La ingobernabilidad

7 noviembre 2009 at 19:33 37 comentarios

No recuerdo el empleo de este término antes del gobierno de Raúl Alfonsín. Luego ya formó parte del lenguaje cotidiano y vuelve a pronunciarse en los tiempos de crisis. Por eso cada vez que se quiere asustar a la sociedad, se dice: “lo que está en juego es la gobernabilidad”.
Es cierto. Hay algo peor que un gobierno con pretensiones hegemónicas, es aquel que no puede gobernar, un escenario en el que el impoder tiene responsabilidades de gobierno.
Se acaba de editar una entrevista a Juan Vital Sorrouille realizada en el año 2005 que puede verse y escucharse en el sitio de Jesús Rodriguez. Dura tres horas y media en las que el ex ministro recuerda su paso por el gobierno de Alfonsín y las circunstancias que rodearon el lanzamiento del Plan Austral y su posterior derrumbe.
No habría mucho que decir de un programa económico que comenzó con una nueva moneda fuerte que se cotizaba a ochenta centavos de austral por dólar , y que al fin de su corta y agitada vida se multiplicó hasta cinco mil para comprar el mismo dólar.
Sin embargo, el ministro dijo mucho, una enormidad comparada con todo lo que calló veinte años. Tengo grabado el día de aquel suceso político ya que el 15 de junio de 1985, en el momento del anuncio del Plan, el editorial del diario La Nación estuvo dedicado a criticar el programa de filosofía del Ciclo Básico de la UBA del que yo soy profesor titular, sumándose de este modo a los miembros del Consejo Superior que me presionaban para que cambiara ciertos puntos de los contenidos de la materia dedicados a Nietzsche y Foucault. Debo decir que salvando las distancias, en aquella lucha me fue mejor que a Sorrouille en la suya.
El ex ministro recuerda todo lo que no pudieron hacer con Alfonsín. Todo lo que no les salió bien y cada una de las frustraciones que tuvieron. Les fue mal con el Banco Central, mal con la refinanciación de la deuda, mal con los sindicatos, mal con la inflación, mal con el manejo de la paridad cambiaria, mal con las empresas públicas, mal con las paritarias, mal con el régimen de promoción industrial, mal con los precios de las materias primas, mal con las tasas de interés internacionales.
Sorrouille dice que ni él ni Alfonsín creían verdaderamente en el éxito del Plan. Adherente a la escuela estructuralista en economía, este hombre medido y sincero, dice que desde la óptica de esta escuela de pensamiento, se conciben los procesos económicos en términos de conflicto, pero reconoce que cuando se pasa de la teoría a la práctica, hay un límite para la conflictividad, y lo que puede ser muy estimulante para el pensamiento llega a convertirse en un proceso de demolición para un gobierno.
El ex secretario de Hacienda del gobierno de Alfonsín, Mario Brodersohn, acaba de publicar con su autoría un informe económico a través de su consultora Econométrica S.A con el título de “El próximo gobierno enfrentará el costo político del ajuste fiscal”. Cito dos frases finales: “La herencia que dejará Kirchner nos trae a la memoria la experiencia de la elección presidencial de 1999 y la herencia que dejaba Menem”.
La otra: “En las elecciones del 2011 se volverá a repetir el escenario de una herencia post-electoral altamente conflictiva y una sociedad que está muy lejos de percibir con claridad los costos políticos que requerirá corregir esa herencia”.
Muchos dudarán de estos aprietes fiscales en un gobierno que se presenta rico casi con ostentación. Es muy generoso con la plata de los jubilados, subsidia a niños, adolescentes, desocupados, aviones, futbolistas, trenes, televisión, electricidad, cooperativas, sin la posibilidad – Dios nos libre – de licuar en el futuro el gasto público en un 16% como en la hiperinflación del 89 o en un 28% con la pesificación del 2001. Pero si corremos el velo de lo que hoy se acumula e imaginamos que esta sociedad pobre que necesita tantos subsidios para no explotar, difícilmente esté coronada, a pesar de las apariencias, por un Estado Rico, hagamos uso de estas reflexiones.
Metiendo en un cubilete el dado del recuerdo de Sorrouille y el del presagio de Brodersohn, el tiro me da lo siguiente en lo que respecta a nuestro futuro político.
El PJ es un botín que disputan unos cuantos. Duhalde sin Moyano no es nada, con Moyano es Duhalde. Me refiero a que este señor Duhalde que quiere reconciliar a los argentinos es demasiado parecido al otro Duhalde que se hacía acompañar por Ruckauf y la bonaerense. Por eso no dejo de insistir a pesar de todos aquellos que lo rodean como a un nuevo hombre de la paz, que para mi, este señor Duhalde, me recuerda mucho al otro. Aventuro que son el mismo.
El ex intendente, gobernador, vicepresidente y presidente de facto, tratará de convencer a la CGT de que bien vale sacarse de encima a los que desprecia como marginales que hacen de guardia pretoriana de Kirchner y de darle duro a los troskos que se le meten al camionero en su propio terreno. Moyano sabe que con Duhalde tiene un mejor aliado para esa limpieza que con los Kirchner.
Macri está compungido y herido porque Buenos Aires no está buena, sabe que sin el PJ no va para ningún lado, y su sistema de alianzas no avanza ni retrocede porque no existe.
Carrió seguirá diciendo que los K son una mafia que se quieren quedar con todo y podrá ser o no ser candidata a…opositora. Los radicales no tendrán otra alternativa que ir con Cobos, porque sin Cobos pueden pelear intendencias pero no presidencias. Por lo que dicen los alfonsinistas Sorrouille y Brodersohn, ya lo vimos, y por si la memoria todavía no nos falla, si ganan en el 2011, no llegan al 2012. Y eso no conviene, porque el resorte institucional ya está casi vencido, y otra mazazo más del estilo del 2001, puede tener consecuencias más graves que las ya conocidas. Quiero decir, que el señor Néstor Kirchner será candidato por tercera vez aunque pierda la segunda, y plebiscitará una reforma constitucional si gana, y seguro que ganará luego de una nueva debacle radical. Por si los escépticos olvidaron, bien puede perder Kirchner por ballotage en el 2011 y ganar en el 2013, ya lo hizo Duhalde entre el 99 y el 2002.
Por esta reforma nacerá una especie de chavismo argentino con la vía libre luego del nuevo desastre institucional. Más que Perón, un nuevo Rosas, a quien Kirchner más se parece.
De ser así, el nuevo Pacto de San Nicolás que algunos quieren firmar como Terragno, Duhalde, Morales, Cobos, Macri, Carrió, Stolbitzer, deberá esperar un par de décadas con la paciencia y sin la grandeza de la generación de 1837.
Por eso considero que si las circunstancias actuales no cambian, es mejor que los K sigan otro período y se vayan desgastando hasta que el azar y el viento cambien de rumbo y el país esté mejor preparado para el sueño de una república dirigida por un personal gubernamental que saque al país de su eterno retorno de lo mismo.
No se trata de afirmar que los países tienen el gobierno que se merecen, dicho así parece un castigo, sino que hay gobiernos que se adecuan mejor a una sociedad. Es posible que en estos momentos el gobierno más adecuado para la sociedad argentina sea el actual.

Anuncios

Entry filed under: General.

Lévi Strauss El muro

37 comentarios

  • 1. david  |  7 noviembre 2009 en 22:15

    El eterno retorno de lo mismo… tal cual. El insoportable eterno retorno de lo mismo, ganas varios casilleros en la Iluminacion por lo menos…

  • 2. GuilleVictor  |  8 noviembre 2009 en 1:27

    Peronistas: golpistas y desestabilizadores por excelencia, para ello poseen aliados que les pertenecen en forma exclusiva: los grandes magnates sindicales ,esos enormes focos de corrupcion, que proceden contra todo gobierno que no pertenezca al regimen, lo que hicieron en el gobierno de Alfonsin fue vergonzoso, igual en el de menem (por lo que no hicieron).Luego es inaguantable tener que estar tolerando al vejete de voz aflautada decir que en el levantamiento carapintada del ´87 ellos apoyaron, gran hipocrecia ! sucedio que era tal el panico a los militares, que en ese entonces si eran verdadera amenaza, que eligieron el mal menor, dos años despues procedieron al golpe, idem con De la Rua.

  • 3. GuilleVictor  |  8 noviembre 2009 en 1:45

    Si, esta gente que nos gobierna es experta en generar ingobernabilidad, pero para el gobierno siguiente. Es buena idea que sigan y se desgasten en la accion, sucede que la sola idea de seguir tolerando sus ideologismos, provocaciones, hipocrecias, etc. me resulta intolerable. Tomas: un gran abrazo y felicitaciones por ser un brillante pensador en contacto permanente con la realidad.

  • 4. BobbyFischer  |  8 noviembre 2009 en 4:46

    Tomás siempre con respeto permitime no ser tibio en la valoración de tu articulo. La conclusión a la que llegás es de una pereza alarmante. Se podrían cambiar algunos nombres y fechas y con los mismos argumentos bien se podría hacer una defensa a la dictadura, afirmando (y con razón desde un prisma sesgado por el cinismo y un materialismo conservador) que la irrupción de la democracia solo trae caos, alteración de la paz social, volatilidad, inestabilidad política y económica.

    O que hace una década la mejor solución hubiese sido “Menem 99”.
    Y es que: “Es posible que en estos momentos el gobierno más adecuado para la sociedad argentina sea el actual”.Como sea, lo terrible del caso es tomar como natural la pauperización de las condiciones de vida a la que estamos condenados con gobiernos personalistas, corruptos, y amorales, en virtud de una supuesta inmadurez colectiva, achancandole y extendiendo la culpa de todos esos males a la sociedad en su conjunto. Que ese destino patetico es irreversible mientas existan los Moyano, los Macri, Martinez de Hoz, Ann Kruger, Dromi, De Vido . Cuando bien sabemos que en democracias precarias y regimenes populistas monitoreados por las corporaciones, la participación y la autonomía ciudadana es limitada. También podríamos seguir con que Chile con sus casi dos dècadas de pinochetismo y Brasil con sus millones de pobres crónicos son países mucho mas prósperos y futuribles que el nuestro. En otros articulos planteas que la informalidad de nuestro sistema republicano es inmejorable porque de nada sirve adornarlo con “leyes europeas” que no son orgánicas a nuestra idiosincrasia (como el republicanismo radical). La sociedad debe purgar las consecuencias de un sistema labil, mientras que los gobiernos que lo informalizan cada vez mas quedan impunes y corren con el mèrito de ser nuestro unico futuro posible. Cualquier cambio deviene en caos. Que queres que te diga…

    Saludos

  • 5. Carlos G  |  8 noviembre 2009 en 10:28

    Todo un tema el asunto de los pronósticos económico-políticos.
    En nuestro país y en el mundo.
    A veces se acierta, en la mayoría de los casos erran lejos.
    La realidad suele aparecer demasiado escurridiza, cambiante y burlona.
    Ya en el ´96 Marcelo Lascano advertía sobre los nubarrones que se avisoraban en el horizonte económico argentino; pero disertaba en el desierto.
    Más recientemente un, para las mayorías, desconocido profesor universitario de EEUU especialista en economía alertó sobre la debacle de la economía mundial, y acertó; pero luego desarrolló la “teoría del rebote del gato muerto” y parece que “el gato” estaba vivo.
    Aciertos y errores de pronósticos honestos que se entremezclan, a veces indiferenciadamente, con simples especulaciones interesadas de meros “operadores”, así recordaremos en 2001/2002 los pronósticos del dólar a $10, la bolivianización de la Argentina, la nueva vuelta a la hiperinflación, etc.
    Más recientemente, antes de las elecciones de junio pasado algunos representantes de la oposición política y especialistas en economía pronosticaban, para después de la elecciones, devaluación y deffault.
    Hace pocos días el titular del CEMA negaba que el país estuviera en riesgo de deffault, por lo menos hasta 2012.
    Y ahí andamos los ciudadanos de a pié, como hojas en la tormenta, intentando navegar, en general sin la pericia indispensable, por las turbulentas aguas de la cotidianeidad.
    Con relación a la expresión. recientemente acuñada de “la plata de los jubilados” sugiero la lectura de la nota de Alfredo Zaiat en página 12. Es un punto de vista.

  • 6. Murdock0  |  8 noviembre 2009 en 12:16

    Che, que lindo pronóstico, Abraham. Está para pegarse un tiro ahora… Esperemos que estos funestos presagios solo sean producto de un pesimismo ocasional o de ciertas ganas de provocar.
    Empezás diciendo que el tema de la ingobernablidad es algo para asustar a la población y terminás defendiendo a un gobierno que nos va a quitar todas las libertades.
    Este es el peor gobierno posible.

  • 7. cecilia  |  8 noviembre 2009 en 19:15

    Profe…. de más está decir q no me gustó nada la conclusión a la q llegó… a veces yo también pienso algo parecido… pero creo q esta muy mal pensar asi, porq no podemos resignarnos a q siempre gobiernen los ladrones y estafadores…. asi nunca va a cambiar nada, tenemos q tener esperanzas en algo mejor…

    a veces me digo, no voy a perder un minuto más de mi tiempo en hablar o escribir sobre esa gente tan baja…q no vale la pena…

  • 8. ernesto  |  9 noviembre 2009 en 11:40

    Esta vez estoy de acuerdo con Abraham, aunque no en las causales. Lo que sí es seguro es que nos irá mas o menos como explica Abraham en el futuro, que será peor que el presente. Pero es lo que hay, “¡son los argentinos!… estúpidos”.

  • 9. guillevictor  |  9 noviembre 2009 en 12:52

    Me parece que lo q no debemos pasar por alto es q nuestra sociedad, luego del desastre de la 125, se ha partido en dos como el Titanic, observo la formacion de dos bandos antagonicos q rivalizan con un odio q se acrecienta dia a dia. Vivimos en el pais de las vendettas eternas…me acuerdo de algo que decia Alain Rouquie(ni me acuerdo como se escribe): “en argentina se da q para todas las fuerzas politicas y sociales, la victoria sobre el enemigo vale mas incluso q la salvaguardia de las instituciones”.
    Si bien esto era aplicable a la epoca de los golpes militares, me parece que sigue vigente como nunca. Insolitamente vemos como la conflictividad se fogonea desde el mismo gobierno de los K, que tienen un nivel de psicopatia y narcisismo desmesurados como describiria el gran Lypovetsky. Me parece que el nudo de la cuestion, mas alla de quien gane la proxima eleccion, es poder acabar con este duelo, las causas de nuestro desastre son ,aunque parezca insolito, psicologicas., en la 125, nos hemos matado por 4 puntos de retenciones, valia la pena semejante desastre? Hay que romper con el antagonismo, para ello necesitamos gobernantes menos velicosos, Aunque ganaran los K, los efectos de la conflictividad se harian sentir igual, la sociedad arg. no es venezuela, y el bando opositor trabaria las cosas.
    Si no arribamos a la formacion de concensos basicos estamos perdidos. Seguiran acrecentandose la descomposicion social, educativa, cultural, con los resultados que estan a la vista.

  • 10. septiembre  |  9 noviembre 2009 en 12:55

    Concuerdo que todo irá peor si adoptamos esa posición, porque además me parece muy negativo eso de premiar con el voto a los sátrapas ladrones ¿Qué ejemplo es para la sociedad, en especial para los más jóvenes?. Es como decirles, sean ladrones, sean mentirosos, sean hipócritas, sean mafiosos y tendrán exito asegurado . Para que les vaya bien tendrán que ser corruptos.

  • 11. Alfonso  |  9 noviembre 2009 en 17:43

    Francamente creo que los bandos que se han formado, son irreductibles, como dicen los craneos de carta abierta: “tenemos un empate”, como si estuvieran mirando un campo de batalla, o un partido de ajedrez. Una estupidez total, ya que empate significa estancamiento, y lo que debemos buscar nosotros es consenso, o acaso somos animales, elefantes peleando en una cristaleria. Si no modificamos esto aumentara la ingobernabilidad, palabra que los kichner suelen usar para asustar, aunque no seria la primera vez que engendran algo que se les vuelve en contra, son expertos en producir talibanes.
    Pero hay algo absolutamenmte esencial para poder gobernarnos a nosotros mismos: De no modificar nuestra idiosincracia, nuestras pautas de conducta mas recurrentes no lograremos gobernabilidad, paz social, orden o progreso.
    Con semejantes niveles de corrupcion y conflictividad es imposible que prospere cualquier ideologia o modelo. Nuestro problema es educativo, cultural y por supuesto etico, la funcion primordial de un buen intelectual tiene que ver con la descripcion de todas estas conductas y cuestiones Pero ciertos ideologos son frios, descarnados, se creen que sus axiomas ideologicos pueden tener vida independientemente de quien los protagonice, no tienen ni un minimo de transversalidad, son pura diacronia, me pueden acusar de moralista pero si no nos decidimos a vivir respetando las leyes y las normas, la independencia de los poderes por ej. no obtendremos resultados. Ser un fanatico, reduccionista supone ahorro, simplificacion del nivel de analisis, pero la realidad es dinamica, y requiere trabajo constante, parece mentira que ciertos intelectuales que apoyan a esta caterva que nos gobierna todavia nos hablan de imperialismo, oligarquia, burguesia, etc. Parece que estamos ante un caso de percepcion sin objeto, atrasamos cuarenta años. Scalabrini Ortiz decia algo muy bueno aplicado a ciertas izquierdas: “mientras nos distraen con falsas ideologias, nuestra vida se nos va en un par de negocios sucios.”
    La inteligencia si no esta acompañada de etica y sentido comun (no es mala palabra) se vende al mejor postor;pienso que estos “pensadores” estan contribuyendo mucho a este desastre Las mismas caracteristicas deberian tener nuestros gobernantes, etica y sentido comun, entonces lograriamos gobernabilidad. Tenemos muy buenos ejemplos: Ivoskus, Sabatela, Binner, debemos darle nuestro apoyo. En cuanto a si los K nos representan…prefiero pensar por ahora que solo representan al 30%, en todo caso jamas tendran mi voto, el medico me prohibio votar a cualquier partido que empiece con P. un saludo.

  • 12. ernesto  |  10 noviembre 2009 en 9:38

    Guillevictor: La ingobernalidad deviene básicamente de no gobernar, no hay otra y no es un problema de consenso. Actualmente el Gobierno que eligió la gente (máximo consenso mas allá de lo que opinen las minorías) eligió gobernar sólo para obtener poder y/o ganar elecciones por lo que derivamos en la ingobernalidad por lo que está explícita la voluntad de no hacerlo.
    Recuperar la gobernalidad es fácil, basta tener la voluntad de hacerlo, lo difícil es que la gente sepa quienes están capacitados (además de tener la voluntad) para ello. En 2003 la gente eligió mal y ese error conceptual persiste.
    En 80 años de historia, lo que incluye lo que va de la década presente, los hechos demuestran irrefutablemente que sólo Carlos Menem supo gobernar, en efecto desde 1920 hasta la fecha fue la única década que transcurrió sin crisis constitucionales ni institucionales ni políticas ni económicas ni sociales con libertad de prensa y sin represiones ni persecuciones de ningún tipo. Esto demuestra claramente (dado a que muy poca gente tiene conciencia de lo antedicho) que a los argentinos nos cuesta mucho saber elegir por lo que el futuro se nos presenta, como opina Abraham, oscuro y nada promisorio.

  • 13. Murdock0  |  10 noviembre 2009 en 11:56

    Gran respuesta, Alfonso.Está a las altura de las circunstancias y es mejor que el artìculo inicial. Solo discrepo en la defensa de Sabatella y Binner.
    Saludos.

  • 14. Barbeta  |  10 noviembre 2009 en 18:25

    Alfonso opinando sobre la ingobernabilidad… es gracioso

  • 15. ferdus  |  11 noviembre 2009 en 20:44

    Será virtud de los peronistas gobernar este pais? Del método que sea, corrupto, populista, como sea.. Que replanteo profundo deben hacerse los opositores para no caer en las emboscadas sindicales-peronistas, ¿Quién analiza sus errores en este PAIS?

  • 16. GVictor  |  12 noviembre 2009 en 0:28

    Internas peronistas, y todos sus execrables productos, me tienen sin cuidado. Menem y k representan dos cabezas de un mismo monstruo.
    Tienen mucho en comun: maestros en el arte de inocular en la sociedad falsos paradigmas, y fundamentalmente falsas antinomias: imperialismo o dependencia, campo o industria, patria o medios, gobierno o Clarin, FMI si o FMI no, y la que mas te puede interesar a vos: estatismo-privatizaciones…¿te resulta familiar? . Los K. y Menem, que representan? otro falso antagonismo? no compro. Muchos factores que contribuyen a la actual ingobernabilidad son herencia de aquel Waterloo que duro diez años, y que los K. profundizan cada vez mas: la destruccion de la clase media, el desastre educativo-cultural, la extranjerizacion de tierras, recursos naturales, industrias, corte adicta, concentracion de la riqueza, el cortoplacismo, canibalismo social, la explosion de la delincuencia con caracteristicas hasta entonces desconocidas.
    Enormes niveles de corrupcion en ambos, aunque con diferentes estilos. No creo que menem haya sabido gobernar, ya que simplemente dejo que prospere la ley de la selva, la relativa paz social le duro lo que se tardo en gastar los dineros de las empresas privatizadas a precio vil. Ademas Menem…detestaba el poder ?
    Tomas tiene razon: Los K pueden dejar una bomba lista para estallar a quien los suceda, Lo que hizo Mn con De la Rua .

  • 17. GVictor  |  12 noviembre 2009 en 2:06

    Ernesto:disculpame, en el mensaje de 0.28 te contestaba a vos solo que se borro tu nombre por accidente. Si concuerdo totalmente con vos en cuanto a que gobernar solo para obtener poder logicamente que resulta en ingobernabilidad. Ahora, pensar que la gente no sabe elegir porque no adhiere al modelo menemista…

  • 18. ernesto  |  12 noviembre 2009 en 10:00

    GVictor: me remito a los hechos, los 90 fueron la única década en 80 años (lo que incluye lo que va de la actual) que transcurrió sin crisis constitucionales/institucionales/económicas, en paz social, estabilidad y crecimiento genuino (pasamos de un PBI de 110 mil millones de dólares a 300 mil millones de esa moneda).
    Lo demás, aunque discutible por cierto, son apreciaciones tuyas.
    En la elección en que triunfó la alianza (De La Rúa) la gente votó la continuación del modelo económico menemista porque, luego de 10 años, creyó que la institucionalidad y la estabilidad económica ya era un bien adquirido y para siempre y eso fue el principio del fin. Cavallo mismo demostró, con su fracaso terrible con De La Rúa, que un buen técnico es sólo un barrilete, depende funcionalemnte de quien detenta el poder: con Menem fue exitoso y cuando quiso volcar simplemente Menem lo echó.
    En fin, tu comentario es tan clarividente que podría significar tranquilamente la óptica equivocada y suicida que impera entre los argentinos.

  • 19. GVictor  |  12 noviembre 2009 en 15:50

    Ernesto:Agradezco tus reflexiones aunque no este de acuerdo, podria escribir horas sobre menen y la decada infame, pero no puedo ser invasivo del blog por respeto a Tomas, maxime teniendo en cuenta que estamos fuera de tema. Vos centras mucho en el liderazgo, de por si un error, cuanto mas fuerte un lider mas bananero el pais. Las instituciones son las que deben ser fuertes, pero tal parece que viene siendo mucho pedir…
    Ya que estoy quiero recomendar la lectura del articulo “psicopatia,ideologia y sociedad” de Jauregui Balenciaga, me parece tiene relacion directa con la ultima parte del trabajo de Tomas
    la retroalimentacion gobierno-sociedad, y la descripcion de ciertos mecanismos de conducta presentes en nuestra actualidad
    Saludos

  • 20. santiago  |  12 noviembre 2009 en 16:40

    Capaz es así como dice Tomas. Muchas veces me parece que es así. Igual creo que el tiempo ya se le acaba a k. Sí es así como dice Tomas, por lo menos en vez de chocar contra un paredón, seria mejor alejarnos un poco y mirar a distancia para aprender. Me acuerdo del 2001 lo de las torres gemelas, que salio algo de un señor que se llama Solari Parravicini que había hecho un dibujo sugestivo sobre ese atentado un montón de años antes. Me acuerdo de esto porque este mismo señor dijo que iba a haber un pintor en la argentina pero que ese pintor iba a ser gris. Puede ser, si los dones de este hombre son ciertos (eso la historia lo juzgara), que Kirchner sea ese pintor al que hace referencia velada Solari Parravicini. Ernst Ludwig Kirchner creo que es al pintor al que hace referencia el. Lo de gris creo es por esa lógica monetaria, ¨los hombres grises etc.
    Hay una frase del evangelio, soy católico, que refleja este estado indignación frente al poder. Los fariseos – en ese momento clase política mayoritaria entre los judíos- lo quieren prender a Jesús, le dan un denario y le preguntan a quien se lo tienen que dar, si tienen que pagar los impuestos romanos o no. Entonces Jesús mira la moneda en la cual esta grabada la imagen del Cesar y les pregunta de quien es esa cara. Entonces contesta la conocida frase ´dad al Cesar lo que es del Cesar, y a Dios lo que es de Dios´.
    Lo mismo para nosotros, ¿como es este sistema al que pertenecemos como argentinos? De que esta construido? Si nos sinceramos, creo que para arrancar después de que k se desgaste, haríamos bien empezar por entender esa frase.

  • 21. ernesto  |  12 noviembre 2009 en 19:00

    GVictor: Justamente hablás de instituciones ¿cuantas veces te voy a tener que repetir que los 10 años de gobierno de Menem fueron los únicos, en los últimos 80 años, en los que no hubo crisis institucionales? Justamente con el único gobierno que cumplió todos sus mandatos y entregó a un sucesor elegido constitucionalmente ¿en que babia vivís? Ello habla de gobierno no de líder, lo de liderazgo sería lo contrario, un verdadero líder se garca en las instituciones.
    Es cierto que podrías escribir horas sobre Menem y todo lo que pongas sería equivocado: fijate que llamás a los 90 la década infame cuando justamente tal década fue la de los años 20 del siglo pasado en la que sencillamente las instituciones fueron pisoteadas salvajamente.
    En fin che, en lugar de recomendarme lecturas (tengo en casa 2000 volúmenes entre heredados y míos) tratá de congeniar la realidad con tu ideología prestada (a través de lecturas al boleo).

  • 22. Mishíguene kop  |  12 noviembre 2009 en 21:27

    Y al pueblo lo que es del pueblo, como cantaba Piero musicalizando a José Tcherkaski.

  • 23. santiago  |  13 noviembre 2009 en 0:08

    Esta bien lo que decís. El problema esta en que muchas veces el pueblo es el que pide los cesares. Cita del primer libro de Samuel, que seguro conoces.

    Samuel, disgustado porque le pedían que nombrara un rey para que los gobernara, se dirigió en oración al Señor; pero el Señor le respondió: “Atiende cualquier petición que el pueblo te haga, pues no es a ti a quien rechazan, sino a mí, para que yo no reine sobre ellos. Desde el día en que los saqué de Egipto, hasta el presente, han hecho conmigo lo mismo que ahora te hacen a ti, pues me han abandonado para rendir culto a otros dioses. Así pues, atiende su petición; pero antes adviérteles seriamente de todos los privilegios que sobre ellos tendrá el rey que los gobierne.“
    Entonces Samuel comunicó la respuesta del Señor al pueblo, que le pedía un rey. Les dijo:
    –Esto es lo que os espera con el rey que os va a gobernar: Llamará a filas a vuestros hijos, y a unos los destinará a los carros de combate, a otros a la caballería y a otros a su guardia personal. A unos los nombrará jefes de mil soldados, y a otros, jefes de cincuenta. A algunos de vosotros os pondrá a arar sus tierras y recoger sus cosechas, o a fabricar sus armas y el material de sus carros de combate. Tomará también a su servicio a vuestras hijas, para que sean sus perfumistas, sus cocineras y sus panaderas. Se apoderará de vuestras mejores tierras y de vuestros mejores viñedos y olivares, y se los entregará a sus funcionarios. Os quitará la décima parte de vuestros cereales y viñedos, y se la entregará a los funcionarios y oficiales de su corte. También os quitará vuestros criados y criadas, y vuestros mejores bueyes y asnos, y los hará trabajar para él. Se apropiará, además, de la décima parte de vuestros rebaños, y hasta vosotros mismos tendréis que servirle. Y el día en que os quejéis por causa del rey que hayáis escogido, el Señor no os hará caso.
    Pero el pueblo, sin tener en cuenta la advertencia de Samuel, respondió:
    –No importa. Queremos tener rey para ser como las demás naciones, y para que reine sobre nosotros y nos gobierne y dirija en la guerra.
    Después de escuchar Samuel las palabras del pueblo, se las repitió al Señor, y el Señor le respondió:
    –Atiende su petición y nómbrales un rey.

  • 24. dAvid  |  13 noviembre 2009 en 1:17

    Que momento!

  • 25. Mishíguene kop  |  13 noviembre 2009 en 12:17

    Tomás Abraham escribió hace un tiempo que:

    Un amigo de la filosofía me recordaba los últimos textos de Gianni Vattimo sobre la religión en los que el filósofo italiano rescata la idea de caridad cristiana como el núcleo de una espiritualidad más allá de toda obediencia a la Iglesia, y me preguntaba qué valor universal no litúrgico le veía yo al judaísmo: la culpa le dije, inventamos la moral, es la consecuencia de un Dios invisible, completamos la moral socrática. De la Idea invisible al Dios invisible, resultado: la culpa y la conciencia. El Prócer: Moisés, cuarenta años en el desierto para enseñarnos a esperar.

    En realidad, me parece, y como bien lo hacés notar con tu cita bíblica, el valor universal no litúrgico que el judaísmo le entrega al mundo es una desconfianza congénita en el poder en mano de los hombres, un anarquismo básico que aún aceptando la necesidad de un rey (para ser igual que los demás pueblos), hace que en la práctica no se le tenga la sumisión que se le debe tener. Por eso, a lo largo de su historia, los demás pueblos, la mayoría de ellos barridos por la misma historia, han visto con recelo la libertad de los judíos, que sólo responde, en última instancia, a un ser abstracto y no a un poder concreto, de carne y hueso. Porque los judíos más que la culpa y la conciencia le dieron al mundo la libertad de pensamiento frente al poder de turno y es por eso nunca tuvieron ni Papa ni nada que se le parezca. Pero bueno, por esa libertad se paga un precio alto y es el que vienen pagando los judíos a lo largo de su historia.

  • 26. santiago  |  13 noviembre 2009 en 12:23

    Jodido momento. Desde ahí hasta acá, nunca más nos pudimos sacar los leviatanes de encima. No porque el rey mismo sea siempre un leviatan, sino por el sistema que se crea alrededor. La cobardía en los hombres, disfrazada de astucia u obsecuencia, espectáculo horrible de ver.

  • 27. santiago  |  13 noviembre 2009 en 12:52

    respuesta en comentario 13-11 12.23

  • 28. santiago  |  13 noviembre 2009 en 13:39

    Tomas no se equivoca en lo que dice sobre la culpa y la conciencia. Y vos también tenes razón. Pasa que hay dos momentos. Si vos seguís la historia desde ese momento de la cita vas a ver que existe la otra transformación en la conciencia después de la que genero Moisés. Después del ungimiento de Saul y después David, el hombre consigue la total libertad en su individuación, pero no por responsabilidad. Los reyes había veces que le erraban feo como le paso a Saúl y después el conocido caso de David y Betsabe y el profeta Natan. El fruto de esa mujer de David, Betsabe, es Salomón, que siendo rey, codicia los dioses de sus mujeres extranjeras. Cae en la apostasía.
    Después del error de Salomón de adorar dioses extranjeros, y a partir de este, la dinastía terrena, real judía, se aleja de la verdad del Dios vivo.
    Desde este problema que cometió el pueblo elegido, los pueblos de la tierra no nos libramos más de esos dragones, “leviatanes” que incorporo Salomón dentro del “templo humano-mundano”, de la ley externa y general del mundo. Una vez que Salomón adora falsos dioses todo el pueblo cae en un gran desorden.
    Pero aparece Elías, y acá empieza la verdadera libertad, y ya no se cae en la astucia u obsecuencia para con el poder de turno. Elías enseñorea su espíritu hacia Yahvé, después de la apostasía generalizada en la que había caído el pueblo, a causa de la falta de su rey Salomon, Elías era el único profeta de Yahvé que quedaba. Después de degollar a los profetas de baal Elías empieza a ser perseguido por jezabel, la reina bruja, y Elías “tuvo miedo y escapo para salvar su vida” hasta que cansado, se acuesta debajo de una retama y desea la muerte. Elías da muestra de toda su nobleza comprende muy bien que es mas importante gobernar su espíritu, ser “rey” es “ser rey” del templo de su propio cuerpo, ser rey para tener justicia y paz en su alma, no es ser rey para gloria y vanidad del mundo, vendiéndose al mundo, esclavizándose a el, a lo que la moda pasajera del mundo ordena, no, Elías entiende que la grandeza de Dios el hombre no la puede definir en un templo, se trata de otra cosa, se trata de Espíritu,(ver dialogo de Jesús con samaritana: Juan 4, 1-42). Elías entiende lo que es la libertad.
    Y Elías se da cuenta de esto porque esta nobleza o gracia de Elías para con el y su familia, prefiere morir y terminar su sangre antes que perder la verdadera libertad viviendo en un mundo falso, apostasiado. Una nobleza como la de Abraham, como la de Maria. . “Tenía tal deseo de morirse, que dijo: “¡Basta ya, Señor! ¡Quítame la vida, pues yo no soy mejor que mis padres!” Es la frase de Elías bajo la encima.

  • 29. santiago  |  13 noviembre 2009 en 13:59

    Sigo y termino acá. Esa profunda libertad espiritual de Elías hace que el ángel del Señor se conmueva y crea en Elías, baja, se le aparece, y le dice que debe seguir su camino. Elías camina de nuevo, como moisés, hasta llegar al Horeb, la misma montaña donde Moisés había recibido las tablas de la ley.
    Con esta acción, Elías, muere a la ley simbólicamente, pues estaba prohibido por la ley de Moisés, bajo pena de muerte para cualquier ser viviente, caminar por esa montaña.
    Elías trasciende la ley, empieza a caminar sobre ella, sabe que en esa montaña, por esa ley, nadie se iba a animar a buscarlo y camina por la montaña, pero en lugar de subir a la cima, Elías sigue desolado, se mete en una cueva y el Señor le dice: “¿que haces aquí Elías?” lo hace “salir fuera” de la cueva.
    Una vez que Elías reconoce como se manifiesta el espíritu de Yahvé, vuelve a su país.
    Como cuando el pasaje de los evangelios que Jesús habla con los negociantes del templo (Juan 2,19), Elías aprende que el único “templo” de la verdad para el Dios vivo es su propio cuerpo, su propia carne.
    Jezabeel, la reina fornicaria que buscaba matar a Elías, el cuerpo de Jezabel, luego de ser arrojado, es aplastado “por los caballos”.
    Elías, el cuerpo de Elías es arrebatado por un “carro con caballos de fuego” al cielo, y tres cuartas partes del espíritu de Elías quedan para su sucesor Eliseo.(2 reyes 2, 1-18)
    El papado y la estructura clerical aunque a veces los hombres en la historia lo llevaron a eso, repito, el papado, no tiene que ver con algo que quiere perpetuarse o ser para siempre así, sino que esta a la espera de algo. Toda esa jerarquía terrena es como si fuera un regalo para que los hombres no se dispersen, y no solo la detentación de un poder real. Mas bien es una especie de necesidad humana.
    Jesús llama a pedro –la piedra de la iglesia, el primer papa- satanas¨.
    …Pero Jesús se volvió a Pedro y le dijo: “¡Retírate, ve detrás de mí, Satanás! Tú eres para mí una piedra de tropiezo, porque tus pensamientos no son los de Dios, sino los de los hombres”.(Mt. 16,23)

    saludos Mishíguene kop.

  • 30. Tomás Abraham  |  13 noviembre 2009 en 14:24

    gracias santiago por estas historias

  • 31. santiago  |  13 noviembre 2009 en 15:02

    Gracias a usted por permitir la expresión. Y lo quiero felicitar por el ensayo de EL MURO. Tan bueno que sentiría impropio hacer un comentario. Con solo leerlo queda tanto para pensar que lo deja a uno mudo.

  • 32. santiago  |  13 noviembre 2009 en 16:14

    No se si usted fue irónico, mi comentario no lo fue. Y tampoco fui obsecuente como podría pensar alguien que no tenga educación sana. Solo creí que lo que ayer leí escrito por usted sobre sartre y toda esa rosca (no se si hay otro por ahí. Sartre siempre me pareció mejor escritor que filosofo.), es tan bueno que me dejo sin palabras. Y merecía mi modesta felicitación, se lo quería decir.
    me rajo.
    Saludos.

  • 33. Tomás Abraham  |  13 noviembre 2009 en 16:38

    santiago
    no entiendo si te dirigís a mi. ¿ironía?
    mi agradecimiento por tu comentario fue sincero. el pseudo imbécil que usa mi nombre volvió a escena y ya borré sus comentarios. el mío va con mi cara.
    no puedo entender que hayas intrepetado mis palabras así. lo lamento.

  • 34. santiago  |  13 noviembre 2009 en 19:23

    Mil disculpas por haberlo malinterpretado, no estaba seguro. Y creo que si, me confundí por los comentarios que hace ese personaje, como a usted no lo conozco personalmente, no conozco su humor, esos comentarios que aparecen a veces capaz me desorientan un poco. Ahora ya se como distinguirlos bien. Perdón si lo ofendió mi malinterpretacion sobre usted. Y que bueno que le gusto la interpretación de esas historias. Muchas gracias por decírmelo.
    Sinceros saludos.

  • 35. Alfonso  |  13 noviembre 2009 en 20:25

    Gvictor: pude ir estudiando el articulo que propusiste, es tal cual nuestro pais…Lastima que este trabajo es funcional, o le da la razon en cierto sentido a la postura pesimista de Tomás Abraham…
    Tomás: excelente tu nota como siempre, UN ABRAZO CHAU.!

  • 36. Diógenes  |  13 noviembre 2009 en 23:41

    Seguimos construyendo un nuevo sistema (o lo impone la corporation politica) institucional, propio de las polis no mal educadas sino sin educación y es ese juzgamiento permanente y maníaco que la sociedad y la opinión pública ha adquirido de reclamar a los funcionarios simprlemente sus actos. Y esas actitudes se pierden por los caminos surrealistas sin rumbo determiado. Es por eso que tenemos razón al creer que en cada nuevo momento asistimos a la desaparición de las últimas huellas del Paraíso K. Por eso a estos cambios que ya están instalados los funcionarios de turno aprovechan todas las trampitas que el sistema sigue dando y así la corporation sobrevive. Mientras tanto, la sociedad busca respuestas. La solución siempre es la misma.

  • 37. santiago  |  14 noviembre 2009 en 13:57

    Recién releí eso que escribí y vi que puse primero retama y después encina cuando me referí al árbol donde se echo Elías a morir. Es una retama el arbolito donde descansa Elías. Me confundí. una encina creo, es donde Jonás se echa a descansar. Buen libro ese de Jonás.


Archivos

Categorías

Comentarios recientes

Alejandro A en Bitácora 97
Alejandro A en Bitácora 97
marlaw en Bitácora 99
r .nadaud en Bitácora 95
Marcelo Grynberg en Bitácora 95

Calendario

noviembre 2009
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

A %d blogueros les gusta esto: