El muro

9 noviembre 2009 at 0:00 21 comentarios

El Muro

Con este título, “El Muro”, el filósofo Jean Paul Sartre se inicia con su primer libro de relatos de ficción en el camino de la literatura. Aquellos que lo hemos leído recordamos sus cuentos en los que la violencia irrumpe de un modo que recuerda las tragedias griegas. El mismo escritor publica años después El fantasma de Stalin en el que condena la invasión soviética a Hungría, para luego aceptar su ambición imperial como un mal necesario en un mundo en el que los bandos en lucha ponen frente a frente al socialismo y al capitalismo…..

[Ver Nota Completa ]

Anuncios

Entry filed under: Filosofia, General.

La ingobernabilidad Que no se vayan todos!

21 comentarios

  • 1. Marcelo Grynberg  |  9 noviembre 2009 en 10:02

    Me interesaron mucho sus reflexiones, acerca de los 20 a\~nos de la caida del muro de Berlin y del curso del mundo subsuguiente. Respecto al parrafo (parte de el): “… un mundo en el que la innovación tecnológica y científica requiere niveles de autonomía creciente, …”, me gustaria agregar que si bien es cierto que en los paises
    industrialmente avanzados la ciencia y la tecnica se han convertido en la 1ra fuerza productiva, capaz de producir el potencial para una existencia pacificada, tambien es cierto que constituyen una nuerva forma de ideologia que legitima un poder administrativo aislado de la mayoria de la gente. (Ver J. Habermas en “Ciencia y Tecnica como Ideologia” Editorial Tecnos, 1986).

    Saludos cordiales

  • 2. ricardo carrizo  |  9 noviembre 2009 en 11:34

    De este lado del muro tampoco se ve nada bien…

    20 años no es nada, febril la mirada…viendo aspirinas democráticas para curar el cáncer de la desigualdad, de la exclusión.
    Un fin histórico del sujeto, sujetado a al cautiverio mediático de culto a la libertad.
    Con la supuesta libertad de elegir (sin preguntar al comité del secretariado) se puede ver o leer el “la verdad” según los multimedios.
    Mientras en los centros democráticos del mundo se planifican rentables guerras o apropiaciones a la poca energía que queda en el mundo para sus centros de consumo.
    Bancos salvados a costa de millones de desocupados, en fin la caída de un muro que deja ver la realpolitik británica-oligárquica-comunicacional y su triste títere norteño para un mundo mejor.

    genießen Sie die Freiheit!!!

    Hay un trabajo de Rojas sobre Deleuze-Guattari sobre el sistema que estamos disfrutando:

    “La economía capitalista organiza la necesidad, la escasez, la carencia. El objeto depende de un sistema de producción que es exterior al deseo. El campo social está atravesado por el deseo. La máquina social es también producción deseante. “Sólo hay deseo y lo social, nada más”.

    …”el capitalismo no puede proporcionar un único código que abarque todo el campo social; al contrario, es decodificador. Pero en lugar de un código instaura una axiomática abstracta de cantidades monetarias. La axiomática se caracteriza por la fecundidad de sus axiomas de base. La axiomática capitalista se distingue porque puede agregar siempre nuevos axiomas”

    ”La máquina deseante es un sistema de producir deseos; la máquina social es un sistema económico-político de producción. Las máquinas técnicas no son independientes ni exteriores a la máquina social. Cada técnica forma parte esencial de la máquina social. La tecnología capitalista es esencial al sistema de explotación capitalista. Son grandes máquinas las que son usadas para la explotación de grandes masas de trabajadores. No hay una necesidad intrínseca de cierta tecnología. Más bien la tecnología evoluciona con la máquina social de la que forma parte”

    ”En la máquina deseante ven Deleuze y Guattari ante todo flujos. Toman la idea de Lawrence: la sexualidad es flujo. Todo deseo es flujo y corte. Flujo de esperma, de orines, de leche, etc. Freud descubrió este flujo de deseo. Ricardo y Marx descubrieron el flujo de producción, el flujo de dinero, el flujo de mercancías; todo ello como esencia de la economía capitalista. Lo que caracteriza al sistema es la apropiación del producto por parte del capital. También Lutero descubrió la religión como fenómeno estrictamente privado, muy acorde con la nueva economía del capital”

  • 3. Gustavo Romero  |  9 noviembre 2009 en 12:05

    Hola, Tomás:

    Por mi parte, entiendo que la dualidad: “capitalismo (sistema de la libertad)”/ “comunismo (sistema de la igualdad y justicia social)”, al optar por uno de los términos del desdoblamiento, nos ha dejado ciegos frente a la existencia de ciertos muros.

    Por un lado, aquellos que optaron y optan por afirmar a ciegas la continuidad del sistema capitalista no ven los muros que este sistema produce, y que fundamentalmente tienen que ver con la enorme desigualdad social existente (expresada como diferencias económicas-sociales no sólo entre países, sino también en el interior de cada uno de los mismos). Nuestras clases dominantes dominan hacia adentro y son dominadas desde afuera. La pobreza no es producto de la infértil imaginación que tienen los pobres para salir de su miserable situación. Ni tampoco es una situación que “siempre existió y siempre existirá”, como nos quieren hacer creer los pensadores de lo eterno en términos sociales. Del mismo modo, el nivel exagerado de corrupción de nuestros gobernantes políticos no es, obviamente, la causa única de la desigualdad social. Los empresarios tienen gran parte de responsabilidad en este problema.
    La pobreza es uno de los polos de una relación. El otro polo es la riqueza. Si hay riqueza, hay pobreza. Por eso, un país presenta cierta justicia social cuando la clase media crece en dimensiones que permiten reducir la pobreza y, por ende, también la riqueza.
    Me genera hilaridad cuando cierta gente defensora a ultranza del capitalismo pretende demostrar sin pudor que toda riqueza es inocente. Marx se pudo haber equivocado en mucho, seguramente, pero el agudo análisis que el filósofo realizó con relación a la cuestión de la plusvalía todavía sigue siendo de gran utilidad para pensar el mundo contemporáneo.

    Por otro lado, aquellos que han optado y siguen optando por afirmar ciegamente la posibilidad de alcanzar “el paraíso social” del comunismo, no ven los muros que impiden que los individuos desplieguen activamente su libertad. En esta forma de pensar (ciega, también, como la postura derechista descripta anteriormente), lo que primeramente existe, en términos ontológicos, es un cuerpo social total, y los individuos no son más que partes indiscernibles de la totalidad. Pensar distinto es un pecado ideológico. El que tiene sentimientos contrarios debería ir al manicomio, rezan los predicadores de la igualdad. La Democracia es consideraba un resabio griego con el que la clase capitalista explota a los esclavos contemporáneos; la libertad, una mercancía que se adquiere en los paseos de compra del buen discurso para ideologizar conciencias trabajadoras.

    Evidentemente, la postura de cierta clase de izquierda es tan ciega como la de toda derecha argentina y mundial (que ya huele a naftalina).

    Coincido con vos cuando decís que los intelectuales que apelan a la terminología y al accionar revolucionarios, en nombre de una justicia social e igualdad para el pueblo, no hacen más que aplastar conciencias. Esto se ve en la cotidianeidad de cualquier partido de izquierda intransigente: si alguien se anima a contradecir alguna idea considerada sagrada, si alguien tiene el valor de querer ser un librepensador, inmediatamente es excomulgado y denominado traidor a la patria, al pueblo y a los santos evangelios del manifiesto comunista.

    Por eso, creo que la filosofía (en relación con la política) tiene que realizar un ejercicio de permanente crítica a todos los poderes establecidos, es decir, a todos los muros. Porque todo poder es, entre cosas, un muro (un muro particular que se desplaza, se despliega, y está constituido por relaciones de fuerzas, tensiones, fricciones, etc.). En este sentido, la filosofía podría realizar ejercicios que abran líneas de fuga. Y un modo de hacerlo es agujereando los muros, perforando los poderes. Me interesa pensar la filosofía como constante ejercicio de resistencia frente a los focos de poder. Y esos focos de poder pueden ser los muros que dividen ricos de pobres, y aquellos que separan libertad de justicia social.

    No se trata de optar por uno de los polos del dualismo, sino de tratar de pensar la complejidad del existente humano. Y esta complejidad exige la tarea de abrir líneas de fuga, como sostenía Deleuze, en una guerra de guerrillas contra todos los muros: aquellos muros que someten a los hombres y les roban la libertad, y aquellos que generan y avalan pobreza y marginación inhumana.

    Un abrazo.

    Gustavo

  • 4. Tonio  |  9 noviembre 2009 en 12:23

    En verdad crees en esto ?
    “Hoy los ciudadanos de un mundo en situación de clausura se enteran y se informan de lo que sucede en otros mundos. Ya no hay cautivos culturales”
    Primero habria que preguntarse por los que ni se enteran,ni se informan (porque no pueden,no tienen acceso) los que son pobres y marginales…esos cuentan ?
    Y los que se enteran…de que se enteran ?
    No existe “una dictadura ” de la informacion en funcion de intereses ocultos o no tanto ?
    Que el socialismo no haya superado algunas practicas propias de la sociedad y el capitalismo,no salva a la democracia tecnocratica que genera …avances ?
    Que relativo es…

    PDTA: sin tener que ver con el tema,lamento que tu Velez no haya resistido la competencia internacional,como vos bien ponderabas,pone a Brazenas….

  • 5. cecilia  |  9 noviembre 2009 en 15:09

    solo puedo aceptar de alguien muy joven, tipo q no llegue a los 18 años, defienda a estos sistemas totalitarios, totalmente anácronicos… hoy en día hacerlo denota un gran infantilismo …. aunq creo q los q tienen hoy esa edad no son tan ingenuos… solo gente muy….. inmadura?… negadora?… o hipócrita?… puede defender el comunismo o sistemas similares…..

    creo q entre capitalismo y socialismo, o mejor dicho comunismo, se da la lucha… pobreza vs libertad, y creo q es tan necesario vencer la primera como defender la segunda…

    pienso q hay sistemas intermedios q pueden darnos las dos cosas, es decir un capitalismo más “socialista”, donde haya más equilibrio en la distribución de la riqueza, pero en donde no se pierda la libertad, la individualidad… y la tan enriquecedora diversidad ….

    no me gusta el autoritarismo, los sistemas totalitarios, ni siquiera impuestos en nombre de la igualdad social…

    los extremos para mí son malos… vuelvo a la teoría del blanco y negro.. como ya dije mil veces prefiero los grises… lo q no quiere decir tibieza…. quiere decir equilibrio… quiere decir buscar el camino del medio …

    estoy re enganchada con Charles Chaplin, no voy a poner el link, porq ya me pasó en el otro post entrevista q puse uno muy lindo de Chaplin y todavía está colgado en espera …. pero en sus pelis Modern Times y El Gran Dictador se ve una fuerte crítica a estos sistemas totalitarios… y es curioso porq todos se sintieron reflejados en ellas … tanto los nazis como los comunistas , y también los yanquis … todos lo tomaron como una critica a ellos ..

    la peli de Chaplin muestra con ese humor absurdo… la explotación del hombre por el hombre… la pérdida de la individualidad… el trabajo alienante, deshumanizado…. donde la persona se transforma en una pieza más de un engranaje en una gran máquina…. y es curioso pero esto se da tanto en el comunismo como en el capitalismo … no es patrimonio exclusivo de ninguna de las dos… tal vez sea una característica de la sociedad de masas ?…. una sociedad donde se pierde la individualidad…. como dicen .. los extremos terminan pareciéndose…

    me queda una duda, quién le copió el bigote a quién?… Ch.Ch a Hitler o habrá sido al revés?

  • 6. ernesto  |  11 noviembre 2009 en 17:46

    Cecilia: por la época de Chaplin el bigotito era muy común entre los alemanes, de cualquier modo Chaplin nunca usó bigote, sólo en El Gran Dictador para asemejarse a Hitler en la caricatura que le construyó..

  • 7. cecilia  |  11 noviembre 2009 en 21:44

    Ernest…me parece q no…es cierto q Charles Chaplin no usaba bigote en su vida privada, pero en muchas pelis usó bigote…. no solo en el Gran dictador…. y además lei por ahi q Chaplin decía q hitler se lo había robado…. al bigote digo… y vos usas bigote?…. a mi no me gusta…

    estoy medio desconectada del mundo…. q pasa?… dicen q va a haber un golpe de estado?…. o q quieren desestabilizar el gobierno..? …o escuche mal?… o están todos locos..? ….

    beso …

    no sé q me pasa… el profesor me retó tanto q ya no puedo escribir más… me quedé sin palabras… tengo miedo…

  • 8. GVictor  |  12 noviembre 2009 en 3:31

    Tomas: ¿cuando podriamos ir terminando con el tema de las anteojeras ideologicas que actuan a manera de obstaculos epistemologicos? alguien podria explicarme porque desde que el mundo es unipolar, una gran cantidad de paises ha experimentado un mas que aceptable progreso tanto en los indicadores economicos, nivel educativo, salud, desarrolllo industrial y tecnologico? Donde esta el poder aplastante que se los iba a impedir?
    Siempre estamos fibrilando entre extremos a esta altura artificiosos, otra vez la falsa antinomia: capitalismo salvaje u omnipotencia total del estado. Argentina en lo intelectual, parece comportarse como una isla tanto en lo temporal como en lo espacial, ciertas teorias quedan como estaticas, sin la normal evolucion que puedan tener en otras partes del mundo, hay formacion de vinculo afectivo con las mismas?, pereza,comodidad
    de no tener que reformular o repensar los hechos? que nos ocurre con la victimizacion? nos es menos doloroso pensar que el enemigo sigue viniendo de afuera y no de nuestra idiosincracia, el muro ha destruir es el que permanece en algunas mentes

  • 9. Gustavo Romero  |  12 noviembre 2009 en 11:19

    Comentario fuera de tema:

    Me llama muchísimo la atención el modo en que Tomás (Abraham) en los últimos reportajes y artículos se refiere a los integrantes de Carta Abierta.

    Creo que estamos en un momento de mucha agresividad, y a veces sin motivo.

    La gente de Carta Abierta no es santa de mi devoción, ni tampoco conozco personalmente a sus integrantes. Sé quienes son sus integrantes más salientes en virtud de lo que veo y leo todos los días.

    Pero por momentos me da la sensación de que merecen un mejor tratamiento. No alcanza con decirles “buchones del gobierno”, ni que se quieren quedar con cargos públicos. Me parece que se está ofendiendo demasiado a las personas en esta arena pública/política.

    Por lo demás, si esta agresividad no puede contenerse, quizás sea más productivo dirigirla a otros personajes más patéticos y lamentables, como por ejemplo: Marcos Aguinis y sus amigos de Aurora.

    Saludos

    Gustavo

  • 10. Tomás Abraham  |  12 noviembre 2009 en 11:28

    gustavo
    si la memoria no me falla, jamás dije “buchones” del gobierno. no pienso así. critico su posición pollítica , su ideología, su función en el debate nacional. ¿”buchón”?
    además, para que un grupo de gente de la cultura haya aparecido en la palestra difamando con epítetos de golpistas, destituyentes, procesistas, a los que criticaban la política oficial en marzo del 2008, a los que andan a la pesca de la nueva derecha, de reaccionarios, conservadores, amigos de oligarcas, sean ahora prenda de ternura, es conmovedor.

  • 11. Gustavo Romero  |  12 noviembre 2009 en 11:52

    Recuerdo un café que tomamos con vos, Mónica Cabrera y Horacio González (actualmente un integrante de Carta Abierta), allá por 2005, luego de unas disertaciones que dieron ambos sobre Sartre, a 25 años de su muerte.
    Ay, qué bellas y tiernas épocas!

    No digo que los de Carta Abierta sean ahora prenda de ternura. Tampoco deben serlo de un odio visceral. De lo contrario, entramos en la lógica que quiere el gobierno: odio contra los oligarcas, odio contra los buchones oficialistas. Odio para un lado, odio para el otro. Odia Cristina, también odia Carrió.

    Y en el medio, el amor espera.

    Abrazo

    Gustavo

  • 12. Tomás Abraham  |  12 noviembre 2009 en 11:58

    odio no, furia puede ser, no es lo mismo. lo que no impide que salude a gonzález hasta con cariño, que lo haya apoyado públicamente en su lucha para que no lo echen de la biblio, que jamás me haya invitado a las miles de actividades que hace, y que la vida siga. no me es lo mismo su trabajo intelectual que el de otros del grupo. hay una diferencia de nivel.

  • 13. Gustavo Romero  |  12 noviembre 2009 en 12:05

    Está bien.

    Yo apoyo y apuesto por una frase, por un modo de sentir-pensar:

    “Por el amor. La criptonita del poder”.

    Esta frase es tuya, está en un texto sobre Foucualt en Pensamiento rápido. A mis alumnos del secundario les hago leer varios de tus textos. Ya tenés muchos admiradores jóvenes del conurbano.

    Con odio o con furia, o con amor, tu honestidad siempre prevalece.

    Abrazo

    Gustavo

  • 14. ernesto  |  12 noviembre 2009 en 14:38

    Es gracioso ver a los intelectuales chapoteando en la política. Ellos pontifican desde sus supuestas alturas culturales y hasta se dan el lujo de denostarse ente ellos: “personaje patético y lamentable” dice el tal Romero sobre Marcos Aguinis. Che Romero ¿si te doy tres vidas mas serías capaz de escribir algo como La Cruz Invertida? o, aunque mas no sea, La Gesta del Marrano.

  • 15. Carlos R.  |  12 noviembre 2009 en 15:08

    No se trata Tomás de que sean prenda de ternura o no. Tienen una posición tomada, con la cual puedo concordar en algunos puntos, y en otros no. Pienso en lo personal que para el gobierno son un salvavidas de plomo, legitimandoles un discurso agonista, que de a poco quema el poco capital político que les queda. Pero también es cierto que muchos ven en los Kirchner una reivindicación tibia de sus valores y utopías. Es muy posible que se equivoquen de medio a medio. Lamentablemente el maquiavelismo, o el cinismo, se han asumido como una filosofía política válida en la Argentina (el célebre Realpolitik, aplicado por todos nuestros partidos, desde los centros de estudiantes universitarios, a los “grandes líderes”). Hoy Carta Abierta respalda al gobierno como antes los socialistas apoyaron golpes de estado, optando por “el mal menor”, y es justo que esto se ponga en tela de juicio.

    Ahora bien, nada justifica que por tomar partido por el gobierno se lo convierta en objeto de calumnias. Y me remito a la pseudo-nota de la revista Noticias, pleno ejemplo de una deshonestidad intelectual lamentable. Algo parecido a lo que sucede con Abuelas de Plaza de Mayo, artistas como Gieco o Mercedes Sosa, etcétera. Que son constantemente interpelados y fiscalizados, y puestos bajo sospecha de “recibir algo”. Y es que los comisarios políticos no se reúnen solo en la Biblioteca Nacional.

    Por otra parte me parece ingenuo creer que la protesta del campo fue, digamos, solo la protesta del campo. Hubo una polarización enorme, respecto a la cual muy pocos pudieron mantenerse ajenos. La izquierda rajó para los tres lados, el oficialismo (PC), la oposición (MST, PCR) y la abstención o la neutralidad, o un sí pero no (Proyecto Sur, PS, PO, MAS). El liberalismo, los conservadores, los opositores profesionales y algún que otro dinosaurio se reunieron al rededor del campo (aunque nada habilita a confundirlos como un solo bando). Los fragmentos del peronismo se podían tomar cualquiera de los dos bondis, y aprovechar la situación para avanzar con sus internas. Y entre los intelectuales y el periodismo, incluida Carta Abierta, había sabores para todos los gustos.

    Como cualquier coyuntura de ese tipo, profundizó nuestras confusiones y fue un río revuelto para no pocos oportunistas. ¿O como interpretar la presencia de MJD de Castells, de Vilma Ripoll y del PCR junto a la sociedad rural? Puedo creer en la sinceridad del apoyo de Macri, o de cualquier liberal o desarrollista, pero no la del Maoismo (que se justificaba diciendo que estábamos frente a un estallido campesino, en una coyuntura pre-revolucionaria).

  • 16. Mishíguene kop  |  12 noviembre 2009 en 16:16

    Este, nuestro país, cada vez se parece más a la República de Weimar. Un empujoncito más y logramos nuestro Hitler autóctono. Tal vez incluso “originario”. Para que eso no suceda hay que dejar de velar a los muertos y empezar a curar a los vivos. Tanto la derecha que quiere ganancias a tasas europeas y sueldos a tasas africanas como la izquierda que quiere igualdad y fraternidad pero se caga en la libertad nos están llevando a un callejón sin salida. El mundo lamentablemente ya vivió este tipo de experiencias. En eso los argentinos somos poco originales. Creemos que Videla fue lo peor que nos pudo pasar. Pero en realidad Hitler o Stalin hicieron cosas mucho peores que robar niños. Directamente se sacaban de encima a familias enteras. Si seguimos así vamos por ese camino. Es una advertencia. No soy profeta ni espero que se cumplan mis profecías. Pero me asusta un poco lo que puedan llegar a proponer ciertos personajes que accedan a una mínima cuota de poder, tanto por derecha como por izquierda. No es que yo me considere de centro ni que crea en eso del “sentido común”. Me cago en los valores burgueses, salvo en un par de ellos que sí considero necesarios para vivir en paz: libertad de conciencia (no de mercado) e igualdad ante la ley.

  • 17. ernesto  |  12 noviembre 2009 en 19:03

    Abaraham: che sabelotodo, estoy tan podrido de tus “clases magistrales” sobre nada (tanto acá como en los programuelos a los que te invitan) como de los comentarios que me borrás sólo porque no te gustan.

  • 18. cecilia  |  12 noviembre 2009 en 22:38

    no seas malo Er … Profe sabe … y mucho… y da clases para mucha gente q va a escucharlo… yo lo sé porq me contaron unas amigas … no seas envidioso… hace un rato lo ví en un programa de tv… en canal @… estaban hablando de los mitos… de Edipo…. para mí lo de Edipo tiene q ver más q nada con el tema del destino… lo q hablábamos el otro día… quiere decir q no se puede escapar del destino…

  • 19. josé  |  14 noviembre 2009 en 2:14

    mi pequeño aporte a los quejosos nuestros de cada dia, podría ser decir que se ubiquen en la palmera, o mejor dicho en el mapa, esto es Argentina, Sudamérica, no Paris, no Londres, no Moscú, ni Roma, ni Grecia. Noto la queja constante del europeo indignado que cae en la cuenta, luego incluso de varias generaciones, que este lugar no es Viena, Berlin, Barcelona, Siena, Milan, y mucho menos Suecia. Es el intento vano de intelectualizar la desilusión, que transforman en queja.
    Si quieren sociedades “adultas” no tienen mas que comprarse un departamentito de dos ambientes en Montparnase por la módica suma de 250.000 euros e irse a vivir como dios manda, y si no les alcanza la plata es porque son unos ratones que quieren cagar mas alto que su culo, Marcos Aguinis entre ellos.
    Como dice la revista Barcelona, siguen buscando soluciones europeas para los problemas argentinos.
    Continuando mi queja, sobre los quejosos (metodológicos e ilustrados) que de tanto quejarse desprestigian la queja, y tambien con las ciudades de europa, no me queda mas que decirles que tienen menos calle que Venecia.
    io me ritorno a Creta ! je
    no lloren más.

  • 20. GVictor  |  17 noviembre 2009 en 13:17

    José: estoy de acuerdo en todo lo que decís, solo pienso que dejamos de mirar a europa hace mas de 20 años, Argentina solo puede compararse con paises de segundo y tercer pelotón, paises que nos van superando constantemente, siendo nuestros modelos actuales: Chile, Uruguay y Brasil, lo cual me parece perfecto teniendo en cuenta que lo que admiramos de ellos es su conducta, como se desempeñan, su grado de convivencia y su madurez. Un 25% de nuestra sociedad tendra como modelo a Chavez, no lo se…estan en todo su derecho.
    Todo el andamiaje teorico de nuestro actual gobierno, el que aplican en su politica contra los medios por ejemplo, esta hecho sobre la base de pensadores europeos, periodistas de canal 7, radio del plata, radio nacional, etc. son expertos en Foucault por ejemplo..despues de la 125 comenzaron a filosofar de golpe, de manera inconexa y descocida.
    En fin…cualquier cosa menos acostumbrarnos a vivir mal, ser conformistas, ya que corremos el riesgo de comenzar a naturalizar la corrupcion, el accionar mafioso, etc. porque total aqui somos asi… Saludos.

  • 21. David  |  17 noviembre 2009 en 20:27

    Y cual seria la mirada correcta sobre esta realidad, la adecuada al punto de la palmera en que nos ubicamos? Porque la critica de la critica no deja de ser critica, creo, perdon si me equivoco.


Archivos

Categorías

Comentarios recientes

r .nadaud en Bitácora 95
Marcelo Grynberg en Bitácora 95
r .nadaud en Bitácora 97
Aldo en Bitácora 97
Alejandro A en Bitácora 97

Calendario

noviembre 2009
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

A %d blogueros les gusta esto: