El tiempo es lo que vuelve (Perfil 28/11/09)

28 noviembre 2009 at 8:43 50 comentarios

 Me parece que en mis últimas notas y conferencias trasmito sensaciones y sentimientos negativos sobre el presente argentino. No hago más que ofrecer públicamente mi angustia. Quizás se deba a que tengo que cumplir con el ritual semanal de entregar una nota relacionada con preocupaciones comunes a los argentinos. ¿Cómo salir de este estado de ánimo? ¿De qué otra cosa hablar? ¿No pretenderán que hable del tiempo? ¿Sí? ¿Por qué no? Bueno ahí va.

El tiempo es una de las cosas más difíciles de pensar. La historia de la filosofía es una muestra de esta dificultad desde que la idea de tiempo se despegó de la de movimiento y sorteó la paradoja de Zenón.

El texto clásico de Martín Heidegger Ser y Tiempo responde a esta urgencia del  pensamiento. La pregunta por el Ser que recorre el filósofo alemán es la historia de un olvido. La historia de Occidente desde los griegos es para Heidegger el ocultamiento de este vacío. Dice que a esta carencia no se la llena con un nombre absoluto, ni con la Causa de las causas, ni con la referencia a una sustancia. No valen los argumentos que invocan las mayúsculas de la metafísica. Se ha intentado ocupar el centro de los sistemas especulativos con figuras teóricas como la del sofista que afirmaba que el hombre es la medida de todas cosas, la del Motor Inmóvil del filósofo, el ego cogito del sabio natural o la voluntad de poder del Superhombre. Son todas obturaciones del signo de interrogación de la ontología filosófica.

En el siglo XIX G.W. Hegel elabora una filosofía en la que el Espíritu del Mundo es temporal. El acontecer de la existencia es para el filósofo de Berlín y Iena el camino hacia la autoconsciencia de una totalidad que será transparente a sí misma. Es la astucia de la razón la que teje la red que nos atrapa y nos convierte en peldaños de una redención especular. Todo lo real será racional y todo lo racional es real en el fin de la historia. El espejo sin velos en el que se mira la Razón también es un fruto del tiempo.

El filósofo A. Schopenhauer dice que el tiempo es dolor. El tiempo duele. Se inspira en el budismo, pero considera que la vida occidental no encuentra consuelo en la meditación que conduce al Nirvana. De todos modos existe una solución. Es el arte.

Sostiene que el tiempo es la manifestación de la voluntad, hay tiempo porque existe la persistencia de la vida. La sexualidad es una manifestación de esta voluntad de vivir. Somos individuos de la ley de la reproducción de la especie. La astucia de la voluntad  hace de cada uno de nosotros elementos de una multiplicidad innúmera. Duramos y sufrimos. Sólo el arte, para Schopenhauer, suspende el tiempo. Sigue a Kant que hablaba del infinito de lo sublime. Sólo nos detiene la belleza de una obra. Nos fascina. El embelesamiento del artificio hace olvidar a la muerte y a la vida. De las artes, la música, la más temporal de todas, es la que cautiva y detiene por un instante al tiempo desnudo.

Nietzsche nos habla del eterno retorno. Recuerda haber tenido una visión del mismo subido a un peñasco al borde de un lago. Comprendió que la imagen cósmica muestra que lo que siempre vuelve es lo que sucede ahora.  Eternidad e instante son lo mismo.

Muchos han discutido el sentido de estas palabras. Se han escrito libros sobre el significado de los conceptos de repetición y diferencia que conciernen a las dos manifestaciones de una temporalidad que vuelve pero con rostro cambiado. Otros – inspirados por Heráclito – invocarán la imagen nietzscheana del tiempo con el niño que a orillas del mar levanta castillos de arena que la marea desmorona.

Para Nietzsche el tiempo podrá llamarse Kronos, pero, en realidad, es otra burla de Diónisos, el dios enmascarado de la tragedia.

Pero nadie ha afirmado con mayor precisión y brevedad la esencia filosófica del tiempo como el divino Rousseau. Dijo: “el tiempo es lo que vuelve”. Fue dicho sin teoría, ni doctrina, ni metafísica. No asoció su frase a una cosmovisión ni a una concepción del mundo. Enunció su pensamiento mientras cocinaba una papas.

Pensemos en las consecuencias de sus palabras si efectivamente guiaran nuestra conducta. Debido a nuestra forma de vida, el hombre ordinario, es decir nosotros, sentimos que el tiempo se nos va. Tiempo es lo que falta. No porque seamos mortales sino porque se va por definición de sucesión. Estamos apurados. El reloj no se detiene. La ansiedad es tiempo que falta. La depresión es tiempo estancado. El aburrimiento es tiempo palpable. El trabajo, los rituales religiosos y las ceremonias lo domestican. Sentir el tiempo desespera. Sentirlo fugitivo también.

Somos seres finitos. Morimos. Nadie quiere morir. Lo humano demasiado humano es  postergar el fin. Para lograrlo corremos a la manera de Edipo. A pesar de las apariencias la meta es el foso. Es decir que corremos hacia adelante en dirección contraria. Nos metimos en el túnel oscuro por la salida y nos precipitamos hacia la entrada. Los antiguos inventaron el género llamado tragedia para ilustrar sobre la escena esta comedia de la existencia.

¿Pero qué sucedería si el hombre ordinario cambiara su concepción del tiempo por esta idea tan simple de Rousseau que aventura que el tiempo es lo que vuelve y no lo que se va? ¿Nos convertiremos en hindúes en estado de contemplación rodeados de sándalos perfumados? ¿Vestidos de naranja bailando al son de las panderetas? ¿Una nueva especie macrobiótica pupila de la esquina de las flores?

Dios nos libre y guarde. No hay peligro. Sólo cambiaremos de malestar. Padeceremos el tiempo que vuelve. La queja será distinta pero queja al fin. En lugar de decir “no te pude contestar el llamado porque no tuve tiempo” diremos “no te respondí porque me sobraba el tiempo y me distraje”. Tendremos tiempo de sobra. Nos disgustará que el tiempo no se vaya. Cuando nos pregunten cómo estamos diremos: “mal…otra vez con tiempo”.

¿Seremos más sabios si ante esta nueva realidad detenemos la máquina mental y transitamos paso a paso por la vida en lugar de llevarnos todo por delante? ¿No es acaso evidente que tiempo es lo que siempre hay? Nadie lo sabe, quizás tengamos menos dolores musculares pero menos libido también.  

Es probable que las culturas en las que el tiempo siempre vuelve, en las que el ciclo sustituye a la flecha y no hay comienzo ni fin sino retorno, a la gente todo les pueda dar lo mismo. “Kif kif”  dicen los marroquíes: da lo mismo, da igual.

La aceptación de un destino, la resignación ante lo que sucede, la fatalidad sin más que nos da lo idéntico y permanente nos hará flotar en un mar de sopa tibia. Pero esta fábula no es creída ni por quienes la propagan. Escuchemos la sentencia del  estoico millonario Séneca -el hombre más rico de Roma a la vez que sabio y consejero de Nerón – : “ es cierto, hay destino, pero también hay azar. Entonces… filosofemos”.

Y hablemos del tiempo.

Anuncios

Entry filed under: General.

LA FILOSOFÍA DE RICHARD RORTY (Primera entrega) Onda corta 8: Qué noche Teté! ( Por Ana María-AM)

50 comentarios

  • 1. corredor  |  28 noviembre 2009 en 11:37

    A veces ciertos mensajes de pensadores argentinos, filósofos, escritores, son pesimistas, como vaticinios trágicos. Pero pensar a la política de otro modo (y más, sabiendo que nuestro país está inserto en el mundo que también tiene crisis) sería ingenuo.
    El tiempo no vuelve , puesto que cuando se desata algo infrenable, es difícil volver atrás. Por ejemplo: el tráfico de armas, las redes delictivas, y la droga (relacionándolo con LA VOZ DE LILITA).
    Podemos pensar en un tiempo cíclico cuando somos un cuerpo colectivo, unido, como las culturas menos individulistas, es nuestra única salida y esperanza. Volver a pensar en un tiempo de nosotros, de todos.

    El exitismo y consumismo: son el verdadero flagelo que prioriza el bienestar individual desligado del resto de la comunidad. Y la comunidad debe volver a sentirse como algo no comercial sino de conviviencia (moral, espiritual y solo social). Andar con túnicas naranjas, no, pero mirar a la vida de un modo más gregario nos quita la angustia de la irreversibilidad del tiempo. Y la eternidad y un instante es lo mismo.

  • 2. estrella  |  28 noviembre 2009 en 11:56

    Bueno, Tomás, qué decirte. Yo agradezcco encontrarme con este tipo de textos. Los leo y releo, los subrayo, los guardo.

    Dice Pizarnik:

    “Un color invariable rige all melancólico. Su interior es un espacio de color de luto, nada pasa allí, nadie pasa. (…)
    Pero hay remedios fugitivos: los placeres sexuales, por ejemplo, por un breve tiempo, pueden borrar la silenciosa galería de ecos y de espejos que es el alma melancólica. Y aún más: hasta pueden iluminar ese recinto enlutado y transofrmarlo en una suerte de cajita de música con figuras de vivos y alegres colores, que cantan y danzan deliciosamente.

    Luego, cuando se acaba la cuerda, habrá de retomar la inmovilidad y el silencio. La cajita de música no es una comparación gratuita. Creo que la melancolía es, en suma, un problema musical, una DISONANCIA, un RITMO TRASTORNADO. Mientras afuera todo sucede con un RITMO VERTIGINOSO de cascada, adentro hay una LENTITUD exhausta de gota de agua cayendo de tanto en tanto.

    Por un isntante,(sea por una música salvaje o alguna droga, o el acto sexual en su máxima violencia) el RTIMO lentísimo del melancólico no solo llega a acordarse con el del mundo externo, sino que lo sobrepasa con una desmesura indeciblemente dichosa; y el yo vibra animado por energías delirantes (…)”.

  • 3. Lorenzo  |  28 noviembre 2009 en 14:36

    Excelente, lo mejor que he leido en mucho tiempo.

  • 4. santiago  |  28 noviembre 2009 en 18:00

    Muy bueno todo este escrito. cito esto del post:
    “Para Nietzsche el tiempo podrá llamarse Kronos, pero, en realidad, es otra burla de Diónisos, el dios enmascarado de la tragedia.”
    Esa frase me hace acordar a un discurso del Zarathustra. discurso clave para entender todo ese escrito del filosofo del eterno retorno, a mi entender. El jorobado que aparece al final de ese discurso siempre tuve ganas que fuera representación de Kierkegaard, calza justo, además de la característica física y el tema del discurso, por la pregunta que le hace a zarathustra.
    Aunque, según dicen, Nietzsche nunca leyó al filosofo de Copenhague.

  • 5. santiago  |  28 noviembre 2009 en 18:02

    saludos Tómas.

  • 6. corredor  |  28 noviembre 2009 en 18:11

    tal vez si Kronos no hubiera matada o Urano, tendríamos menos noción de la angustia del tic tac, si al final, sigue todo hecho un caos.

  • 7. Carlos G.  |  29 noviembre 2009 en 10:07

    Así como cuando viajamos dentro de un vehículo podemos tener la percepción de que es el espacio exterior, y no nosotros, el que se mueve, quizás el tiempo, como el espacio, sea estático y seamos nosotros los que nos movemos fatal e inevitablemente en dirección hacia nuestro final.

  • 8. Maria Elena  |  29 noviembre 2009 en 11:44

    Me reconforta que siga filosofando.
    Decía Freud: “… lo que ha permanecido incomprendido retorna; como alma en pena , no descansa hasta encontrar solución y liberación”.
    Compulsivo retorno del autoritarismo facista y la violencia, decadente pérdida del respeto por el otro . ¿ Padeceremos los argentinos de Neurosis de Destino?.

  • 9. Maria Elena  |  29 noviembre 2009 en 11:51

    pARA EDUCAR AL SOBERANO: fACISTA NOOO.¡ FASCISNO!

  • 10. Maria Elena  |  29 noviembre 2009 en 11:52

    FASCISMO….

  • 11. corredor  |  29 noviembre 2009 en 13:11

    Ahora me pregunto si en realidad nos sigue gobernando URANO y por KRONOS solo tenemos una compulsión a repetir en un SIN TIEMPO.

  • 12. DAvid  |  29 noviembre 2009 en 14:14

    Una cosita que escribi perdón la confianza y lo pobre del escrito
    http://howcouldyoutreatmethisway.blogspot.com/2009/09/mmm.html#links

  • 13. santiago  |  29 noviembre 2009 en 16:27

    Ese “mito” de los griegos es un ejemplo de como lo que hoy nos dice la ciencia, en gran parte ya estaba descubierto por los iniciados. Dice que kronos (el tiempo) encadeno a Uranos (el universo). Y para no le pasara lo mismo a el, kronos, devoraba todos los hijos que tenia con Rea. Rea cansada de que le comieran los hijos decide guardar uno dentro de Gea (la tierra). Este hijo era Zeus (el rayo, la luz, la fuerza de la luz) y cuando creció enfrento a su padre le abrió la panza y rescato al resto de sus hermanos, el resto de los dioses y encadeno a kronos. Para un griego decir dios significaba ser inmortal, por eso los dioses son Dioses porque kronos no rige influencia sobre ellos. Pero vamos a lo mas interesante: quien es el que vence al tiempo? Zeus. Zeus para un griego no era el dios del rayo, sino que era el rayo mismo, es decir, lo que representación de la fuerza mas bruta de la luz (que un hombre de aquellas épocas podía tener idea cabal).
    Einstein dice algo como que el tiempo vendría a ser la 4 dimensión. Además de ver como el tiempo (kronos) teje una red por sobre el universo espacial-material (uranos), Einstein descubrió también con su teoría de la relatividad general que al viajar a la velocidad de la luz el tiempo se detiene, es decir: Zeus vence a Kronos. Y Zeus, abriéndole la panza a kronos dice quien es dios y quien no. (En Grecia antigua no existía luz artificial, entonces la luz siempre significaba a través de símbolos como el fuego o el rayo. Eso pasa con Heraclito. Cuando habla del fuego como Logos no lo hace solo por el calor, como nosotros hoy sí asociamos mas a esa palabra, sino, tambien y creo que mas, por la luz que sale de ese elemento. Para los griegos el sol era una piedra de fuego)

  • 14. santiago  |  29 noviembre 2009 en 16:42

    Es así como decís, a nivel material. El tiempo es algo estático, como el remanente de un “algo” que es la fuerza de la luz. Si pasamos en limpio lo que aprendimos del universo -hasta ahora- veremos que lo que prevalece en el espacio es la luz y el vació. La materia “sólida” inerte de los planetas -de lo que nosotros estamos hechos- es la excepción.
    Para la luz el tiempo se detiene, y en el vació no existe. La materia inerte parasita algo de “vida”, movimiento, de los centros de luz que son las estrellas. Y aquí si , alejados de las estrellas, en estos centros de parasitacion o germinación –según el fin al que se aspire- es cierto hablar de “tiempo”. Tiempo como un remanente que se convierte en una fuerza examinadora de lo material. El tiempo como una oportunidad, una excepción, que se da a la materia inerte para que alcance su individuación, liberación que le permitan participar a consciencia de cierto orden, emancipándose torciendo la inercia espacial que conduce la creciente entropía. Pero a esto el hombre no ha llegado en términos generales. En término generales la vida -o este movimiento que viene de las estrellas- simplemente alcanzo cierto grado de locomoción propia, y hasta esto es discutible. Desde una ameba pasando por un árbol hasta el hombre con sus carros espaciales, no hay un salto cualitativo mientras no sepa como trascender efectivamente al tiempo.
    Para Einstein el tiempo es la 4ta dimensión. Después de las conocidas (?) dimensiones espaciales hace del tiempo la 4ta dimensión. Pero seria una dimensión en la que no tenemos cierta independencia motriz, sino que estamos obligados a marchar continuamente por las curvas espacio-temporales que ejerce la fuerza de la gravedad a traves de los centros de acumulación de energía. Esta marcha es a consciencia mientras nos dura la vida material, luego no se sabe lo que pasa en la conciencia. Respecto a lo material -los átomos que forman nuestro cuerpo- es historia conocida. Con respecto a la conciencia, luego de la vida material, creo que si parasitábamos nos parasitarán, si hacíamos germinar floreceremos.

  • 15. santiago  |  29 noviembre 2009 en 18:00

    donde esta mejor explicado esto del tiempo, para los hombres, es en la Biblia.
    Si miramos las escrituras vamos a ver que todas las instancias donde se habla de pruebas temporales, de duración terrena, tienen que ver con justo este numero 4, y que casualidad que la 4 dimensión sea el tiempo según einstein, no?. 40 años los hebreos en el desierto, 40 días el diluvio, 4 los seres vivientes que gobiernan el tiempo terreno, 40 días Jesús es tentado en el desierto, etc. Al 4to día Dios creo los astros para que se pueda “distinguir el día de la noche y que ellos señalen los días, las fiestas y los años” (génesis 1, 15). Es decir al 4to día Dios creo el tiempo finito. El tiempo que examina y purifica lo material para ver si somos dignos, o no, de la otra clase de tiempo. Esta otra clase de tiempo, es el tiempo pleno, terminado, perfecto. Y a este corresponde el 7 día, el shabat, el sábado, saturday o día de saturno, el día que Dios deja de crear, no hay más leyes eternas que nos rijan, Dios descansa, y si estamos con el, nosotros también. (Kronos para los griegos es el mismo Saturno para los romanos: que coincidencia otra vez no… y el anillo de Saturno, del retorno -pareciera, tenían telescopios en aquellas época je-, tendrá que ver con esto también…? Perceval llega al grial en Saturno. Nietzsche en su librito Ecce Homo, justamente en el capitulo referido a “mas allá del bien y del mal” da a entender al final, “hablando como teólogo”, cosas interesantes sobre todo lo que el escribió. )

  • 16. corredor  |  29 noviembre 2009 en 19:08

    la frase de ZEUS típica era : ¡ acá me ven, ando matando el tiempo¡

  • 17. santiago  |  29 noviembre 2009 en 20:16

    Cosas que mata, entre otras cosas, si. Y tambien cosa que diría, casi seguro que si. aunque quizas no esté tan seguro che.

  • 18. corredor  |  29 noviembre 2009 en 20:31

    David
    linda tu página, y también la ilustración
    Santiago
    Sobre Einstein, se dijo que tratando de explicar la teoría de la relatividad del tiempo: él daba este ejemplo: No es lo mismo que una secretaria se te siente en la rodilla durante un minuto, que si estás sentado un minuto arriba de una bomba (algo por el estilo era el ejemplo gracioso).
    Podemos decir que con JÚPITER (Zeus) , con su espíritu divertido y juguetón el Tiempo se pasa volando, como en una comedia.
    Se asocia a Saturno (Kronos) con el Super yo (lo que se debe hacer).

  • 19. Marcelo Grynberg  |  29 noviembre 2009 en 21:35

    Hablando del tiempo, es dificil eludir la concepcion de Walter Benjamin, para quien el tiempo no se debe pensar como una continua serie causal. Fiel a su esperanza religiosa (tal vez en clave marxista, mal que le pesara a Gershom Scholem, una de sus amistades mas importantes), para Benjamin el tiempo es DISCONTINUO. Lo nuevo, los principios genuinamente nuevos, solo aparecen en determinados puntos de la historia. Como si se tratara de un relampago o una fulguracion que ilumina y a la vez redime las esperanzas del pasado. Lo demas seria tiempo “homogeneo y vacio”, tiempo donde en definitiva, no pasa nada. No adhiero a esta vision, pero es innegable que es interesante, no ?

  • 20. Damian  |  29 noviembre 2009 en 22:31

    La ecuación “ El tiempo es dinero “ , nos demuestra que si el dinero va y vuelve, el tiempo también. Por estos tiempos , una absurda y metodológica violencia ejercida por jóvenes que salen a matar preferentemente a mujeres “por nada”, recorre las calles del conurbano y la ciudad de Bs As. Personas desaparecidas, represión en contra de manifestantes , los mascarones pidiendo mas violencia y gran parte de la ciudadanía clamando por orden, es el retorno de lo mismo,realidad con un mínimo de veracidad y un máximo de operación. Mi angustia está en la memoria.

  • 21. santiago  |  30 noviembre 2009 en 0:20

    esta bueno. son muy buenos tambien los dibujos que vi.

  • 22. santiago  |  30 noviembre 2009 en 2:23

    Y buen…sobre el súper yo… para mí: Deber o Beber. Esa es la cuestión. El resto son “etéreas” chacotas para amoldarnos por acá, estancándonos en el tiempo, intentando justificar algún instinto, cosa que no nos sintamos incómodos y seamos todos comprensivos – es que en el fondo somos “justicieros”. eso si: muy en el fondo. por eso nos estancamos.
    pasa que a veces la angustia, la lanza del tiempo que traspone al cuerpo, es cosa difícil de aguantar y de evadir. no para los que no la sufren, esos siempre tienen teorías de todos los colores, los miopes “justicieros”.
    (Perdón el lloriqueo pero hace una semana que ando sobrio, y me pongo efusivo. y rezo para que dure. la sobriedad, no la efusividad obviamente. discúlpenme tanto comentario)
    saludos.

  • 23. santiago  |  30 noviembre 2009 en 2:26

    Si, también me parece interesante. Gracias por los datos pues.

  • 24. Cachito  |  30 noviembre 2009 en 8:53

    Marcelo
    ¿vos crees que Gershom Scholem no te podrá desmentir con fundamento esa afirmación que tan ligeramente acabás de darnos ? ( sobre el dudoso marxismo de Walter Benjamin).

    Me pliego a lo que dijo Ma Elena o no sé si Santiago. Que realmente es un tiempo inhóspito, arruinado por el hombre, en nuestro país, y más precisamente en la Ciudad de Buenos Aires y en el conurbano. Demasiada violencia gratuita (matar por matar, matar por robar, matar por odio generalizado, matar como una acción masiva de venganza contra no sé sabe que).

    El pesimismo o la angustia de un filósofo puede darse en el hecho de no encontrar respuesta o salida a estos hechos fortuitos que nos salen caros a todos, que nos desmoronan a todos, sin saber ya a que voz pedir que nos represente para que se termine tanta muerte y tanta violencia.

  • 25. corredor  |  30 noviembre 2009 en 8:55

    DAMIAN
    Estoy de acuerdo con lo que decís. Creo que a esta altura, la acción es Matar porque si, con la excusa de robar, y no al revés.
    Matan como si nada, aunque la gente se les resista, aunque no lleven nada en el bolsillo. La acción es matar, con total desparpajo e impunidad ¿alguien puede explicar por qué ? ¿es sano vivir enajenado a esto (no digo, estar pegado a un noticiero) ?

  • 26. Cachito  |  30 noviembre 2009 en 9:00

    Marcelo:
    te pregunto ¿por qué deducís que es marxista Benjamin?

  • 27. La Herida de paris  |  30 noviembre 2009 en 10:51

    “¿Qué es, pues, el tiempo? Si nadie me lo pregunta, lo sé; pero si quiero explicárselo al que me lo pregunta, no lo sé.”

    San Agustín
    Las Confesiones, Libro XI, cap14

    Saludos.

  • 28. ernesto  |  30 noviembre 2009 en 13:26

    El tiempo mejora, el pronóstico habla de oportunas lluvias acá en Uruguay, gracias a Dios (aunque espero que esas nubes negras no presagien granizo).

  • 29. Damian  |  30 noviembre 2009 en 13:50

    corredor
    La muerte ha sido en nuestra historia política un componente indispensable a la hora de imponer o impedir, por supuesto que no somos exclusivos en este tema, pero no creo que en donde después de la tortura y asesinato de miles de personas, se tenga que descartar la posibilidad de una violencia instigada con fines políticos.

  • 30. corredor  |  30 noviembre 2009 en 15:02

    Damián
    ¿habrá ese tipo de fines de los que me decís?, o será una violencia desenfrenada con la única excusa de lo monetario, de robar algo, pero en realidad, es solo la excusa.

    Para
    seguir con la linea de Antiguo y Nuevo Testamento y de otros Santos que acá han mencionado
    Lindo el Capítulo del Eclesiastés sobre el Tiempo, pero no recuerdo en este momento cual es.

  • 31. santiago  |  30 noviembre 2009 en 15:13

    el 3

  • 32. corredor  |  30 noviembre 2009 en 15:22

    gracias Santiago.
    a tiempo

  • 33. Marcelo Grynberg  |  30 noviembre 2009 en 15:30

    Hay muchos escritos de Benjamin que asi lo sugieren. No me refiero a un marxismo de aparato, rigido y dogmatico sino a uno reintepretado, tal vez cercano al de Bloch.
    Su correspondencia con Brecht y con algunos miembros importantes del Institut fur Sozial Forschung, (e.g. Adorno y Horkheimer a la cabeza), tambien abonan esa idea.

    Por otra parte, tambien hay que decir que despues de su viaje a Moscu (tal vez, solo motivado por un tema polleras …), las miserias del
    marxismo sovietico, o mejor dicho del estalinismo,
    se le hicieron evidentes.

  • 34. Cachito  |  30 noviembre 2009 en 16:45

    Marcelo
    gracias por tu aclaración, siempre pienso que un verdadero marxista es ateo, y Walter Benjamin no parece serlo. También digo que un nazi y cualquier totalitario (dictador de cualquier ideología, más sus seguidores fanáticos) no son creyentes en una deidad justa y sensata, sino en ídolos antropomórficos arbitrarios.

    A la angustia del Señor Abraham, se la llena con muchas frases e interpretaciones sobre El tiempo de todas las corrientes religiosas y también filosóficas como la que aporta Marcelo, y matemática como la mencionada por Santiago. Esperemos que la angustia merme.

  • 35. ernesto  |  30 noviembre 2009 en 19:17

    El tiempo, claro, es relativo. Y todavía es un problema, como tantas otras cosas, porque nuestra tecnología es por el momento rudimentaria para poder manejarlo. Parece ser que si viajáramos a la velocidad de la luz lo detendríamos lo cual sería un logro (tan fantástico como el poder viajar a 300 mil kilómetros por segundo). Hay otro problema, cuando estemos tan avanzados nosotros ya no existiremos lo que demuestra que el tiempo no es subjetivo o que los individuos no contamos ni aún sabiéndolo. Pero habrá otros individuos, sin duda genéticamente modificados y que podrán vivir mucho tiempo a la vez que gobiernan el Universo, la pregunta es ¿porque ellos sí cuentan o contarán? ¿nosotros, los que les dimos inicio, somos descartables? Aunque tal vez suceda que en algún cercano o lejano momento nos choquemos un meteorito de 50 kilómetros y haga bosta a la tierra y la humanidad y mande al joraca al hombre y su sueño de convertirse en dioses (lo cual sería bastante justo para los que quedamos en el camino para comida de gusanos)

  • 36. Damian  |  30 noviembre 2009 en 20:09

    corredor
    Creo que tu primer pregunta está antes respondida, dudo del origen de los hechos de violencia que se presentan sistemáticamente y / o con ciertas características que evidencien un fin político. La segunda me hizo pensar en como instigar un asesinato sin que el instigado sepa que lo va a cometer o como enviar a alguien a matar convencido de que está haciendo una proeza, también con promesas de jerarquía o merca y dinero con el riesgo de pasar unos años adentro cuando el quiere volver, me quedo con es sólo la excusa
    Saludos

  • 37. josé  |  30 noviembre 2009 en 22:04

    al faso paraguayo le ponen insecticida y pega mal, el faso de maceta no pega o es muy enroscado, superior es el faso brazuka que venden en Ilheus, pero aca no llega, porqué?, hasta cuando?por eso quiero decirle a la señora presidenta (que de seguro lee este blog) que haga algo porque esto así, no va mas, además el otro dia caí en la cuenta de que un dia todos vamos a morir, y la presidenta que hace?, nada!, eso hace, viaja por el mundo con nuestro dinero como si nada. Otro tema, la constipación, un mal que afecta a millones de argentinos y argentinas, pero claro, a ella que le va importar si vive cagandonos de arriba de un pino. Otro tema, la alopecía, que hace la kretina montonera para combatir la alopecía de millones de argentos que ven como sus cabellos se van como agua entre los dedos?, la respuesta ya la saben, nada.
    Mas que Colombia, esto ya se parece a Laos, Camboya, Somalia, Yapeyú!!!, señores.(aclaro que no me drogo, soy católico abostólico románico y lo mas alejado de la capital que conosco es chascomus prov. de buenos aires).

  • 38. corredor  |  30 noviembre 2009 en 22:57

    Damián, muy cierto, gracias
    saludos

  • 39. JorgePayador  |  1 diciembre 2009 en 20:36

    Ernesto, alguna consideación política tuya acerca del triunfo del Pepe Mujica?

  • 40. ernesto  |  1 diciembre 2009 en 22:02

    Payador. me parece que después de Tabaré Vázquez el Pepe va a tener que ser medio mago para estar a la altura (de paso sería interesantísimo hacerle una oferta a Tabaré, ya que queda desocupado, para que se haga cargo de nosotros, si eso fuera posible.
    Obviamente el Pepe tiene un pasado bastante horrendo aunque se podría aceptar la onda actual esa de disculparse con la frasesita del mismo Mujica “pecado de juventud”. El asunto es si tiene con que. Para mí la excesiva humildad y esos disfraces: “corbata no me pongo” me suenan a berreta (igual que el signo contrario: la soberbia y el atildamiento in extremis)
    Aunque voy a señalar que los uruguayos son serios y creo que el Pepe va a seguir sus políticas de estado normalmente, tal vez con ciertas concesiones menores a la retórica zurda (total nadie sabe que es la zurda hoy, como tampoco que es la derecha).
    En resumen Paya, pìenso que Mujica podría hacer un decoroso papel en su período sandwich entre el Tabaré saliente y el seguro Tabaré del pròximo período. Insistiendo que en Uruguay (como en Chile, Brasil, Inglaterra o cualquier otro país de los serios los Presidentes no dan sobresaltos y todo sigue viento en popa.

  • 41. JorgePayador  |  1 diciembre 2009 en 22:33

    Sin ánimo de polemizar me parece que el Pepe es así; no finge nada. Que es humilde lo demuestra la casa en la que vive, su forma de vida toda; me parece que es un tipo íntegro y de seguro no meterá la mano en la lata ni será siquiera sospechado como otros exponentes de la política Uruguaya. Como gobernante habrá que verlo y, seguramente, tendrá que ponerse alguna corbata en alguna ocasión que lo exija.
    Por supuesto que yo estoy contento con el triunfo del Frente Amplio y del Pepe Mujica. Progresistas del mundo, uníos! 🙂

  • 42. DAvid  |  1 diciembre 2009 en 23:08

    Un Ernesto tan civilizado, ecuanime y hasta cariñoso, yo que creia haberlo visto todo. Ya me habia sobresaltado en su comentario anterior. Debe ser la luna. O algun amor de primavera…

  • 43. DAvid  |  1 diciembre 2009 en 23:38

    Es mas malo que el sobrino de rameau

  • 44. JorgePayador  |  2 diciembre 2009 en 11:36

    o que pegarle a la madre, dicen en mi pueblo. 🙂

  • 45. ernesto  |  2 diciembre 2009 en 12:59

    Payador: sí,estoy de acuerdo con eso de “progresistas del mundo uníos” mientras sigan desarrollando economía liberales o economías de mercado y capitalistas como Lula, Tabaré,seguramente Mujica, Bachelet, etc. Eso sí , no estoy de acuerdo con los “progres” que se la toman en serio, como Correa, el indio de Bolivia, Chavez, Fidel, etc. y que, debo reconocerlo, hacen progresar a sus países hacia el hambre, la pobreza, la ruina económica y la huida de sus habitantes (hoy Bolivia enfrenta la estampida migratoria mas grande de su historia.)

  • 46. alfonso  |  2 diciembre 2009 en 20:37

    Ernesto: Gran comentario, estoy totalmente de acuerdo, hasta cuando vamos a seguir alineados con esta caterva de cirujas?
    ¿cuanto falta para que se vayan estos? ¿dos años? …
    yo creo que no llego… ayer lo escuche a Coscia por tv, un alucinado ! …estamos en manos de Dios ! !

  • 47. ernesto  |  3 diciembre 2009 en 11:34

    es cuestión de superar la inmadurez y dejar de lado las tonterías adolescentes que te hacen escribir comentarios irreales sobre cosas inexistentes al amparo de una ideología irrazonable, delirante, intangible e infantil.

  • 48. ernesto  |  3 diciembre 2009 en 11:35

    Paya: el comentario 42 era para David, no se porque salió abajo del tuyo.

  • 49. davidbilbao  |  3 diciembre 2009 en 12:35

    Lo que me dice no me desagrada tanto, en ciertos ambitos hasta se consideraria un piropo, Ernesto, me ha hecho sonrojar! Saludos

  • 50. martita.  |  8 septiembre 2011 en 17:57

    Santiago ,ya no recibirà mi comment porque estamos
    en el 2011 ,pero le digo que excelente todo lo escrito
    acerca del implacable tiempo : Kronos .
    Einstein dijo : Dios no juega a los dados .


Categorías

Comentarios recientes

marlaw en Bitácora 92
marlaw en Bitácora 92
Marcelo Grynberg en Bitácora 90
marlaw en Bitácora 90
marlaw en Bitácora 90

Calendario

noviembre 2009
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

A %d blogueros les gusta esto: