LA FILOSOFÍA DE RICHARD RORTY (Primera entrega)

25 noviembre 2009 at 14:49 7 comentarios

Rorty 1-2-3 / 50

Rortiserías

Se me ocurrió esta palabra. Es una palabra nueva. Rorty dice que de lo que se trata hoy en día es de crear desde un género que se llamó filosofía un lenguaje nuevo, un nuevo vocabulario. Tantas veces dice la palabra “nuevo”…

Click para ver la nota completa

Anuncios

Entry filed under: Filosofia.

La voz de Lilita ( Perfil 21/11/09) El tiempo es lo que vuelve (Perfil 28/11/09)

7 comentarios

  • 1. Daniel Serra  |  25 noviembre 2009 en 23:55

    “Toda creencia es contingente”. Cuando leí eso en una de las primeras páginas deContingencia, Ironía y Solidaridad, cerré el libro y me quedé pensando todo el fin de semana. Me rompió la cabeza.

  • 2. Marcelo Grynberg  |  26 noviembre 2009 en 7:50

    Extra\~na filosofofia la de Rorty. Siempre pense, que la filosofia, si es que alguna valio de algo, debe ser a la par una teoria de la sociedad. En ese sentido, la filosofia que hoy en dia bien podria parecer obsoleta, sin embargo sobrevive por que el momento de su realizacion se perdio.

  • 3. Marcelo Grynberg  |  26 noviembre 2009 en 9:46

    Ups, perdon: filosofofia –> filosofia.
    Me remito tambien al escrito de Abraham:
    “La filosofia y las ciencias sociales” del 25 de Septiembre de 2008, en este mismo blog.

  • 4. corredor  |  26 noviembre 2009 en 11:29

    El párrafo referido al minimalismo me recuerda al movimiento compositivo (musical) minimalista que también tiene variaciones casi imperceptibles en un tema. No recuerdo nombres, pero John Cage tal vez podría ser uno.

  • 5. Mishíguene kop  |  26 noviembre 2009 en 13:32

    No entiendo si el artículo es un panegírico o una desestimación. Estoy confundido, y por lo que entendí, siguiendo los dictados de Rorty, mi confusión no merece ninguna aclaración. Que así sea.

  • 6. santiago  |  26 noviembre 2009 en 15:29

    creo que rorty yerra feo.

    Interpretar filosóficamente es una buena herramienta para ver que nos quiere decir el texto, pero también nos puede hacer perder. Creo que el lenguaje y sus construcciones son infinitas, pero a nosotros nos cuesta presentir o creer verdaderamente esto, pero como tenemos un tiempo finito dependemos de aprender lo mas resueltos posible los caminos de ese lenguaje para que no nos pierda. El lenguaje nos da la posibilidad de desarrollar, concatenar, hilar el pensamiento y hacerlo fructífero. Este lenguaje esta plagado de palabras, palabras que vienen formándose y transformándose desde hace mucho tiempo, sin existir una posibilidad de cortar un movimiento histórico donde se de exactamente la construcción de estas. Siempre están mutando. Quizás hoy, por la inmanencia y homogeneidad en el uso del lenguaje que ejercen tantos medios de comunicación que están a nuestro alcance, sea el momento donde esto menos acontezca. Pero igual sucede. No va a dejar de suceder. Por esta infleuncia de los medios creo, Rorty habla, en palabras de Abraham, que: “ la filosofía actual bajo la tutela de la semántica y de la epistemología ya no trasciende los límites de los aparatos escolares y no incide en nada más que en cargar las mochilas de sus portadores satisfechos de sí mismos y ajenos a todos y a todo lo que no se acomode a sus preocupaciones”
    Igualmente yo creo que esta absoluta inmanencia en el lenguaje nunca va a suceder, nunca va a poder contagiar cada caso particular. Creo que siempre va a existir la libertad bien entendida, aunque solo en algunos espíritus, por más complicada que este la cosa. Y ahí es, desde ahí, donde radica la magia fundante, el pensamiento restaurador que resiste, la palabra sanadora, la palabra que rompe el hechizo de la experiencia objetiva.
    Por eso, por esta sana imposibilidad de cortar el movimiento histórico donde el lenguaje y su movimiento liberador se van desenvolviendo, por esta sana imposibilidad, es que es necesario ver bien la historia, la historia de cómo sucede esto, como significan las palabras y que significan en cada momento histórico. Ya no despegar a estas artificialmente apresurándonos a formar un “sistema”, o una corriente, o crear nuevas para hacer una moda, sino reinsertarlas naturalmente, no obligar a estructuras, definiciones, modas aglutinantes, sino simplemente ir señalando porque se producen, si tienen un fin específico cual es, y si no lo tienen por que.
    Esta manera, me parece que, es la que va a ir mostrando donde es el camino que transita el lenguaje, donde genero esa ansiada libertad y vida, y donde no.
    Pero este aprendizaje es indirecto, solo lo da la historia, la escritura histórica que atestigua la existencia de pueblos que ya no existen, o el pasado de pueblos que todavía están en pie. También lo da el tiempo, el tiempo por venir, el viento sopla donde quiere y va desempolvando donde el sabe que es útil. Así es la frase del evangelio que dice Jesús a Nicodemo:

    “El viento sopla donde quiere: tú oyes su voz, pero no sabes de dónde viene ni adónde va. Lo mismo sucede con todo el que ha nacido del Espíritu”.(JUAN 3, 8)

    Eso es creo lo que se necesita un poco. Arrancar de raíz todas las estructuras de captación viejas, enmohecidas y rancias. Al tacho con preconceptos aprendidos de alguna autoridad ahumada de tanto sonreír en medio del humo del desentendimiento. Preguntarse: si no se entiende, si no se presta atención, si no llama la atención, por que será? Por que Es babel? Y ahí están las repuestas, en la historia.
    Y después es la fe. Pero esa es “historia” distinta.
    Rorty se equivoca al decir que un kant ya no afecta más el discurso de la filosofía actual. Porque la influencia de kant es algo que no se puede mensurar, su discurso, los discursos de todos los filósofos o gente que cuestiona los principios sobre los que se sostiene el conocimiento y la cultura, son como meteoritos que caen del cielo. En un primer momento la evidencia de cómo afecto el paisaje un meteorito es evidente. Pero luego con el correr del tiempo la evidencia va quedando como tapada por la vida del lugar, y quizás, una vaca, un burro, un oso o un hombre común ni idea tienen que ese meteorito haya existido, ni de su influencia. Pero si viene un geólogo puede llegar a descubrir que ese meteorito fue el que hizo desaparecer a los dinosaurios, lo que permitió que todos ellos, tanto mono y jabalí, ahora campantes, se desarrollasen como lo hicieron.
    Yo creo que kant con esos dos juicios sintéticos a priori es una especie de meteorito que a la inversa, trajo de nuevo a los dinosaurios.
    Mientras dure la historia, mientras esta no acabe no se puede jamás mensurar la influencia de un discurso. Por ejemplo kierkegaard. Antes de ser redescubierto quien lo leia? Kafka? Y cuantas más veces le queda ser redescubierto, y de que maneras?
    Una frase de kierkegaard que leí no se en donde pero por suerte me la guarde, habla del peligro de buscar objetividad:

    “La superstición atribuye a la objetividad el poder de la cabeza de Medusa, el poder de petrificar la subjetividad. Y esta falta de libertad no permite ya a al hombre destruir el hechizo.”

    Como hace evidencia esta frase, la cantidad de las cosas que desconocemos de la creación, de las que por nuestra ignorancia -consciente inconsciente ignorancia- generan un miedo supersticioso al salir al enfrentarla. y este miedo hace que cuando aparentemente conseguimos algo de “objetividad” en la creación nos aferremos a esta, congelando nuestra subjetividad también, no permitiendo que la subjetividad dialogue y también se desarrolle y de cuenta de la cantidad de supersticiones y conocimientos “sociales” en las que esta presa o “hechizada”.
    Esta supuesta objetividad es “la piel de la serpiente”, la “dureza de las escamas del dragón”. Y como dice el Apóstol Juan metafóricamente, los hombres que se dejan llevar por esto se “dejan poner la marca de la bestia”. Kant, con sus supuestos dos juicios sintéticos a priori es el esqueleto gnoseológico del dragón, porque contrabandea una falsedad muy sutilmente. Y como sabemos, o se yo, “el dragón, la serpiente primigenia, el diablo o satanas” (Apocalipsis 12, 9) es el padre de la mentira.

    Saludos.

  • 7. Gustavo Romero  |  26 noviembre 2009 en 15:30

    Mishíguene Kop:

    Conociéndolo un poco a Tomás, parece que se trata del inicio de un libro dedicado a la filosofía de Rorty. Todo está en suspenso. Solamente nos ha lanzado un esbozo de lo que vendrá…

    De todos modos, en el libro “Batallas éticas”, Tomás tiene un capítulo sobre Rorty y Badiou, quizás pueda sernos de utilidad también.


Categorías

Calendario

noviembre 2009
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

A %d blogueros les gusta esto: