Como en los tiempos de McCarthy (perfil 25/9/2010)

25 septiembre 2010 at 7:06 9 comentarios

(Desde Nueva York)
En esta ciudad todos los alimentos que se venden se presentan como orgánicos. Ya no se trata de una etiqueta que distingue un tipo de productos de la oferta general sino una garantía para el consumidor de que lo que ha de comer no está envenenado. Hasta tal punto se ha masificado este certificado de calidad que si uno quiere comprar huevos que no sean orgánicos siente que puede intoxicarse. Lo curioso es que este cuidado por la salud de los habitantes se da en una megalópolis que parece estar edificada sobre una gran sartén de aceite crepitante y viejo. Nada hay que no humee a fritanga y casi todo lo que se come es grasa frita. Un desayuno americano consta de panceta, aceitosas rodajas de papa, huevos, chorizo, todos fritos, acompañados por una tinta aguada con el nombre de café. Los domingos avenidas como la 8va se hacen peatonales, y a lo largo de unas veinte cuadras se extienden puestos de comida étnica, o sea tacos, arepas, falafel, choclo asado, chorizos, que convierten la atmósfera en un sauna oloroso endulzado por el ketchup de las hamburgueserías. Ciudad orgánica bañada en grasa y melaza.
La primera impresión que me llevo es que aquí me siento en casa, en mi sitio. Los interrogantes acerca de la identidad que tanto inquietan y atraen en nuestro medio nacional y cultural se ven aquí resueltos a mi favor. Soy judío y latino, dos mayorías newyorkinas, nada de minorías, dos comunidades masivas que imponen su idioma, comida y costumbres. Acá alguien como yo saca patente de elegancia y arraigo. Para un transhumante, errante y nomade que vive en una sociedad agropecuaria tinellizada con matrimonio igualitario, estar acá, en la tierra de Woody Allen al son de la salsa y el merengue con kniches de papa, es la vuelta al hogar que no se tuvo.
El Presidente de la Nación es Barack Hussein Obama, un mulato más negro que blanco, que tiene la simpatía de gente que usa remeras estampadas con su rostro y la palabra “Hope”, y el odio de muchos que se hacen oír cada vez con más energía. Hay elecciones para renovar las cámaras en el mes de noviembre. La cadena Fox – multimedio de un enorme poder – propala sin tregua mensajes amenazadores sobre el presidente, lo presenta como un peligro para la nación, y recuerda que en caso de que las cosas sigan así la Constitución garantiza la vigencia de la Segunda Enmienda, la que autoriza por ley el uso de armas para salvar la vida y el sueño americano.
Nadie quiere despertar de este sueño, y menos los guardianes de su relato. Obama encantó a los norteamericanos por el modo en que hablaba, miraba y se plantaba frente a la gente. Recordaba las fuentes liberales de la Nación, los derechos del ciudadano, el encanto de la tierra promisoria, el futuro como tiempo abierto y universal, Hoy ya se han acostumbrado a su porte y el enamoramiento se ha disipado. Ahora quieren política, es decir, el sabido: “es la economía estúpido”, y, en ese sentido, la cosa no camina, apenas se sostiene.
Pero lo que más sorprende al visitante, y no sólo al huésped sino a los locales también, es la arremetida de un sector del Partido Republicano que está ganando elecciones primarias y se presenta con posibilidades de conquistar escaños en las próximas elecciones legislativas generando así un cambio en la relación de fuerzas del Congreso. Esta fracción esta conformada por los miembros del Tea Party, cuya jefa es la ex candidata a la vicepresidencia Sara Palin. Son parte de una nueva generación de republicanos que se presentan como jóvenes rebeldes críticos de los dinosaurios que han llevado al Partido a las últimas derrotas. Se dicen enemigos de Wall Street, responsabilizan a Bush Jr por no haber respetado la tradicional austeridad republicana con el dispendio sin límite de recursos fiscales, e invitan a sus compatriotas a renovar el personal político si no se quiere correr el riesgo de hundir para siempre a la nación. Aseguran con firmeza que ya no hay tiempo, que la señal está dada desde el momento en que se ha infiltrado en la Casa Blanca un peligroso alien que tiene la misión de convertir el sueño americano en una pesadilla.
Para poner las cosas en su lugar la revista especializada en finanzas Forbes, en su último número tiene en la tapa una foto de Obama, rodeado por palabras mayúsculas “ CÓMO PIENSA”, y en un copete: Las raíces del gran problema de Obama con los grandes negocios”, se trata del anuncio del artículo central de Dinesh D’ Souza, presidente del King’s College de Nueva York, autor de un libro por salir: Las raíces de la rabia (rage) de Obama.
El autor afirma que el peligro de Obama no radica en su política fiscal que se pretende progresiva en un país en el que el 1% de la población se hace cargo del 40% de los impuestos, y que si se amplía el espectro a 10% de la población se llega al 70% de la recaudación total. Se hace eco de lo que otros periodistas dicen con sorna: que el Presidente quiere que el ciudadano común le pague a los hippies viejos del baby boom la droga que necesitan. Entre paréntesis podemos calcular que en caso de que estos datos sean ciertos, la concentración de la riqueza en los últimas décadas en los EE.UU es de tal magnitud, que un par de cientos de hipermillonarios después de pagar al fisco la mitad de sus rentas se quedan de todos modos con riquezas gigantes frente a decenas de millones de pobres e indigentes.
La sombra que se yergue sobre el país, nos advierte, proviene de algo mucho más grave. D’ Souza, de origen hindú, dice que la universalidad con la que el actual presidente encantó a todos, el “color blind ideal”, el ideal incoloro de las relaciones entre seres humanos, parecería acercarlo a la prédica de Luther King, pero se trata de un espejismo, el verdadero maestro de Obama es su padre, tal como lo cuenta en su libro Los sueños de mi padre.
Este padre nacido en Kenya de la tribu Luo, era polígamo, tuvo en el curso de su vida cuatro esposas y ocho hijos ( no sabemos si las tuvo al mismo tiempo o de acuerdo a la moda de las parejas aficionadas a casarse en Las Vegas). Uno de sus hijos, Mark, lo acusó de abusar y golpear a su madre. Era bebedor, mató con su coche a un hombre y le hizo amputar las piernas a otro. En 1982 se llevó un árbol por delante en Nairobi matándose finalmente.
Pero lo peor, nos advierte el académico, fueron sus ideas, porque éstas han sido las que contaminaron el alma de su hijo. Fue un luchador por la causa del anticolonialismo. Se inspiró en textos de Franz Fanon como Los condenados de la tierra. Sembró en su heredero el odio a los blancos explotadores, a la prosperidad de los ricos, y a la grandeza de Europa y de los EE.UU. No por casualidad, dice el articulista, Barack estudió con Edward Said, autor de Cultura e Imperialismo. Puede parecer increíble que hoy – afirma alarmado – un hombre así esté ocupando la Casa Blanca, un socialista que tiene la idea de que el Estado debe apoderarse de los resortes de la economía a la vez que solidario de los musulmanes que luchan contra el imperio norteamericano. Un hombre que propone a sus hermanos de religión ser partícipes de la carrera espacial y corona su sueño con la edificación de una mezquita en el cráter de las Torres Gemelas en donde fueron asesinados miles de norteamericanos. Es el realizador de los sueños de su progenitor, el hombre de una tribu africana. D’ Souza concluye que el presidente está poseído por el espíritu de su padre como si fuera un Hamlet islamista y siniestro. Hoy, remata la nota, los EE.UU de Norteamérica, están gobernados por un fantasma.

Anuncios

Entry filed under: General.

Nueva York 4 Recordando a Peter Sellers (Perfil 26/9/2010)

9 comentarios

  • 1. estrella  |  25 septiembre 2010 en 13:59

    Disfruto de estas crónicas desde New York, Tomás. Me hiciste reír con la comida orgánica y las fritangas.
    Espero más!
    Saludos.

  • 2. federiquito  |  25 septiembre 2010 en 17:18

    Convengamos que a Obama le dejaron tierra arrasada y no es fácil arreglar los kilombos heredados, sobre todo si son de significativa magnitud. Saludos desde el sur de California.

  • 3. Carlos r.  |  27 septiembre 2010 en 13:06

    Esta nota y la anterior deberían leerse juntas. La incertidumbre que asola al lenguaje político, en especial a las denominaciones ideológicas, parece prestarse de siempre a las manipulaciones más burdas de los demagogos. Esos expertos en agitar temores, extorsionar conciencias, imponer alineamientos y, en general, eximirnos del trabajo de pensar.

  • 4. EF  |  29 septiembre 2010 en 9:40

    Terrible panorama el que nos mostrás. Desde que subió Obama solo dos grandes hechos ocurrieron: la debacle de Wall Street 2008 y el lanzamiento del programa de salud, ambos ganados en el congreso.
    En el primero se comporto como si fuese un republicano. Puso tanta plata con la excusa de salvar los puestos de trabajo como la que hubiese necesitado para hacer en un solo día millonarios a cada uno de esos trabajadores. Así, beneficio a los grandes responsables a costa de socializar la deuda. Ahora, que encima estos republicanos lo critiquen Fox, Forbes) define el significado de la palabra sinvergüenza, solo están sincerando su racismo. En el segundo caso, cualquiera que haya vivido en estados unidos y haya sufrido la injusticia del sistema de salud previo no se opondría. En el resto, siguió mandando tropas; tuvo mala leche con BP… tampoco hizo tanto, no?
    Abrazo,

  • 5. Tomás Abraham  |  29 septiembre 2010 en 9:58

    hola esteban
    yo en chicago, vos en lyon. tenemos unas seis horas de diferencia. por mi parte desde las 5 de la mañana dando vueltas. esta ciudad es increíble. contaré algo en el post del sábado. no sé a qué te referís con BP. lo de obama es extraño. no me parece un político. creo que es un servidor y luchador social. esto es un imperio. lo del monopolio clarìn aquí sonaría a chiste. obama predica. habla en nombre de los menos favorecidos. pero aquí el poder no parece estar en manos de pocos, hay muchos poderosos. son miles sino millones. hay millonesde pobres, pero hay millones de ricos, y muchos billonarios. me da la sensación que el establishment no toma en serio a obama. un respiro lírico luego de la mano dura de bush.no tiene la pertenencia a la elite adinerada de los kennedy, que además vieron como les mataron a dos y silenciaron al tercero. abrazo

  • 6. lizme  |  29 septiembre 2010 en 13:36

    N.Y. es una ciudad apasionante. Cuando se está ahí no alcanzan las horas del día, y es una presión la fecha de regreso.
    Obama ha tenido y tiene una visión más fuertemente marcada por su vocación académica y social, que política.
    No es que carezca de habilidades políticas, las tiene. La mejor muestra es cómo organizó su gabinete. Lo que no tiene (afortunadamente) es la mirada tradicional de los políticos. Imagino la templanza que tiene que poner a prueba a cada minuto.

  • 7. JorgePayador  |  29 septiembre 2010 en 13:56

    BP, British Petroleum?

  • 8. EF  |  29 septiembre 2010 en 16:39

    Grande Tomas. Interesante lo que pensas, vale la pena verlo. Es un país tan raro y encima con ese sistema de votación tan hecho a su medida. Pensar que Bush subió con menos del 50% de los votos en una elección de solamente el 30% de la población…
    Lo de BP es lo del derrame de petróleo que los republicanos lo usan para atacarlo como si fuese una situación semejante al katrina. Es un país imposible para modificar y la verdad es que si al final de su mandato Obama termina solamente logrando lo del sistema de salud ya es meritorio. Pero con ese racismo feroz que tienen hubiese sido mas apropiado un gobierno con Hillary. Pero bueno, ahora solo falta el papa negro y nos despedimos…
    Acá todo bien, en la lucha por las jubilaciones que las quieren llevar de los 60 años a los 62. Que no se metan con el descanso acá en Francia que es sagrado!
    Te mando un abrazo y disfruta!

  • 9. Gustavo Romero  |  29 septiembre 2010 en 17:18

    Tomás querido, te abrazo desde Buenos Aires.
    Sacate una foto en el Puente de Brooklyn y regalamela.
    Abrazo


Categorías

Comentarios recientes

Marcelo Grynberg en Bitácora 90
marlaw en Bitácora 90
marlaw en Bitácora 90
marlaw en Bitácora 90
Aldo en Bitácora 90

Calendario

septiembre 2010
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

A %d blogueros les gusta esto: