariano, perfil, la nación, clarin…
    yo creo que lo que ha “sembrado” K es miedo a los cambios; cambios que les han tocado sus ideales verdaderamente anidemocráticos.
    ¿quién puede odiar a “chirolitas” de los medios?
    yo los amo!

  • 43. Claudio Raab  |  8 noviembre 2010 en 15:03

    Cómo se exige con ese tono un cambio de tono!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Hermosa y sintética frase de Plis 🙂
    That is the question, amigo Tomás!

    Juan: “que cambie de actitud o que se vaya”, a usted le parece que eso es democracia? Respeto por las instituciones? Sentido común? A peu de neuronás.

  • 44. Carlos r.  |  8 noviembre 2010 en 15:23

    No creo que todos los que opinan hayan experimentado la época de Videla (hay que tener 40 como mínimo), pero en todo caso ni una cosa o la otra invalidan una opinión.
    Pero tenés razón, la comparación del gobierno de CFK con una dictadura es absurda. A esta altura uno pensaría que la gente es capaz de tomar posición a favor o en contra del gobierno sin caer en el ridículo.

  • 45. Porfavor  |  8 noviembre 2010 en 15:33

    Será cierto entonces eso de que la historia se da primero como tragedia y luego se repite como parodia…

    Yo tambien los amo, siempre me gustaron los Muppets!

  • 46. santiago  |  8 noviembre 2010 en 16:21

    Si uno tiene un mínimo olfato para detectar falacias se dará cuenta del olor demagógico y fascista de unos de los ultimos comentarios.
    “plis” genero todo tipo de diatriba que muy poco tenía que ver con lo que se venía hablando, son sus bichos aumentados por su tendenciosidad demagógica.
    R. c. buen… todavia no habia nacido en la época de videla, vine al mundo durante la guerra de Malvinas. Siempre un paso atrás r.c. Y me falta: la demagogia es una deformación de la democracia; vos quisiste decir anti-demagógicos o no?
    A Carlos R: creo que no se compara a este gobierno con una dictadura, pero estamos discutiendo el camino que se puede llegar a tomar, de eso se trata toda esta discusión para mí. Muchas veces las palabras generan mas muertes, y de peores formas, que la espada, sobretodo si se esta en un puesto superior. Las mentiras demagógicas, alimentar al pueblo de ellas, son bombas de tiempo en las cabezas de las personas que ojala que no estallen (sino seguí la historia de los nazis en Alemania.).
    A claudio: el enojo de Juan es bastante entendible. Sobre todo con la calidad de gobernantes que tenemos y su manera de expresarse. Cuando uno escucha hablar a veces a ciertos personajes –entre ellos la presidente- parece que se pensaran que son los amos absolutos del país, y no personas electas a través de un sistema democrático.

  • 47. santiago  |  8 noviembre 2010 en 16:23

    Gracias también Ma. Cristina. Eso mismo es. Si ni siquiera sabemos que somos y como vemos menos vamos a saber que es lo que elegimos y para que.

  • 48. EF  |  8 noviembre 2010 en 16:26

    Carrizo,
    el casette ese es tan viejo que parecen magazin. Aburre ese discurso y mas sabiendo que seguramente hubieses festejado el 3 de abril en plaza de mayo si la edad te hubiese dado (o tal vez fuiste). Si sostenes lo insostenible al menos esmerate, argumenta. Yo leo todos los diarios que nombras y en mi familia se prohibio salir a festejar el 78 y el 82. Y me divierto tanto con pagina 12 como con barcelona. Al menos esta ultima no hace esfuerzo para esconder que es en joda. Basta solo con leer pagina 12 el del dia despues del veto para los jubilados para entender que son unos sin verguenza.
    Saludos,

  • 49. Claudio Raab  |  8 noviembre 2010 en 16:44

    EF: siempre atribuyendo cosas a los demás? Por qué piensa que Carrizo hubiera festejado el 3 de abril? Es como suponer que usted descorchó cuando murió Kirchner y felicitó a sus amigos.
    Santiago: el enojo de Juan es “entendible”, sólo el de Juan. Tengo una vara, y si no me conviene, tengo otras. Afloje con los nazis, encuentre nuevas metáforas porque realmente es ca-gar-se en la historia y en sus víctimas (perdón por mi francés).

  • 50. EF  |  8 noviembre 2010 en 17:03

    lisandro de la torre?

  • 51. juan  |  8 noviembre 2010 en 17:05

    CARRIZO
    Si, yo viví en la época de la dictadura, no estuve a favor y mi viejo estuvo en la mira (en peligro) ¿y? qué querés decir ? cuál es tu hipótesis ? ? los k o dictadura ?, no te entiendo.

  • 52. juan  |  8 noviembre 2010 en 17:07

    CARRIZO
    Disculpame, decile a tus amigos de 6, 7, 8 que ya que los bancamos a todos con impuestos, que por favor, pongan mejores chistes, y hagan un poco de gimnasia rítmica para ponermos contentos (pan, circo y glamour presidencial, porque hay que admitir que el tono es tenebroso pero su buen gusto en el vestir es notable).

  • 53. Carlos r.  |  8 noviembre 2010 en 17:22

    Santiago: Repetidas veces se han publicado aquí comentarios donde se decía que el gobierno era totalitario, y alguna que otra comparación a una dictadura. Para mi esas analogías tienen el mismo cariz de realismo que “el clima destituyente” que pone de escudo el oficialismo. Esto no significa desconocer las corridas por izquierda del gobierno, cada vez que quiere ponernos en la disyuntiva de “bueno, o están con el modelo, o volvemos al neoliberalismo, a la impunidad de los milicos, etcétera”. Aunque los haya votado, no se los acepto. Es una forma de censura ideológica, punto.
    Pero también es inaceptable que quieran hacerme creer que vamos camino a un sistema político autoritario, o que NK vino a inventar el odio en este país. Como señala TA, en la Argentina hay una obsesión por ir a perseguir el odio de los otros, y que está presente en el oficialismo, pero también en una parte de la oposición.
    Recomendé aquí un texto de Bunge sobre el escepticismo político porque en un lenguaje claro, sencillo, expone algunas normas útiles para evaluar y valorar la realidad. Una de ellas es evitar la exageración.

  • 54. santiago  |  8 noviembre 2010 en 18:02

    Mis comentarios de mas arriba, en el post, van hacía eso que decís: reconocer que kirchner no cayó en la tentación de la violencia de hecho –a pesar de haber estado acompañado de varios seguidores que no hubieran tenido drama con sí hacer ese uso del poder, al estilo de chavez -y que reconocer ese poder moral de no-violencia sería una buena piedra angular para seguir construyendo el país. El problema es el camino que pueden tomar algunos de sus seguidores si las cosas se les complican mucho. Ya no está mas kirchner y su inteligencia como para arrimarse a esa típica resolución por confrontación de los conflictos que caracterizaban a kirchner. Si se llega otra vez algo así y se sigue queriendo “profundizar el modelo” en nombre del finado expresidente, no se que puede llegar a pasar, ya no existe mas nadie que pueda manejar –conciliar- a ciertos sectores inestables de la sociedad como el lo hacía. Para colmo ahora están bastante cebados.

  • 55. Porfavor  |  8 noviembre 2010 en 18:42

    Ey “santiago” mira anda a olfatear fascismo y buscar bichos a otro lado, mi post es una apreciación sobre el articulo de Abraham que no seguía ningun hilo conversacional ni debate, no esta dentro de ninguna charla ni va en respuesta a ningún comentador. Pero este tipo de comportamientos caninos, digo esto de olfatear, ladrar, atacar y descalificar sin ninguna argumentación me parece de una estupidez supina, de una debilidad intelectual manifiesta… cosa llamativa también, y hartante a la vez, la costumbre de utilizar la palabra fascismo para cualquier cosa.

  • 56. EF  |  8 noviembre 2010 en 18:55

    veo que tiene una gran paciencia. Digamos que eso de querer transmitir a la sociedad que cualquiera que lee esos medios o es un golpista o un pusilanime que se escondio en la dictadura a mi personalemnte me harto. Primero porque ninguna de las dos son ciertas, y despues porque es la capa con la que defienden lo indefendible, creyendo que los proteje su nobleza. Que saque algun argumento coherente que lo estoy esperando, porque si los hay yo los desconozco. Que se yo, vamos a ayudarlo, en 7 anios de gran crecimiento y distribucion se hicieron 150 escuelas. Al menos que se agarre de algo tan tragico como eso, que el presupuesto que existio y se gasto contemplaba 4000. Ahora, encima que no tiene ningun argumento que venga con semejante ganzada. Yo vivi la dictadura y respeto enormemente la postura que tomo mi viejo y mucha gente mas que no salio a la calle a gritar que los que no confrontaban a Videla eran todos unos cagones. Y eso no significo apoyarlo, sino el instinto de proteccion de su familia. Muchos de los pocos que lo hicieron hoy estan desaparecidos, y no justamente los que tomaron las armas.
    Saludos, y realmente espero escuchar de Carrizo en el blog de tomas con algo mas que banalidades adolecentes neosetentistas y berretas. Eso no ayuda al dialogo,
    Saludos,

  • 57. santiago  |  8 noviembre 2010 en 18:59

    Por favor, tus palabras no son estas?:

    “Si se ataca y se desmerece abiertamente a la fuerza política que viene conduciendo el rumbo del país diciendo que si se sostuvo fue porque contó con el favor de Dios, negando el más mínimo mérito, agregando que han alimentado el odio y la violencia, que son practicamente una secta de fanáticos adoradores de la muerte, que son la negación absoluta de la democracia, que dañan al país, que estamos al borde del suicidio colectivo, en fin, toda una pintura apocalíptica”

    Porfavor, por favor, en ningún lado leí o escuche esas cosas como vos las describiste. Y si alguien las escucho sabemos que no es la postura de ninguna oposición coherente.
    A que atinas con esa exageración tendiente a descalificar la posición del otro?¿ no es una actitud fascista?

  • 58. santiago  |  8 noviembre 2010 en 19:37

    No, no solo el enojo de Juan es entendible. Pero voy a decir esto y corto aca ya me estoy cansando de escribir y puse muchos comentarios ya.
    A lo que voy con todos estos comentarios es que kirchner era muy inteligente, políticamente hablando, represento a personas que deben ser representadas y defendidas y que es difícil representarlas debido a las estructuras que las rodean. No estoy de acuerdo en como hizo esto, y no estoy de acuerdo exactamente por esto que puede llegar a pasar ahora, que pasa cuando kirchner no esta mas? que creo es lo que apunta el articulo de Tomás. Cuando el hablaba lo hacía con cierta intimidación y cuando actuaba era bastante exaltado en sus maniobras, pero nunca incurrió en hechos de verdadera violencia civil y, además, por su personalidad e inteligencia, tenía acceso a ciertos sectores –los cuales muchos de los que hablan y defienden el modelo como los que están en contra ni conocen, ni entienden la profundidad del asunto- lo que favorecía una tendencia conciliatoria en la sociedad. Esto nos habla de que esas acciones exaltadas estaban dirigidas en el lenguaje de las que consideraba su gente y para su gente, para que lo entendieran como su líder. Lo que creo es que la presidente y algunos ministros no debieran hablar ese lenguaje vehemente porque no tienen la capacidad ni el corazón para llevarlo. Kirchner se equivoco con el tema del campo, se puso demasiado áspero el asunto. Pero estoy seguro que, si el hubiese sido el presidente, el conflicto habría terminado mejor para el gobierno: doy este ejemplo para dar una muestra de ese lenguaje mal usado. Lo que sucede es que cuando hay un enfrentamiento siempre un bando subestima las fuerzas contrarias (sino, lógicamente, no se incurriría en el enfrentamiento: a no ser que haya una cuestión de dignidad que es lo que intuyo la gente del campo luego de las sucesivas subas de retenciones. El campo intuyo, bien o mal, que el gobierno se proponía terminar con ellos como lo hizo con los militares) y esta subestimación puede ser fatal si los dos bandos son parejos y subestiman las fuerzas del adversario. La única manera de comprobar esto es en el “campo de batalla”. Espero que no caigamos en eso.
    (el ejemplo de los nazis es paradigmatico y todos mas o menos lo conocen. por ello lo utilizo. no es cagarse en sus victimas, sino honrarlas sirviendo como una bandera en contra de las consecuencias de la perversidad del lenguaje demagogico. igual si a usted le molesta por otras razones no toco mas el tema. en serio lo digo y le pido disculpas.)

  • 59. David  |  8 noviembre 2010 en 19:37

    Creo que esto ya se puso absurdo.

  • 60. juan  |  8 noviembre 2010 en 20:13

    Porfavor: esa actitud canina la decís por Moreno, por De Vido, por Anibal Fernández, por Massa, por Boudou, por Moyano, por la presidenta o por De Elía ?

  • 61. Lector  |  8 noviembre 2010 en 20:36

    Los foristas son como los políticos : los nuevos son siempre peor que los que se fueron…

  • 62. Carlos r.  |  8 noviembre 2010 en 20:37

    Santiago, te respondo acá al comentario que me hiciste arriba. Coincido un poco con lo que decís. Hay un discurso que suscribe a la democracia como una mera forma para para encarar los conflictos, pero cuando se vuelve restrictiva se sienten justificados para descartarla. Llevado a la práctica puede tener pésimas consecuencias, como la calumnia o la violencia. Eso es grave. Aún así no creo que la situación permita hablar de fascismo.

    Otro problema que quiero agregar y que está relacionado.
    Cuando fue el conflicto con el campo por la resolución 125 adherí, por mail, a Carta Abierta. Luego me terminé arrepintiendo (Me equivoqué, lo admito). Una porque creo que el gobierno no analizó bien la situación del campo, y segundo porque fue insistir en una batalla que estaba perdida casi desde el vamos. Pero sobre todo, y yendo al caso concreto de Carta Abierta, porque cayeron en un grado tal de cinismo que me parece perjudicial incluso para el gobierno. En este momento lo que necesita CFK de sus intelectuales es que estos denuncien, o se pronuncien contra los errores de su gobierno, que le exijan solucionarlos si realmente quiere ser “progresista”. ¿Porque son tan tímidos que no pueden pronunciarse en favor de la CTA, que viene esperando hace años su personería gremial? ¿O porque no critican la indiferencia del gobierno frente a las fábricas recuperadas? ¿por que no le reclaman que utilice algo de sus fondos para expropiarlas los dueños legales y transformarlas en cooperativas? ¿O cobrarle retenciones a la minería? ¿o explicar porque la inauguración de Atucha II está retrasada dos o tres años? No es que se van a convertir en Chicago Boys por hacerlo.

  • 63. Porfavor  |  8 noviembre 2010 en 21:06

    santiago, no hagamos algo engorroso, no me interesa escribir demasiados post ni meterme en largos debates, pense que el sentido de mi comentario era claro, lo que quise decir es que a mi entender Abraham en su artículo es demasiado negativo al analizar el kirchnerismo, adjudicandole la paternidad de un sinnúmero de males y presentándolo practicamente como una amenaza para el porvenir de la democracia y la paz social, dice algo parecido o yo estoy loco?, además excluye en este y otros artículos el rol de otros factores de poder que, no se, se me ocurre que no son solo pobres víctimas del ilimitado poder K… Bueno yo digo que es dificil desde esa posición pedir cambio de tono y diálogo, y en eso que digo vos ves fascismo y demagogia, que se yo.
    No hay que confundirse, rebatir o discutir posiciones no es ser fascista, no toda confrontación es necesariamente violencia mortal, me parece que nos está jodiendo la fantasía de un consenso absoluto que no existe acá ni en ninguna parte del mundo y que nos impotentiza para el juego democrático.

  • 64. Ma.Cristina  |  8 noviembre 2010 en 21:08

    “Las cosas no son como las vemos, las vemos como somos”

  • 65. juan  |  8 noviembre 2010 en 21:33

    Está la actitud canina faldera, la canina ladradora, la canina ataque y la canina acumuladora de huesitos, como Jaime.

  • 66. santiago  |  8 noviembre 2010 en 21:34

    Porfavor: No hay una actitud fascista neta pero vos tampoco dejas chance al dialogo porque mezclas y exageras distintas posturas criticas al gobierno, y se hace muy difícil tomarte para seguir discutiendo. Como que le hablas a la tribuna y no a alguien en particular. Lo que quise decir con lo de “olfateaba” es que hay una tendencia hacia eso, porque si vos estas plantado desde el poder, desde el oficialismo, y tenes esa actitud que imposibilita el dialogo es mas complicado para la democracia que alguien que tiene esa actitud pero que no esta en el poder. El articulo de Abraham, creo, es un llamado de atención a ciertas cosas que pueden llegar a pasar si se sigue en esta tendencia confrontativa, mas todavía, si ahora esto se extremiza por una causa “santa” que es la de “honrar el modelo el memoria de su fundador” (pero sin la capacidad de su fundador), o cosa semejante. Y una cosa que es cierta y no es exageración de la oposición: nunca en la historia nuestras materias primas favorecieron tanto nuestra economía: tanto por los precios internacionales como por los rindes producto de las nuevas tecnologías. Estoy casi seguro que si esto hubiera sucedido en el gobierno de menem o de de la rua estos, o sucesores de su palo, seguirían gobernando la argentina, aunque no tengo idea de si hubieran intentado algunas cosas que si intento kirchner.

  • 67. santiago  |  8 noviembre 2010 en 21:47

    Carlos R. es así como decís. Igual hay asuntos que es difícil entender –en cuanto al gobernar. Por otro lado lo de carta abierta es medio entendible, es bastante humano, el ser idiota no tiene que ver con una formación intelectual, tiene que ver más que nada con la capacidad de servir a los demás. Cuando hay abundancia los terneros se ceban, ya no ven, no importan las vacas caídas. ¿Quien se va animar a sugerir algo en contra de un gobierno que los provee de cierto poder y honores? Quien no va a querer mas de eso, auto-tragandose el mejor cuento para no desacomodarle nada al gobierno? Esos son los subproductos del lenguaje demagógico. Quizás me equivoco y no es por eso… pero si miras ciertos programas o lees algunos artículos, difícil es creer que no sea ese tipo de avaricia la causa del mutismo intelectual oficialista.
    Después, Carlos R., creo que no hable de fascismo directamente, hablo de que hay formas del lenguaje y actitudes que si pueden conducir a un fascismo. TA dijo fascismo sentimental o algo así creo. Y por eso hable de que se “huele”, porque es algo sutil todavía y ojala que desaparezca de a poco.

  • 68. Carlos r.  |  8 noviembre 2010 en 22:11

    Santiago:
    Sobre Carta Abierta. Conozco algunos integrantes y tengo varios amigos que son kirchneristas en serio, y no meros simpatizantes. No creo que sea una cuestión de poder, o no al menos en todos los casos. Por un lado a veces hay un exceso de pesimismo, una convicción de que el Kirchnerismo es lo más a la izquierda que se puede tener en la argentina, y la idea paranoica de que el gobierno está asolado por todos los frentes y que es necesaria un compromiso sin vacilaciones para defenderlo.

    Por la otra el pensamiento de izquierda argentino está atravesado por una cultura épica (y no solo el peronismo) de héroes, traidores, guerreros e imperios opresores. Incluso hasta tomaron cosas del nacionalismo. Por eso muchos se quedan en la diatriba contra el capitalismo, pero no tienen en cuenta ninguno de los aspectos en los que fue progresivo. Por eso en las facultades siempre se ve el tomo I de El Capital, y en especial los capítulos sobre la plusvalía y la acumulación originaria. El resto, desde la tasa de ganancia o la renta de la tierra, hasta el papel de la rotación del capital, el crédito y el comercio, bien gracias. Por eso son incapaces de analizar la economía más allá de la lucha de clases. Pero como encima claudicaron, lo único que les queda es redistribuir rentas y ganancias sin preocuparse por el efecto de largo plazo.

    Me parece fabuloso y aplaudo que se ponga la justicia social en primer plano, que ocupe un lugar central en la discusión. También que se hable de crecimiento e industrialización, pero para que no sean promesas vacías se necesita un gobierno trasparente, capaz de admitir sus debilidades y dispuesto a generar compromisos que vayan más allá de la hinchada, empezando por la obligación de pensar.

  • 69. Porfavor  |  8 noviembre 2010 en 22:17

    A ver decime por que porcentaje de fascismo ando, por arriba o abajo del 50%? Te aclare que mi comentario va referido al articulo de Abraham y nada más no tomo ni mezclo ni exagero nada de ningún otro lado, en el artículo están todos los paralelismos, las metáforas y todas las referencias directas a las cosas que dije, y no le hablo a ninguna tribuna.
    El oficialismo es el poder, todo el poder!? de donde sacaste que yo estoy parado en el oficialismo, simplemente porque cuestiono el tono del artículo?
    Me seguis olfateando y sacas demasiadas conclusiones sobre lo que digo o no digo, diría que lo dejemos acá, cada cual tendrá su postura. No me parece democrático copar así el blog.

  • 70. Ma.Cristina  |  8 noviembre 2010 en 23:02

    Por la insistencia de PORFAVOR en que sólo se refería en todo momento al artículo de Tomás, he vuelto a leerlo ahora. Y me doy cuenta de que PORFAVOR no lo leyó, sólo escuchó su propia voz interior. Mientras no aprendamos a escuchar lo que el otro verdaderamente quiere decir, no vamos a saber nada.

  • 71. santiago  |  9 noviembre 2010 en 3:27

    Porfavor: es muy evidente que recortas un poco-demasiado parcialmente las frases sueltas de T. Abraham para hacer que signifiquen lo que vos queres que signifiquen. ¿No será que estas netamente contagiado –diría en un 100%- de cierto programa oficialista?

    No entendiste lo que te dije o no lo queres entender. Según lo que leí – y sin tratar de hacer un collage con frases para una colección anticonspiracion- TA intento llamar la atención sobre vicios nada sanos y bastante reales que tuvo y tiene este gobierno. Vicios que nos pueden conducir a un camino difícil si no nos esmeramos por solucionarlos. Y si, tenes razón, ya escribimos mucho, suspendamos acá.

  • 72. santiago  |  9 noviembre 2010 en 3:28

    Es como usted dijo: “Las cosas no son como las vemos, las vemos como somos”
    Saludos

  • 73. santiago  |  9 noviembre 2010 en 3:35

    Muy bueno el comentario. Además es muy claro, está muy bien escrito. Saludos

  • 74. EF  |  9 noviembre 2010 en 5:54

    Carlos,
    Buen planteo. Yo personalmente soy muy critico de carta abierta. Por mas que haya habido integrantes que como vos decis apoyaron desde su ideal fueron meros engranajes funcionales del gobierno. Y estos, aun sin quererlo han colaboraron con este clima social crispante. Es que cuando uno firma algo grupal esta adhiriendo 100% con lo escrito, y lo escrito realmente es bastante vergonzoso. Creer que cualquier chacarero es un terrateniente de la SRA, asi como levantar la defensa contra un poder destituyente oligárquico y monopolico es hacer un uso retrogrado de su inteligencia. Por otra parte, uno esperaría de un intelectual, y mas siendo oficialista, que se haga responsable también de mostrarles a sus lideres sus errores, que tengan la valentía de tener una visión critica sobre ellos. No solo no lo hicieron sino que encima se abroquelaron en su discurso. Y la omisión es una forma cobarde de mentir.
    Con respecto a la izquierda en argentina, es un rejunte de sectas que usan manuales bastantes desactualizados para reinterpretarlos en cualquier contexto. Y como hay tantos manuales ni siquiera se ponen de acuerdo como para lograr al menos ser una fuerza representativa de la sociedad. Ademas, los que son mas lucidos y moderados, que son vistos con cierto desprecio, al no contar con una estructura nacional quedan etiquetados en esa melange. Por eso admiro el poder de transformación que ha tenido la izquierda en nuestros vecinos (vecinos, vecinos). Y modelos actuales afuera como para admirar todavía quedan (Suecia).
    Saludos,

  • 75. David  |  9 noviembre 2010 en 11:39

    Vealo al reves, usted es opositor y se le dice: acepte que usted es golpista, una vez que haya aceptado eso dialogaremos. Si ser oficialista u opositor, en el discurso de unos y otros,esta cargado, falsamente pues somos todos diferentes, de esas connotaciones negativas, no veo como posible el dialogo, a lo sumo una discusion interminable.
    Si se nombra como kirchnerismo a los vicios politicos de algunas personas, no abstractas, sino de carne y hueso seguramente entraran en esa bolsa montones de personas que no son ni fanaticas, ni estan movidas por el odio, etc. Con lo cual la calidad del analisis y de la voluntad mas positiva quedaran desvirtuados.
    Señalar el odio u otra pasion en el discurso del otro puede que no sea una psicopatologia, en todos los casos. Tal vez se trate de advertir que cuando el odio toma el disfraz de la razon, la apariencia de la verdad tambien se esta en un problema y es este: que la verdad obliga, salvo que uno practique un sano escepticismo. Saludos

  • 76. Claudio Raab  |  9 noviembre 2010 en 12:29

    Porfavor, ya está, no siga, no ve que no lo escuchan y que tampoco les interesa escucharlo? Carlos intenta algo y algo le siguen la corriente pero como para no quedar como cavernícolas.
    No se haga mala sangre, es un plomo este blog. Déjelos, lo que quieren es darse palmaditas en el hombro entre ellos, pobres Mordisquitos.
    Tomás es un copado, pero a veces se pasa de rosca, no le sale la futurología, creo yo. Eso es para Carrió, que le sale para el culo, es para los que quisieron el dólar a 10 pesos.
    A Tomás ya se le va a pasar o no, pero recuerde que le gustan Pato Bullshit, López Murphy, que se codeó con Carrió. Le diría que Binner es lo mejor, aunque su pusilanimidad de dentista no lo llevará a nada. Lástima, sería un buen vice de Cristina, se acuerda Tomás de cuando eran amigos?
    Porfavor, ahora que está el matrimonio y todos tenemos los mismos derechos (seguro que los comentaristas creen que salió por error), quiere que nos casemos? Chuponeémonos locamente frente a estos socialdemócratas a pie juntillas y culito duro. Que viva el calorcito de la libertad.

  • 77. David  |  9 noviembre 2010 en 12:54

    Disculpe que le diga pero Por favor y yo no somos la misma persona.

  • 78. Claudio Raab  |  9 noviembre 2010 en 13:07

    Yo le hablaba a Porfavor, aunque está invitado.

    Tomás: sonó agreta, sólo quería decir “cualquiera se equivoca”, nosotros, vosotros, ellos. Hay que darse un baño de humildad (o un rocío) y defender acciones concretas y criticar lo que no es beneficioso (criticar, no tirarse como chacales hambrientos).

    Ah, me olvidaba, siguiendo la línea de la discusión anterior,
    agrego: Son todos fascistas! Renuncie montonero Cobos!

  • 79. EF  |  9 noviembre 2010 en 13:31

    ah bueno, con esta produccion excepcional de salames el producto bruto interno no para de subir. A comprar acciones del Tandilero que ahora estan en engorde y hasta el verano tiran con las cabezas jovenes para la faena. Pero luego vendan que se les viene el frio…

  • 80. Ma.Cristina  |  9 noviembre 2010 en 22:23

    Al señor cachondo, la verdad no está en los extremos sino en el medio.Y para encontrarnos ahí falta mucho, habrá que esperar.
    Mientras tanto, visitemos a Tomás que nos está invitando.

  • 81. Diogenes  |  10 noviembre 2010 en 15:44

    Hay la autocracia democrática. Aquí se unen todos los miembros de la corporation polítca. Siempre quedarán enganchados, Algunos se hacen los que les cuesta para acumular votos, otros para que los votos no se les vaya y puedan terminar su mandato en tiempo y forma. La ley de leyes, jajaja ahora se hacen los legalistas. La opinión pública sigue sin reaccionar…u otra vez ¿el qué se vayan todos?. Y todos se repreguntan o retwitean y ¿quienes vendrán?. Y el engranaje político sin fisuras. Sigamos hasta que en algún momento en algún momento la re-acción será sin vuelta atrás y luego? si el abismo. el sálvese quien pueda?. Pero no llegará al final la corporation empresarios sindicatos y gobierno de turno le buscarán salidas salomónicas para todos, gracias a todos y gracias x todo…que triste

  • 82. Gustavo  |  12 noviembre 2010 en 20:27

    Bueno yo ya estoy harto de todo esto. Si opinas de una manera te acusan de golpista, de oligarca, de estar con el supuesto enemigo. Y si opinas de la otra dicen que te mandan, que te paga tal o cual persona, que estas con el Gobierno.
    No se. Pero los extremos no le sirven de nada a una sociedad. Solo ayudan a dividirnos.
    Mientras tanto nuestros vecinos de Brasil, Chile o Uruguay decidieron unirse, ponerse las pilas, dejar de lado las divisiones y les va cada vez mejor.
    Nosotros seguimos estancados en los mismos problemas de siempre.

  • 83. Ma.Cristina  |  20 noviembre 2010 en 9:02

    Gustavo, yo tengo la esperanza de que todo lo que vaya ocurriendo desde ahora hasta la fecha de votación, haga que la gente se pregunte hacia dónde quiere ir. Si de verdad nos sirve un país esclavo de subsidios, ayudas para no trabajar, planes y planes que desvirtúan el valor del trabajo. Será la prueba fehaciente el saber si estamos creciendo como personas o sólo seguimos siendo cómodos habitantes.


Archivos

Categorías

Comentarios recientes

Alejandro A en Bitácora 97
Alejandro A en Bitácora 97
marlaw en Bitácora 99
r .nadaud en Bitácora 95
Marcelo Grynberg en Bitácora 95

Calendario

noviembre 2010
L M X J V S D
« Oct   Dic »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

A %d blogueros les gusta esto: