La filosofía de Richard Rorty (Octava entrega)

27 enero 2010 at 11:04 23 comentarios

Partes 22, 23 y 24

La semántica

La falta de empatía respecto de las fórmulas y de las ecuaciones, puede ser justificada con argumentos. Witold Gombrowicz decía que no le gustaba la poesía por la misma razón que no le gusta comer azúcar pura sino mezclada con harinas, frutas o cremas. Así se puede aducir que la lógica es prosa sin carne ni grasa, y que querer cocinar una comida sólo con cartílagos y hueso da para una sopa pero nada más.

La belleza y la verdad vienen mezcladas con otros ingredientes y quien quiera toparse con ellas frente a frente sin intermediarios le pasará lo que al filósofo de Platón fuera de su caverna que por querer verlo todo queda ciego…….
[ Ver nota completa ]

Anuncios

Entry filed under: Filosofia.

Limpieza Acerca de los bloggers (Perfil 30/1/2010)

23 comentarios

  • 1. Marcelo Grynberg  |  27 enero 2010 en 11:47

    Los Lacanianos, no son “macanianos” ? 🙂

  • 2. corredor  |  27 enero 2010 en 21:59

    Mi viejo estudio sobre la lógica que se remonta ya ha hace más de cuarenta y olvidados años (de secundario, simplemente). Me hacia seguir viendo a la lógica como ordenadora de la veracidad, únicamente en el plano de lo sintáctico (silogismos) y jamás en el terreno de lo semántico. Estoy agradecido por rectificar este error.
    Me resultó harto complejo el concepto de “suelo común en la verdad” que plantea Davidson. Aunque es cierto, lo que no está en la verdad, no es mentira sino directamente absurdo, si esto se decodificara en un lenguaje de computación, la respuesta que no pertenece a ese suelo, daría entrada inválida. Pero sería beneficioso saber un poco más a que se refiere al hablar de SUELO EN LA VERDAD (previo a la partición verdadero, falso).
    Con respecto a la profesora Alicia Paez, me parece positivo que destaque sobre las ideas de RORTY : a la conversación en vez de a la razón…….un discurrir, un río lleno de limo pluralista donde la realidad se descubre en el libre y puro intercambio filosófico verbal entre legos y doctos. Pero también hay que preparar un terreno para que esa CONVERSACIÓN no esté intoxicada con intencionalidad panfletaria, sectaria, fanática. Es decir hacer una depuración mental antes de comenzar a conversar. Y si, se puede caer en un provincialismo. Pero es creativo.

    Dice que Rorty adscribe a la idea de Oakeshott de conversación en lugar de razón como eje de la práctica filosófica que permite una pluralidad de voces que nos dispone como también nos habilita a familiarizarnos con extraños o iniciar un diálogo con desconocidos.

    Se detiene en la posición ética de Rorty para quien – siguiendo a Judith Shklar – liberal es la gente que cree que la crueldad es la peor cosa que hacemos.

    Enunciadas algunos ejes del pensamiento de Rorty, Alicia Páez no deja de preguntarse si en nombre de esta universalidad conversacional no estamos frente a un nuevo provincialismo supuestamemente creativo de las ricas democracias del Atlantico Norte.

  • 3. corredor  |  27 enero 2010 en 22:01

    Perdón
    Puse dos fragmentos de su transcripción abajo de mi opinión.
    Con respecto a Hegel, si escribir en forma frontal y sincera, sin remilgos, adornos ni giros gongorescos NO SOLO SE DEBE A LA AUTOCENSURA O A LA CENSURA ¿a qué otra cosa se debe?

  • 4. Vicente  |  27 enero 2010 en 23:37

    che filósofo, para comunicar tus ideas primero tenes que tener ideas y luego saber comunicarlas, escribís muy mal chabon.

  • 5. Marcelo Grynberg  |  28 enero 2010 en 9:46

    Respecto a la logica y la semantica, pensaria que
    en cuestiones eticas aquellas no son independientes de su contenido. Por ejemplo, la afirmacion de que existe justicia se puede refutar mediante la prueba de un unico contraejemplo, pero NO a la inversa.

  • 6. Mar  |  28 enero 2010 en 13:08

    Pues a mí me parece (digo por Vicente) que escribe muy bien, pero no para un “che” filósofo, o un “chabón”.

    Pequeña muestra?
    El modo en que describe cómo la natural inquietud de la mente de una persona puede quedar tan vulnerable en el intento por comprender a un autor que desestima desde un comienzo el esfuerzo por sumarse a un lenguaje universal, aferrándose a la terminología específica de la lingüística semántica o de la disciplina en cuestión que se trate, al punto tal de conducirla a una …”co-agitatio”… que la deja …”inapta”… para continuar, en vez de un …”cogito satisfactorio”… que la predispondría bien para un nuevo emprendimiento.
    Maravilloso!

    No era Wittgenstein quien decía que “todo lo que merece ser dicho, merece ser dicho claramente”?
    Acuerdo con él, y también con Hegel, sobre que es mucho más difícil escribir con claridad sobre temas complejos, propio de mentes brillantes y esclarecidas.

    Con respecto al oscurantismo de Lacan (y sus seguidores), sospecho la picardía de quien sabe el poder que ejerce sobre la mente lo oscuro e indescifrable. Especialmente cuando se trata de convocar futuras supervisiones y pacientes que sufren.
    Recuerdo la seducción que me produjo “El discurso de Roma”, aunque no sé si por lo difícil de su lectura, o más bien por lo promisorio ante tanto hartazgo entre buenos alumnos psicoanalizados que …”se asumían”… “ponían límites”… y sentían …”culpa”… pero …”se liberaban”.
    Finalmente, aunque nunca me sumé a los innumerables grupos de estudio que surgieron en Bs. As. ni continué sumergiéndome en su lectura, siempre rescaté de Lacan que volvió a dirigir la mirada sobre el ser.

    La semántica es árida. No abordé ese nivel de lectura por esa razón (y después de leer el trabajo de Abraham, menos!). Me quedo con un aspecto más aprehensible y a mi gusto interesante, pero mucho más concreto, como es su participación en el funcionamiento cognitivo del quehacer cotidiano.
    Es curioso que Davidson admita que el lenguaje es un instrumento de comunicación debido a su dimensión semántica, al mismo tiempo que no se esfuerce por poder comunicar sus conocimientos y pensamiento.

    Me causó mucha gracia Abraham, la imagen que me suscitó su descripción sobre la extensión y minuciosidad dedicadas a las comillas y al “d e l e t r e o”. Recordé mis enojos… qué miércoles con tanto “spelling” (deletreo) ni ocho cuartos! No comprendía porqué.
    Los astros se alinearon y tuve la oportunidad de participar en las reuniones de un proyecto de investigación sobre los orígenes de la escritura que convocaba psicolingüistas y lingüistas de diversas lenguas (esa clase proyectos que pueden hacerse por el subsidio de una empresa japonesa y que raramente o nunca ofrecen para el apoyo de la investigación a la Argentina). Además de poder conocer a investigadores brillantes (como Alfonso Caramazza), y de disfrutar con asombro (el mismo con que alguna vez se miró hacia el cielo) los diferentes modos de resolver la escritura de las distintas lenguas, me ayudó indirectamente a comprender porqué podían dedicar hasta un capítulo entero al deletreo. (Lenta la chica, pero llega!).
    Sólo podía haberse originado en la lingüística inglesa (o francesa), nunca entre hispanoparlantes o en Finlandia. El español como el finlandés (éste por completo), son lenguas “transparentes”, esto quiere decir que se escriben tal como se pronuncian.
    (Salvo pocas irregularidades en el español que el finlandés no tiene, como la que implica “G ente” y “J erga”, o las mudas como “gUerra” o “qUien”, etc., que hay que aprender cómo se escriben.
    En cambio si alguien aprende finlandés porque pasa un tiempo allá, o por necesidad de trabajo –de otro modo no creo que hubiera algún interés- ya puede escribirlo sin ningún tipo de dificultad).

    El inglés (también el francés) es un idioma repleto de irregularidades. No se escribe como se pronuncia. Alguien puede aprender a hablar inglés, pero no necesariamente va a poder escribirlo bien. Tienen muchas palabras que se pronuncian igual (homófonos) pero se escriben distinto (alógrafos), y al revés (alófonos >> homógrafos). El aprendizaje de la lectoescritura implica aprender (memoria léxica) la forma escrita de cada palabra. Durante los primeros años, dedican mucho tiempo al deletreo, porque no va a ser suficiente la consciencia fonológica (que permite la adecuada discriminación de los fonemas) como apoyo del aprendizaje de la lectoescritura.

    No sé, porque no lo conozco, de qué modo se puede relacionar esto con la parte del texto que Ud. leyó, y mejor aún si estoy contribuyendo en algo, sino de todas formas tal vez le resulte de interés a quien no conozca estos datos.

  • 7. Gustavo Romero  |  28 enero 2010 en 13:38

    En marzo hay que celebrar los diez años de la primera edición de “La empresa de vivir”.
    Salud!

  • 8. corredor  |  28 enero 2010 en 14:50

    Gustavo Romero
    me sumo a la celebración, propongo un burger y pedir la cajita feliz.
    Volviendo a IDEAS NUEVAS. propongo como dijo ya un montón de gente. que en el Congreso se haga una pericia psiquiátrica y psicologica antes de dar juramento. Y que todos entren a sesión previa ingesta de medio lexotanil y asi no se agreden. Lo propongo de verdad. SUELO DE LA VERDAD. PARA CONSTRUIR ESE
    SUELO UNIVERSAL DE LA VERDAD, Además de premisas que hagan de base (vigas, piso, rieles, etc) el ánimo de los conversantes o interlocutores tiene que estar depurado de odios, envidias, chicanas y deseos de ventajitas personales. Lo digo de verdad, pero nadie se lo toma en serio.

    MARCELO
    Aclará el ejemplo de la justicia en relación a la SEMÁNTICA o a LA SINTÁXIS porque no entendí un pepino
    respetuosamente
    saludos

  • 9. Marcelo Grynberg  |  28 enero 2010 en 17:20

    A lo que me refiero es que basta con que exista un solo ejemplo o caso de injusticia para poner en duda o problematizar TODA la justicia. En cambio, si la regla es la injusticia, las ecepciones a la misma
    no cambian su caracter injusto.

    En fin, solo quiero decir que en lo que a cuestiones eticas se refiere hay que tener cuidado con el trillado argumento de “no se puede generalizar”.

  • 10. Cuntamuse  |  28 enero 2010 en 18:37

    ética para la justicia y la bondad, semántica para la bella verdad, sintaxis para el perfecto orden, todos bajo un mismo cielo pero no platónico, bajo el suelo de la verdad…navajas de Okcman abstenerse y que surja la conversación-

  • 11. Marcelo Grynberg  |  28 enero 2010 en 19:07

    Touche’ 🙂

  • 12. estrella  |  28 enero 2010 en 21:37

    No era que acá no se podía conversar? Parece que no estás muy informado de las putas de este blog, al menos era así hasta hace pocos días…

  • 13. estrella  |  28 enero 2010 en 21:37

    jajaja…. perdón!

    PAUTAS !!!

  • 14. estrella  |  28 enero 2010 en 21:38

    Vicente, por favor, calmate, hay que contestar con altura y argumentos…. Saludos

  • 15. DAvid  |  28 enero 2010 en 22:42

    Buenas, me costo bastante comprender estos capitulos. Parece que sigue esta cosa de bronca y no saber compartir lo poco que se tiene y lo mucho que a uno le falta, salvo a estos locos a los que parece que les sobra de todo.
    Ando leyendo una cosa muy linda que es el nietszche de heidegger.
    Espero que pronto este lugar se vuelva un lugar de debate de ideas, con sus reglas y demas, y se vuelva interesante nuevamente poner lo poco o mucho que cada uno tenga, sin agresiones.
    Saludos, seguiremos leyendo y acompañando en lo que se pueda.
    Paz

  • 16. Herb  |  30 enero 2010 en 0:11

    EL artículo de los bloguers es excelente (soy del rubro “monotemático” ). Es todo cierto. Pero se pueden poner restricciones, y sería provechoso para ud. Le daría más tiempo libre y menos mala sangre. Para todos.
    Gracias

  • 17. Gvictor  |  30 enero 2010 en 3:39

    En mi ignorancia no ubico a Silvia Paez, pero creo que analizar las caracteristicas de un pensador mostrando de donde salió cada uno de los componentes de su teoria, enunciando los ejes de su pensamiento, no invalida la habilidad y la creatividad con que Rorty supo componer o relacionar dichos elementos. La forma en que combinamos o interrelacionamos ciertos elementos de la realidad puede dar como resultado lo novedoso,una creación.
    Como habría que analizar lo de Paéz, ¿como algo clasificatorio? Se trata de una descripción?,¿o se trata de un juicio? si es un juicio el que juzga desde donde juzga?, desde una posición de supuesta verdad? yo creo que de asimilación a lo ya conocido, no se trataria de otra cosa. pueden ser familiares ciertos elementos de la filosofia de Rorty, o encontrar paralelismos con algunos antecesores pero aqui hay una creación, algo novedoso. ¿ Nos quedamos con una toma de examen desde un pretendido saber? o aceptamos al consenso “mundial” de pensadores que por algo consideran a Rorty un cometa filosófico? Una cosa seria describir asimilando a lo ya conocido sin mayores pretenciones, pero otra es ponerse a establecer condiciones de posibilidad. Alli esta el problema porque no cualquiera es buen epistemologo.
    La pretension de los linguistas de erigirse en ser quienes determinan que tiene sentido y que no lo tiene la tendría clara, lo de Paéz no tanto, o no se si correspondería un paralelismo entre los dos por tratarse de actitudes con cierta equivalencia, aunque desde lugares diferentes.
    De lo que no puede caber duda es que con Rorty, algo nuevo ha sido puesto sobre la mesa y si esto generó enorme revuelo y formó corriente de pensamiento, ya no necesitamos otra cosa. La capacidad de provocar reacción ya implica algo.
    ¿Un epistemologo serìa comparable a un periodista? es un poco descalificador habiendo existido genios como Bachellard y Canguihlen(grandes talentosos), pero el verdadero protagonista es el creador, el innovador y este aparecen una vez cada tanto. SALUDOS

  • 18. Herb  |  30 enero 2010 en 8:39

    Gustavo Romero
    de Alicia Paez y Rorty deriva a la clasificación de Buenos Periodistas, me salgo un poco del tema pero te aclaro mi punto de vista.
    Los epistemólogos, etiólogos, semánticos creo que se limitan más al campo del lenguaje (contenido y forma) pero no se dedican a investigar temas de actualidad para informar.
    Periodista buenos con integridad, son los que hacen un informe completo mostrando varios puntos de vista, mostrando un respeto y una educación inmaculada hacia cualquier entrevistado. Publican cifras de todos los organismos (aún enemigos) sobre el tema que traten. Por ejemplo: programas como los de TN sobre ciencia, medicina, cuestiones de la naturaleza, las ciudades (no los noticiosos sino los programas complementarios) son hechos por buenos periodistas, no tendenciosos. También algunos programas de CNN en español sobre asuntos de América Latina están hechos con ética, mesura y con información precisa.

    El comentario de bloguers está en el Tercer Triunvirato.

  • 19. Gvictor  |  30 enero 2010 en 15:03

    Herb: Lo de periodista lo digo metaforicamente, seria ser periodistas y analistas de filósofos y de teorias en general.
    Digo si el epistemologo es al filósofo, lo que el periodista es a la actualidad o a la realidad, el que fiscaliza, describe o toma examen
    De todas maneras el epistemólogo tambien es un filósofo y analiza todo tipo de teorias entre las cuales estan los linguistas, me parece que esta nota resalta aquellos casos en que se pretende ser juez absoluto, mi teoria coincide con la realidad, es el campo de lo real.
    los unicos que determinan que es procesable y que no, solo lo que cumple con las reglas del lenguaje tiene sentido o esta en la verdad.
    creo que un gran epistemólogo como fue Klimovsky muchas veces llegaba al punto de paradoja, ¿quien decide tal o tal criterio de verdad para una determinada cuestión? y lo dejaba planteado de un modo
    abierto.

  • 20. Herb  |  30 enero 2010 en 17:14

    GVictor

    SI, era bueno Klimosky y lo que decís, es cierto. Pero

    ……..mi teoria coincide con la realidad, es el campo de lo real…….

    desde lo lacaniano ?

  • 21. Gvictor  |  30 enero 2010 en 17:35

    Herb: no, no desde lo lacaniano sino hablando en general. Saludos

  • 22. Gustavo Romero  |  31 enero 2010 en 17:01

    De alicia Páez, recuerdo dos textos muy interesantes y bellos, ambos incluidos en “Foucault y la ética”, del seminario de los jueves coordinado por Tomás Abraham. Este libro se publicó en 1989 por Biblos (puedo asegurar, porque estudio allí, que hay un ejemplar en la Biblioteca Central de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA); y si no recuerdo mal, yo tengo la edición de Letra Buena, 1992.

    Los artículos de Alicia publicados en dicho libro son:

    “Etica y prácticas sociales: el caso de los estoicos” (pp. 213-243)

    “Etica y prácticas sociales: la genealogía de la ética según Michel Foucault” (pp. 247-278)

  • 23. Elrechazado  |  31 enero 2010 en 23:38

    Profesor Tomás
    quería saber si ud había conocido a la profesora de Filosofía Medieval Maria Mercedes Bergadá, persona muy intelignte, poco coqueta, sencilla en su modo de vestir y de hablar (casi asceta) y con ideas muy originales, dedicda a la filosofía midieval. Por custions familiarEs le tuve especial afecto ¿la conoció?,,,según familiares mios hizo un gran aporte a la enseñanza del medioevo y traducciones del taltin.


Archivos

Categorías

Comentarios recientes

Alejandro A en Bitácora 97
Alejandro A en Bitácora 97
marlaw en Bitácora 99
r .nadaud en Bitácora 95
Marcelo Grynberg en Bitácora 95

Calendario

enero 2010
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

A %d blogueros les gusta esto: