ONDA CORTA 13. LO MÍO CON MACTAS ( por AM)

30 junio 2010 at 8:01 19 comentarios

Lo mío con Mactas más que una entrevista fue casi una pensión completa. Desayuno, almuerzo y cocktail.

Vamos por el principio:

El primer contacto fue por teléfono, yo desde mi casa y Mario desde el Patio Bullrich. Bien, la magia de la radio funcionaba, yo de imaginar a mi entrevistado en un lugar de la ciudad bien podría haberlo hecho ahí.

Primera cita: Él propuso La Biela y si, cómo no. Llegó en taxi, sobretodo negro, pañuelo al cuello,  camisa a rayas y saco a cuadros, no de esos amarillitos, ocres, de los 70. Estos eran cuadros sobrios pero con intención, que combinaban con un pantalón sport negro. El look podría definirse como  “paquetería casual”.

La Biela bien merece un paréntesis. Mientras esperaba miraba a Piero sentado en una mesa charlando con alguien que creo que era Facundo Cabral. En otra, Lilita, con un bronceado realmente original entre el fucsia y el salmón, enmarcado por un pelo amarillo casi fluor. Un divertido exceso estilístico muy poco católico. Por las risas de ella y sus amigas creo que lo estaba pasando muy bien. En otro sector, señoras preocupadas por un futuro crucero por el Báltico que podía suspenderse por la niebla islandesa: un horror!.

Exceptuando los turistas el resto de la concurrencia tenía cara de ser alguien famoso, o por lo menos de haberlo sido alguna vez: más esto último. Ahora que la moda trae de vuelta los ochenta, yo creo que hay que visitar más La Biela; la nostalgia alfonsinista se respira en todos los rincones.

Después de presentaciones y despliegue de caballerosidades de su parte empezamos hablando de su ausencia en la radio. Con más alivio que rencores me contó que la salida de Continental terminó siendo un buen negocio para él. Ahora, para „hacer  un poco de músculo“, tiene un programa los sábados a la mañana en una FM de San Isidro.  El año que viene quizás vuelva a la radio competitiva. La idea de su último programa donde “un líder macho, hacia girar el factor femenino, estaba muy bien”. Recién habíamos empezado pero no había duda que el factor femenino era algo que le gustaba bastante.

Habló de sus noches solitarias en Colonia en las que cocina escuchando radio, un programa con buena música que no se circunscribe a estilos (“Divertimento de sábado a la noche” por radio Nacional, sábados de 21 a 0) como lo haría él: “nunca aceptaría tener un musicalizador, la música debe parecerse al tipo que hace al programa”.

Antes de que pudiéramos imaginarlo preparando un almuerzo dominguero para la familia aclaró que prefiere comer afuera, odia la mesa familiar y el matrimonio, nunca se casó: las mujeres que tuvo se casaron con él. Nuestro líder macho mantiene su postura, no vaya a ser que creamos que está retirado.

Me contó que es un televidente selecto: documentales, los de tiburones especialmente, canales de cocina y Dr. House. Y de la radio está realmente aburrido, es todo previsible, ya sabe cuándo se van a enojar, qué van a decir. Me gustó su definición: “la radio es déjà vù“. Por la mañana un poco de Víctor Hugo para ponerse de mal humor con su “proceso de transformación”, el resto tedio. Por ahora “el gato y el zorro” no vuelven y a Hanglin tampoco lo escucha.

Un amigo de apellido patricio lo esperaba para almorzar así que nos despedimos. Como no le gusta comer en casa propuso un almuerzo la semana siguiente para que continuásemos con la entrevista.

Segunda Cita: Acá ya contábamos con la confianza que da el segundo encuentro así que no nos privamos de nada, almuerzo en el MALBA, divino. Este lugar parece ser un bar de museo para extranjeros, pero  no. Estos se sientan afuera a tomar sol y cuando ven que el café sale 2 veces más que en su Suecia natal se levantan y se van. La  clientela esta formada por las mujeres que en los noventa se divorciaron de los señores que hoy siguen yendo a la Biela. Sus nuevos maridos les da un buen pasar, y ellas quieren pensar que están la lejana Suecia mientras comen un sandwich de gravlax y una coca Light después de hacer footing. Porque eso es notable: predomina la combinación bolso Louis Vuiton y calza. El restaurante estaba lleno de estas señoras y de algunos arquitectos de doble apellido.

Otra vez jugaba de local, las enjogginadas y los modernos arquitectos se acercaban a nuestra mesa, ellos le daban abrazos y que tal estas y nos vemos y ellas sonrisas, besos y algún que otro susurro, seguramente picantón , que no pude descifrar.

En esta ocasión como ya dije no falto detalle: Look esmerado, camisa blanca, pañuelo en tonos grises, saco claro y un morral, no maletín, no portafolio, para ser más exactos  bolso de uso común en los pueblos originarios y en los jóvenes que escuchan a Silvio Rodríguez y cursan carreras sociales. Nunca pude saber que había dentro, por ahí nada, el toque Mactas. Mi entrevistado es un hombre que cuida su estilo y no creo que en su vestuario haya algo librado al azar.

Piropos  ya antes de sentarnos, recordaba mis zapatos de la primer entrevista y sabía que eran distintos a los que estaba usando hoy. Él tenía los mismos, pero yo no dije nada, estaba ya impresionada, pensaba en las señoras que se quejan de que sus maridos no se dan cuenta cuando van a la peluquería, eso con Mario no les pasaría.

Champán y dos copas del mejor de los vinos, Malbec por favor. Yo ensalada, la especialidad de la casa parecen ser los sándwich gourmet pero yo por más gourmet que sea no me podía comer sánguche en una ocasión así y menos con el precio que tenían. Él pescado sin sal. Vino el mismísimo chef a la mesa a saludar al periodista, y por supuesto era francés.

Sinceramente de la AM se habló poco “la FM es aborrecible y la AM es un  campo de tedio extraordinario del que no puedo salir” así que quien era yo para insistir, intente por el lado de los protagonistas de la radio y mucho la verdad que tampoco conseguí por lo menos mucho de lo que se pueda contar. A diferencia de mi anterior entrevistada, Florencia “Floppy” Ibáñez, Mactas no regala elogios a sus colegas, por lo menos no a los hombres. Con el sexo opuesto por ahí anda un poco falto de discreción.

 A Hanglin le tiene un verdadero cariño describió su amistad como agreste, se conocen desde muy niños pero no se ven casi, creo que extraña el gato y el zorro. No hay duda de que sonaban bien juntos y me parece que es de los poco con los que Mactas se siente de igual a igual y al que no tiene que explicarle los chistes. En ese rato que tenían al aire volvían a ser como los compañeritos del Nacional Buenos Aires y sentir eso a esta altura debe estar bueno.

Para entrevista ya tenía bastante así que postre, café y mi agradecimiento por la invitación.

Qué mejor frutilla para este postre que la legislatura porteña!

Mario Mactas fue nombrado “personalidad destacada de la cultura de la ciudad” y ahí estaba yo.

Salón digno de tal acto casi lleno. La primer fila de un lado estaba ocupada enteramente por locutoras que gritaron cual fans de Luis Miguel cuando se anunció el nombramiento, a la misma altura pero en un rincón más discreto su mujer.

Madre, hermano e hijos en el otro lado de la primer fila al lado de Hanglin y Martita. Ullanovsky. Y mezclados con el común de la gente, Rosendo Fraga, Mario Sábato, Horacio Molina y otros tantos con cara de ser personalidades. Muchas mujeres de más de 50 bien arregladas y en particular un grupo de 3 o 4 con guantes de cuero y hermosos abrigos que después alguien me comentó que eran las primas, no las que de saca la mano Antonio, sino aristócratas de la familia de don Mario.

El primero en tomar la palabra fue el diputado Oscar Moscariello (PRO) impulsor de la iniciativa. Hizo referencia a la decadencia en que ha caído el lenguaje y cómo Mactas, desde los medios, nos reconcilia con la lengua castellana. Sobre esta idea dio vueltas su discurso usando frases tan novedosas como “pluma exquisita”. A este le siguió Lombardi, que al ser ministro de cultura utilizó términos más profundos como “pauperización de la lengua” y “efecto movilizador  de las ideas”, pero su dicción de zona norte no me dejo muy claro el resto del mensaje.

Para disfrute de todos los presentes llegó Ulla, con sus palabras nostálgicas a la par de chispeantes. Jean, pullovercito celeste, cuello redondo que dejaba ver una camisa a rayas… Carlos estábamos en un acto importante! Ya despertaba compasión. Empezó con una anécdota  del momento en que él conoció al homenajeado: los notables alumnos del Nacional Buenos Aires presentaban su revista y ahí estaba él que era del Mariano Moreno  admirándolos: looser. Y así con ese tono transcurrieron sus palabras, profundamente agradecido con Mario por haberlo dejado jugar con él a lo largo de su carrera. Después del remember llegó el momento chiste con comentarios tales como:” Mario, antes hablábamos de divertirnos y ahora lo hacemos de divertículos”, “ antes charlábamos de prostitutas y ahora de prostatitis…” Qué gran juego de palabras! Será eso lo que quería decir Moscariello con la decadencia de la lengua.

Terminó con unas breves palabras de Mactas sinceramente emocionado y agradecido. Muchos se acercaron a abrazarlo y otros hicieron lo propio con la mesa de sanguchitos, de buen comer el circulo de mi entrevistado y bueno el catering de la gestión PRO.

Empecé mi entrevista con un hombre de la radio y terminé con la coronación de una personalidad destacada de la cultura. No estoy diciendo que sea mérito mío, ojo, Mario Mactas bien merece su reconocimiento.

Es importante aclarar que una no está muy acostumbrada a salir con señores mayores, así que todo esto hizo de este trabajo periodístico una experiencia interesante.

                                                    Ana María

Anuncios

Entry filed under: General.

Sorpresa y media ( Perfil 26/6/2010) VAMOS ARGENTINA!!! ( Perfil 3/7/2010)

19 comentarios

  • 1. daniel rico  |  30 junio 2010 en 8:13

    Que tirzte es asistir a la decadencia de un hombre, a su transformacion en una caricatura patetica de si mismo.

    Saludos.

  • 2. hioracio cacciabue  |  30 junio 2010 en 8:15

    la elegancia es una forma de la ontologia
    extraordinario

  • 3. hioracio cacciabue  |  30 junio 2010 en 8:16

    la elegancia como forma de la ontoloigia
    extraordinario

  • 4. Martin  |  30 junio 2010 en 10:17

    Gracias Ana Maria por dejarnos entrar en el mundo “mactas”, un grande de la radio al quien se extraña.

  • 5. Elías  |  30 junio 2010 en 12:09

    Debe ser algo generacional, pero prostituta-prostatitis me causó mucha gracia.
    En las disparatados diálogos del Gato y el Zorro sobrevuelan las crónicas de Bustos Domecq.
    En otras crónicas ( por supuesto que no me refiero a ésta) sobrevuelan la pobreza de color, la inseguridad de estructuras y los párrafos jadeantes que nunca aciertan con el final.

  • 6. Mar  |  30 junio 2010 en 12:12

    Después de leer la nota, y empezar a ver en los comentarios, uno que inicia como el tuyo, no puedo frenar decirte lo que pienso:
    Todos envejecen, y eso no es sinónimo de decadencia.
    Todos tenemos una identidad, y para los demás puede llegar a ser un personaje, de modo que en algún sentido, todos somos una caricatura patética de nosotros mismos. Vos también.

    Sabemos que la vejez comporta un deterioro físico (disminución de la de la agudeza de la visión y audición, de la velocidad motriz, etc.), y cognitivo (algunas dificultades para evocar rápidamente algunas palabras o nombres, cierta disminución de la atención que puede producir que llegues a una habitación y no recuerdes qué ibas a buscar hasta que retornás de dónde partiste y ahí recién… sí, merde!…etc.).
    También sabemos que esta caída cognitiva, tiene una curva mucho más atenuada, cuanto mayor haya sido el nivel educativo y la experiencia e intensidad del trabajo intelectual previo.
    Por esta razón, imaginate ahora mismo cómo vas a ser vos a la edad que ahora tiene Mario Mactas, si él a tu edad fue mucho más creativo que lo que vos sos ahora, y tuvo una disposición y facilidad de comunicación mayor a la que vos tenés ahora… en fin, lo que se resume habitualmente como calidad de persona>/em>… porque él jamás habría hecho un comentario como el tuyo, y menos aún hubiera escrito “triste” con “z” y sin acentos

  • 7. Mar  |  30 junio 2010 en 12:19

    Ana María,
    Muy linda la descripción de todos los encuentros, muy adecuada al “espíritu Mactas”.
    Ojalá vuela a participar con el “Gato y el Zorro” con Hanglin, porque para ellos era un encuentro especial, y para los oyentes un deleite.
    Ojalá también vuelva a tener más espacio en la radio, aunque en San Isidro se lo va extrañar si deja.
    Gracias por la nota.

  • 8. pepe  |  30 junio 2010 en 16:06

    ponganle una bomba a mactas, la biela, el malba y su familia de aristocratas de carton

    Ana maria sos la mejor.

  • 9. danielrico  |  30 junio 2010 en 17:58

    Bien dice el dicho que “hay que pegarle al chancho para que aparezca el dueño.”

  • 10. ernesto  |  1 julio 2010 en 12:43

    Che brontosaurio, buscate alguna cueva por ahí y olvidate de la sociedad “injusta” o, simplemente, andá a vivir a Cuba

  • 11. Mar  |  1 julio 2010 en 14:10

    y apareciste!

  • 12. JorgePayador  |  2 julio 2010 en 13:39

    La verdad es que no sé que le han visto a Mactas. Un afectado, amanerado, que pareciera, a través de una pretendida elegante oratoria, un pavo real.
    La única vez que hizo algo más o menos atrayente fue cuando un tipo como Hanglin, un minimalista al contrario de Mactas, pero al que le he escuchado hacer los mejores reportajes radiales, se le dejaba servida en bandeja en los diálogos del gato y el zorro.

  • 13. ernesto  |  2 julio 2010 en 14:32

    Mactas es un gran periodista, inteligente, culto y simpático. Aunque considerando que te gustan los Kirchner lo que dijiste de Mactas seguramente es un halago para él.

  • 14. Mar  |  2 julio 2010 en 16:52

    Jorge,
    Eso no es justo, ambos interactuaban en el Gato y el Zorro muy creativamente. Debe ser que no te gusta el estilo de Mactas al hablar, y eso te impide escucharlo.

  • 15. JorgePayador  |  2 julio 2010 en 21:31

    No querida Mar, lo he escuchado pero nunca me pareció me pareció más que lo que expresé. Es cierto que interactuaban pero Hanglin era, a mi manera de ver, mucho más qe Mactas, más histriónico incluso; el humor de personaje lo ponía Rolando. A ambos lo conozco desde hace mucho, de cuando escribían en la revista Satiricón junto con Ulanovsky, Dolina, Panzeri….

  • 16. Elías  |  2 julio 2010 en 23:22

    ¡ Cómo se extraña a Panzeri ! En Página 12 del 01/07 se puede leer un gran artículo escrito en 1971 por Pier Paolo Pasolini . Lejos de eso, ya no quedan escritores cultos que nos deleiten con sus crónicas futboleras.

  • 17. Mar  |  3 julio 2010 en 0:53

    De todas formas, coincidimos en que Hanglin es muy bueno. Es excelente entrevistando, y tiene humor. Todos los que nombraste son buenos.

  • 18. Rita  |  14 julio 2010 en 14:47

    muy buena la nota!!!!
    felicitaciones ana maria

  • 19. José  |  5 agosto 2010 en 9:45

    Recien llego a la nota, más bien tarde. Ayer conocí la existencia de esta por el entrevistado, que la mencionó por Radio 10 donde se ha juntado nuevamente con Hanglin para hacer nuevamente el extraordinario “El Gato y el Zorro”. Conozco a ambos desde Satiricón y celebro que se hayan reunido nuevamente. El manejo del idioma de Mario es realmente envidiable y me alegra que tenga oportunidades nuevamente en la radio AM. Cuando hacen el Gato y el Zorro se potencian uno al otro, y a pesar de algunas repeticiones, es una gran sketch que hace siempre referencia a personajes de la fauna argentina fácilmente reconocibles (chantas, soberbios, venales pero aún así queribles). Muy buena la nota.


Archivos

Categorías

Comentarios recientes

Alejandro A en Bitácora 97
Alejandro A en Bitácora 97
marlaw en Bitácora 99
r .nadaud en Bitácora 95
Marcelo Grynberg en Bitácora 95

Calendario

junio 2010
L M X J V S D
« May   Jul »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

A %d blogueros les gusta esto: