Recuerdos de Pandora (Perfil 12/6/2010)

12 junio 2010 at 8:45 49 comentarios

Cuando salga esta nota la pelota comenzará a rodar, y el equipo argentino de fútbol habrá logrado la hazaña de vaciar las calles de las ciudades y pueblos de todo el país. Un visitante de otra galaxia, de un planeta llamado Pandora, recientemente aterrizado en Buenos Aires, se pregunta por el motivo que hace que una pantalla en la que se ven a unos cuantos hombrecitos corriendo detrás de una pelota fije la atención de unos miles de millones de humanos. No entiende por qué cada tanto saltan de sus asientos como despedidos por un resorte y gritan algo ininteligible o se agarran la cara con desesperación. A veces se los ve levantar los brazos al cielo y mascullar alguna maldición.

Fenómeno incomprensible para este ser tan particular que perdido en la ciudad vacía, quiere saber de qué se trata. La presencia de algunos de sus hermanos de especie que hace meses se aventuran camuflados ( avatares) por distintos lugares, le prepararon  una agenda de contactos para que lo ayudaran a comprender este fenómeno sin antecedentes galácticos. Le propusieron consultar a sociólogos y profesores de literatura con una percepción original del tema. Fue informado que así lo hiciera ya que el común de los humanos de la zona austral llamada Argentina confesaba que no se podía traducir en palabras lo que llamaban “un sentimiento”.

En Pandora no existían los “sentimientos”. Por lo que se notaba, era una referencia a una emotividad que los “na`vis” (los habitantes del planeta Pandora)  expresan y sienten de un modo puntual. Cuando una madre le trae un fruto rojo a su hijo, el niño le salta al cuello y la besa mientras ríe, pero no sabe que tiene “ un sentimiento” de felicidad. Entre ellos decir “te veo” ya expresaba la gratitud de un estado amparado por el Árbol de las Almas.

Por eso cuando le decían que el futbol era un sentimiento no entendía. Otros querían aclarar el sentido de lo dicho y subrayaban que se trataba de una “pasión”, otra palabra desconocida en Pandora que agregaba a la anterior una especie de estado de agitación que entre los “na`vis” se manifestaba cuando montaban un Thanator volador o copulaban entre lianas.

El sociólogo consultado también estaba frente a la pantalla pero se lo veía de mal humor y le decía al azulado aborigen que con el Mundial el sistema calentaba a la masa. Ante tal dicho no podía más que asentir ya que el ambiente estaba espeso, denso, y el señor y la señora – que se presentó como docente de la carrera de comunicaciones –  repetían con rabia que todo esto que se mostraba en la pantalla – además de calentar a la masa y ser manipulado por el sistema –  beneficiaba al “poder”.

Quisieron explicarle lo que era un “barra brava”. Quizás de todo lo que decían, la descripción de semejante entidad le fue más fácil de comprender ya que los portadores de los AMPSuit que a veces invadían su planeta concidía con el perfil de esos seres que rugían, golpeaban con un martillo un gran tambor y saltaban sobre algún supuesto cadáver.

La gente que le fue presentada como “de letras”, se componía de escritores y profesores que le explicaron que lo más importante era comprender la diferencia entre cultura popular y cultura de masas. Les fue imposible concertar la cita en un bar o confitería, ya que todos los establecimientos tenían la pantalla fosforescente acompañada de gritos acelerados al ritmo de los hombrecitos que corrían para apoderarse del balón.

Fueron al parque Lezama y en unos bancos de piedra, cómodamente sentados, le contaron en qué consistía el Carnaval de acuerdo a un eminente sabio ruso, un tal Mijail Bajtin. Comprendió que aludían a fiestas con música y disfraces con mucha gente en la calle. Le preguntaron al pandoreño si veía gente en la calle. Por el contrario, respondió con precisión y obediencia, no hay nadie en la calle. La ciudad está vacía. “Vió…, le  dijeron, no hay cultura popular si no hay pueblo en la calle”. “¿Y sabe por qué no hay pueblo en la calle”. No, dijo desconsolado. “Porque el poder quiere que todos estén en sus casas aislados los unos de los otros, mientras les pasan por las pantallas los avisos de lavarropas, autos, tarjetas de crédito, y obras públicas”.

Cabizbajo y algo confundido por la dificultad del problema, se dirigió a un bar de la zona y se sentó frente a un  televisor en el único asiento que quedaba en el local. Pudo ver algo más tranquilo esa pantalla mágica y a los hombres corriendo de un lado para otro. Unos eran blanquitos y los otros negritos. Unos tenían una camisa rayada y los otros verde. A veces se interrumpía la trasmisión y mostraban a señores con casco al lado de una grúa y un vozarrón que decía: “esto también lo hiciste vos!”. No se atrevió a preguntarle qué sentido tenía esa frase al mozo que lo atendía y le sirvió el agua mineral. Pero sabía que “vos” también era él, y que le decían que ese camino roto con la gente a un costado sonriendo a la cámara  también lo había hecho él.

Luego aparecía una señora también con casco pero muy bien vestida – en algo parecida a la princesa Neytiri – que subida a un andamio levantaba una mano y saludaba de un lado para otro mientras varias personas desde un nivel inferior trataban de tocarla con cierta incomodidad.

A las cinco de la tarde tenía concertada una cita con otros “na`vis” para intercambiar opiniones sobre ese día tan particular. Sin duda que les llamaba la atención el fenómeno del futbol. Uno de ellos contó que una vez finalizado el partido, se apagó la pantalla del lugar en el que estaba, y la gente subió a sus autos y tocaba bocina, ese ruido parecido al que hace los reptiles alados, cuando emprenden su vuelo. Sabían que la vida en Pandora no pasaba por su mejor momento. Los “na`vis” estaban deprimidos. Las sequías, la escasez de “lkrans” para volar, ese murmullo de disconformidad que se escuchaba sin estridencias pero con insistencia, los obligaba a pensar en una solución. Por algunas escenas presenciadas imaginaban que al Árbol Madre también lo revitalizaría estar rodeado por “na´vis” saltando de alegría como lo vieron alrededor de un Tótem de piedra blanca en medio de una ancha avenida de Buenos Aires.

Estaban de acuerdo que no tenía mucho sentido sacar conclusiones o enseñanzas de lo trasmitido por esa gente que les hablaba de sistemas y cultura popular. Ya conocían en Pandora a seres semejantes de un azul más pálido, los “lanvandinos”, que también se reunían para discutir la crisis de la cultura Omaticaya y la decadencia de los “na´vis”. De nada servía nutrirlos de más letanías y no veían con buenos ojos introducir en su hogar estelar disciplinas que se llamaban sociales y frases emanadas de rencores literarios.

Lo que sí necesitaban era conseguir elementos vivificadores como los que inmovilizaban a millones de humanos fascinados como si estuvieran ante la presencia del mismo Toruk cuando raja el cielo con su bramido de fuego.

Habían averiguado que lo que dejaba a todos absolutamente estupefactos y levantaba a la gente de sus asientos en bares, casas y en esos estadios repletos, era un tal Lionel, un hombrecito que corría muy rápido y sorteaba negritos vestidos de verde.

Ése fue el momento en que a uno de nosotros, antes de volver a Pandora, se nos ocurrió proponer un plan para raptarlo.

Anuncios

Entry filed under: General.

entrevista con chiche telegrama-sudáfrica

49 comentarios

  • 1. JuanManueldeRosas  |  12 junio 2010 en 12:20

    Soy pandoriano.

  • 2. Elías  |  12 junio 2010 en 14:22

    Para vivir la emoción del fútbol, el sentimiento, no deberá frenar la pasión de las multitudes.

    Si los editores de las secciones deportivas de los grandes medios, tuvieran una mínima visión cultural, deberían convocar a T.A. para que comente los partidos de la selección.
    Difícilmente encuentren un comentarista mejor…

  • 3. Mar  |  12 junio 2010 en 19:22

    Y aquella fue sin duda la mejor idea! (aunque los lavandinos siempre secretamente lo supieron… pese a tantas sequías, sólo a los pandoreños podría habérseles ocurrido hacerlo. Había una paleta de colores de diferencia entre ellos, y no había caso, los pigmentos amarillos los habían alejado del azul pálido para siempre).
    Se llevaron con ellos también a la única descripción que observaron confundía bastante a los cultores de análisis sociales e intelectuales:

    “Messi es casi un milagro de la genética” “Yo le dije a Lionel, me va a hacer caer las retinas: no se puede creer lo vertiginosa que es su frecuencia de paso y de movimiento. Es casi un milagro de la genética, porque en un mismo movimiento hace seis o siete”, sostuvo Signorini .
    “Está llamado a ser uno de los mejores de la historia y seguramente en el próximo Mundial estará mejor que en éste, porque a su talento le agregará la experiencia” agregó.

  • 4. federico  |  12 junio 2010 en 19:24

    Va a ser un mes muy duro,y todo puede ser todavia peor s…
    solo un milagro…
    hoy no se dio…

  • 5. Federico  |  12 junio 2010 en 20:14

    Es de un sincretismo muy bajo reducir el futbol a una mera actividad donde 22 tipos corren atras de una pelotita.

    Es dificil entender el espectaculo deportivo como producto cultural teniendo en cuenta su caracter eternamente historico, mas es necesario observar en el futbol una capacidad creadora de sensaciones.
    sensaciones que comunmente son enajenadas para el lado del odio y el rencor por la realidad de un sistema genocida en todos sus puntos.

    Galeano nos decia que los goles son como los orgasmos y como tales por lo inoportuno del desencuentro de la historia son cada vez menos frecuentes.
    Personajes que nos recuerdan los sistoles y los diastoles, verdaderos cristos de barro con mas o menos prejuicios, con mas o menos derrotas nos recuerdan en definitiva la necesidad de sentirnos calidos sin necesidad de un chauvinismo inadecuado.

    Sera el tal Lionel o el pasado orgulloso que nos tranquilos ya estoy llegando.

  • 6. Tom  |  13 junio 2010 en 2:10

    El mundial genera una magia especial, una locura especial, también se habla y escribe mucho, incluso en exceso, en ocasiones hasta llegar a la pelotudez. La mayoría de las pelotudeces se esfuman sin pena ni gloria solo algunas tienen entidad como para brillar ahí en el cielo de la soberana pelotudez y allí tendrá su sitio esta fábula..
    Vamos Lio!! vamos que los nabos nunca podrán raptarte!

  • 7. magu  |  13 junio 2010 en 11:08

    No puedo comprender la emoción que despierta en la gente un partido. Aunque en casa lo vieron (de a ratos). Ví un montón de Nigerianos y me recordaron a la cara de Satchmo, y solo asi sentí algo familiar, pero me fuí a escucharlo.

  • 8. Elías  |  14 junio 2010 en 13:19

    Magú y demás melómanos/as del blog : ¿ qué melodía utilizarían para musicalizar el magistral relato de ciencia ficción de T.A.?

  • 9. magu  |  14 junio 2010 en 13:53

    ELIAS
    ASI HABLABA ZARATUSTRA, asi unimos a Richard Strauss con Nieszchte, con Stanley Kubrick y con TCM.. Claro que ya está un poco repetida. Propongo una versión del WACA WACA con arreglos medio tangueros de LITO VITALE, y hacemos patria. Jajaa, saludos
    Eh, me criticaron mis familiares, me dicen antipatriota por el desinterés mundialero.

  • 10. Mar  |  14 junio 2010 en 15:14

    Casi que me tienta la propuesta de acordes tangueros de Magu, pero me parece que le pegaría muy bien la “Cantata para América mágica” de Ginastera (que aparentemente además no congeniaba con los lavandinos).

  • 11. TVMAN  |  14 junio 2010 en 16:14

    Mar, y sino Valeria Lynch cantando con Ricardo Fort, asi terminan de volverse locos los extraterrestres.

  • 12. carmen  |  14 junio 2010 en 18:12

    Me parece que el enviado de Pandora, que ya tenía sus agentes de la misma especie acá, no hizo un estudio serio o no se informaron bien. Es fundamental, a mi juicio saber como se multiplica la especie en el mundo a estudiar. El enviado de Pandora, seguro sabía que en este mundo , la especie está formada por machos y hembras. Pero ¡vaya sorpresa! El solo vé calles vacías, no calles solo con hembras. Cuando entra al bar, no le llama la atención que solo los machos griten y salten de su silla, mientras alguna hembra, con cara aburrida espera algún pedido. Luego, aparece una “señora” “con casco, pero muy bien vestida?” subida a un andamio, de lo que se deduce que es el único ejemplar hembra de la especie que ha visto, pero aparentemente no le llama la atención. Defnitivamente pienso que el enviado de Pandora, al igual que muchos habitantes de la zona estudiada, tien una visión “futbolcentrista” y no se ha percatado que la mitad del país no ve a los hombres que corren con la pelotita, aunque suspiren, y exhalen aire por algún bien dotado ejemplar futbolero.Esta observación, me surgió, pues recordé , cuando le pregunté a un amigo europeo, que rcordaba de la segunda guerra mundial en la que el era un niño

  • 13. carmen  |  14 junio 2010 en 18:14

    y m respondió : Recuerdo las caalles vacías jugando y en ellas solo mujeres.

  • 14. Elías  |  14 junio 2010 en 20:16

    He escuchado muy poco Ginastera, en los años 70´una banda de rock sinfónico, Emerson,Lake &Palmer, realizó una versión de la Toccata concertata ( 4° mov. del concierto N°1 para piano) ,versión que contó con la calurosa aprobación del autor y difundió su obra entre el público rockero.
    Gracias a tu comentario, descubrí, entre otra cosas, que Ginastera falleció en Ginebra en 1983; por lo tanto en 3 años de diferencia y en la misma ciudad fallecieron el mejor escritor y el mejor compositor argentino del siglo XX.

  • 15. Mar  |  14 junio 2010 en 20:24

    De nada Elías,
    y sí, es cierto que falleció en Ginebra, como Borges. Dos grandes creadores. Lo que creo no sabía bien o no recordaba, era que había sido en el 83, después me voy a fijar, aunque puede ser porque fue un año “muy movido” en el país y para mí, así que bien puede ser que no lo haya registrado.

  • 16. Mar  |  14 junio 2010 en 20:34

    Ah! y me olvidaba.. sí! Emerson, Lake & Palmer incluyó a Ginastera (y tenían varios temas del estilo). La sinfónica del Colón lo interpretó bastante durante los 80, pero en especial lo tomaron los intérpretes de cámara.

  • 17. Mar  |  14 junio 2010 en 20:53

    También pasó en Paraguay. Se veían muy pocos hombres a consecuencia de la guerra, y varios mutilados y discapacitados. Lo resolvieron acomodándose complacientemente varias mujeres por hombre, y evitaron sabiamente hacer cualquier planteo de celos (otra no les quedaba).
    Si pasara ahora, quedarían muchas menos mujeres también, porque los ejércitos incorporaron a varias. Los tiempos cambian. Antes ni podían ir a estudiar, menos a votar, ni entrar a los lugares de entretenimiento porque eran exclusivos para los hombres. Durante el siglo pasado se fueron dando varias transformaciones en el rol tradicional de la mujer -probablemente la secuencia de guerras mundiales que mencionás, tuvo mucho que ver-, y entre ellas, fue la del derecho a elegir y decidir por sí misma lo que gusta.
    Hay mujeres que juegan al fútbol.
    Vos a qué siglo te referís?

  • 18. Elías  |  14 junio 2010 en 21:43

    Mar : uno de mis temas favoritos de E.L&P era “The Barbarian”; como el vinilo de aquella época no traía mayor información, siempre pensé que había sido compuesto por Emerson.Y sin duda que es un temazo antológico, hace pocos años encontré que es una copia casi exacta del ” Allegro Barbaro” de Béla Bártok.

  • 19. carmen  |  14 junio 2010 en 21:56

    Me refiero a este siglo, en el que nuestro país estamos equiparadas legalmente , pero al noventa por ciento de las mujeres no nos gusta el futbol, y como a un porcentaje de hombres nos tenemos que bancar el “ambiente futbolistico” en todas partes. Recuerdo el mundial anterior, elegi el dia que jugaba Argentina, para hacer un trámite en la Afip, creyendo ingenuamente, que me atenderian y no tendria que hacer cola de espera, y me encuentro con los empleados viendo el partido y no me atendieron.No juzgo, pero me senti en otro mundo.Y cuando hablo de “futbolcentrismo” es eso, todos estos dias, hasta los articulos filosoficos hablan de futbol, sin tener en cuenta, que la mitad por lo menos de los lectores y lectoras simplemente no nos interesa.

  • 20. magu  |  14 junio 2010 en 22:33

    MAR, ELIAS, CARMEN: Si, GINASTERA Va bárbaro, lo de Emerson no lo sabía

    Venimos de la presentación del libro en la preciosa librería:

    el clima húmedo y lluvioso de la calle contrastó con el cálido y ameno ambiente de la librería. El café rico y barato, y para leer hay de todo. El lugar es una cajita de música pero con lilbros. Había muchísima gente, muchos jóvenes de muchas edades, pero los propiamente dichos también. Sospecho que eran Deleuzianos por como se les movían las orejas del modo deleuziano característico. DON ABRAHAM entró con CORA y todos nos arrodillamos ovacionándolo y tirándoles pétalos de nardos.
    Cuestión que él habló de su biblioteca y de su amistad con los libreros que también tienen su historia. Sospecho que el próximo libro se llamará HISTORIA DE UNA LIBRERÍA.
    Admirador de PLATÓN y de BLATÓN; BLATÓN, librero casado con MIECKE, también belga, profesora de filosofía y de teología recibida en Bruselas (de donde eran), luego vecinos de VILLA ADELINA. COn un hijo desaparecido. COn una vida dedicada a solamente venta de libros de filosofía. Hoy, viuda MIECKE y la única hija mujer, de nuevo BÉLGICA.
    La verdadera estrella a quien ABRAHAM no necesitó dar lumbre como DIÓGENES a un hombre. Fue el brillante y carismático (aunque serio y reacio) GUSTAVO ROMERO, el MARLON BRANDO veinteañero de la filosofía argentina.
    ABRAHAM dijo que de chico subrayó la primer página del libro de SPINOZA, todo entero y le hizo círculos y puntos. Supongo que está relacionado con LA GEOMETRÍA DE LOS AFECTOS tanto diagrama pertinente.
    No se puede expresar en prosa el bello discurrir de ese momento entre tanta gente hermosa, escuchando con pasión lo que estos dos apasionados de la filosofía dijeron. Pero al terminar la presentación. Todo el mundo se fue con un libro debajo del brazo (autografiado o no) y con una copa de más, o al menos una copa.
    Yo pregunté sin suerte, a toda señora simpática si era MAR, pero me decían: no, Soy Laura, Soy Arlette, Soy Beatriz, ninguna era MAR.
    Bueno, ojalá podamos ir a escuchar algún seminario en octubre el día jueves. Al llegar, un pedazo del techo de mi casa estaba totalmente caído, pero pude ver nuevamente a las estrellas, mudas, pero guías de nuestro destino.

  • 21. Elías  |  14 junio 2010 en 22:56

    ¡ Muy buena crónica de la presentación ! Me encantó eso de los pétalos de nardo, estoy haciendo una de mis aburridísimas guardias, a cientos de km.de Crack Up, pero, tan simpático y bien escrito relato, me transportó -cual transbordador espacial de la Enterprise- al lugar de los hechos.
    ¡ Gracias Magú!

  • 22. magu  |  14 junio 2010 en 22:59

    ELIAS
    en realidad eran pétalos de margaritas. LAS SEIS ESPOSAS DE ENRIQUE OCTAVO de RICK WACKEMAN también podría ser cortina de PANDORA?. Nos vamos a tapar el agujero del techo con algo. Achis, saludos.

  • 23. carmen  |  14 junio 2010 en 23:39

    ¡cómo me hubiera gustado estar! qué bueno. Hoy lunes que es mi cumple, le había pedido a mi hijo el libro, y preguntó en las dos principales librerías de la ciudad, y no lo tenían, incluso en una le dijeron que hacía una hora habían preguntado por el mismo libro. Habrá que esperar.Me da cosas decirlo, pero en vez del libro, me dió una sorpresa y me regaló un hornito eléctrico. Muy ameno el relato de la presentación.

  • 24. Mar  |  15 junio 2010 en 0:24

    Sí, a mí también, porque Magu tiene esa capacidad de transmitir las emociones (nada “lavandina” azul pálida es).

  • 25. Mar  |  15 junio 2010 en 0:27

    UPS!, entonces era cierto? leí lo de “ver el cielo” en el otro post.
    Mis “emparches”, resistieron… Vamos todavía! (los hice yo misma, “MADE by MAR”)

  • 26. Mar  |  15 junio 2010 en 0:50

    carmen,
    mmm… revisá lo del 90%, porque no me parece que sea muy “preciso”.
    Entiendo tu molestia, aunque me parece que se mezclan muchas cosas. No se me hubiera ocurrido nunca hacer un trámite -a no ser que fuera urgente- en un día en que juega la selección argentina, porque hubiera pensado que algún tv deberían haber llevado, y no me hubiera gustado hacerlos que dejen de verlo por mi trámite (sobretodo si puedo hacerlo en otro momento). No me molestan que los empleados públicos quieran ver el partido, me molestan sí otras cosas (como el maltrato por ej.), pero siempre pensando que “no la pasan demasiado bien” en su trabajo cotidiano, como “sandwiches” entre las presiones institucionales y el público que atienden.

    En mi caso, no hubo forma de cambiar el día de un curso intensivo que se desarrolla en La Plata, pero acordamos con los alumnos pausas para que puedan ir a verlo (yo tbién. iba). Siempre hay formas de arreglarlo, cuando hay buena disposición, y sobretodo si se comprende, que es algo que “mueve por adentro” a la mayoría.
    Tanto te molesta que sean muchos más los que quieran ver a la selección que a los que les resulta indiferente?

  • 27. Elías  |  15 junio 2010 en 7:36

    Estuve escuchando la ” Cantata para America magica” y definitivamente Ginastera me resulta -por ahora- inaccesible; sus bruscos contrastes rítmicos no se llevan nada bien con mis crónicas fibrilaciones auriculares.
    Asociaría, el relato de T.A., con alguna música clásica, elegante y armónica, podría ser algo de Jean-Luc Ponty, por ej. un Cosmic Messenger con arreglos de Rodolfo Mederos en bandoneón.

  • 28. carmen  |  15 junio 2010 en 12:51

    MAR. A mi juicio, en el artículo, el habitante de Pandora debió mirar el futbol, y todo lo que sucede alrededor, esté relacionado o no. Como ve el observador de otro mundo, este deporte insertado en el tiempo, describir las reacciones, no solamente de los aficionados sino de la otra mitad. Puse el ejemplo de la mujer, porque en su gran mayoría no ven futbol . Hubiera sido mas rico describir esa interacción, entre los que les gusta o no.

  • 29. Gabriel  |  15 junio 2010 en 13:40

    TOMAS: ¿POR QUÉ NO SEGUIS CON POST/COMENTARIOS DE LOS PARTIDOS DEL MUNDIAL? LEI EN UN ESCRITO EN LA CAJA QUE EL DE ALEMANIA FUE TU ÚLTIMO MUNDIAL, PERO NO ME QUEDO CLARO EL POR QUÉ.

  • 30. Mar  |  15 junio 2010 en 15:30

    Eso es así Elías, Ginastera no es fácil de escuchar por sus “atonías”. A mí al principio me shockeó (pensá que amo a Mozart, y es pura armonía!). Sin embargo, y tal vez porque algunos amigos concertistas lo escuchaban e interpretaban mucho, empecé a conocerlo y me fueron resultando más fáciles esas disonancias que mencionás. El oído finalmente las va aceptando. No me dí cuenta en qué momento, empecé a “tararear” y a gesticular en algunas partes, como si “darme cuenta” que me gustaba, me hubiera pasado mucho después de haberme gustado. Bueno, es raro, pero no puedo explicarlo mejor.

  • 31. ricky carrizo  |  15 junio 2010 en 15:36

    Fue lindo estar ahí Tomás… recordé a Dewey y algunas de sus ideas:
    ” La vida no es una aparición milagrosa sino la presencia de una fuerza que siempre se encuentra en tensión respecto de otras fuerzas. Se define por la dificultad. No hay pensamiento si no hay obstáculo. Lo griegos definían al obstáculo con la palabra “problema”. No se necesita pensar si no hay escollo.”

  • 32. ernesto  |  15 junio 2010 en 17:27

    Muy bueno Abraham.
    Finalmente descubro que este blog está superpoblado de mujeres. El 80% de los comentarios al post son para mostrar, de una u otra forma, su desacuerdo con el fútbol. Sobre todo con el mundial. ¿Porque no se dejan de molestar y nos dejan con nuestras pasiones -o trivialidades o como lo quieran llamar-? Sigan con sus disfraces esquizoides (o lo que sea eso que llaman modas), con sus atrevimientos intelectualoides, su visión caleidoscópica de la política, sus lecturas zafarranchadas, sus intepretaciones anímicas de la música y todo eso que conforma el inverosímil y asimétrico mundo femenino, que nosotros no las criticamos, ni siquiera las notamos. Sigan su camino, total cuando las necesitamos las llamamos.

  • 33. Gustavo Pablo  |  16 junio 2010 en 6:58

    Cuanto hace que no se juegan un partido de futbol muchachos?
    Es lindo, no cuesta un peso y hace bien.
    Saludos

  • 34. Tomás Abraham  |  16 junio 2010 en 8:16

    ricky
    es una frase mía o de dewey?

  • 35. magu  |  16 junio 2010 en 13:02

    Gustavo Romero
    Muy buena la reseña que has hecho.

  • 36. Elías  |  16 junio 2010 en 14:18

    No sé de quien es la frase : ” Los griegos definían al obstáculo con la palabra problema”.
    Pero todos sabemos que si Messi & Cía no definen ante Corea, el obstáculo de los griegos empezará a ser un problema.

  • 37. Mar  |  16 junio 2010 en 17:18

    A mí me había parecido muy bueno el concepto de “dilema” en Dewey, que desarrollaste en uno de los capítulos de Rorty.

  • 38. Mar  |  16 junio 2010 en 17:24

    Será un problema coreano.
    Y muy especial, porque sólo con un punto cardinal.

  • 39. ricky carrizo  |  16 junio 2010 en 17:24

    De Dewey.

  • 40. Mar  |  16 junio 2010 en 17:26

    También misógino? naaaa…

  • 41. Elías  |  16 junio 2010 en 20:45

    Magú, Mar : la selección española, a pesar de ejercer un mayor dominio del balón, no pudo concretar sus oportunidades de gol y perdió 1-0 con Suiza.Observen la calidad literaria que tienen los periodistas españoles de El País para titular la derrota : “A España le puede la retórica”.

  • 42. Mar  |  16 junio 2010 en 22:16

    No leí ese titular de El País… mirá cómo están. Debo confesarte (y a todos) mi maldad, porque me alegré (pobres en realidad, porque están con crisis, desocupación y recortes), pero es que los últimos con los que me relacioné -es cierto lo que cuentan sobre los argentinos “cancheros”, que fueron muchos para allá en el 2001-, PERO ELLOS tenían una SOBERRRRBIA intolerable! (tan es así que les dí un par de palotes en la cabeza).

  • 43. magu  |  17 junio 2010 en 15:14

    MAR, ELIAS,
    El partido de hoy (Argentina, Corea del Sur) alegró la mañana, al menos la de mi marido.

    Sobre lo de ESPAÑA::::::::… “NO DAN PIE CON BOLA·”

  • 44. Mar  |  18 junio 2010 en 14:18

    Magu,
    El partido de ayer! qué partido! Desde las 7.00 con esa “cosa” en el estómago, después cuando empezó a desarrollarse la pasé tranqui (raro en mí), goles bien gritados y festejados, nuevamente “cosa” en el estómago en el 2do. tiempo -pero no duró mucho- y excelente final!
    Elías,
    no existe el problema coreano al sur…

    Sigo mala, me alegré que ganó Serbia!

  • 45. ernesto  |  18 junio 2010 en 14:38

    Hoy se murió un viejo cretino o, tal vez un cretino viejo. Un viejo con mentalidad preadolescente y a quien, por esa inmadurez, los suecos -esa gente que se hizo rica practicando el capitalismo y la economía de mercado- le otorgaron el premio nóbel de literatura… Eso me hace pensar ¿hay algún interés oculto en el hecho que los suecos, liberales-capitalistas a ultranza, premien siempre y sistemáticamente a los izquierdosos? ¿Les gusta pregonar el socialismo, lo contrario a lo que ellos hacen, tal vez para ir eliminando competencia? Pienso: claro, Corea del Norte no les importa, no tienen multinacionales pero a Corea del Sur sí la tienen en cuenta, ya les pelean muchos de los nichos en los que medraron siempre los suecos, por ejemplo en instrumental médico de alta tecnología…

  • 46. magu  |  18 junio 2010 en 14:54

    ¡qué merengue chicos¡
    MAR te leí y luego al leer a ERNESTO pensé que se había muerto un cretino viejo pero dle futbol. Jamás leí nada de SARAMAGO.

  • 47. Mar  |  18 junio 2010 en 17:26

    Bueno, por la secuencia parecía que seguía con el fútbol… así que entiendo tu merengue (con dulce de leche, como siempre).
    Leí a Saramago. Es más, compré varios libros para buscarle “la vuelta”. A veces me “empecino” con un autor, pero con él siempre me ganó el aburrimiento, y finalmente lo dejé.

  • 48. santiago  |  18 junio 2010 en 19:45

    …Y cuando lo quisieron raptar se dieron cuenta que… Messi es pandoriano, y juega para nosotros porque Dios es Argentino carajo!. (pandoreño me hace brasileño, y no concuerdo)

  • 49. Elías  |  18 junio 2010 en 21:34

    Mar
    había intentado hacer un modesto juego de palabras con : definir, griegos ,obstáculo y problema, incorporando algunos otros términos de la actualidad mundialista.
    Sí, con el fútbol surgen sentimientos atávicos difíciles de controlar . Por más amor que tengamos por los grandes compositores alemanes, siempre deseamos que el poderoso equipo alemán pierda y ni hablar de Brasil, nos olvidamos inmediatamente de Vinicius, Jobim y la bossanova y sólo queremos que la verdeamarela pierda por goleada y con baile incluido, como la final del 98 frenta a Francia.
    Quizá por eso, tanto Lugones como Borges, abominaban del fútbol. Pensá que Borges aprendió alemán, con un diccionario, para poder leer la obra de Schopenhauer en su idioma original; difícilmente se hubiese alegrado, como nosotros, de una derrota del equipo representativo de Alemania. Borges quería que se inventara un deporte en el que nadie perdiera.


Categorías

Comentarios recientes

r .nadaud en El profesor Michel Foucault…
r .nadaud en El profesor Michel Foucault…
Marcelo Grynberg en El profesor Michel Foucault…
Marcelo Grynberg en El profesor Michel Foucault…
Marcelo Grynberg en El profesor Michel Foucault…

Calendario

junio 2010
L M X J V S D
« May   Jul »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

A %d blogueros les gusta esto: