Un juguete para sociólogos (Perfil 19/12/09)

19 diciembre 2009 at 9:38 83 comentarios

 La clase media es un juguete ideológico para sociólogos. En ella pueden volcar todos los lugares comunes del sentimiento crítico. Odiar a la clase media es un placer que se da la clase media. La supuesta lucidez de la ciencia social no impide que su portador participe de los valores de la clase denostada. ¿Cuáles son los valores típicos de la clase media? Oficio o profesión estable, vivienda propia, educación superior y, claro, servicio de salud garantizado. Lo que esta clase pretende es entonces lo que quiere todo el mundo, en especial la clase obrera y los sociólogos.

Se acusa a la clase media de mezquindad. Sin duda los valores mencionados derivan de una necesidad de seguridad individual y pueden hacer creer que a un miembro de esta clase poco le importan sus prójimos, en especial los que sufren.

Pero no hay que apresurarse con estas afirmaciones ya que la clase media ha sabido congregarse y compartir con fervor valores colectivos. La historia del nazismo y de los fascismos en sus variantes rojas y negras son una prueba histórica de este hecho. Además la filantropía es un fenómeno masivo de la clase media basta ver el desarrollo del llamado Tercer Sector.

Se dice que la clase media desprecia a quienes estima inferiores como a los obreros, a los criollos, al cabecita negra, al piquetero. Es cierto, en la cultura burguesa europea del pasado lo “ordinario” era lo degradado y por lo general estaba representado por el campesinado. Sin embargo, este racismo es transversal y adscribible a todas las clases sociales. No porque forme parte de la naturaleza humana sino porque es frecuente que existan en las organizaciones un chivo emisario que purgue al conjunto. Un obrero bonaerense desprecia a un santiagueño y un zafrero tucumano a otro boliviano, y un mulato a un negro, un afroamericano a un nigeriano, un mestizo a un aborigen y un judío alemán a un judío polaco y éste a otro siriolibanés. Creer que la clase media monopoliza el deprecio social es ignorar el funcionamiento de las sociedades y el  hecho de que los pobres empleados – símbolo de la clase media – han sido humillados hasta el servilismo por las estructuras de poder.

Viene bien hablar mal de la clase media y justificarlo con la afirmación de que estuvo del lado de la Libertadora y del Proceso, siempre contra el pueblo y vestida de gorila. También se debe reconocer que las formaciones guerrilleras surgieron del mismo estamento así como la oficialidad represora. Hoy este odio se ha rejuvenecido con la aparición de los rubios y su casillero contrastado por los negros.

Pero en verdad la clase media no existe más. Por una razón sencilla calculada en pesos. El piso para pertenecer a la clase media es de unos seis mil pesos mensuales para una familia nuclear con dos hijos. No hablamos de una clase media del primer mundo para la que el auto, una playa por quince días y los enseres electrónicos son parte de la canasta básica, sino la de una del tercer mundo que de la suma indicada gasta un 35% en un crédito para la vivienda o alquiler más servicios, otro 30% en alimentos, y el resto en educación y pocos esparcimientos. Este piso mínimo en realidad insuficiente exige un ingreso que tienen pocos argentinos.

Si hablamos de las nuevas generaciones, los que tienen unos veinte años o algo más, el futuro no les es más promisorio. Conseguir un trabajo con un sueldo de unos cuatro mil pesos es sumamente complicado y casi un milagro de mercado, y un salario común apenas supera el costo de un alquiler.

Si agregamos que hoy la condición laboral es casi por definición precaria, que su transitoriedad es regla y que la flexibilidad con la correspondiente tercerización es un fenómeno general, el deseo de estabilidad laboral e identidad profesional tiene pocas probalidades de llevarse a cabo. Por lo que el deseo tradicional de progreso económico y mobilidad social  está frustrado. Los miembros jóvenes de las capas medias que viven más o menos bien lo hacen gracias al patrimonio acumulado por generaciones anteriores.    

Hay quienes desprecian a la clase media porque es poco artística. Este tipo de pedantería corre más por cuenta de aficionados a las letras y las artes que en los cientistas sociales. Elogian lo que llaman la cultura popular, sus raíces carnavalescas y callejeras y atacan sin merced a la cultura de masas representadas por la televisión cuyo apodo reciente se llama “tinellización” que por supuesto tiene cautivo a su público predilecto que nuevamente es la pobre clase media sentada en el living de su casa.

Hubo muchos intentos de imaginar una sociedad de clase media. La utopía liberal era la de una clase media conformada por pequeños propietarios. La ideas que van desde la filosofía de Locke a las teorías de Adam Smith y el contrato social de Rousseau, fueron pensadas para una sociedad de clase media con una distribución equitativa de bienes. Cuando el mundo corporativo del gran capitalismo mostró que esta sociedad de almaceneros no era posible, se pensó que las sociedades anónimas eran el sustituto actualizado para concretar el mismo sueño. Una colectividad de accionistas que por medio de papeles de riesgo administran sus ahorros.

Es posible que la última crisis financiera ponga en cuestión este modelo aunque no se ve en el horizonte uno nuevo. El sueño del empleado público que también es un derivado de la clase media tiene sus problemas. La estabilidad de por vida, las compensaciones gremiales que equilibran sueldos mediocres, el poder corporativo, duran lo que dura el superávit hasta una próxima hiperinflación o licuación de salarios como sucedió en nuestro país en el 1975, 1980, 1989 y en el 2001.        

Conformista, racista, mediocre por definición, trepadora, mezquina, esclava de la plata dulce, sólo rebelde ante corralitos y cacerolera ante cortes de calles, rubia con sentimiento de  inseguridad, la clase media no se fue al paraíso y no sale del infierno sin siquiera llegar al purgatorio. En realidad, este odio que no es de clase ya que no proviene ni del proletariado ni de los excluídos sino de las capas medias, es parte de lo que con talento el profesor Harold Bloom ha llamado “cultura del resentimiento”. ¿En qué consiste? En buscar la miseria detrás de la grandeza. Violencia de género, racismo, imperialismo son parte de todas la bajezas que un espíritu supuestamente emancipado y libertario puede descubrir para solaz de sus colegas. El espíritu de sospecha es ávido y vampiresco. No le alcanza la carne del presente. Un Aristóteles esclavista, Sarmiento genocida, Conrad colonialista, Marx antisemita, Salgari machista, la lista de la historia universal puede ser interminable pero se reduce a una única incapacidad: la de admirar. El que padece este afán de revancha no puede admirar. No se trata meramente de envidia, sino de la necesidad de empequeñecerlo todo para que no quede nada superior, hacer de todo un lodo porque así es posible destacarse en el chapoteo universal, y  el que más patalea en el barro de la historia sobrevive.

La clase media es un trofeo algo deshecho de esta cruzada.

Anuncios

Entry filed under: General.

AVISO DE SUSCRIPCIÓN La filosofía de Richard Rorty (Quinta entrega)

83 comentarios

  • 1. ernesto  |  19 diciembre 2009 en 12:00

    Interesante. Aunque me permito disentir sobre el significado de ser de clase media. Yo pienso que es una cuestión puramente socio cultural y el aspecto económico, siempre sujeto a vaivenes ocasionales, poco tiene que ver.

  • 2. cecilia  |  19 diciembre 2009 en 12:59

    odio a la clase media q odia a la clase media ..

    además son la clase media más tilinga, snob y pelotuda

  • 3. cecilia  |  19 diciembre 2009 en 13:03

    aclaro q ultimamente esta clase de gentuza esta concentrada en los kakas quienes utilizan terminos como clasemedieros… quienes dicen defender a los pobres pero son unos snobs hipocritas re consumistas y superficiales q en el fondo los miran de arriba

  • 4. corredor  |  19 diciembre 2009 en 13:12

    Coincido en parte con Ernesto. el término para mi (no hablo ni de sociólogos ni de filósofos) tiene que ver con algo sociocultural. La clase media era el punto intermedio entre ricos devenidos en pobres y pobres devenidos (por el trabajo, esfuerzo y sudor de su frente) en una posición más feliz. En la clase media siempre las familias mezclaban para su vida social y educativa, los recursos estatales o públicos y los privados (hijos de comerciantes o autónomos que iban a colegios públicos o hijos de empleados públicios o en relación de dependencia de otros trabajos, que llevaban a sus hijos a colegios privados, y asi en toda su formación):
    No existe más, coincido con ud también.

    Sería divertido (sarcástico) ver que hace la gente, (familias y gente individualmente) para seguir sintiendo que aún participan de esa clase. Algunos siguen viviendo con sus padres aunque tengan más de cuarenta años (una post post post adolescencia) inclusive teniendo hijos como padres solteros. Otros no tienen hijos . Otros tratan de aparentar ser rebeldes con el sistema (no compran ropa de marca como enfatizando una postura ideológica). Etc. Las familias se han ido modificando en torno a esa ilusión de felicidad que era “la de pertenecer a la clase media”: Los judíos víctimas del nazismo, (los que no eran de clase alta) eran de clase media. Asi que no comprendo porque habla del apoyo de esa clase al nazismo, y aqui a los golpes militares. Para mi, era un meseta ilusoria (o real ) de encuentro democrático positivo, un lugar donde se pensaba que jamás iba a exitir retroceso generacional, un lugar de progreso ascendente (en educación), o al menos lineal. Hoy parece que es un lugar tambaleando en la cuerda de equilibristas de circo, con los nervios de punta.

  • 5. Michel Fou  |  19 diciembre 2009 en 13:20

    La gente que odia a la clase media o a la burguesía, también está odiando a un fantasma. Me refiero a los famosos dichos de una persona muy mediática. En realidad su odio apuntaba más alto, cuando hablaba de oligarquía. Hoy la oligarquía para mi es este gobierno, es casi una dictadura, que usa los recursos estatales como quiere, para ganar votos. Esa misma gente que se ha quejado en los medios de Rubios no rubios (recurso anticuado y pernicioso pero que todavía logra algún efecto de división) tiene más plata que los supuestos burgueses a los que agreden, critican y detestan. Eso no es bueno ni para la población, rica, pobre, o de otra galaxia.

  • 6. Elrechazado  |  19 diciembre 2009 en 13:27

    No se si tiene que ver. Pero sería lindo hacer una muestra en algún museo, o en la tele, mostrando por ejemplo, que símbolo material era el de la clase media según pasaran los años (como en ese programa Cambalache). Pudo haberlo sido la máquina de coser Singer, un piano, una máquina Remington u Olivetti, tal marca de auto, quizás un Ford, luego un Fiat, o un Citroen, ´un tocadiscos Victor, luego el Winco, y ahora una computadora. ..y otros.

  • 7. cecilia  |  19 diciembre 2009 en 13:33

    habia una obra de florencio sanchez, ” m´hijo el dotor”… representaba un poco el orgullo de un padre de clase media baja, quien gracias a su esfuerzo y trabajo había logrado q su hijo estudiara, se recibiera de médico, y ascendiera en la escala social

    hoy en dia, pensando en como han cambiado todo, en como amasado sus grandes fortunas algunas personas, como por ejemplo los presidentes, q vienen de hogares de clase media.. baja?… q han ascendido socialmente?… y agrego, descendido humanamente… supongo q los padres dirán “mi hijo, el ladrón”

  • 8. Damian  |  19 diciembre 2009 en 13:36

    Si bien el ingreso nos enmarca, pertenecer a una clase tiene un componente de identidad. Se supone que nadie quisiera padecer las penurias de la clase baja, pero personas de otras clases se identifican con ella. También se podría decir con este criterio que la clase alta no pertenece a la argentina o que la media copia o hereda valores de la alta. La paradoja es que mientras el mercadeo es uno de los promotores de la distinción y la histeria, el capitalismo en ciertas sociedades ha estrechado los espacios de separación y en otros casos fusionado media y baja, por supuesto a expensas de otras terribles desigualdades.
    Esta identidad está atravesada por la ideología, entendida como una elección en la forma de vivir, separar el arte de la acción política en la consideración de una vida es cuestión de equilibrio, la historia recoge la que prevalece. Los muchachos revanchistas, tenemos nuestros admirados y los no tanto, “en el mismo lodo todos manoseao”

  • 9. Elrechazado  |  19 diciembre 2009 en 14:00

    jajaja
    puede ser.

    había una película vieja, graciosa. la familia “había caído en desgracia” pero quería seguir aparentando fortuna, prestigio, entonces le alquilaron al portero de una mansión en Córdoba un gallinero o cobertizo, (detrás de la mansión) pero cuando no estaban los patrones, se sacaban fotos en el portal de la casa mandándola de regalo a la famiia diciendo que la casa la habían alquilado por temporada. La vieja vendió los trofeos del club del hijo (de futbol ) para pagar la pensión del gallinero. no me acuerdo ni quien actuaba.

  • 10. Oscar  |  19 diciembre 2009 en 15:37

    2 cuestiones.. Primero, creo que hoy la clase media sigue existiendo, mucho más pequeña que hace 40 o 50 años, pero sigue existiendo. Coincido que para las nuevas generaciones se les hará cada vez más difícil pertenecer a este nivel, no solo económico, sino socio-cultural. Y también acuerdo que pertenecer a una clase va mucho más allá del ingreso, es parte de una identidad. Segunda cuestión, muchos de quienes pertenecen a la clase media enarbolan un discurso de desprecio hacia ella. Les incomodan ciertos clichés (ejemplo: calificaciones que hoy están de moda como clase cacerolera o tilinga) y quieren diferenciarse de ellos con actitudes que en si mismas encierran las mismas cosas que desprecian. Por caso, se enorgullecen de la escuela pública (yo también) pero desesperan por que sus hijos vayan a UNA escuela pública específica, la cual, justamente, se caracteriza por acercarse mucho en su funcionamiento a la escuela privada. Es decir, NO LES DA LO MISMO cualquier escuela pública. Entonces, eso de renegar de donde se pertenece, me parece mucho más despreciable que la tilinguería a la cual critican.

  • 11. Mishíguene kop  |  19 diciembre 2009 en 16:53

    La clase media no va al paraíso; va a la Universidad. Y la termina. Y sale con un título o más bajo el brazo. Por lo tanto el Profesor Luis D’Elia es clase media, pese a que se queje de la clase media. Obviamente, el Doctor Kirchner (¿será Dotor?) más que clase media es clase potentada, porque aparte de haber terminado la Universidad se dedicó y triunfó en los negocios. Y el señor Hugo Moyano, sin título universitario bajo el brazo, ¿qué es? También clase potentada, como sus hijos, que la van de sindicalistas y proletarios. Qué confuso que es todo. Esto da para largo.

  • 12. Mishíguene kop  |  19 diciembre 2009 en 18:03

    La relación de la clase media con el arte y la cultura es bastante confusa. Pero todo en relación al arte lo es. Y en relación a la clase media otro tanto. En principio porque conviven dentro de la llamada clase media varias categorías. Está la clase media vouyerista, que se solaza con el esplendor de la vidriera de la clase potentada, está la clase media emprendedora, que hace todo lo posible por algún día llegar a ser clase potentada, y está la clase media piquetera, que ni aspira a ser potentada ni se solaza viendo su distante esplendor y que por eso mismo lo desprecia. La clase media piquetera no corta calles ni vive en condiciones precarias y se da más de un lujo, pero comparte valores con un sector de la clase baja desfavorecida: el gusto por cierta ociosidad bien entendida, por el disfrute de las cosas sin precio que la vida regala, como el sol, el aire, el agua, la lluvia, el sueño de justicia universal que nunca se hace efectivo.

  • 13. Elrechazado  |  19 diciembre 2009 en 18:09

    Si, Luis D Elia es de clase media, según los parámetros económicos, y justamente por su título terciario. Pero el confuso es él, no nosotros. Él está empeñado en seguir odiando, dividiendo y haciéndose la víctima de una inventada discriminación (a lo sumo si alguien le dice una palabrota es en respuesta a sus actitudes iracundas, no por otra cosa). Moyano por su sueldito y sus hijos, economicamente hablando serían el sumun de la clase media ( y más). Pero Ernesto en el comentario 1 dijo algo interesante. Responde la clase media más a un patrón sociocultural que aqui en nuestro país cumple los pocos requisitos que dijo Abraham: estudio universitario, cobertura social, algún departamento propio (o alquilado pero con garantías) alguna vacacioncita, etc.
    En un capítulo del Doctor House mostraban a un hombre genio, con muchas licenciaturas. Tuvo un accidente y perdió su capacidad intelectual (fractura de bazo)…y no le quedó más remedio que ser cartero, sueldo mínimo, nada de recursos, sin cobertura. Pasó con su accidente abruptamente a la clase baja, (se mostraba la movilidad social en caida descendente).

  • 14. Elrechazado  |  19 diciembre 2009 en 18:12

    ¿y la clase media subsidiada existirá?

  • 15. Mishíguene kop  |  19 diciembre 2009 en 18:20

    Y… Parte de la clase media piquetera es subsidiada. Por el Estado. Eso le molesta mucho a la clase media emprendedora, que cree que todo subsidio es malo per sé, sin considerar que en ocasiones, y de acuerdo a la profesión, sin ese subsidio la clase media piquetera desciende a clase baja. ¿Será por eso que es piquetera?

  • 16. Elrechazado  |  19 diciembre 2009 en 19:47

    No, hay clase media que no llega a cumplir los requisitos para ser subsidiada, no le va bien, es superviviente pero no emprendedora (por las circunstancias) y se va a pique sin que nadie, nadie la ayude (se va a pique sin ser piquetera). no le molesta que subsidien a otros, lo que le duele es no poder subsistir (caso: gente con una hipoteca y sin trabajo, con trabajo y deudas, con deudas y poco trabajo, con problemas, y con la pica en la cabeza).
    Ponete un poco en el lugar de vecinos pobres (media a baja) de Villa Lugano, que pagan impuestos municipales, que pagan sus expensas de monobloks y que no tienen seguridad, y enfrente se les meten unos tipos con cien familias en un campito de futbol alambrado, lo toman y piden que les den servicios, que les den subsidio. La bronca de los primeros ¿no es comprensible ?.

  • 17. david  |  19 diciembre 2009 en 20:05

    Para ser justos, habria que tener tambien el retrato de esas familias que ocupan unas tierras, como llegaron hasta ahi, desde cuando transitan ese camino, que clases de venenos se ponen en sus comunidades. La bronca puede ser comprensible, no las formas en que se la elabora.

  • 18. corredor  |  19 diciembre 2009 en 21:41

    David
    perdón que me meta (hablando de canchita, alambrado, etc)
    si, obviamente, si van ahi es porque no tienen nada mejor, no creo que por los comentarios se las esté juzgando. lo que se puede ver es que la bronca como dice Rechazo de los habitantes de V Lugano que ven como los demás usurpan un lugar de nadie, o de todos, o público, es como la parábola del hijo pródigo con el hermano mayor, el bueno. Es decir, a los que no dan nada se les da todo o se les permite todo (no digo que sea demagogiía ni nada) y a los que todo le cuesta (y no son exitosos ni triunfadores, están mal) se les da con un palo. no tienen ayuda, no tienen seguridad, . Fijate que ahora hay luchas entre los que tienen ese dinero de un nuevo plan, y los que lo reclaman. Hay que analizar todas las luchas y los reclamos. La gente tiene bronca porque por un lado hay una intención de proteger al que está mal (y está bien para mi) pero el que sufre todo el peso del trabajo y la consecuente responsabilidad tributaria solo recibe palos. se subsidia con lo que a otros les cuesta lágrimas, pero esto no es para crear violencia en este blog, disculpas a todos
    saludos

  • 19. david  |  19 diciembre 2009 en 22:12

    Seguro que es como decis,lo que habra que pensar son las prioridades, sin trabajo, educacion, etc. se le puede pedir a alguien que no tenga espacio, lo basico como la comida y techo deberia estar asegurado para todos si queremos hablar de una sociedad, sin depender de los meritos por simple dignidad humana. Pero bueno es una opinion y el mundo no se mueve asi. Saludos

  • 20. corredor  |  20 diciembre 2009 en 7:28

    David
    Ni estoy en contra, ni juzgo a las familias que con desesperación y sin ninguna otra opción toman un campo. Pero veo la rabia que eso debe causar a los que están de la vereda de enfrente. Los sistemas institucionales, son a veces los que al ponerse de un lado o de otro, causan enconos y divisiones entre grupos <comprensivos con unos, rígidos con otros -que son los que menos problemas causan-.. Como te repito: el grupo que recibe ese plan, y el grupo que no lo recibe y lo reclama. Y el grupo que solo paga, paga y paga sin ningún tipo de proteccion y además le matan a un hijo.
    Y el grupo de los que tienen que pagarle a la comisaría con mercadería diariamente (no tienende garantía ni proteccion de nada) y el grupo de los que venden mercadería callejera sin pagar impuestos.
    Los grupos se odian o se desentienden por las injusticias que sienten del mismo sistema.
    Nadie habla de no respetar los derechos de todos nuestros hermanos sino de que las instituciones en su proceder no generen desequilibrios (sentimiento de injusticia).
    En algún lugar necesitaría hablar del sistema policial como institución que en su procedimiento formal se quedó atrás, solo perjudica, acciona mal, no sirve mucho. Pero será en otro espacio.

  • 21. Oscar  |  20 diciembre 2009 en 9:39

    Encontré un claro ejemplo de un clase media que denosta a su propia clase. José Pablo Feinmann, filósofo, el domingo pasado, en la contratapa de P. 12, criticando algunos libros publicados últimamente por ciertos periodistas, decía: “Son periodistas con un tufillo aventurero. Gente que no ha demostrado talento ensayístico ni atesorado prestigio intelectual. ¿Qué son, qué buscan? Ventas rápidas, trepar en las listas de best sellers. Son libros-cacerola. Hay, todavía, una clase media que se los devora. (…) El libro anti K se ha transformado en un libro de autoayuda. Permite a la Mesa de Enlace, a los garcas de todo tipo, a la ‘oposición’ y a toda la inmensa clase media teflonera tener enhiestas sus esperanzas destituyentes (…)”.
    Es decir, utilizó como forma de desprestigio ser leído por la clase media. Que un libro sea leído por la clase media no da nivel intelectual, no da prestigio filosófico. Si la clase media lee un libro sobre temas políticos, no es que pretenda conocer la vida más allá de Tinelli, sino que eso transforma al libro en un texto de autoayuda. Para que no haya dudas de ese desprestigio, pone en un plano de igualdad a la clase media cacerolera con los “garcas de todo tipo”. (el término teflonera es ciertamente, mucho más despectivo aún que cacerolera).
    Será José Pablo Feinmann alguien de clase alta ¿? Seguramente no, eso sería otro insulto para él. Será de clase baja ¿?. No lo creo, nadie de clase alta escribe en un diario y tiene programas en la tele. Eso le asegura un mínimo de ingresos que lo instalan en otras clases, pero nunca en las bajas. Entonces, ¿A qué clase económico – social pertenecerá este señor ?. A una sub-división de la clase media ¿? A quienes se creen intelectualmente superiores para criticar a sus pares ¿? Semejante pedantería, en mi opinión, es mucho más execrable que andar batiendo la cuchara en una cacerola en protestas callejeras de ocasión.

  • 22. La herida de Paris  |  20 diciembre 2009 en 10:38

    Odio.
    Odio a la clase media.
    Odio a los que odian a la clase media.
    Odio a los que dicen odiar la clase media.

    La violencia engendra violencia.

    Saludos

  • 23. david  |  20 diciembre 2009 en 10:58

    Eso estuvo bueno

  • 24. cecilia  |  20 diciembre 2009 en 11:06

    coincido con vos, la violencia del gobierno engendra violencia

  • 25. ernesto  |  20 diciembre 2009 en 11:07

    Cecilia: Tanto Yrigoyen como Menem como Alfonsín como De La Rúa y como Kirchner eran ricos cuando accedieron a la presidencia y se fueron, obviamente como presidentes con dinero. Illia, Perón, Frondizi accedieron a la presidencia con un status de clase media con cierto poder adquisitivo y así se retiraron. Kirchner fue el presidente con mayor poder económico según las declaraciones juradas y, a diferencia de los otros, siguió o mejor dicho aprovechó la presidencia para enriquecerse mucho mas aunque no creo que haya cometido delitos sino, debido a su total falta de ética, la usó. Recuerdo cuando Ubaldini dijo antes de morir que mientras fue Secretario General de la CGT le ofrecieron toda clase de créditos y posibilidades económicas y financieras pero que a él, si bien eran legalmente normales, no le parecía ético usarlas. Esta norma de Ubaldini fue común a practicamente todos nuestros presidentes constitucionales con la excepción de los Kirchner.

  • 26. ernesto  |  20 diciembre 2009 en 11:10

    Feinman es simplemente un militante intelectual de izquierda y todo le viene bien, hasta el libro de Majul que es una cloaca.

  • 27. Michel Fou  |  20 diciembre 2009 en 11:18

    La cultura del resentimiento; la incapacidad de admirar:

    Si, si, es la peor enfermedad. la tienen los acomplejados.
    BLOOM tendría que haber ciertos discursos y declaraciones
    televisivas de nuestro país . Y lo más patético de oir (la cultura del resentimiento, la incapacidad de admirar y el arte de engendrar discordia) fue esa frase: odio a los rubios, odio a los ricos.
    Creo que el escritor BLOOM se hubiera caído al suelo de no poder creer ejemplo más cabal de lo que él describe

  • 28. cecilia  |  20 diciembre 2009 en 11:37

    Corredor, a mi personalmente no me molesta tanto q le den cosas a quienes no tienen nada, ya sea un lugar donde vivir, comida o lo q sea, me da mucha pena q haya gente q no tiene esas necesidades minimas cubiertas.

    por supuesto q me parecería más correcto q les dieran la posibilidad de un trabajo por medio del cual pudieran ganar su propio dinero para vivir dignamente . es tambien una cuestion de educación…. porq ellos prefieren manetener la ignorancia del pueblo para manejarlos a su antojo

    lo q sí me molesta mucho es q usen eso para hacer campaña política, clientelismo.

    pero reconozco q es cierto lo q decis, a muchos les da mucha bronca porq por otro lado te llenan de impuestos y de trabas q no se usan para lo q deberian usarse , se usan para pagar sueldos de ñokis y para q se enriquezcan los q estan en el poder

    eso es lo q me molesta q no es injusticia, es delito, q tengan esos privilegios no para tener lo minimo para vivir, sino para vivir llenos de lujos, los mismos lujos q tanto critican a los ricos

    y encima tener q soportar sus mentiras, su cinismo e hipocresía, q digan q ellos defienden a los pobres cuando hacen todo lo contrario, y q digan q los ricos son una mierda, cuando los ricos son ellos , y no precisamente por haber trabajado o haber sido empresarios exitosos.

    en cuanto a los ricos a los q se critica por explotar a los pobres, creo q el gobierno es responsable porq son ellos quienes tendrian q hacer respetar las leyes y por medio de impuestos justos hacer q la cosa no sea tan despareja como lo es en este momento cuando la brecha es mayor q en el gobierno d menem

  • 29. cecilia  |  20 diciembre 2009 en 11:52

    no coincido con vos, Ernesto, Alfonsín no era rico, tampoco Menem en cuanto a kirchner se enriqueció durante los 20 años q estuvo en la gobernación de santa cruz, especialment en los 90 durante en menemato. no creo q la fortuna q hizo se pueda hacer solo aprovechando ciertos privilegios q da el poder. creo q la hizo y la sigue haciendo con negocios sucios , y por lo tanto creo q deberia estar preso, él y su mujer .. y varios más… no ocupando el sillon presidencial ..y esto es una forma de educacion tambien , se pierden valores al ver q el gobierno esta ocupado por ladrones … algunas, muchas personas dicen, para q voy a hacer las cosas bien si los q la hacen mal estan en la cima del poder, viviendo en el mejor de los mundos

  • 30. cecilia  |  20 diciembre 2009 en 12:09

    creo q el ex taxista archikirchnerista artemio lopez tambien escribio algo en contra de la clase media en su blog ramble tamble

  • 31. Juan Pedro  |  20 diciembre 2009 en 12:33

    Muy interesante. Y pertinenes su discusion, cuando acaban de publicarse en el Indec los datos de la DISTRIBUCION DEL INGRESO y el decil 10 (el màs alto) muestra ingresos promedio de $ 5.900.

    OPINION: coincido con todos los pàrrafos excepto el ùltimo, justamente disiento con eso de “incapacidad de admirar”….¿què hay que admirar hoy en la sociedad argentina? seguramente NO la cultura e ideas de la clase media precisamente. ¿por què admirar y no criticar? El punto quizà serìa lograr LUCIDEZ SUFICIENTE para criticar y proponer…pero la verdad, eso de admirar para no ser calificado de resentido…..no convence.

    Hace dècadas Arturo Jauretche hablò del MEDIOPELO en la sociedad argentina, hoy ese concepto es excesivo…LA CLASE MEDIA EN ARGENTINA HOY NO SUPERA EL 20 % de la poblacion. TODO ASALARIADO O CUENTAPROPISTA EN REALIDAD ES CLASE BAJA, aunque se autoengañe o le crea a los que le dicen que “pertenece” a la clase media.
    Sòlo la ALTA BURGUESÌA puede considerarse clase media sòlida, no dependen de conseguir trabajo.
    Una familia tipo debe ingresar mìnimo $ 11.000 para intentar ser clase media, para lo cual deberìa sostener ese ingreso 30 o 40 años. La otra alternativa es depender de un PATRIMONIO ACUMULADO no inferior a $ 4 millones que permita vivir 30 o 40 años sin trabajar a sueldo de un tercero.

    Disculpen mi escepticismo. Aunque no pertenezco a los que critican y denostan a la clase media, pertenezco al grupo de LOS QUE NO CREEN QUE EXISTA CLASE MEDIA EN ARGENTINA (màs allà de ese 20 % mencionado).

  • 32. septiembre  |  20 diciembre 2009 en 13:40

    El libro de Majul no es una cloaca, en todo caso la cloaca son los Kirchner. Majul solo cuenta lo que hacen ellos.

    Mis Saludos, Profesor y a todos los bloguistas, que pasen todos ustedes un muy buen día.

  • 33. Mishíguene kop  |  20 diciembre 2009 en 13:51

    Yo, cuando era pibe, tuve dos opciones. Mis viejos eran clase media pero baja. El primer auto propio que tuvieron, y de tercera mano, lo consiguieron cuando yo tenía 10 años, creo. Así que no sé bien adónde pertenezco, ya que al mismo tiempo iba a la escuela del Estado y a la escuela hebrea (privada). Buena parte de mis compañeros eran clase media media y media alta, así que siempre me sentí sapo de otro pozo, pese a que todos éramos judíos. Cuando tuve que entrar a la secundaria (bajo el gobierno militar) me quedaban dos opciones: o daba bien el examen de ingreso al Colegio Nacional o no tenía posibilidad de entrar a otro lado más que a la Legión Extranjera, que era como llamaban al peor colegio de la región. Los dos estatales: el mejor y el peor. ¿Me hubiese cambiado en algo entrar a la Legión? ¿Acaso me fue espectacular habiendo egresado del Nacional? No. Uno es uno y como decía Kavafis, uno lleva su ciudad y su destino con uno mismo, por más que se quiera alejar. Que un padre piense que va a cambiarle la vida a su hijo por mandarlo a un secundario en donde los paros están prohibidos es porque no entiende nada de nada. Lo que no se aprende hoy se puede aprender mañana y lo que sí se aprende se puede desaprender mañana. Eso sí: si aprendés desde chico que un trabajador no tiene derecho a hacer paro y si lo hace lo apretás y lo hechás, esa es una lección de vida que nunca más vas a desaprender. Saludos de un clasemediero más mediero que clase.

  • 34. Mishíguene kop  |  20 diciembre 2009 en 13:53

    corrección de horror ortográfico: echás en lugar de hechás.

  • 35. corredor  |  20 diciembre 2009 en 14:04

    Cecilia, eso nos molesta a todos. Aunque hay gente tan enamorada de los k que no lo ve como “atrapa clientelismo”. Lamentablemente.

  • 36. Elrechazado  |  20 diciembre 2009 en 14:10

    Solución: Conciliacion Bloom con Rorty

    propongo que adoptemos el criterio de sensibilización de Rorty, y el concepto de Cultura del resentimiento, para no convertirnos en negativos . Hagamos una lista de las cualidades de las clases socioeconómicas (lo bueno) que admiramos:

    admiro la gente de cualquier clase social que aunque pierda el
    trabajo, se deprime y busca otro rapidamente, aunque no sea en lo suyo.

    admiro la gente que aunque no trabaje en lo suyo, trata de sacarle el lado bueno y ser feliz con su trabajo (aún en relación de dependencia).

    admiro la gente con mucha capacidad de adaptación que jamás se doblega, ni se vende, ni traiciona sus ideales o su fe.

    admiro a la gente agradecida y no servil pero servicial.
    admiro a los devuelven la billetera que han encontrado en la calle
    y admiro a la gente que insulta poco y aún asi puede decir lo que siente.
    y sobre todo, admiro a la gente que mantiene el ánimo aún en situaciones de angustia.

    Debe haber de esa gente en las tres clases sociales.

  • 37. Mishíguene kop  |  20 diciembre 2009 en 14:18

    Odios

    Odios
    ¡Oh, Dios!
    ¡Odio, sí!
    Odio soy
    Odio doy

    Oíd el odio
    Dios te doy
    Podio soy

    hishkatan, La Plata, 19 de diciembre del 2009

  • 38. Mishíguene kop  |  20 diciembre 2009 en 14:24

    uff, se nota que estoy mal. Puse La Plata, 19 de diciembre, pero es 20. Perdón, perdón, no sé ni en que día vivo. Igual el poemita me gusta.

  • 39. cecilia  |  20 diciembre 2009 en 16:24

    yo antes no decia malas palabras e insultos , pero ahora las digo porq es el lenguaje escatológico y bestial acorde a este tiempo donde hay tanta mierda

    el comentario lo puse aca porq me gusta como queda el de david q dice eso esta bueno , jeje

  • 40. Mishíguene kop  |  20 diciembre 2009 en 16:28

    Me acaban de mandar un mail con el siguiente texto. Dado que coincide con algo que yo mismo propuse en el blog ARTEPOLITICA hace bastante tiempo, me adhiero y espero que rompamos las pelotas hasta que se haga efectivo. Hago Copy and Paste:

    ESTOY DE ACUERDO……!!!!!!!

    QUE LA ESCUELA LES DUELA TAMBIÉN A ELLOS

    Si estás de acuerdo con el proyecto que sigue, reenviá a tus contactos.

    La idea que se expone a continuación puede parecer ingenua en un primer momento, pero vale la pena preguntarse ¿y por qué no?
    La PROPUESTA consiste en que los gobernantes y funcionarios públicos estén obligados por ley a enviar a sus hijos a la escuela pública, como garantía de que realmente el sistema educativo estatal se convierta en uno de sus principales intereses.
    Esta obligatoriedad puede lograr que se ocupen de revitalizar lo que durante mucho tiempo fue uno de los mayores éxitos del Estado argentino: una escuela pública integradora en el intento de nivelar las distintas clases sociales que se mezclaban bajo el delantal blanco, y posibilitar así la igualdad de oportunidades.
    Para expresar con mayor eficacia esta cuestión, transcribo un fragmento de la nota que Martín Caparrós escribió en la edición del diario Crítica con motivo del accidentado comienzo de clases (02/03/09):
    “La educación pública servía para equilibrar, para integrar […] para producir un país más educado, con mejores posibilidades en todos los terrenos. Ahora parece como si no importara. Y, de hecho, no les importa a los que manejan el Estado: hace mucho que mandan a sus chicos a colegios privados.”

    La lectura de esta nota, más el conocimiento de un anteproyecto de ley impulsado por padres rionegrinos en 2002, proponiendo lo mismo; y un proyecto del senador brasileño Cristiam Buarque -ex ministro de Educación del gobierno de Lula-, con similar proposición en el país hermano, fortalecieron la sensación de que no era una idea tan absurda.
    La “ingenuidad” sumada de muchos puede transformarse en una decisiva manera de instalar el tema y llegar a que se debata seriamente.

    Si estás de acuerdo, reenviá este mensaje para que se propague y el mail grite hasta que nos escuchen.

  • 41. david  |  20 diciembre 2009 en 17:08

    esta bien pero no digas malas palabras

  • 42. Elrechazado  |  20 diciembre 2009 en 17:15

    Bueno, alguna puteada cuando te agarrás el dedo con el martillo, o cuando sentís que te pegan un martillazo (el gobierno, u otros) está bien, pasa, se admite.

    Admiro la gente flexible (pero que no se doblega)

    Mishiguene se lució

  • 43. Mishíguene kop  |  20 diciembre 2009 en 17:16

    Yo admiro. Yo sé admirar. Yo valoro el esfuerzo. Y sobre todo las ganas. Incluso admiro al fracasado, porque intenta el esfuerzo. No admiro al vago. No admiro al vencido. No admiro al que se deja vencer. No admiro al que no admira. Pero tampoco admiro al que mira y no aspira. Aspirar a vencerse a uno mismo. A admirarse uno mismo. Más allá de todo. Más allá de saber, que nada tiene demasiado sentido.

  • 44. Elrechazado  |  20 diciembre 2009 en 17:47

    si
    admirar a los demás, los que son dignos de admiracion (según uno), y también a sensibilizarse, a tener compasión de los que son dignos de “comprensión compasión”. y también es bueno admirarse uno mismo (aunque no lo haga en forma pública, estar satisfecho de haber hecho las cosas como dicta su corazón)
    la admiración, la sensibilización, la comprensión, nos contagia de lo bueno. (bue, también tener espíritu crítico para no sentirnos zombies frente a lo que nos parece corrupto o injusto, claro).

  • 45. cecilia  |  20 diciembre 2009 en 20:08

    si, ahora q lo pienso, la mayoría de las veces q digo malas palabras es por q me dan bronca cosas q hace el gobierno….. voy a tratar de no decir más… por ustedes y por el profesor …

    y estoy de acuerdo en lo q dicen q hay gente resentida q no tiene capacidad de admirar, yo admiro mucho… a quien para mí lo merece….me pone contenta q haya gente digna de admiración, renueva esperanzas… hay gente maravillosa a quienes admirar… gente q hace cosas buenas e importantes.. como algunos medicos.. por ejemplo… para mi una de las profesiones mas hermosas cuando esta bien hecha… y gente simple q cumple con su trabajo, con amor , con dedicacion, con respeto por los demas.. gente q hace mucho sacrificio para llevar la comida a us hijos y educarlos de la mejor manera posible… y q no renuncia a sus convicciones…

    rechazado porq no te pones un nombre más… no se, me da q se yo decirte el rechazado …

  • 46. JorgePayador  |  20 diciembre 2009 en 20:30

    …” Cuando el mundo corporativo del gran capitalismo mostró que esta sociedad de almaceneros no era posible, se pensó que las sociedades anónimas eran el sustituto actualizado para concretar el mismo sueño. Una colectividad de accionistas que por medio de papeles de riesgo administran sus ahorros”.
    Y esto? el gran capitalismo no estaba conformado ya por las SA? ¿Cómo se integraron los capitales para constituir las primeras compañías? ¿y los bancos? ¿No existían ya en la época de las colonias este tipo de asociaciones, muchas denominadas compañías, para la explotación comercial y de la otra?
    Es cierto que primero fueron las sociedades de personas pero la SA es inherente, diría constitutiva, de ese gran capitalismo.

    En cuanto a la clase media y su comportamiento habría que aceptar que es parte de la humanidad y que, como tal, está imbuída de todo lo que constituye, para bien y para mal, la condición humana.

  • 47. cecilia  |  20 diciembre 2009 en 20:31

    errata : gente como algunos medicos, q hacen cosas importantes, como salvar vidas….. y gente q hace trabajos mas simples…

    creo q todas estas personas son ejemplos, q se deberian a dar a conocer mas… gente q con su ejemplo promueve buenos valores.. y en eso como dice Rorty, tambien tienen un papel muy importante los medios de comunicación, q siempre pareciera estan mostrando lo peor de la sociedad

  • 48. Elrechazado  |  20 diciembre 2009 en 21:41

    Cecilia
    para vos, me rebautizo el nombre

    Elrechazado social, Elrechazadodelavida, Elrechazadodeloscírculoselegantes o Elrechazadodeloslugaresdevastacordura y lucidez

    decime cualquiera de estos apodos, el que más te plazca.

    Clases de medias: rayadas, rotas, arañadas, caidas. hay muchas.

  • 49. cecilia  |  20 diciembre 2009 en 23:33

    el q más me gusta es el último … ser rechazado de lugares donde reina una supuesta cordura y lucidez me parece más interesante y menos triste q ser rechazado de la vida por ejemplo…. pero igual es demasiado too much largo para mi gusto, así q mejor seguí llamándote como quieras ….la primera versión me parece más amplia y simple… yo no sé, voy a ver si se me ocurre algún nombre q me guste más…. por ahora te podría llamar… Elre …. o Zado… cual preferís?

    pero volviendo al tema de la clase media, tambien yo le encuentro un cuantos defectos… alguno de los cuales tengo yo también….aunq tampoco me siento superidentificada con la clase media…. ni con ninguna otra clase social….

    también pensé como vos en algún momento reflexionando a partir de este post, q hay muchas clases medias, no se puede simplificar tanto……

    y además creo q no se puede denostar tanto a ninguna clase, me parece una postura demasiado simplista… esquemática… no se puede generalizar tanto… personas buenas y malas hay en todas partes … cada clase tiene sus características buenas y malas… cada clase cumple una función en la sociedad… sería interesante analizar cuáles son más detenidamente …

    beso, Elre, o Zado… q duermas bien

  • 50. Mishíguene kop  |  21 diciembre 2009 en 4:21

    Rechazado. ¿Por qué tu hipervínculo se llama La mala reputación? Sin embargo está roto. Eso te va a traer mala reputación dendeveras. Cuando busco La mala reputación en google me lleva a una chica que postea artículos en un blog de literatura muy cool.
    http://www.hablandodelasunto.com.ar/?p=1130
    ¿Sos vos?

  • 51. ernesto  |  21 diciembre 2009 en 8:56

    septiembre: yo pienso que Kirchner es culpable de haber causado al país un daño inimaginable en todo sentido y no es el menor el haber desperdiciado la mejor oportunidad histórica que hemos tenido en la situación internacional de la economía.
    Con respecto al libro de Majul creo que es otra cloaca mas de las que nos tienen habituados los periodistas y escritores críticos aficionados: sus acusaciones adolecen de un costado fundamental como es no tener una contraparte similar al abogado de la defensa en cualquier proceso y juicio. De ese modo Majul llega a las conclusiones que quiere y su sentencia -difamación ante la opinión pública que en los hechos es una condena gravísima para el acusado y, lo peor, sin derecho a otra instancia- Es como si en un proceso actuara sólo el fiscal, de ese modo cualquier fiscal puede llevar a juicio a cualquier ciudadano, hasta al mismísimo San Juan Bautista, si así se lo propusiera.
    En EEUU por ejemplo eso no se puede hacer y Majul correría serio peligro de ser encarcelado por calumnias e injurias. El gran escritor norteamericano Clifford Irving estuvo preso 9 años por haber escrito un libro, excelente literariamente hablando -en todo sentido similar al de Majul- en el que acusaba de una serie de delitos, que no pudo probar, a Howard Hughes. Mas allá de la culpabilidad o no de los Kirchner, la constitución, el derecho y el sentido común nos obliga a preservar sus personas y sus derechos hasta que la Justicia dictamine sobre ellos.

  • 52. ernesto  |  21 diciembre 2009 en 13:35

    Cecilia: Alfonsín era relativamente rico, cuando asumió la Presidencia declaró un total de 600 mil dólares (en pesos). Menem era bastante rico: declaró en su primera presidencia 2 millones 400 mil dólares y en la segunda algo parecido. Kirchner se enriqueció durante el proceso haciéndose cargo de la usurería de su padre y que había sido fundada por su abuelo. Lo favoreció muchísimo la ley 1050 de Martínez de Hoz que le permitió quedarse con numerosas propiedades de sus “clientes”.
    Por favor informate antes de contestarme cualquier verdura.

  • 53. ernesto  |  21 diciembre 2009 en 13:37

    Cecilia: Una aclaración: los bienes tanto de Alfonsín como de Menem y como de De La Rúa eran heredados ya que los tres nunca se dedicaron a los negocios y muy poco al ejercicio de sus profesiones.

  • 54. cecilia  |  21 diciembre 2009 en 14:46

    Ernesto, no se puede discutir con vos, vos siempre sabes todo, yo no investigue a menem ni a alfonsin, pero estoy segura q menem no era rico … bastaba verle la pinta de infeliz q tenia, con esos trajes todos mal hechos… lo dijo el mismo beliz… “… al principio, en los 80 no tenia un mango, ibamos en un fitito a los actos..”… ya te lo dije mil veces … no quiero hablar más del tema porq siempre terminamos peleando.. y no quiero… se acerca fin de año y quiero terminarlo bien…. en paz… espero q entre este mensaje porq no sé q pasa pero mandé varios y no entraron ..

  • 55. cecilia  |  21 diciembre 2009 en 14:51

    entró!!! … q bueno…. Ernest… porq no hablamos de cosas un poco más light… más divertidas, lindo… dale

    Mishi, yo googleé la mala reputación y me salió esta letra de esta canción.. esta buena …

    En mi pueblo, sin pretensión,
    tengo mala reputación.
    Haga lo que haga es igual
    todo lo consideran mal.

    Yo no pienso, pues, hacer ningún daño
    queriendo vivir fuera del rebaño.
    No, a la gente no gusta que
    uno tenga su propia fe.

    Todos, todos me miran mal,
    salvo los ciegos, es natural.

    En la fiesta nacional
    yo me quedo en la cama igual,
    que la música militar
    nunca me supo levantar.

    En el mundo, pues, no hay mayor pecado
    que el de no seguir al abanderado.
    No, a la gente no gusta que
    uno tenga su propia fe.

    Todos me muestran con el dedo,
    salvo los mancos, quiero y no puedo.

    Si en la calle corre un ladrón
    y a la zaga va un ricachón
    zancadilla pongo al señor
    y aplastado el perseguidor.

    Esto sí que sí, que será una lata
    siempre tengo yo que meter la pata.

    No, a la gente no gusta que
    uno tenga su propia fe.
    No, a la gente no gusta que
    uno tenga su propia fe.

    todos tras de mí a correr,
    salvo a los cojos, es de creer.

  • 56. Mishíguene kop  |  21 diciembre 2009 en 15:10

    La canción es de Georges Brassens y la cantaba en español el gran Paco Ibañez:

    http://www.youtube.com/watch?v=7JDCGoK2QCw

  • 57. Mishíguene kop  |  21 diciembre 2009 en 15:13

    Guau!!! Entonces, como lo anticipó Chiche Gelblung, vayámonos preparando para: Ricardo Fort Presidente, Oaky Vice.

  • 58. Mishíguene kop  |  21 diciembre 2009 en 15:27

    Y acá va una versión hip-hop de La mala reputación en franchute:

    http://www.youtube.com/watch?v=J7GUNb-rzyc&feature=related

  • 59. Mishíguene kop  |  21 diciembre 2009 en 15:36

    Esta versión más reggae está muy buena también:

    http://www.youtube.com/watch?v=fHhUMQLw1rA&feature=related

  • 60. Herb  |  21 diciembre 2009 en 17:06

    chocolate por la noticia (ahora se dice asi todavía ? ).

  • 61. ernesto  |  21 diciembre 2009 en 17:09

    Cecilia, Cecilia: ¿nunca oíste hablar de la bodega Menem, los vinos Menem? La había hecho su padre muchos años atrás. ¿Nunca oíste que Menem le regalaba vinos a Fidel y Fidel le correspodía con habanos? Lo que es gracioso es los de “los trajes mal hechos”, resulta que Menem siempre vestía trajes Armani, desde mucho antes de ser Presidente y se lo cargaba con las patillas Facundo Quiroga porque le decían “que Facundo no usaba Armani”.¿Beliz? ¿Beliz?… ah sí… ¿donde quedó el bobo ese? No se le vio mas…
    Lo dicho Cecilia, enterate un poco ya que tanto te gusta opinar. No terminamos peleando, yo no peleo, sólo trato de informarte con la mejor buena voluntad.

  • 62. septiembre  |  21 diciembre 2009 en 17:10

    Estimado Ernesto:

    Coincido en parte con lo que decís, especialmente con eso de que los Kirchner no aprovecharon el momento histórico. Con respecto al tipo de libros como el del señor Majul, puede que tengas algo de razón también, pero creo que a diferencia de los Estados Unidos, acá no existe la justicia, y por mucho menos de lo que hicieron y hacen los Kirchner ya les habrían hecho juicio político y estarían presos. Dicho sea de paso, acabo de leer que el muy respetable señor juez Oyarbide sobreseyó a los Kirchner en la causa por enriquecimiento ilícito.

    Mis Más Cordiales Saludos.

  • 63. cecilia  |  21 diciembre 2009 en 20:31

    por favor Ernesto, nunca nos vamos a poner de acuerdo… esa era una bodegucha trucha de mala muerte.. nada q ver con toda la guita q tiene el turco ahora… lo de fidel, los habanos y el traje armani sería cuando ya era president…cuando decían q era rubio y de ojos celestes….. el más elegante del mundo..!!! . jaja…por favor!… yo era muy chiquita pero me acuerdo muy bien… agradezco el esfuerzo q hacés para informarme pero yo ya estoy bastante informada… no me vas a convencer de q estos sátrapas son gente honesta y respetable…. no te enojes …pero es así… besitos

    hay solo una cosa buena q me enteré de menem … algún día te lo voy a contar…

  • 64. cecilia  |  21 diciembre 2009 en 20:32

    están buenas Mishi …me encantó esta última versión… y también la de Paco Ibañez ….

    olvidé decirte q me gustó mucho lo q pusiste, eso q los políticos debían mandar a sus hijos a la escuela del estado … me parece una muy buena idea, una forma q se ocupen de mejorar la educación pública…. hay q reenviarlo? .. habría q juntar firmas para q se haga realidad…

  • 65. David (idu)  |  22 diciembre 2009 en 1:16

    Recuerdo cuando cursaba Economía en la facultad de Ingeniería, hace unos 35 años, el ingreso per cápita era un valor bastante menor que lo que ganaba una familia como la mía, con un pequeño departamento propio, y sin auto, pero con vacaciones en tren.
    Hoy, con un PBI de 300 mil millones de los verdes, cada familia tipo argentina debería tener un ingreso superior a los $ 10.000 mensuales.
    Como parece ser que en general los ingresos familiares son bastante menores que ese valor, la conclusión obvia es que en las últimas décadas se produjo un formidable aumento de la riqueza generada, a la vez que se observa un crecimiento geométrico de la pobreza. Dicho de otro modo, un núcleo económico minúsculo dispone de rentas absolutamente descomunales.
    Es obvio que esto viene de mucho antes que el actual gobierno, solo que este se jacta de haber realizado una excelente “redistribución” de la riqueza.

  • 66. Herb  |  22 diciembre 2009 en 9:05

    David (idu)

    Si la clase media no existe más (coincido, lamentablemente)…lo que vendrá, como vos decís….es cada vez más pobreza. En el mundo, algún futurólogo nortemaricano hablaba de eso ya en los ochenta.
    Sobre la capacidad de admirar (contra la cultura del odio y del resentimiento), se podrían enumerar ejemplos de comunidades, de pueblos o de barrios que han logrado crear algo bueno y positivo a pesar de sus mínimos recursos.
    La gente acá podría ser mucho más creativa, si no tuviera tanto temor a la crítica, o al ataque del otro. Asi, gente rica, de clase media y gente pobre, deja de plantar flores en esquina para que no se las arranquen.

  • 67. Dario  |  23 diciembre 2009 en 2:15

    Yo creo que más alla de la calse media y los discrusos clasistas es hora que se pongan los pantalone largos los intelectuales y miren el futuro, ya que desde el discurso del “granero del mundo” al del “modelo agroexportador”, si algo no hiceron es planificar un sistema que evite sequia-inundación-sequía..and so forth. Me refiero a políticos, generales, clase media, alta, baja, etc. Nos estamos bajando al modelo califato, y seguimos con el pasado en caminos que corresponden al futuro. Saludos. Ah y considero que debería haber un fílosofo presente (o 3) en cuestiones a pertinentes a los intereses de la comunidad (contrato social de la R.A.).

  • 68. Carlos G.  |  23 diciembre 2009 en 12:55

    Así es, la concentración de la riqueza en pocas manos y la diferencia entre el 20% más rico y el 20% más pobre no ha dejado de crecer desde mediados de los ´50 hasta 2001 año en el que el coeficiente Gini llegó a 0,55.
    En los últimos 20 años Argentina ha sido el único país de la región que no ha conseguido mejorar los índices de pobreza.

  • 69. ernesto  |  23 diciembre 2009 en 19:16

    Los intelectuales deben vivir en su mundo. La realidad indica que la economía y su éxito es fundamental en algo tan simple y vital como que la gente tenga para comer. Del modelo económico adoptado depende todo y ahora que estamos en el peor de los modelos, el modelo populista, lo único que interesa es como cambiarlo y hacia adonde.
    Hasta ahora el modelo mas productivo fue el “califato”, como dice un despistado mas arriba, con su moneda fuerte, el respeto a las instituciones, a la prensa y a la oposición, la alianza con los países desarrollados, la seguridad jurídica y un Presidente amable, optimista, feliz y responsable.

  • 70. Rodolfo López  |  23 diciembre 2009 en 20:05

    Si Salgari es el de Sandokán es un autor que me hizo feliz. Me ofreció aventuras de libertad sorprendente, que sólo encontría después en Juan Rulfo en “El llano en llamas”.
    Mis mejores deseos en estas fiestas para Tomás y para todos los que participan del blog.
    Muy buen año!

  • 71. ernesto  |  23 diciembre 2009 en 20:24

    Carlos G. La concentración de dinero en pocas manos es un concepto falso, en la realidad no existe. No hay nadie que tenga montañas de dinero ocioso en su casa, ese dinero simplemente está circulando ya sea en inversiones o en bancos desde donde se mueve mediante préstamos. El dinero es un bien social y está en manos de todos, quien lo produce en realidad sólo lo administra. Las divisiones entre “quien mas o quien menos tienen” también son falsas. Es fácil creer que la familia Toyoda, fundadores y dueños de Toyota, son los destinantarios del producido por su empresa y no es así, el grueso se distribuye entre los mas de doscientos mil empleados de la firma en todo el mundo sin contar los indirectos que son millones. Lo que pasa es que esa gran parte de capital está fragmentada entre cientos de miles y si uno lo mira de ese modo, encuentra diferencias siderales entre Akiho Toyoda y John Smith, empleado en una planta Toyota en EEUU.
    En la Argentina hay demasiados pobres porque no hay suficientes inversiones, cosa de la que se encarga personalmente Kirchner, además de haber destruido la ganadería y la agricultura lo que se ve palpablemente en el interior.

  • 72. ernesto  |  23 diciembre 2009 en 20:45

    en 1995 la pobreza había descendido a un 12% del 35% de 1989

  • 73. David (idu)  |  23 diciembre 2009 en 23:13

    Ernesto: La concentración de la renta es un hecho, por eso las familias no tienen el ingreso que le correspondería en función del PBI, como señalé más arriba.
    Por supuesto, con mayores inversiones el Producto crecería, nadie puede oponerse racionalmente a eso..
    Pero la riqueza generada actualmente en la Argentina no es nada desdeñable, simplemente está pésimamente (y perversamente) repartida.
    Con menos corrupción e ineficiencia estatal, y una verdadera reforma impositiva progresiva, desaparecería la pobreza enla Argentina. Más aún, como dijo Grobocopatel: con la mitad de las retenciones que percibe el Estado alcanza hoy mismo para alimentar a todos los pobres.

  • 74. ernesto  |  24 diciembre 2009 en 18:44

    David: la riqueza en Argentina es desdeñable. Por ejemplo Suecia tiene un PBI de 400 millones de dólares para 12 millones de habitantes, sacá la cuenta en cuanto deberíamos elevar nuestro PBI de unos 300 mil millones de dólares para 40 millones de habitantes, para vivir como los suecos. (mi cálculo da unas 5 veces mas o sea llegar 1500 billones de dólares)

  • 75. ernesto  |  24 diciembre 2009 en 18:45

    Errata: digo 400 mil millones de dólares (PBI de Suecia)

  • 76. David (idu)  |  25 diciembre 2009 en 20:40

    ¡Claro que prefiero el PBI de Suecia!
    Lo que yo decía es que $ 10 mil mensuales por familia no es nada desdeñable.
    Saludos.

  • 77. ernesto  |  26 diciembre 2009 en 12:21

    David David: esa repartija perfecta del ingreso per cápita es una ilusión imposible y no sólo en el capitalismo o liberalismo, tampoco es posible en el mas puro de los socialismos. ¿No sabés acaso que lo ideal es enemigo de lo posible?

  • 78. David (idu)  |  26 diciembre 2009 en 20:00

    Ernesto:
    Obvio. Nunca dije lo contrario.
    La riqueza verdadera es el PBI.
    El modo de repartir viene luego.
    La Argentina es mucho más desigual que pobre. A eso hacia referencia, nada más.
    Sobre lo posible… bueno, nuestro país repartía mucho mejor hace 30 años que ahora. Con un PBI 10 veces menor.

  • 79. ernesto  |  26 diciembre 2009 en 20:15

    primero eso no es cierto, no se repartió mejor. Segundo había menos PBI pero también mucho menos habitantes. Tercero hace 30 años no existía el aluvión de inmigrantes limítrofes socioculturalmente muy por debajo de la sociedad media argentina por lo que no trajeron mayor riqueza potencial sino su hambre, su atraso cultural y su frustración humana y esa miseria no la inventé yo, no tengo la culpa pero no le temo al sincericidio tipo Pose. Para mí la verdad y la aceptación de la realidad son las únicas cosas que sirven al hombre.

  • 80. Mishíguene kop  |  27 diciembre 2009 en 14:28

    Justamente. Dado que el mundo parece irreversiblemente globalizado y que los países individuales no se hacen cargo de las desigualdades entre países y en el seno de los mismos países en donde esas desigualdades se repite es que podemos acordar que el sistema capitalista tal cual lo conocemos no sirve, no funca. La vía posible es una cuarta vía, o tal vez una quinta, no sé. La tercera vía, el peronismo, la tercera posición, es una mentira, es un híbrido que se nutre de lo peor de los demás sistemas y se conforma con eso. Por ahí no va la cosa. Hasta que no exista una democracia global, en la que todos los ciudadanos del mundo puedan elegir a sus representantes, a este sistema no lo podemos llamar democrático. Esta idea que quieren imponer desde hace bastante acerca de que los derechos humanos sólo los puede violar un Estado es una aberración del lenguaje cotidiano. Los derechos humanos son de todos los humanos y los viola cualquier humano. Vos, yo y fulanito somos partícipes de la violación constante de los derechos humanos elementales y no lo podemos evitar, no tenemos las herramientas para evitarlo. Ni siquiera podemos elegir democráticamente a nuestros representantes para decidir la suerte medioambiental del planeta que compartimos. Estamos atados de pies y manos y tanto el capitalismo como el socialismo de los siglos anteriores son los cepos que no nos dejan avanzar. La única solución posible sería un Parlamento Planetario con partidos políiticos planetarios y un ministerio de economía y producción planetario. No queda otra. Estamos globalizados de por vida. Por un socialismo sin burócratas y una justicia independiente, por jueces elegidos por los ciudadanos, por jefes de policía elagidos por los ciudadanos, por una democracia verdadera y no esta ilusión de democracia.

  • 81. Elrechazado  |  27 diciembre 2009 en 14:59

    Ernesto
    Si lo real es enemigo de lo posible …¡entonces es amigo de lo imposible¡ ¡vivan las utopías y la realización de los deseos prohibidos¡

  • 82. Mishíguene kop  |  27 diciembre 2009 en 15:00

    Para que no quede todo en una abstracción inconcretable, un par de propuestas concretables, que deberían ser norma:

    1)Prohibición del nepotismo o de cualquiera de sus variantes, ya sea esta feudalismo familiar o herencia semimonárquica.
    Para evitar esto debe estar prohibido que el entronizamiento en los estratos de poder de estirpes familiares. Me dirán que esto limita la libertad del individuo, que el hijo no puede quedar limitado por la actividad del padre o de la madre o del tío. Me cago en esa libertad, es una libertad que condiciona la libertad de la sociedad toda y la deja a merced del feudalismo democrático. Basta con aceptar estas prácticas. Que queden terminantemente prohibidas en todo el planeta. Pero empecemos por la Argentina y Latinoamérica, que el resto nos queda grande. Basta de familias gobernando de generación en generación. Esa práctica es veneno para cualquier democracia.

  • 83. David (idu)  |  27 diciembre 2009 en 20:08

    La distribución de la riqueza era mucho más equitativa. El PBI era hace 30 años de unos 30 mil millones de dólares. La décima parte que ahora. La población era más de la mitad que actualmente.
    O sea que, redondeando y sin contar la inflación en dólares, nuestro PBI per cápita era 5 veces menor.
    También vale la pena recordar que en los últimos 30 años la deuda exterrna creció exponencialmente. En el pago de intereses, comisiones y capitalizaciones impagables se va una parte interesante del PBI generado.
    Con o sin corte de manga a los holdouts. Con o sin inmigrantes. Con o sin Posse.


Archivos

Categorías

Comentarios recientes

Marcelo Grynberg en Bitácora 95
r .nadaud en Bitácora 95
marlaw en Bitácora 99
Marcelo Grynberg en Bitácora 95
r .nadaud en Bitácora 95

Calendario

diciembre 2009
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

A %d blogueros les gusta esto: