Acerca de los bloggers (Perfil 30/1/2010)

30 enero 2010 at 16:26 46 comentarios

Haré algunas observaciones personales sobre la cuestión abierta por Jorge Fontevecchia el sábado pasado en PERFIL, a raíz de una declaraciones de Victor Hugo Morales sobre la conducta de quienes comentan en los blogs.

Hace años que escribir en blogs es una de mis formas de expresión. En mi propio blog he escrito trescientos setenta textos en veinticuatro meses. Acabo de terminar en mi página web a la vez que en mi  blog una historia de la filosofía de Platón a Nietzsche, y en este momento escribo un libro sobre Richard Rorty y la filosofía contemporánea que publico en el blog por envíos parciales. Semanalmente llevo a cabo entregas periódicas de todo este material que incluyen ensayos sobre Sandor Marai, Antonio Berni, Amelie Nothomb, Imre Kertesz y Federico Fellini entre tantos otros que también abarcan temas relacionados a la politca, al futbol, la televisión y la vida cotidiana. Casi todo este material va luego al papel impreso de una editorial.

Además entregué en formato digital tres libros de mi autoría ya agotados pueden bajarse e imprimirse gratuitamente lo que hacen miles de lectores que dejan sus datos.

Mi blog está abierto a los comentaristas o bloggers que envían sus opiniones sin ningún tipo de restricciones. Todos los puntos de vista se aceptan con la cuota de agresividad o de amabilidad de la que son portadores. Administro el sitio sin jamás haber expulsado a nadie y sólo una vez en mi recuerdo expresé mi deseo de que una persona no interviniera más en mi espacio por posiciones que me parecían antisemitas.

Me hago cargo de la recepción de todos los comentarios que en dos años suman más de doce mil y sólo elimino a quienes insultan o a los que usan la página para una especie  de chateo doméstico que nada tiene que ver con el tema presentado y lo hago mediante la comunicación de reglas explícitas para que todo el mundo esté enterado.

Esta labor es continua pero no me absorbe en demasía y vale la pena el cuidado que exige, por ahora.

Cuando digo insulto me refiero a lo que todos saben que es insulto, es decir las malas palabras que son una excusa no sólo para no pensar sino para saltearse la más mínima posición en un debate.

A los bloggers les puede resultar fácil la agresión porque usan pseudónimos – los nicks – y son les toca soportar la responsabilidad de la palabra `pronunciada. Pero la comunicación blogera no se basa en la existencia o inexistencia de injurias.

En el mundo de la comunicación que se diagrama hoy en día, el hecho de que haya miles o millones de personas que escriban sus puntos de vista acerca de todos los temas y en especial de las actualidades que trasmiten diariamente los medios conforman el mundo de  la contraopinión. Asi es el ágora democrática. Tiene su costo y provoca sus malestares. Lo mismo aconteció cuando aparecieron los graffitis que no sólo ensuciaban las paredes.

Hoy los blogs son parte de una red alternativa al dispositivo de poder que selecciona la información e impone las agendas, el vocabulario, los valores y los personajes de la actualidad.

En el mundo del espectáculo mediático que aún se llama periodístico, se teje una red muy simpática de complicidades por la que los protagonistas no dejan de adularse y admirarse entre sí para asegurarse futuras amabilidades . Quienes escuchamos la radio somos testigos de la selección que hacen los productores y programadores de los enamoramientos casi obscenos que hacen los oyentes de sus comunicadores  favoritos. Los aman, los adoran, los veneran. Hay radios que hacen de este tipo de amoríos el eje de sus programas. El despecho es segregado en una sola dirección: la clase política.

El lector virtual es mediante sus comentarios un lector actual. Para quien escribe libros es habitual estar años en la soledad de una mesa de trabajo sin tener un sólo lector del  proyecto en vías de constituirse, con la perspectiva además de no tenerlo ni siquiera una vez concretado el trabajo. Escribir libros mediante entregas en un blog o en una página nos remite a las épocas del folletín. Nos exige concisión, precisión, y además, nos permite estar acompañados.

Escribir es comunicarse y la presencia de un prójimo nos es indispensable para siquiera comenzar a trazar las primeras sílabas. Aún cuando arrojamos una botella al mar el otro nos es esencial.

Sin duda que más de una vez he deseado cambiar el formato y anular la posibilidad de los comentarios. Pero prefiero esta vía que hace de los escritos de cualquier género – filosófico, político, crítico – una epístola, una carta. Hay alguien del otro lado y está vivo y no sólo porque insulta.

Los que escribimos y publicamos tenemos todo tipo de comentarios y toda la gama de comentaristas. Están los que nos degradan, los que no entienden nada, los monotemáticos que siempre hablan de lo mismo, los fanáticos. Pero también se expresan aquellos que tienen buena información que no circula, opiniones polémicas que vale la pena debatir, y aquellos que nos alientan y agradecen por nuestro trabajo.

El mundo de los bloggers es peligroso. Las psicopatías son habituales y las descargas emotivas frecuentes. Es la misma gente que escucha radio, ve televisión y lee los diarios. No es de otra especie. Sólo que en los blogs expresa todo lo que se le venga en ganas al no tener rostro ni voz y con la sola identidad de las palabras escritas. Pero además se relacionan, y entran en contacto personas de Santiago del Estero con otras de Lyon, alguien de ochenta años  con otro de diecinueve. No es un feliz domingo pero tampoco un martes a la tarde.

El mundo de la comunicación de masas también es un espacio de sacralización. Con los bloggers nadie queda inmune a un tomatazo de palabras. Ocurre en todo el mundo y en todo el mundo hay quienes se quejan. Pero los insultos no llegan por azar. Son extensiones de la atmósfera que se vive en el campo de la cultura y de la política cuando se tocn ciertos temas. La zona sagrada está custodiada por fundamentalistas de todo tipo que se levantan con ira cuando se les toca algún totem de la cultura nacional o cuando ven amenazada una efigie de su panteón personal.

La solución es fácil. Aquel que tiene un portal comercial puede cerrar la posibilidad de los comentarios. Si no lo hace es por razones que tiene que ver con el negocio que cuidan ya que a los lectores-clientes puede gustarles escribir y ser leídos. Se puede dar el caso que personas con poder decisorio sobre un sitio digital tengan quienes se hacen cargo de la selección de los comentaristas y conserven los laudatorios y borren los agresivos. No es la única ni la peor forma de censura existente ni la más original muestra de deshonestidad.

Creo que este fenómeno de la palabra digital circulante es irreversible. No es una cuestión de estar a la moda ni de modernidad. Es la inventiva tecnológica que no sólo acierta con los mecanismos de control sino que tambien abre espacios de libertad. Y la libertad no es siempre linda, ni siquiera inteligente. Tampoco lo es la mentada seriedad profesional.

Anuncios

Entry filed under: General.

La filosofía de Richard Rorty (Octava entrega) El secreto de sus ojos

46 comentarios

  • 1. Cuntamuse  |  30 enero 2010 en 17:56

    Erotomanía romántica, reprimida o desenfrenada se dan en los blogs (éste no, porque es de filosofía y política). La gente se mete en los blogs a contar su intimidad (además de opinar) ¿Por qué tiene una vida poco interesante y aburrida, vacía?

    ¿O es el poder del mismo blog lo que hace que vacíen sus vidas para abocarlas a su nueva pasión u obsesión?

    Hablando de este blog en general, por lo que he leido , realmente es muy respetuoso de las opiniones de todos. Y también las críticas que usted hace al Gobierno o sobre otros temas, también lo hace con gran respeto. Sin embargo, los bloguistas se pegan cada trompada que tendría que haber un médico de guardia, como en las tribunas de futbol ante partidos polémicos, o como en los recitales de RIVER cuando viene MADONA. Causa efecto de astro, y las consecuencias de la falta de control (como si fanáticos se subieran al escenario a romper guitarras y dárselas por la cabeza al cantante, o querer arrancarle la camisa).
    LA LIBERTAD para mi , es un derecho, nadie tiene la libertad de agredir e insultar a los demás, y acá disiento Tomás, se debería cuidar de algún modo a los que opinan, hablen bien o hablen mal del gobierno. Una vez que fueron basureados, ultrajados o parodiados, ya el daño es irreparable, hay que frenarlo a tiempo. Tomás, dejo el chivo, ya vamos al recital por HAITI de Pedro Aznar. Saludos y gracias
    Tanti auguri

    si la gente no escribe en forma abierta y franca, no solo por censura, ¿por qué lo hace?…pregunta hecha por Mar que quedó flotando

  • 2. David  |  30 enero 2010 en 18:47

    A mi se me ocurrio esto, que el ejercicio, la disciplina del respeto, no esporadico, habitual, llega a ser una tarea placentera, por lo que de busqueda de la verdad tiene, sabiendo o creyendo que no hay tal verdad, que es propia construccion.
    Como asi tambien pense que ese ejercicio cotidiano del respeto, que puede llegar a ser como una sonrisa forzada, por lo de humilde que debe tener ( dejar la cosa ser, es tambien dejarse ser, con la inevitable aceptacio de la propia ignorancia que ello supone), implicaba un placer de dioses: el irrespeto, o como se diga.
    Me gustaria seguir pero ya dije muchas pavadas.
    Que la regla de los bloggers sea el repeto, como lo es en algunos foros, asi nos transformaremos en sujetos verdaderamente desafiantes y no reidores de programa de tv.
    🙂

  • 3. Cuntamuse  |  30 enero 2010 en 20:31

    ECO: David…….”que el respeto sea la ley primera”, y la “intención de verdad, la segunda” (o las dos al mismo tiempo).

  • 4. Roberto Ibañez  |  30 enero 2010 en 21:05

    De la misma manera en que la naturaleza siente horror al vacio en las ciudades-pueblos de 100.000 ha., el poder político siente horror de los bloggers ( me refiero desde ya a los comentarios inteligentes, ingeniosos o con un alto poder de observación) ; tal es así que en el principal diario de la ciudad han tenido que regular al máximo la participación de los foristas en los comentarios de las noticias. ¿A qué se debe este temor? Esa sería una buena pregunta para que la respondiera con mayor solvencia el autor de este blog, pero en mi modesta opinión se debe a que muchas veces el sistema democrático que actualmente practicamos, sirva para que aquellos políticos que han sido elegidos para ocupar puestos claves en una comunidad vivan como estrellas mediáticas, manifestando en muchos casos extraños cambios en sus personalidades y en sus cuentas bancarias; estos hechos se potencian en las pequeñas localidades donde todos, más o menos, se conocen. Desde siempre, lo que más molesta a aquellos que detentan algún tipo de poder ha sido la inteligencia y en los foros, los comentarios agudos, para evitarlos muchos hacen hincapié en los otros, que no revisten ninguna importancia.

  • 5. Star  |  31 enero 2010 en 0:29

    El respeto es ante todo, una demostración de sabiduría.

    Sori pero hoy no puedo escribir nada, ha sido un día espléndidamente agotador …

    Muy buen post.
    Addio

    Ojo al piojo, que los reidores de tv me dan mucha risa… jaja

  • 6. Star  |  31 enero 2010 en 2:10

    Me pasa con los post de Tomás que tienen tantas ideas que tendría que tomar cada una y reflexionar sobre ellas … y no me alcanzaría la vida para escribir lo que pienso… pero algo cortito que me dejó pensando fue la pregunta de Mar que rescata Cuntamuse, que me parece sumamente interesante y concreta, y también viene a mi mente una respuesta bastante concreta y sintética.

    Creo que la gente…alguna gente… no escribe en forma directa y franca, porque son demasiado escépticos, demasiado conscientes de sus limitaciones, y no me refiero solo a limitaciones en particular sino tambien a las del ser humano en general. Resumiendo, solo sé que nada sé… digamos que en el fondo no creen mucho en nada.

    Otros sospecho que lo hacen simplemente porque no son sinceros, digamos que son medio “caretas”, como dicen los chicos.

    Y otros, sí, son sinceros, pero en su convencimiento total solo demuestran una gran ignorancia.

  • 7. Elrechazado  |  31 enero 2010 en 9:38

    Tal vez haya programas de computación para blogs que bloqueen automaticamente cualquier mala palabra en todos los idiomas. También se puede medir la cantidad de palabras por comentarios y no repetir dos comentarios seguidos. Además está el programa google por ejemplo, que hace traducción simultánea automática entre los comentaristas (uno escribe en inglés pero el otro lo recibe en español y viceversa), y se corrigen automáticamente los errores gráficos . Es decir, a nivel de programación, ya, hay varios programas que pueden alivianar la tarea de un moderador personal. Claro que si la intención de basurear persiste en la gente, solo ahí si o si, se necesita al moderador personal, que en algunos casos, no es el dueño del blog mismo, sino uno o varios ayudantes que se presten gratuitamente para hacer la tarea. De esa forma se puede cuidar de que no se ofenda a ningún bloguista que comenta ni a la gente de la cual se refieren (políticos, periodistas, actores, etc). Vale la pena tomar todos los recaudos para moderar, no con el objeto de censurar, sino, de prevenir la agresión, que nunca hace bien a nadie.
    Este no es solo un blog, es UNA PÁGINA. La gente tímida o temerosa (y que le cuesta opinar aunque sea con un Nick) tiene muchas opciones para ver libros, y artículos, e incluso copiarlos en su Word para leerlos luego, y también difundirlos.
    LA CENSURA Y LA AUTOCENSURA: solo es por miedo, de perjudicarse a si mismo, a la gente que uno estima o a los demás, no existe otra razón para la autocensura, como dice Cuntamuse, salvo que tenga miedo a que si es claro, frontal y directo, la gente no lo entienda.

  • 8. Juan Eche Garay  |  31 enero 2010 en 10:56

    Estoy totalmente de acuerdo, tiene que haber respeto, por el blog, por la gente que viene al blog y por Tomas Abraham. Recien he descubierto la página por intermedio del diario Perfil, y me parece muy buena . Gracias por este espacio de libertad y pensamiento.
    Saludos

  • 9. sofia  |  31 enero 2010 en 12:26

    que es una vida interesante? cumplir con los mandatos de la sociedad? . cada uno puede tener la vida que se le de la gana, divertirse como quiera, me parece a mi. yo me divierto mucho yendo a blogs , la paso super, como tambien surfeando por la net y conociendo millones de cosas nuevas, leyendo… tiene eso algo de malo?. esta bien, a veces es un poco adictivo, pero bue, yo la paso mucho mejorasi que haciendo otras cosas, q las puedo hacer , y cuando las hago me aburren mucho, es raro pero es asi..

    y es verdad, no hay que insultar ni faltar el respeto, pero tampoco tomar todo tan dramatico. y Tomás si, es super tolerante, un santo, le falta la aureola

    saludos, buen blog.

  • 10. sine metu  |  31 enero 2010 en 13:29

    Cita de David Weinberger:

    El futuro de la lectura es social. El futuro de la lectura entremezcla lectura y escritura. El futuro de la lectura es una red de lectores, escritores, contenido, comentarios, y metadata, todo en una mezcla continua.

  • 11. sine metu  |  31 enero 2010 en 13:34

    El reconocimiento de la importancia fundamental del libre flujo de ideas y opiniones sobre asuntos de interés público está en el corazón del derecho constitucional a la libertad de expresión. La libertad de expresar ideas no es solamente un aspecto de la libertad individual -ergo un bien en sí mismo- sino que es esencial para la búsqueda común de la verdad y la vitalidad de la sociedad como un todo. Cuando los hombres se hayan dado cuenta que el tiempo ha sacudido muchas creencias, tal vez lleguen a comprender que la mejor prueba de verdad es lograr que una idea sea aceptada a través del libre intercambio de opiniones, aún sobre los fundamentos de su propia creencia. La clase de debate político alentada por el derecho constitucional a la libertad de expresión apunta a generar críticas a quienes gobiernan, a quienes están íntimamente relacionados con la resolución de asuntos públicos, o a quienes por su notoriedad dan forma a acontecimientos que importan a la sociedad. Una de las prerrogativas de los ciudadanos es el derecho a criticar a figuras públicas y sus acciones. Esa crítica, inevitablemente, no siempre será razonada o moderada; las figuras públicas, así como los gobernantes estarán sujetos a ataques vehementes, cáusticos, y algunas veces incómodamente agudos. El hecho que la sociedad pueda considerar ofensiva una expresión no es una razón suficiente para suprimirla. Si es la opinión la que ofende, esa consecuencia es una razón para otorgarle protección constitucional. Porque el fundamento central del derecho constitucional a la libertad de expresión obliga al gobierno a mantenerse neutral en el debate de las ideas.

    Adaptado de la sentencia redactada por el Juez de la Suprema Corte de los EEUU William Rehnquist en el caso Jerry Falwell vs. Hustler Magazine.

  • 12. Mar  |  31 enero 2010 en 15:12

    Me gustaba una canción simple del rock popular que en el estribillo decía …”sólo se trata de vivir, esa es la historia…”, que en su momento se escuchó bastante. No le cambiaría nada, ni de la melodía ni de la letra. Sin embargo pienso que hay algo más.
    Sólo se trata de vivir… y de con-vivir, o vivir con otros, porque no estamos solos –y no queremos estar solos- , pero vivimos siempre una tensión entre nuestra individualidad y los demás.
    Con-vivir no es fácil, y menos cuando sentimos que el otro avanza sobre nuestro espacio, nuestra identidad o privacidad, o nos envía algún signo de agresividad que nos alerta sobre un posible acto violento, o directamente ejerce su violencia sobre nosotros.

    Alrededor de la década del sesenta, se realizaron varios estudios experimentales que afirmaron el inicio de la psicología social como una subdisciplina. Los hallazgos fueron más que interesantes, y en algunos casos impactantes (como los más difundidos, los de Stanley Milgram).
    Uno de los que vienen al caso, mostró que tenemos una percepción territorial de nuestro yo, como si trazáramos una línea imaginaria que nos rodea (algo así como es la zona de exclusión impuesta por Gran Bretaña sobre las Islas Malvinas a la Argentina), un espacio “propio” y que también reconocemos en el otro. Si alguien cualquiera se acerca a hablarnos y pone su cara a 5 cm. de la nuestra (y aún sin halitosis) nos molesta, así como no se nos ocurriría preguntarle la hora a alguien que pasa parándonos “cheek to cheek” (a menos que sea un bombón!, pero esa sería otra historia).

    El aprendizaje del manejo del espacio propio y de los demás no es explícito, ni está escrito en ninguna constitución, pero todos lo aprendemos y ejercitamos, y forma parte de la socialización.
    Esto se extiende a los límites de nuestras casas o departamentos, auto, campamento, sombrilla en la playa (menos en la Bristol), etc.
    La falta de respeto del “límite espacial” del otro, es causal de problemas de convivencia.
    Aún así, muchos quiebran esta regla implícita, y por ejemplo hay miles de reclamos en las municipalidades por esto. En la Argentina y entre los porteños especialmente, se suele ver bastante quebrar este tipo de reglas, lo cual no facilita la convivencia en sociedad. Es una experiencia común para quien maneja, ver aparecer de repente (desde la izquierda o desde la derecha!) un auto que se mete en el espacio que dejábamos con el de adelante, aún cuando no le significa ningún beneficio, ni siquiera en cuanto “a avanzar más rápido” o “reducir el tiempo de viaje”.

    También rige para los oídos. En otro comentario hice mención, del que habla a los gritos (y no porque es sordo) encantado/a de poner al tanto a todos sobre algo tan importante para él/ella, y del menor interés para los demás.
    El respeto de ese límite que no vemos pero conocemos, forma parte de la consciencia del otro, como otro, y también se lo hacemos respetar a los demás, porque forma parte de que nos reconozcan a nosotros.

    Esta regla “espacial” de la convivencia social, y el respeto al otro como otro, también se traslada al espacio virtual? O el espacio virtual carece de cualquier tipo de límite, no sólo de fronteras, también de individualidad, y no comparte ninguna de las características que implica convivir en un espacio común?

    Un blog es un espacio virtual. Un nick propone una nueva forma de vivir la propia identidad?
    Su empleo, comparte algunas de las características del sentimiento de identidad, o depende de cada persona y su estabilidad emocional, o su posible trastorno de personalidad o de identidad?
    Por lo que yo veo, hay muchas diferencias en cómo se concibe el empleo de un nick, y cómo se vivencia en relación a nuestra identidad y la de los otros.

    En el artículo Abraham sostiene que abrió un espacio de interacción, porque al escribir e ir publicando al mismo tiempo, y dejar que otras personas hagan sus comentarios, ha tenido una experiencia diferente al habitual sentimiento de soledad que atraviesa a un escritor, aún cuando siempre escribe para otro. También es una experiencia distinta para quienes participan, habituados a encontrarse con un libro o manuscrito ya finalizado.

    Es un filósofo que publica su forma de pensar, su modo de entender a otro filósofo, a la política, la cultura, etc. Sin caer en intelectualizar hasta lo “inintelectualizable” (a lo Pepe Mujica en el discurso que leímos), ni endiosar a una persona que filosofa, y que escribe, como si existiera un ser perfecto que perfectamente piensa y sabe todo, su propuesta es una apertura a los demás y a compartir, en la cual fundamentalmente se atiza al intelecto (entendido en sentido amplio, no sólo crítico o analítico, sino también intuitivo y creativo).

    Quien se siente atraído a participar de una propuesta así, comprende que no es un chat como tantísimos que existen, ni siquiera un blog que responda al interés de algún medio (como los de La Nación, o Clarín, etc), ni a un partido político, ni se trata de una sesión de terapia de grupo.
    Lo hace porque valora la apertura de un espacio de ideas o información diferente a la que frecuenta, pero sobre todo, porque valora, respeta, y cuida al autor y su trabajo intelectual, aún cuando no esté de acuerdo con sus ideas. Especialmente, dada una sociedad como la nuestra en la que sabemos que el trabajo intelectual no tiene el reconocimiento ni la remuneración que se merece.
    Si no le gusta lo que lee, o no le agrada la personalidad del autor, deja de participar porque ya no siente una motivación para hacerlo, pero no necesita destruirlo, porque reconoce que es un espacio creado por él.

    Por lo que hemos presenciado en las últimas semanas, es tan claro para todos la propuesta de Abraham? Quiero decir, todos los que aquí participan, siempre lo entendieron a este espacio cómo él lo describió? No me parece.
    Y si la motivación ya no es la de participar y cuidar al autor porque no le agrada su persona o cómo piensa, tiene derecho a agredirlo, y a destruir ese espacio porque no se adecúa a sus pretensiones? A mí me parece un absurdo, o como dije en un comentario anterior, una locura.

    En cuanto a las restricciones (aquí hemos leído “censura”), Abraham menciona que sólo una vez le pasó que tuviera que realizar un pedido directo a una persona para que se retirara porque sus intervenciones eran o sugerían un sentimiento antisemita. Eso no es censura, es respeto.
    También afirmó que borró directamente insultos o chateadas domésticas. Eso tampoco es censura, es ser coherente con su propósito. Todos vimos los insultos, y a la mayoría nos desagradó igual que como le pasa a cualquiera, y hasta nos causó cierta confusión por lo incompatibles con la propuesta del blog.
    No hay restricciones en cuanto a la modalidad de pensar y de expresarse, y estoy de acuerdo.
    También con aceptar que se está expuesto a recibir “un tomatazo de palabras” (qué buena descripción!), aún cuando no es nada agradable (a mí me pasó y todavía me duele).
    Es que esto, no sólo formaría parte de la libertad como alguien dijo por ahí, sino también de un modo de concebir la convivencia con otros. No sólo se trata de expresarse y vivir en libertad, sino de con-vivir en libertad, expresándose entre otros.

    En esa interacción social, algunas sociedades han aprendido que el buen trato, aún cuando no nos gusta la cara del otro, favorece una mejor convivencia. Finalmente yo creo que es así.
    Bajo un alarde de “sinceridad”, varios se vanaglorian de una supuesta autenticidad, al ponerle mala cara a quien no le gusta, ningunearlo, agredirlo, escupirle verbalmente sus verdades, o simplemente juzgarlo “porque no es igual, o no piensa igual”.
    Muchas veces he escuchado …”en ese país/ciudad son fallutos, te sonríen pero no te van a favorecer en nada”… Y porqué habrían de hacerlo? Pueden sonreír y emplear palabras amables, y pensar al mismo tiempo que no sos capaz para, o no merecés ese puesto. No es necesario que te pongan cara de traste o te maltraten por eso. Una cosa no implica necesariamente la otra.

    Pienso que se confunde el buen trato como un mejor modo de convivencia, con el hecho de estar de acuerdo con el otro, o pertenecer a su mismo grupo o ideología. Como si existiera una concretización del pensamiento, y hay que manifestarlo en los gestos y en las palabras que se emplean. Eso no es autenticidad. Como cantó Zitarrosa …”una cosa es una cosa, y otra cosa es otra cosa”… (quedó un final con rima).

    (muy interesante tu comentario Cuntamuse y Elrechazado, y la cita de Weinberger que pusiste sinemetu)

  • 13. Tomás Abraham  |  31 enero 2010 en 15:17

    mar
    basta de océanos de palabras. achicá comentarios.

  • 14. Mar  |  31 enero 2010 en 15:41

    De acuerdo Abraham, a veces me dejo llevar al escribir.
    Disculpen

  • 15. Damian  |  31 enero 2010 en 16:35

    Hace tiempo que la lectura de blogs, supera en mi caso particular a la dedicada a los periódicos de todo tipo. Esta práctica junto a la de redactar mis opiniones o ideas aquí, se hizo indispensable no sólo para la comprensíon de los temas propuestos sino también para la percepción de una realidad tan tironeada.
    Hay una forma blogger espasmódica, “ ..Cuanto más torpe y estrecha es la opinión tanto más se nos vuelve importante, así justamente como un zapato estrecho y mal ajustado”.

  • 16. Mar  |  31 enero 2010 en 20:35

    Eso estaría más relacionado con lo de los grafitis, no? En mi caso recién empiezo a verlos, antes nunca los incluía en las búsquedas, sí a las páginas web.

  • 17. Damian  |  31 enero 2010 en 21:31

    “Y me opongo con toda energía a la opinión de aquellos mis camaradas de pluma que frente a la opinión de los cretinos adoptan una posición aristocrática y orgullosa, declarando odi profanum vulgus. ¡Qué modo más barato, más simplificado de estafar la realidad; qué pobre huido en una ficticia altivez! Sostengo, al contrario, que cuanto más torpe y estrecha es la opinión tanto más se nos vuelve importante, así justamente como un zapato estrecho y mal ajustado”. Ferdydurke W.G

  • 18. Roberto Ibañez  |  31 enero 2010 en 23:05

    ¿ De dónde sacan que todos deben ser inteligentes e ilustrados ?
    ¡ Dejad en paz a los brutos ! W.G. Tandil ¿1958?

  • 19. Mar  |  1 febrero 2010 en 0:17

    Si te referís a mí, no pienso eso. Por eso no me gustó todo lo que dijo Pepe Mujica (si querés leerlo, lo puso Diógenes en la categoría Limpieza)

  • 20. Elrechazado  |  1 febrero 2010 en 2:58

    QUE TODOS SEAN ILUSTRADOS NO HACE FALTA VIEJO CONCEPTO LA ILUSTRACIÓN tampoco mal nutridos, con cerebros en mal funcionamiento, ni epsilon de alfas caudillos, ni maricones cobardes, ni analfabetos sin sentido común. Hasta el hombre de campo sabe, mirando a las estrellas.

  • 21. peoncito querendón  |  1 febrero 2010 en 13:39

    yo soy un hombre de campo,
    me la como y me la banco,
    me gusta mucho Abraham,
    por el culo se la dan,

    como yo tiene patrón,
    FonteveCIA y La Nazión,
    y aunque tenga decir retorcido,
    pa hacerse el inteletual,
    a la hora de los bifes,
    se sube a cualquier bagual,

    venga pal campo mi amigo,
    con su patrón FonteveCIA,
    que nos gusta la carne e chancho,
    como dice presidencia,

    y aunque odiemos a la yegua,
    arrivista y pendenciera,
    siempre tenemos lugar,
    pa cipayito cualquiera.

  • 22. Herb  |  1 febrero 2010 en 14:13

    Peoncito pendenciero

    ¿quién es tu patroncito para llamarte “peoncito” en vez de peón?
    ¿no te enseñó algún modal respetuoso ?
    te invitamos a estudiar filosofía
    hasta a Alejandro Magno, gran jinete, se valía de ella para ser prudente.

  • 23. hoybuceca  |  1 febrero 2010 en 15:08

    Yo no tengo conflicto con los que escriben tonterias, porque divido lo que me llega en dos: aquello que me aporta y lo que no me aporta, lo que me interesa me lo quedo, mientras que lo que no aporta sencillamente no existe.
    Es decir: hay algo interesante o no lo hay…

  • 24. peoncito querendón  |  1 febrero 2010 en 17:00

    con perdón de los presentes,
    por volver a aparecer,
    pero suele suceder,
    algun importante olvido,
    que deja sin comprender,
    la escencia de lo que digo,

    por eso paso a aclarar,
    en este noble lugar,
    que debí agregar un : “¡¡ ay !!”
    en el cuarto verso mio.

  • 25. libertino  |  1 febrero 2010 en 17:45

    A Bachelet por no ser “pendenciera” mirá lo que le pasó.
    El hijo pródigo de Pinochetismo. Algunos dirán, tal vez no es tan malo. En una de sus primeras declaraciones dijo que el sueldo de presidente no le alcanza y se lo va a aumentar, teniendo en cuenta que está en el puesto 700 de personas mas ricas del mundo, me parece que ya es un indicio de lo que viene para el vecino pais.

  • 26. Ezequiel  |  1 febrero 2010 en 20:16

    Si sacamos de un barril,
    todas las cosas que había,
    eso que quedó en el fondo:
    ¡ Eso es la Filosofía!

  • 27. Mar  |  2 febrero 2010 en 7:38

    Sí hoybuceca,
    tal vez el pragmatismo de tomar como medida sólo nuestro interés individual, sea la mirada más acertada para la lectura del blog.
    No nos interesa, ergo, no existe.
    Y como decís, dividir así en 2 lo que te llega, no supone conflicto alguno: te aporta-te lo quedás / no te aporta-no existe.
    Supongo que también es la medida para la acción dentro del blog, en este caso para comentar, me aporta-doy/ no me aporta-no doy.
    Me parece muy interesante tu comentario (ergo, existís).

  • 28. Mar  |  2 febrero 2010 en 7:52

    Es decir, debería haber sido más pendenciera. Tendría que haber salido a la arena política con una navaja o punzón, ir debilitando al toro para que pierda nervio y sangre poco a poco, y finalmente ella o alguien podría haberle dado la estocada final. Sumado a avivar a la tribuna, para que entiendan mejor de qué clase de toro se trata. Podría haber manipuleado un poco la opinión de la tribuna, para que no se equivocaran, y llevaran al podio al torero que a ella le gustaba, en vez de al toro. Dónde se vió que alguna vez un toro quedara vivo.

  • 29. Mar  |  2 febrero 2010 en 7:55

    Espero que no hallas sacado también a la esperanza. Al menos Pandora cerró la caja a tiempo.

  • 30. Mar  |  2 febrero 2010 en 7:56

    perdón, “hayas”.

  • 31. juan eche garay  |  2 febrero 2010 en 10:55

    Disculpen fue un error, el comentario correspondía a este post. Es importante. Asi se entiende el concepto.

    PD: La president@ no firma el comunicado, ya que en este preciso momento está cagando … … a millones de argentinos.

    Sepan disculparla.

  • 32. Gvictor  |  2 febrero 2010 en 15:52

    Creo que cuando en una sociedad un tema o cuestión levanta presión y alcanza un nivel umbral ya intolerable, estalla y es arrojado al debate social propagandose como el agua mediante sistema vasocomunicante en el que la palabra digital es solo un recipiente mas.El malestar puja por salir y lo hace por todos los medios posibles.
    Temas como la delincuencia, conflictividad, corrupción, falta de proyecto, aislamiento internacional, son ejemplo de esto.
    Según el propio Artemio Lopez, partidario del gobierno pero bastante honesto con los números:Cuando un tema se instala en la sociedad siempre hay una razón, es legítimo, en general la sociedad no se equivoca con la agenda,y su posterior propagación es inevitable, lo único que pueden hacer los medios, que el gobierno erroneamente ve como formadores absolutos de opinión, es exagerarlos (con esto último no estoy de acuerdo tampoco).
    No se si la comunicación informatica alcanza para marcar agenda a un gobierno, pero es un hecho que el gob. tiene gente encargada de leer y controlar todos los espacios de opinión, blogs incluidos, en especial aquellos presumiblemente críticos u opositores, de esta forma miden el clima de la sociedad, de alli que los sitios digitales tienen su peso o grado de influencia.¨¨¨¨¨¨¨¨

  • 33. roberto ibañez  |  2 febrero 2010 en 21:40

    Abraham : qué lástima que borró esa sextilla hernandiana que decía más o menos así :
    Con esa cuarteta chusca,
    sólo quise demostrar,
    que no necesitamos un mar,
    de filigranas verbales
    ni citas de intelectuales,
    para una idea expresar.

    Lugones tiraba 4 o 5 ideas por página, los libros de ensayos de Borges ni hablar ¿ cómo puede ser que a un doctor en filosofía de la Sorbona no se le caiga una idea ni de casualidad?

  • 34. merko  |  2 febrero 2010 en 22:54

    Creo que la confusión es común en los blogs, por eso, los temas tienen que ser planteados con mas claridad.
    Los temas planteados por el señor Abraham están plagados de ambiguedades, generalizaciones, y pasa de Fellini a las psicopatías de los bloggers. Manda muchos temas y propuestas casi de forma caótica y despues pretende comentarios coherentes, coherentes con que?. Por favor Don Tomás.
    O acaso no es una forma de incoherencia embaruyar el discurso y despues pedir coherencia, y no agresión. Cuando desde el planteo multitemático de los post se está invitando al desvarío.
    Yo no le voy a enseñar a nadie como, o que, tiene que decir, pero si el planteo es caótico las respuestas seguirán ese camino. No creo que sirva borrar comentarios, salvo que divulguen datos personales que puedan afectar a alguien, y en cuanto a las puteadas no sirven para nada, pero no creo que sea para escandalizarse tanto.

  • 35. sofia  |  2 febrero 2010 en 23:38

    eso de la sonrisa forzada como ejercicio cotidiano del respeto q dice David, me gusto, me hizo acordar a un propaganda q vi hace mucho en la tele, no me acuerdo de q era , pero me acuerdo q habia una chica q salia de un edificio bostezando justo cuando pasaba frente a ella una perosna, q se contagiaba el bostezo. despues esa persona bostezaba y se lo contagiaba a otro… asi era como el bostezo iba por el mundo, creandose una cadena interminable de bostezos… hasta yo cuando veia la propaganda tambien bostezaba. me parece q seria lindo q en lugar de un bostezo fuera una sonrisa, si uno sale a la calle y le sonrie al otro, este se pone de buen humor y le sonrie a otro y asi sucesivamente.. seria muy bueno eso. con los insultos , agresiones, o si uno pone cara de c… pasa lo mismo pero al reves .. el mundo se transforma en un lugar lleno de agresion y mal humor … creo q tenemos q sonreir mas

  • 36. Herb  |  3 febrero 2010 en 0:03

    Las ideas no se caen, sino que se sostienen y se materializan en acciones. tiene muchas, lo conocí cuando eramos compañeros de secundaria. Tiene ideas y proyectos …traducir a Rorty es algo maravilloso y trasmitirlo, mejor aún

  • 37. Mar  |  3 febrero 2010 en 0:30

    También borró mi respuesta, pero no la voy a repetir.

  • 38. Mar  |  3 febrero 2010 en 0:33

    Cuántos nicks tenés?

  • 39. Juan Eche Garay  |  3 febrero 2010 en 1:45

    Es verdad, si es tan alto el nivel de agresión, el mundo, y en este caso el blog, se transforma en un lugar muy desagradable. Tal como entiendo lo propone Abraham, debería ser un espacio de reflexión e intercambio de ideas, pero siempre constructivo. Máxime si tenemos en cuenta que supuestamente viene gente con una cierta educación, formación, inquietudes, gente que tiene ganas de pensar, cosa que no es tan común en estos tiempos… o sí, pero pensar acompañado, y eso es justamente lo original de la propuesta.

    Un espacio de pensamiento, de libertad, donde pueden producirse algunas discusiones, lo que me parece lógico y natural, y hasta diría necesario, pero si es posible dentro de un marco de respeto, sino se cae cada vez más bajo y creo que no es la idea. Creo que la idea es que todos nos enriquezcamos con los aportes de los otros, ayudarnos entre todos a aclarar nuestros pensamientos, no es agredirnos y tirar mala onda. Además me pregunto para qué? , y por qué?. Lo pienso pero no tengo respuestas.

    La solución sería muy simple, al que no le guste que no venga más, y al que le guste, que lo cuide.

    Tampoco creo que tenga que ser un lecho de rosas, como esos blogs tan aburridos donde solo se tiran flores. La discusión es buena, saludable, quiere decir que el blog está vivo.

    En cuanto a las distintas formas de expresión, gente que proviene de lugares muy diversos como dijo Tomás, le otorga una heterogeneidad que lo enriquece, lo hace tan interesante como original. Digo original porque en el poco tiempo que estoy acá me ha dado cuenta que es un blog distinto, asi que al menos yo, pienso quedarme por mucho tiempo más.

    Saludos.

    Espero que Tomás no se canse de nosotros y decida cerrar los comentarios como me pareció que sugiere en algún momento en la nota.

    Y está muy bueno el comercial Sofía, yo también bostecé, está bueno para combatir el insomnio… lo que no me gusta mucho es eso de la “sonrisa forzada”, me gustaría más que fuera espontánea, natural.

  • 40. sofia  |  3 febrero 2010 en 1:53

    mar, esto a veces parece un baile de disfraces, y es hasta divertido, a veces, pero yo que vos, no me engancharía tanto con estos personajes. por lo que he visto son varios, y algunos bastante jodidos, no es todo tan simple como parece. saludos.

  • 41. sofia  |  3 febrero 2010 en 2:34

    q raro q se dejen estos comentarios, son una provocacion

  • 42. sofia  |  3 febrero 2010 en 2:37

    para q le contestas? a quienes siguen viniendo a pelear, a embarrar la cancha

    si queren librarse de los trolls lo mejor es ignorarlos

  • 43. Mar  |  3 febrero 2010 en 2:51

    sofia gracias,
    y que estés bien.

  • 44. Diógenes  |  3 febrero 2010 en 7:05

    La televisón fue la nana de los niños. El facebook lo ha reemplazo. Tendrán el mismo destino los blogs?. Los blogs deberían apuntar a una acción social sino será a decir de Retz: II faut savoir s’ennuyer.

  • 45. ELBEBE24  |  3 febrero 2010 en 12:15

    La diferencia entre los graffities y muchos comentarios de blogs, como acabo de leer, perdiendo la oportunidad de analizar y comentar la rica página de Thomas Abraham, es que los primeros son breves y no se puede ser tan tosco en un texto tan corto.

    Todo el análisis de los blogs y la defensa de la libertad a pesar de todo, hecha por Abraham, son brillantes

  • 46. db  |  3 febrero 2010 en 12:23

    “On peut résister à une armée mais pas à une idée dont l’heure est venue” Victor Hugo


Archivos

Categorías

Comentarios recientes

Alejandro A en Bitácora 97
Alejandro A en Bitácora 97
marlaw en Bitácora 99
r .nadaud en Bitácora 95
Marcelo Grynberg en Bitácora 95

Calendario

enero 2010
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

A %d blogueros les gusta esto: