La filosofía de Richard Rorty (Undécima entrega)

16 febrero 2010 at 11:27 17 comentarios

Rorty 30 a 32

Causalidad y justificación

Se ha editado un voluminoso texto: Rorty and his critics, editado por Robert Brandom. Es una costumbre de Rorty la de someterse a las críticas y responder a cada una de ellas en sendos libros. Existe más de uno diagramado de acuerdo a estos envíos y reenvíos no siempre laudatorios en los que el filósofo debe afinar la punta de su lápiz ante la requisitoria de sus colegas.

En la Introducción a la obra, Brandom, sitúa el campo de la discusión y los problemas que se privilegian. Localizado el perímetro de la filosofía analítica, la preocupación principal gira alrededor de las relaciones entre la realidad objetiva y la verdad. Nada menos y siempre más.….      [ Ver texto completo ]

Anuncios

Entry filed under: Filosofia.

El patriota ( perfil 13/2/10)

17 comentarios

  • 1. Marcelo Grynberg  |  16 febrero 2010 en 16:24

    No me parece que los “puzzle solvers” tengan que ser catalogados despectivamente como “abuelos de la nada”. Gran parte de las ciencias exactas ha hecho formidables avances gracias a los “puzzle solvers”. No cualquiera puede encontrar nuevos caminos o metodologias para resolver o al menos construir aproximaciones a las soluciones de grandes problemas. Muchas veces, el problema en si no resulta de gran trascendencia. Pero los metodos planteados para resolverlo dejan al descubierto otros problemas aun mas importantes.

  • 2. Roberto  |  17 febrero 2010 en 5:50

    Total y absolutamente de acuerdo, es una lucha.

  • 3. ricardo carrizo  |  17 febrero 2010 en 14:44

    Resolver puzzles no es acercarse a ninguna verdad. Supongo que Tomás anticipa una vida sin nietos como consecuencia de un proyecto de humanidad dominado por el desconocimiento del ser de la ciencia.
    “A fuerza de técnica aún no percibimos el ser esencial de la técnica, como a fuerza de estética, no preservamos más el ser esencial del arte”. Pensaba Heidegger.
    Me hiciste “entrar” en el teoricismo de Rorty y sus relaciones entre la realidad objetiva y la verdad. Es interesante!!!

    Sumo a Sloterdijk y su de finición de un albergue metafísico en el transcurso de este progreso berreta, desespiritualizado.

    Goethe decía que “cuando en la busquedad de la verdad los hombres no crecen lo necesario. Se afanan en lo inútil.

  • 4. santiago  |  17 febrero 2010 en 19:14

    Con el tema del teléfono:
    Disiento y creo que es la voz de I la causa, y no solo la justificación de la voz que escucha T, pues el invento de Bell es a causa de que existe algún I que intenta a hablar a una distancia que una condición física lo impide entonces se sirve del teléfono para hacerlo.
    De no existir I que intenta hablar a distancia no habría teléfono o, mejor dicho, I es la causa del teléfono además de ser la voz que este instrumento ayuda a transmitir. Por lo tanto la voz que sale del teléfono de T es la voz que emite el cuerpo de I, sus cuerdas vocales. Si esto no es así caeríamos en el ” no es” o “no ser-ía?” infinito porque la causa podría “ser” en el aire que transmite el sonido, o en el cable, o en el oído de T, o en el satélite, o en las ondas cerebrales de T o I, etc. Y como creo que entendí que dijo Rorty -bien dicho para mi- decir todas es decir nada.

  • 5. santiago  |  17 febrero 2010 en 20:42

    Discúlpenme el error, conteste sin releer:
    Con “T” quise llamar a T(s), Y con “I” al que seria I (s).

  • 6. Roberto  |  17 febrero 2010 en 21:03

    Sufrimos: el mundo exterior comienza a existir…; sufrimos demasiado: desaparece. El dolor lo suscita únicamente para desenmascarar su irrealidad.

    Musicalidad.
    ¿Por qué el “Ser” o cualquier otra palabra con mayúscula? “Dios” sonaba mejor. Teníamos que haberla conservado. Pues, ¿no deberían ser las razones de eufonía las únicas que regularan el juego de verdades?

    ¿La Verdad? Se halla en Shakespeare – un filósofo no podría apropiársela sin estallar con su sistema.

  • 7. Marcelo Grynberg  |  17 febrero 2010 en 23:22

    Que es el “ser esencial de la tecnica” ?
    Que significa “acercarse a una verdad” ?
    La “verdad” de quien ?
    En fin, “la humanidad se plantea solo aquellos problemas que puede resolver” (Karl Marx).

  • 8. Marcelo Grynberg  |  17 febrero 2010 en 23:54

    Ups, me fallo la memoria, pero no el sentido de lo que escribi antes. La frase textual de Marx es:
    “La humanidad se plantea solamente los fines que puede alcanzar”

  • 9. Santiago  |  18 febrero 2010 en 17:02

    Roberto: la primera frase que escribiste es algo más que muy cierto. Sobre Shakespeare y la verdad… este era para mí el verdadero Shakespeare, el mismo:

    “…Escalo – ¿Y que noticias corren por el vasto mundo?
    Duque – Ninguna, sino que el bien se haya tan enfermo que el único remedio es la disolución. La novedad es lo único que prima, y tan peligroso resulta envejecer en cualquier género de la vida, como virtuoso ser constante en cualquier empresa. Apenas subsiste la suficiente verdad para hacer a las sociedades seguras; pero hay bastante seguridad para hacer maldecir a las relaciones sociales. Alrededor de este enigma gira ahora la prudencia en el mundo. Estas nuevas son no poco viejas; sin embargo, son noticias de todos lo días. Pero por favor, señor, ¿de que carácter era el duque?…”

    Y todavía gira… Impresionante, o no?
    (Conversación del duque Vicencio, disfrazado de fraile, con un funcionario de su gobierno. “Medida por medida”. William Shakespeare.)

  • 10. Roberto  |  19 febrero 2010 en 0:20

    siempre es un placer leer algo de Shakespeare, gracias por el fragmento, tan vigente como el “Ser o no ser…”, accionar en el mundo de hoy es dar un paso hacia la demencia y quedarse quieto es obedecer los mandatos de los poderosos, los que cortan el bacalao de esta tragicomedia, por decirlo de alguna forma.
    Saludos.

  • 11. Marcelo Grynberg  |  19 febrero 2010 en 23:08

    Respecto a:

    “Rorty es amable con Habermas, lo respeta y trata de no contradecirlo, sólo muestra cierta perplejidad ante la convicción universalista del neokantismo del alemán a la que considera totalmente inútil.”

    me pregunto si entonces Rorty tambien era de la misma opinion de la “vieja guardia” de la Teoria Critica (con quien Habermas se formo), respecto a la inevitabilidad de la deformacion de la Razon en razon instrumental. Me refiero al tragico triunfo de lo que Weber y generaciones posteriores dieron en llamar “Zweckrationalit\”at” (wreck rationality, o racionalidad “arruinada”).

  • 12. gvictor  |  21 febrero 2010 en 4:23

    Rorty es realmente presente absoluto, una vuelta mas de tuerca y ni siquiera considera relevante tender a ninguna forma de ideal predeterminado “horizonte regulativo que oficie de utopia sensata, que actúe como guia para la acción, es mas importante alejarse del pasado que tender a un ideal para reemplazar el miedo por la esperanza”.
    O sea que destruir los obstáculos que atan al pasado es la prioridad, pero no necesariamente para reemplazarlos por algo predeterminado, sino con el fin de reestablecer el ámbito de libertad una vez derribados los dogmas para que luego se pueda progresar, ir a lo nuevo, lo interesante, nuevas redescripciones, en donde el azar es un factor a considerar.
    Lograr y posibilitar que el azar haga su trabajo gracias a un adecuado campo de facilitación propiciado por el mayor grado de libertad posible. La idea de progreso de Rorty es compatible con el avance de la ciencia en donde el factor azaroso e histórico se ha hecho presente mas de una vez, gracias a la actividad en si de la investigación abierta, (a veces se busca algo predeterminado y se tropieza o encuentra con otro descubrimiento inesperado).
    Igualmente el rumbo de la nave histórica que varias veces se mueve de acuerdo a lo inesperado o azaroso, es un hecho que es poco lo que se puede anticipar.
    El pasado esta para destruirlo y el futuro tampoco esta predeterminado por una verdad trascendente a realizar, se presenta abierto, lo cual debería ser motivo de optimismo.

  • 13. Gustavo Romero  |  23 febrero 2010 en 12:20

    Tomás:

    ¿Qué actitud asumió Rorty ante el deconstruccionismo derridiano?
    Sabemos que, en sus inicios, el deconstruccionismo tuvo sus adeptos numerosos en Estados Unidos.
    En la década del setenta y sobre todo en la del ochenta, Derrida se consagra definitivamente en Francia, y el deconstruccionismo adquiere la categoría (“sube de nivel”) de pensamiento filosófico, continental, ontológico, riguroso, dejando atrás su connotación meramente literaria que los círculos universitarios anglosajones le habían dado.

    Rorty ha escrito un par de artículos sobre Derrida. Quizás sea interesante profundizar en esa relación, ya que es uno de los modos con que el filósofo estadounidense se entusiasmo (críticamente) con la filosofía continental (europea). Podría verse una crítica a Heidegger a través de la crítica a Derrida que Rorty le emprende.

    En fin.

    Saludos

  • 14. Gustavo Romero  |  23 febrero 2010 en 12:26

    Los textos de Rorty sobre Derrida y el deconstruccionismo en general son:

    -” Desconstrucción y circunvención”.

    -” Dos significados de “Logocentrismo”: Respuesta a Norris”

    -“Notas sobre desconstrucción y pragmatismo”

    -” ¿Es Derrida un filósofo transcendental?”

    Quizás el más interesante sea “Deconstrucción y pragmatismo”.
    Creo que vendría genial tu análisis sobre el texto mencionado, Tomás, continuando este trabajo sobre Rorty.

    Abrazo

  • 15. magu  |  24 febrero 2010 en 14:10

    Las relaciones entre la realidad objetiva y la verdad no existen.
    porque NO EXISTE LA REALIDAD OBJETIVA.
    Pero si, existe REALIDAD Y CREENCIA, hablo hasta del punto de vista científico.
    Tenemos un puñado de creencias endebles en miles de libros y archivos de pc y registros………..y como hormiguitas de hormiguero, algo nos pisa o una lluvia nos barre nuestro mundo de “demostrables y de comprobables”: Vuelvo a recordar una película de Woody Allen, sobre el futuro, creo que era Bananas, donde la nariz del lider debe ser clonada……….y los científicos de la new age dicen que lo mejor es comer carne de tigre y no ser vegetariano.
    por su puesto que me pongo como blanco de crítica, jajaja, con esa afirmación.

  • 16. Gustavo Romero  |  25 febrero 2010 en 12:04

    Es notable, por momentos, la “presencia” de T. Halperín Dongui en el TEMPO de la escritura de Tomás, sobre todo en el modo de construir oraciones con una escasez de comas tal que obliga al lector a releer varias veces la oración o el párrafo para saber cuál es el sujeto de la oración, el genitivo, el dativo, etc., y sobre todo para no perderse de nada.
    Se nota un cambio en la escritura de Tomás, si comparamos, por ejemplo, estos últimos textos sobre Rorty con aquellos de “Pensadores bajos” o con aquellos de principios de los noventa (que luego se incluyeron en Pensamiento rápido).

    ¿No?

  • 17. Marcelo Grynberg  |  2 marzo 2012 en 18:40

    Mas vale tarde que nunca: la palabra alemana “zweck” no tiene nada que ver con la inglesa “wreck”. Leyendo un poco mas sobre el tema, “zweck” se deberia traducir por: fines, objetivos, intenciones, propositos, etc. O sea “razon instrumental”. en el contexto anterior.

    Perdon por la pifiada.


Categorías

Comentarios recientes

marlaw en Bitácora 92
marlaw en Bitácora 92
Marcelo Grynberg en Bitácora 90
marlaw en Bitácora 90
marlaw en Bitácora 90

Calendario

febrero 2010
L M X J V S D
« Ene   Mar »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728

A %d blogueros les gusta esto: