¿cuánto empleo general el campo? por esteban hernández

13 septiembre 2009 at 21:08 27 comentarios

 

 

 Adjunto este trabajo ya que creo que puede interesar a quienes opinan sobre el tema.

  ¿Cuánto empleo genera el campo?

 Escribe Esteban Hernández (*)

 

Determinar el impacto de la actividad del campo en el mercado laboral es central para diseñar políticas estratégicas ante la crisis, más allá de la caracterización que cada lector tenga sobre la crisis política y económica que se desató a partir del 11 de marzo de 2008 por las retenciones. El Sindicato de Peones rurales, por ejemplo, es el que más afiliados tiene en el país.

 

Es un preconcepto arraigado que el campo no genera empleo. Los argumentos más comunes que intentan fundamentarlo son contradictorios: la mecanización y el exceso de tecnología redujeron –se dice- el empleo en actividades rurales,  también se sospecha que un grupo de  terratenientes pretende tener tierras sub ocupadas porque no quiere invertir, lo que en definitiva los transforma en rentistas parasitarios que con su actitud egoísta generan atraso, letargo y poco empleo.

Pero en vez de discutir sobre paradigmas y visiones que pueden cambiar a lo largo de la historia y aún en períodos cortos debido a los avances tecnológicos, sería preferible buscar datos cuantitativos de fuentes inobjetables

Los números de los organismos del estado son muchas veces cuestionados, pero para el objeto de este artículo sirven como base. Justamente esos datos oficiales de ANSES, INDEC y el Ministerio de Economía de la Nación, servirían para demostrar que, el gobierno debería ser más cuidadoso con su discurso y con las políticas que desarrolle respecto del agro.

La primera sorpresa: el sindicato UATRE de peones rurales es el gremio con más afiliados de la República Argentina. Unos 700.000 trabajadores están inscriptos al sistema nacional de empleo y además afiliados al sindicato. Con la mitad de afiliados, que, obviamente trabajan “en blanco” le sigue el más numeroso de los sindicatos industriales, el de la Construcción

Se puede argumentar que en la construcción mucha gente trabaja en negro y mucha menos se afilia, pero este concepto corre de igual manera para los peones rurales, es decir, trabajo en negro y bajo porcentaje de afiliación.

Además, según el Ministerio de economía, para el año 2007, existían  17.047.000 de puestos de trabajo en el país, de este total, el sector agrario genero 1.275.000(8% del total), y  el sector manufacturero 2.204.000(13% del total). La minería 74.000(0,50%) y la pesca solo 24.000(0,20%).

 Sigamos. Según el censo Nacional 2001 del INDEC sólo el 11 %, de la población argentina es rural, el resto es urbana. El dato se basa en que comunas como Helvecia,

 

 

 

 

 

 

San justo, Chovet, San Jorge, Las Parejas o Vera, por tener más de 2.000 habitantes, son consideradas poblaciones urbanas.

Estas estadísticas oficiales se basan  los criterios técnicos de  alrededor de 1875, copiados de los sistemas franceses de aquella época.

Desde entonces, en Francia se modificaron dos veces los métodos de conteo, sobre todo en el criterio de  relación y análisis de datos estadísticos de poblaciones rurales.

Después se produjo un tercer proceso, cuando se unificaron los criterios estadísticos entre los países miembros de la Unión Europea.  En este momento se esta discutiendo un nuevo sistema. Un trabajo realizado en nuestro país por el Ministerio de Economía de la Nación en 2008,  y otros anteriores, proponen enfáticamente afinar las metodologías.

A modo de ejemplo: si se pasara a considerar población rural la que habita en localidades de menos de 20.000 habitantes, nuestra provincia tendría el 33,08 % de  población  rural,  Entre Ríos el 40,33%, Córdoba el 31,77%, y el país pasaría al 23,46%.

 

 

CADENAS DE VALOR

 

Otro concepto central que debe ser revisado es el de cadena de valor. Desde la década del 80, tanto en las teorías  económica, sociológica y de gestión de recursos, se incorporó el concepto de cadenas de valor. El razonamiento analiza las relaciones de insumo y producción entre distintos sectores de la economía, basándose en los aportes técnicos desarrollados por el Premio Nóbel de Economía Wassily Leontief, quien a través de lo que se llama la matriz de insumo-producto explica en forma numérica  las múltiples relaciones entre distintos sectores de la economía en un momento dado.

Este criterio, aceptado en toda la teoría y la práctica de gestión, y las nuevas pautas estadísticas de análisis de lo rural y de sus cadenas asociadas, dan como resultado, por ejemplo, en Francia, que más del 40% del empleo se genera alrededor de las cadenas agroindustriales. Un dato no menor: estos puestos de trabajo son de gran calidad y hacen a la base socioeconómica y cultural del pueblo francés.

El análisis por cadena de valor es uno de los elementos de análisis fundamental para que los franceses hayan decidido subsidiar a los productores, por ser la parte de la cadena más vulnerable, pero que sin la cual el resto de los eslabones agroindustriales, no podrían existir, crecer y desarrollarse.

La cadena Láctea Francesa, tiene un enorme y ejemplar desarrollo, pero no puede existir si no hay tamberos ordeñando en los campos. Pese a que ellos son una parte muy menor

 

 

 

 

 

 

 

 

de los empleos y facturación de la cadena, son quienes permiten definirla como cadena agroindustrial, porque son nada menos que su origen.

En Argentina existen los datos de la matriz de insumo-producto  en la producción nacional. Son, actualizados periódicamente por el INDEC y armados por técnicos del Ministerio de Economía. La información está elaborada con observaciones estadísticas de 1997, dado que la del 2005 no está terminada. Con esa base, la Fundación Producir Conservando encargó a docentes de las Universidades de Buenos Aires, San Andrés y otras, coordinados por Juan Llach, un análisis del empleo de las cadenas agroindustriales de nuestro país. Allí se demuestra en base a los datos públicos, que estas cadenas generan el 34% del empleo total del  país, es decir unos 4.500.000 de empleos, que producen más del 40% del PBI Nacional

 

 

CADENAS DE MALA INFORMACIÓN

 

A pesar de todo, en nuestro país, muchos  académicos y entes estadísticos siguen utilizando el concepto de sector primario, secundario y terciario. La división se correspondería con las actividades de extracción, industria y servicios respectivamente: otro criterio del siglo XIX para analizar la actividad económica. Bajo la óptica de ese enfoque anacrónico, el sector primario de la economía, solo genera el 10% del PBI a valores corrientes.

Esta obsolescencia de pensamiento hace que se incluya, por ejemplo, a los miles de veterinarios e ingenieros agrónomos, como trabajadores del sector de servicios, y no del  campo. Lo mismo pasa con los investigadores y extensionistas del INTA, o los 20.000 empleados que trabajan en las consignatarias de hacienda. Los obreros de frigoríficos, por su parte, pertenecerían al sector secundario, el de la industria, y así sucesivamente.

En el siglo XIX los carreros que sacaban la cosecha del campo y llevaban los insumos eran peones rurales del sector primario; hoy, para las estadísticas, los camioneros son del sector de servicio. Si aplicamos un análisis basado en las cadenas de valor no se puede perder de vista que el 80% del movimiento de cargas argentino se origina para  y por el sector agroindustrial.

Las metodologías estadísticas y de análisis económico que en los ambientes técnicos ya no aceptan discusión, no son usadas para definir cuadros de situación ni estrategias desde el ámbito oficial. Y están llevando a nuestra sociedad a conclusiones distorsionadas que afectan a todos los habitantes del país.

Por eso, es imprescindible que se modernicen los criterios de recolección y clasificación censales.

 

 

 

 

 

 

 

Es una tarea que clarificara y ayudara a la discusión de las cuestiones sectoriales con una mirada integradora, lo que redundara en una mejora de la calidad del diálogo social fundamental para la construcción de políticas estratégicas realmente nacionales.

 

(*) Esteban Hernández es  Presidente de la Fundación Apertura

 

Fuentes:

ANSSES, sistema unificado de empleos; INDEC, Censo nacional 2001; Ministerio de Economía de la Nación: revisión del concepto de ruralidad en la Argentina y alternativas posibles para su redefinición; año 2007, Matriz de insumo producto argentina año 1997; Fundación Producir Conservando, Generación de empleo en la cadena agroindustrial argentina, Juan Llach y otros.

http://www.mecon.gov.ar/secpro/dir_cn/ingreso; http://www.mecon.gov.ar/secpro/dir_cn/prensa_y_difusion/13feb09/13feb09trim.htm

www.renatre.org.ar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fundación Apertura

Sarmiento 819 Piso 11 – Tel. / Fax 0341.4470922 – 155-150.892

(2000)  Rosario – Santa Fe-

http://www.fundacion-apertura.com.ar      .     info@fundacion-apertura.com.ar

 

 

Anuncios

Entry filed under: General.

lo imposible y lo real ( perfil 12/9/09) Sloterdijk y El Post-Pesimismo por Leonardo Sacco.

27 comentarios

  • 1. ernesto  |  14 septiembre 2009 en 10:46

    Buen trabajo pero tal vez no haya hecho incapié en el hecho que la rentabilidad del campo o sea la capaciad de consumo del productor está directamente relacionado con la generaciópn de empleo en el interior. Si los 30 mil millones de dólares de retenciones en estos 5 años se hubieran dejado en manos de quienes lo produjeron se hubieran invertido en sus lugares de origen en un 60% y el resto en otras partes del país. Tal cosa hubiese sido una verdadera distribución del ingreso y no la artificial (y en estos 5 años dirigida con fines demagogos y electoralistas) que maneja el estado o, mejor dicho, el gobierno. Existen datos concretos de que estos manejos “redistributivos del ingreso”, las retenciones, coincidieron con una fuerte expulsión de mano de obra del interior y su radicación consecuente en el conurbano bonaerense y otros bolsones de pobreza obligada.

  • 2. gracia doming  |  14 septiembre 2009 en 17:26

    Al Inicio de los ’90, el gobierno de la època tuvo que destejer la cadena de subsidios cruzados y retenciones hasta liberar la economìa; despuès del 2001, con la pesificaciòn asimètrica se establecieron nuevamente con la voluntad de contribuìr desde el campo al paìs, cosa que fue promocionada por el kirchenerismo como salvaguarda de su plan y comienza la apropiaciòn de la màquina de guerra. los gobierno democràticos no permitieron establecer un concepto del standar de paìs, ni censo ni estadìsticas son tomadas como obligaciòn institucional porque nunca han querido dar pautas reales hasta llegar a crear las mentiras a medida de instinto degradado de la sociedad que las acepta.
    Acabo de recibir la factura de Camuzzi y trae un informaciòn adjunta que el enargas dispone que ello la envìen, en la cual poir un consumo de $ 233.- equiv. a 670m3__
    corresponde en los paìses limitrofes un costo de
    $5.209,39 – San Pablo- Brasil
    $6.694.- Rio de Janeiro
    $1.492.- Montevideo
    $ 2.600.- Santiago -Chile.

    Como vemos las mentiras son tan groseras que se les viene
    en contra porque por lo visto los sueldos de ellos representan
    una infinidad proporcional con los nuestros.

    No los canso màs pero les digo que en pueblos de Bs As
    de 1500 hab. estàn viviendo del trueque al igual que en 2001.
    Ellos se sacrificaron por el pais resignando ingresos que tenìan por màs de una dècada y ahora son los primeros en sufrir las consecuencias de la apropiaciòn obsena y dilapidada en ocho años.

  • 3. gracia doming  |  14 septiembre 2009 en 17:35

    Peelita sobre cadena de valor publicada en blog abueloeconomico.
    Impuestazo a los celulares: ahora entiendo.

    Ni lerdos ni perezosos los maiceros se avivaron y para evitar las retenciones se propusieron avanzar en la cadena de valor hasta llegar a la fabricación de un bioplástico a partir del maíz que reemplaza el uso de PVC.

    What’s Green, Made of Corn and Has Buttons? se pregunta el NYTimes, nota que levanta La Nación, y dan cuenta de un celular de última tecnología (teclado qwerty, GPS, cámara de 2 megapixeles con grabadora de video, etc etc etc), amigable con el medio ambiente al reemplazar PVC con este bioplástico derivado del maíz.

    Ahora ya lo sabemos, los Kirchner en su enemistad expresa contra el sector agropecuario han decidido a ir por todo y ya se adelantaron a la próxima movida de la Mesa ed Enlace, producir los celulares Samsung desde Argentina y así exportar el maíz a “precio lleno”. Por las dudas, el impuestazo ya está pensado 😉

  • 4. josé  |  15 septiembre 2009 en 7:09

    Los sojeros que están al costado de las rutas no son peones,
    por eso pueden quedarse ahí dias y dias sin hacer nada,
    alquilan sus campos a pooles de siembra (fondos de inversión transanacionales, nacionales, bancos, sociedades) y cobran por adelantado, sea cual sea el rinde de la cosecha, o sea, NO HACEN NADA,
    La siembra directa, el glifosato, y los dueños de campo cebados, que les compraban Porsches Cayenne y Audis Quatro a sus hijos para dar la vuelta del perro por Rafaela, están haciendo estragos en la tierra, que al ser devastada con glifosato (que mata TODO menos la soja transgénica), se desertifica y comienza volarse, como en las zonas en que la pampa húmeda se torna desierto, (pan para hoy, hambre para mañana)
    sumado esto a la desforestación indiscriminada, especialmente en Salta, flora y fauna simplemente desaparecen,
    El glifosato contamina las napas y los cursos de agua.
    Me desconciertan los que todabia creen en la teoria del derrame, no mientan mas, los dueños se cebaron con la plata dulce y pensaron que se iban a hacer multimillonarios en tres años,
    les tocaron el abultado bolsillo, y pararon todo.
    Los responsables del parate del campo, y la caida de la actividad en los pueblos, son los que endulzados con el dinero facil patearon el tablero en abril de 2008, dicen, les vamos a hacer sentir quien es el que manda, el dueño, el patron de la estancia. Hablaban de expropiación, de reforma agraria encubierta, y tienen razón, y en buena hora que así sea.
    Poder, lucha de poder.
    Y la corto porque ya paresco el antónimo de De Angeli, que no es precisamente D Elia.
    Una última cosa, aguante Tradición, Familia y Propiedad ! y larga vida a Texas, Tennessee, la Confederación y el General Lee.

  • 5. Damian  |  15 septiembre 2009 en 18:36

    Los datos expuestos por el Sr. Fernández no aportan nada, le faltó agregar entre otras cosas que los salarios de los trabajadores agrarios son los mas bajos del mercado laboral, a la matriz insumo producto que no todos comen lo suficiente ,a la cadena de valor, en que invierte las ganancias el sector mas allá de lo primario, que es un misterio y decir que todo tiene que ver con todo.
    Salir de la estructura feudal requiere políticas que el estado no genera y al gobierno no le interesa o no sabe como articularlas, porque el afán recaudatorio lo enceguece .Sin embargo las últimas medidas tomadas por la presidente, banderas del agro en el conflicto, fueron negadas por Buzzi y el interés negociador también es negado por la mesa de enlace, que no quiere ni sentarse a dialogar. Un espejo invertido del año pasado donde prima la no política, o sea la ideología.
    A gracia doming, hay agencias Audi que ofrecen automóviles por toneladas de granos, parece que cada uno troca lo que puede.

  • 6. Murdock0  |  16 septiembre 2009 en 10:15

    Excelente trabajo. En definitiva, se concluye que el sector del campo es de los más dinámicos de la economía de la Argentina y que si se lo maltrata perdemos todos. No es de extrañar que este gobierno se siga guiando con criterios del siglo XIX a ellos les conviene para permanecer en su actitud resentida y poder hacer caja. Yo creo que en este momento estamos siendo gobernados por una secta de dementes.

  • 7. ernesto  |  16 septiembre 2009 en 10:38

    Una aclaración sobre los pools de siembra: en su inmensa mayoría están compuestos por asociaciones de pequeños productores, profesionales del medio, comerciantes y demás fuerzas vivas. Generalmente son muchos con aportes pequeños o medianos y no grandes capitales o capitalistas que si bien los hay no son la mayoría.
    Sobre la sojización y sus posibles elementos contaminantes e impacto sobre el medio ambiente es claro que además de ser una exageración no significarían nada frente a la extracción y uso del petróleo ¿acaso si fuéramos una nación petrolera deberíamos renunciar a explotarlo? Los argentinos son realmente incongruente ya que rápidamente se prestan a cualquier cosa que atente contra los intereses del país o sea del pueblo que es en definitiva el destinatario de las riquezas que se produzcan (aunque los “progres” tengan ideas “particulares” o, mejor expresado, delirantes, sobre como se hace para distribuir las riquezas olvidando que para distribuirlas primero hace falta producirlas y para producirlas hacen falta los incentivos necesarios que no son precisamente la injerencia del estado en la economía.)

  • 8. Murdock0  |  16 septiembre 2009 en 10:38

    Este gobierno fomenta la siembra de soja.

  • 9. aquiles M  |  16 septiembre 2009 en 11:20

    Damián:
    Me parece a mí, o estás ejerciendo la defensa de un gobierno que volcó la economía del país por un capricho imbécil?
    El salario mínimo está en menos de 1.500 pesos al mes.
    Cuanto es el salario de los peones rurales ?

  • 10. Carlos R.  |  16 septiembre 2009 en 15:44

    Ernesto:
    Por supuesto que hay que extraer petroleo y practicar la minería. Pero tené en cuenta que hoy en día, para estas actividades se exigen estudios de impacto ambiental y planes de gestión que abarcan desde el medio ambiente natural, hasta el patrimonio cultural y las condiciones socioeconómicas locales. Estos planes deben ser aprovados y fiscalizados por unidades de aplicación y cumplir con normas internacionales, con el objetivo de lograr un desarrollo sustentable (i.e. que no perjudique a las futuras generaciones), minimizar el impacto negativo y maximizar el positivo. Incluso, estas actividades deben impedirse si no es posible realizarlas con los medios adecuados (como ocurre con la minería, donde si los yacimientos no son tan rentables como La Alumbrera o Agua Rica, se implementan tecnologías más baratas y contaminantes).
    Una política similar es necesaria para los emprendimientos agrícolas por que las nuevas tecnologías pueden hacer rentables tierras marginales, lo que lleva a la destrucción de selvas, pérdida de biodiversidad, etcétera. E incluso estos beneficios pueden ser solo de unos años, y al precio de crear desiertos.

  • 11. Damian  |  16 septiembre 2009 en 17:05

    Aquiles, el peón rural es un trabajador oculto, sujeto a su ignorancia y a la idiosincrasia del empleador como ningún otro gremio, no voy a describir una realidad que supongo conocés. Su salario es incierto, las variantes en forma de sueldo que uno pueda imaginar son posibles, y la evasión una constante.
    No hago ninguna defensa del gobierno, solo trato de discernir las decisiones políticas, y algunos signos que andan dando vuelta, por ejemplo una pegatina en S.Isidro en relación a la presidente que me produjo mucha gracia: Cristina, mentirosa, montonera y grasa.

  • 12. Tess  |  16 septiembre 2009 en 19:41

    Un poco más de información para el que se interese.Salió publicado un trabajo realizado por expertos , convocados por la Comisión Nacional de Investigación sobre Agroquímicos y gestado por el Conicet. Revela que el uso del Glifosato no representa un riesgo para la salud humana y el medio ambiente si se guardan los recaudos necesarios en su aplicación (como todo herbicida)Es decir que el producto no se bio-acumula y además concluyeron que no hay vestigios de Glifosato en la harina ni en el aceite de soja.El trabajo está realizado no sólo a nivel nacional sino tambien con investigaciones científicas internacionales.Los industriales que fabrican Glifosato y otros herbicidas están exportando el producto a países con políticas medio ambientales serias.El cuestionamiento sobre su uso es fronteras adentro,responde más a una ideología que a una opinión con aval científico.

  • 13. cecilia  |  16 septiembre 2009 en 20:33

    te felicito Jose, estás haciendo el curso acelerado de filo posmo?… empezás con un chorizo de pavadas y terminás con la contraria …

  • 14. Carlos R.  |  16 septiembre 2009 en 20:50

    Tess: el glifosato es de hecho uno de los herbicida menos nocivos (aunque por cierto no se usa solo, sino con otros químicos). La investigación de Carrasco sin embargo es seria, pero de hecho cabe agregar que cualquier químico que actúe sobre un embrion tiene efectos deletereos (empezando por las bebidas alcoholicas). La pregunta es bajo que condiciones puede darse que un embrión humano se vea expuesto, ver si esto ocurre realmente en algún lado, y tomar medidas para que no ocurra más.

  • 15. josé  |  16 septiembre 2009 en 22:28

    todo ser vivo desarrolla tolerancia a los químicos a los que es expuesto, eso está pasando con el glifosato,
    cualquier productor sabe que las cantidades que tiene que utilizar son cada vez mayores para lograr el mismo efecto,
    ahí está la peligrosidad del glifosato,
    en youtube hay un documental “el mundo segun monsanto”, que es bastante esclarecedor en ese tema,
    en europa pocos paises permiten el uso de glifosato,
    pero el fundamentalismo anti K hace que algunos/as vean con buenos ojos hasta al cáncer, la estupidez no tiene límite,

    cecilia, ponete las pilas y buscá en el diccionario el significado de la palabra “sarcasmo”, intelectual de maceta.

  • 16. Carlos R.  |  16 septiembre 2009 en 22:52

    José. La seres vivos no desarrollan tolerancia a los químicos, la adaptación ontogénica tiene límites. Sí ejercen una presión selectiva favoreciendo a los descendientes que tengan una mutación que los haga más resistentes, siempre y cuando esa mutación exista de antemano :D. Dejando de lado la aclaración técnica (me salió el maestro ciruela), sí, producir plagas mejor adaptadas es uno de los riesgos de los herbicidas y pesticidas. El problema es que los métodos de eliminación de plagas naturales (como el circulito de plástico alrededor del tallo de la planta) son casi impracticables para cultivos extensivos e intensivos de miles de hectáreas. Pero ahí entra lo que le decía a Ernesto de la gestión ambiental, aunque claro es más facil exigirselo a una minera que a todos los productores de soja del país (por lo que se necesitan estrategias alternativas, como subsidios que beneficien a los productores responsables, sin contar con un trabajo de concientización en serio).
    Yo personalmente no soy anti k y de hecho los voté hasta el 2007, entre otras cosas por sus políticas de ciencia y técnica.

  • 17. cecilia  |  16 septiembre 2009 en 22:55

    y vos buscá la palabra imbécil, FORRO PINCHADO!!!

  • 18. Carlos R.  |  16 septiembre 2009 en 23:06

    Aclaración: los pesticidas son los que ejercen la presión selectiva. Siendo las hiervas y otras alimañas seres vivos con generaciones muy cortas y muchiiisima descendencia, el uso consecutivo de pesticidas durante varios años equivale a una presión selectiva direccional sobre muchas generaciones. Ya alternando el uso, las hierbas con mutaciones que las hacen más resistentes no se verían favorecidas tanto y no aumentaría su proporción en la población correspondiente. Al menos si eso es lo que te preocupa del glifosato

  • 19. Carlos R.  |  16 septiembre 2009 en 23:07

    uh… hierbas… me pasa por escribir apurado…

  • 20. cecilia  |  16 septiembre 2009 en 23:15

    te aclaro porq soy buena, yo soy un sarcasmo
    y no era para vos

  • 21. aquiles m  |  16 septiembre 2009 en 23:51

    Ví la pegatina.
    También, sobre Panamericana y Thames, puedes ver:

    Gracias por el fútbol gratis (camioneros)

    Moyano tiene millones de motivos para apoyar a esta banda, de la es partícipe necesario.

    Hasta donde sé, un peón rural, con comida y otras ayudas, recibe mas dinero que un tipo que trabaja por el sueldo mínimo en el conurbano.

  • 22. cecilia  |  17 septiembre 2009 en 0:00

    esa es la oposición pelotuda y derechosa, especialmente la q el dice montonera… de montonera no tiene un pelo de su p c…. . es la q le hace sl jueguito para q ellos, los boludos, o mejor dicho los vivos oportunistas q los defienden digan q es de izquierda…. si los kaka tienen una suerte.. ellos eligieron esa estrategia y parece q les da bastante resultado en este pais bananero de mierda

  • 23. ernesto  |  17 septiembre 2009 en 14:12

    Carlos: el medio ambiente se cuidará mientras se pueda pero eso no es para siempre: en un par de generaciones habrá 11 mil millones de habitantes -a menos que ocurra algún cataclismo o guerra nuclear- y entonces no sólo a nadie le importará el medio ambiente sino que trataremos de comernos uno a al otro.

  • 24. ernesto  |  17 septiembre 2009 en 14:14

    Un peón rural hoy en día tiene algunas ventajas sobre el obrero común, sobre todo tiene muchas oportunidades de iniciar algo productivo propio.

  • 25. ernesto  |  17 septiembre 2009 en 14:23

    No jodan con el medio ambiente: la realidad es que a los argentinos los está matando el hambre y la miseria y eso es lo que les debe preocupar. Tenemos la posibilidad de llegar a los 200 millones de tn de soja (60 o 70 mil millones de dólares) y el mundo lo demanda; para ello se tienen que ir los absurdos Kirchner y comenzar una política tendiente a ese fin pero no en 2011, falta mucho, se tienen que ir mañana.
    Si nuestros productores logran llegar a ese tonelaje, cosa absolutamente posible, los miles de millones de dólares que entrarían al país harían que el interior creciera explosivamente y se vaciaría el conurbano y los bolsones de miseria por la demanda de mano de obra. ¡Es la soja estúpidos!

  • 26. Carlos R.  |  17 septiembre 2009 en 15:01

    Creo que fue E. Boserup que había calculado en los 60 que de mantenerse el aceleramiento del crecimiento de la población esta iba a llegar a “infinito” a principios del siglo XXI. Y sí, las cuentas le cerraban. ¿Sabés porque no ocurrió? Simple, ninguna población puede sobrepasar la capacidad de carga de su ambiente demasiado, puesto que se vuelve más vulnerable a los efectos de oscilaciones normales del clima sobre su base de recursos.
    Y eso sin contar el efecto de las hambrunas, y la desnutrición cíclica y crónica, que facilitan la propagación de enfermedades al crear hordas de gente inmunodeprimida (a lo que podés agregar el hacinamiento).
    Entonces, el problema es la superpoblación y hay que buscar estrategias para frenarla. No verla solo como un negocio o hacer de cuenta que la ciencia y la técnica van a poder llevar al infinito la productividad de la tierra, porque simplemente no es posible. De hecho, estas explosiones demográficas son el resultado del crecimiento de la productividad agrícola, por lo que no representan una solución al problema, sino que hasta son una de las causas (Y te aclaro, no estoy diciendo que no haya que implementarlas, solo que si no van acompañadas de políticas para frenar el crecimiento de la población, simple y sencillamente no resuelven nada).
    Todo esto no lo digo de romántico ecologista, cosa que por suerte no soy, sino porque actualmente estamos favoreciendo una de las extinciones más importantes de la historia geológica, y si no tenemos mucho cuidado, entre las especies extintas podemos terminar nosotros.

  • 27. josé  |  17 septiembre 2009 en 19:08

    che, pelotudo a cuadros, el que dice ¡es la soja estúpidos! parafraseando a Clinton, se nota que no viste el documental de monsanto, y los daños que puede producir a corto plazo, no solo en el medioambiente sino tambien en la economía, a ver si viajas un poco por el pais, y ves como están transformandolo en un desierto verde, ¡es Monsanto pelotudo!.


Archivos

Categorías

Comentarios recientes

r .nadaud en Bitácora 95
Marcelo Grynberg en Bitácora 95
r .nadaud en Bitácora 97
Aldo en Bitácora 97
Alejandro A en Bitácora 97

Calendario

septiembre 2009
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

A %d blogueros les gusta esto: