Madres & padres (2005)

28 agosto 2009 at 12:52 15 comentarios

 

 

EL SOPAPO

(Encuesta de la Revista sobre la necesidad

y la eficacia de una buena cachetada)

 

Son muchos los que hace años dicen que los padres no le ponen límites a los hijos. Puericultores de varias especialidades, desde psicoanalistas de doscientos la hora a moralistas de televisión y radio, insisten que en nombre de la diosa Juventud y de pedagogías supuestamente modernas,  reina la anarquía y los pibes son los déspotas del hogar.

No es de extrañar entonces que los adolescentes se droguen, las chicas aborten, que las casas alberguen zombis de caja boba y adictos de videogames, y que la ortografía de nuestros hijos provoquen el espanto de los ilustres ciudadanos de la República de las Letras.

Bioy Casares en el Diario de la Guerra del Cerdo presentaba una sociedad en la que se cazaban ancianos, la podemos completar con su contrapartida, Nuevo diario de la guerra a los mamones, en la que se odia y persigue a los jóvenes.

Decir que los jóvenes están totalmente estupidizados ya es un lugar común. Recordar en el Día del Niño que los chicos ya no saben jugar, que no inventan nada, que no salen a la calle, que no saben lo que es una mariposa ni una bolita, y que si no se les aparece una imagen en una pantalla no existe marca alguna en sus mentes vaciadas, es una prédica frecuente. Para no hablar de la cultura del pogo y la del aguante que termina en crímenes colectivos, la de las zapatillas de marca y del rock imbécil sumados a la prostitución bailantera, la de los semianalfabetos que pastan en los claustros para no decir establos de la Universidad pública, y de toda la “ tinellización” de las nuevas generaciones, nos depara un diagnóstico que añora una terapia breve: un buen sopapo dado a tiempo…terminaría con las tribus urbanas.

Por no haber tenido el coraje de darlo, es toda una cultura que ha muerto para dar lugar a sus residuos degenerativos. Bien lo dijo la senadora del PJ, sra Hilda González: cuando era chica y traía una mala nota de la maestra, su padre primero le daba una bofetada y recién después escuchaba sus reclamos sobre la justicia o injusticia de la medida. Primero, entonces, la autoridad.

Ni qué decir que hoy el personal docente está amenazado por padres exaltados que quieren vengar a sus hijos y constituyen con ellos una cofradía que derrumba el sistema escolar, cría cuervos y fabrica piqueteros de clase media.

Hay países del primer mundo con una legislación que le da al niño el derecho de denunciar a sus padres.  Los famosos derechos del niño pertenecen así a una civilización que decae en la medida en que multiplica los derechos y hace tabla rasa con los deberes. Un padre le mete un puntapié a su niña o le da vuelta la cara a su hijito, y puede verse en problemas legales porque la carne de su carne, la sangre de su sangre, se ha convertido en un delator. Un enemigo en casa y desde la cuna.

Es sumamente importante y de extrema urgencia detener este proceso de criminalización infantil y adolescente. Debe constituirse una asociación civil o una ONG con todos los padres perseguidos, los terapeutas con coraje, los pedagogos y los letrados aún con principios, los sacerdores de todas las religiones, por todos los tutores aun no pervertidos por la posmodernidad globalizada que difunde descreimiento, escepticismo, nihilismo, y que con una sigla adecuada como S.O.P.A.P.O ( Sociedad Protectora de Adultos Perseguidos  por los Opis) levante la primera barrera de resistencia educativa integral.

Opi designa en lenguaje de la psicodinámica actual a cualquier miembro del grupo de la minoridad temprana, media y tardía que hoy se distribuye en grupos que van desde los 7 a los veintiocho años.

Quizás una  de las primeras medidas a proponer sea la reimplantación de la conscripción, institución que el oportunismo más burdo eliminó, pero esta vez con pasantías de seis meses cada cuatro años desde los doce hasta los veinticinco, y un cambio en la jurisprudencia para bajar la edad de inimputabilidad a los nueve años. No serán medidas suficientes, pero al menos indicarán un cambio.

Entry filed under: General.

PADRES QUE AMAN DEMASIADO (Revista Madres y Padres . 2005) Entrevista con Dr. Hermes Binner

15 comentarios

  • 1. Gustavo Romero  |  28 agosto 2009 a las 14:38

    Querido Tomás:

    Me dijeron los OPIS del colegio secundario que te entrevistaron ayer, que han quedado fascinados por tu máquina de pensar. Quedaron muy sorprendidos.
    Yo quería que ellos vieran un filósofo en acción, en carne y hueso, y gracias a tu generosidad, pudieron verlo.

    Te abrazo, con gratitud siempre

  • 2. ernesto  |  28 agosto 2009 a las 14:45

    Este post es, por lo menos, tan equivocado como la supuesta prédica de los defensores del buen sopapo.
    Es cierto que en la post modernidad se eliminó el castigo y la rigidez a ultranza en la formación y educaciòn de los niños y jóvenes pero también es cierto que no se lo reemplazó con nada.
    También es cierto que el servicio militar es ya cavernario y se remitía a otra clase de necesidades bélicas del país y a otra clase de relaciones internacionales pero también es cierto que no se lo reemplazó con nada en su faz social: disciplinamiento, alfabetización y sentido de la responsabilidad.
    Es cierto que hoy la juventud y su familia goza de mayores garantías para sus derechos pero también es cierto que no se los dotó de mayores responsabilidades frente a la sociedad (el aserto generalizado de “hoy los delincuentes están en la calle y los ciudadanos tras rejas y varias cerraduras”, o los maestros golpeados por sus alumnos, por ejemplo, son una muestra clara de las garantías sin su contra prestación.)
    Los viejos sistemas están abolidos pero ¿cuales son los nuevos? o todo consistía en derogarlos y los destinatarios que se las arreglen como puedan.

  • 3. Mishíguene kop  |  28 agosto 2009 a las 15:35

    Habría que hacerles escuchar Beethoven hasta que llegaran a odiarlo. Ah, no, esa es otra película. Mejor habría que hacerles escuchar Beethoven hasta que llegaran a amarlo. Ah, no, pero esa es también otra película: Al maestro con cariño. Bueno, entonces habría que fundar escuelas libres, romper las instituciones anquilosadas que imparten hoy la educación, abrir la puerta de las instituciones para que entre quien quiera a la hora que quiera, a toda hora, cualquier día del año, de cualquier edad, y que el que quiera aprender algo avance y el que no se quede en su casa fumando un porro. Habría que hacer que el individuo desee aprender y para eso quizás habría que prohibirle la entrada a las escuelas y esconderle los libros para que desee poseer aquello que se le niega. La educación a partir del deseo y no a partir del deber ser.

  • 4. magu  |  28 agosto 2009 a las 16:56

    RIMA DE LOS CHICOS SOPAPEROS

    Muchos chicos son cancheros
    con sus padres, sopaperos
    hacía GASALLA de nena
    como maldita era buena
    manejaba a troche y moche
    y a su padre, cual fantoche

    MUchos chicos hoy insultan
    a los maestros que abultan
    magu llones cual tatuaje
    debe tenerse coraje
    para enseñar en la escuela
    te patean en espuela
    y tenés que quedar quietito
    – mire la hora mi hijito
    ya debe irse al colegio
    mamá pero si acá ando regio
    calentito en mi camita
    vamos mi hijito, penita
    sería tanto ausentismo
    viva con más estoicismo
    que es usted su director
    mi talismán protector
    contra los chicos chiquitos
    si le tiran petarditos
    ud jamás les responda
    a lo sumo, se me esconda
    detrás del mismo escritorio
    brindaremos de jolgorio
    cuando ya usted se jubile
    ahora aguante y enfile
    su meta es la educación

    magù (si, asi nomás)

    me dejé estupefacta lo de bajar la edad a los nueve años.
    Lo de la colimba, habría que poner otro nombre: trabajo comunitario y que haya varias areas voluntarias donde los chicos quieran trabajar: ej: pintar un colegio, reparar cosas, por pasantías

    RELATO EN SERIO DE MINORIDAD:
    Entré por pase de Turismo a MInoridad (asi se decía, que no se me enoje CAMILA)…en agosto del 88.
    Las celadoras que estaban desde los años cincuenta (aún) luego del sesente y del setenta.
    Tenían un modo muy diferente de atender a las chicas internas hasta que llegó la democracia en el 83. Cambiaron normas.
    Ellas contaban que abruptamente se sientieron muy confundidas. Antes si se portaba mal alguna, la dejaban sin postre. Luego, si una le pegaba a la celadora o rompía vidrios o manchaba las sábanas arruinandolas. No sabían que hacer, se quedaban trabadas en la duda.
    Vino nuevo en odres (o alforjas) viejas. no va. Mezclar vino viejo con vino nuevo tampoco. Era mi conclusión (aludiendo a S Juan).
    UN tio mio iba a terapia con toda su flia, el hijito le quiso pegar con un palazo al abuelo y el abuelo se corrió. El tío dijo – lo estás traumatizando al nene (mediados del setenta).
    Mamá venia de una familia siciliana con lombardos, a veces había una cachetada, una palabra (tipo PADRE PADRONE) Y a los abuelos el riguroso “usted”. Al comenzar a analizarse mucho no sabia donde estaba parada. Me decía -te reto pero no sé si retarte. porque no quiero pegarte porque no se debe hacer y me hace mal pero me enoja tanto queeeeeeeeeeeeeeeeeeeee ………………….si. un matete

  • 5. magu  |  28 agosto 2009 a las 17:10

    SOPAPO no
    ni a los chicos por parte de los grandes
    ni a los grandes por parte de los chicos
    ni a los perros y gatos según mi ídolo CÉSAR MILLAN

    Peroooooooooooooooooooooooo….peroooooooo

    SOPAPA si
    la sopapa
    para tapar la boca
    o para DESTAPAR la boca y hacer catarsis

    Soy de julio de 1964 y recuerdo haber visto en 1970, en mi primer grado (ya no había más inferior y superior)…recuerdo haber visto a una nena. lavarse la boca con agua y jabón…por diecir una mala palabra en el colegio (ni sé cual)
    se lavó en presencia de toda la clase.
    ¿alguien fue testigo o partícipe de una experiencia asi?.

    La primer mala palabra que creo haber dicho, recién a los nueve años, fue ..: “boludo”. y aún me siento mal al decirla. La aprendí de unos prmos mayores. No se usaba tanto la mala palabra. Si, ríanse, pero era asi, tampoco en el cine y menos en la telvisión.

  • 6. cecilia  |  28 agosto 2009 a las 22:24

    yo casi nunca digo malas palabras (solo cuando me refiero a la kaka), no me gustan

    cuando era chica y me mandaba alguna travesura, mi mamá preguntaba, Cecilia, quién hizo esto?… y yo respondía muy segura y convencida, fue Martita… Martita era un personaje imaginario q había inventado, q hacía todo lo malo, pero yo estaba convencida q era real…

  • 7. Diego V  |  28 agosto 2009 a las 22:39

    Sería oportuno poder aclarar (para organizar esta situación): Todos, en realidad, inventan limitaciones.

  • 8. magu  |  29 agosto 2009 a las 5:05

    Rima ANHELO DE GRANDES PARA CHICOS

    ¿ Fue la educación de antaño
    Algo bueno o hizo daño ¿
    En terapia había una etapa
    De desclavarse la estaca
    Lo que sopapo tapaba
    La sopapa destapaba
    El analista cobraba
    Mostrando huella marcada
    Ahora en un gran cambio estamos
    Quizás rumbo no encontramos
    O con tantos, nos mareamos
    Jóvenes en su presente
    Es el tema más urgente
    A los chicos yo les digo
    Que me escuchen esto, pido
    De aprender sientan deseo
    Más que de opio y de Morfeo
    Anhelen siempre la paz
    Toda entera y doble faz
    A sus padres bien los traten
    A los viejitos no maten
    A sus docentes respeten
    Y sus estudios completen
    Pongan luz donde haya anomia
    Con más ganas que una momia
    Que miren en la esperanza
    Un fervor que todo alcanza
    ¡basta ya de la añoranza ¡
    Nueva era, otra enseñanza
    Grandes, chicos y medianos
    Lungos, standars, y enanos
    Activén chacras en manos
    Y estarán vivos y sanos
    El cruel a querer resiste
    Y en odiar solo persiste
    A lo bueno, mal embiste
    El AMOR TOTAL existe
    TODO ES UNO, en tal consiste

  • 9. Gustavo Romero  |  1 septiembre 2009 a las 14:33

    Cortina musical para el contra-sopapo:

  • 10. magutrench  |  1 septiembre 2009 a las 16:29

    Gustavo:
    es buena…SOPAPOS Y SOPAPAS. Marcha anti sopa (PIPO PESCADOR) o anti papas.
    no, hablando en serio, es buena

  • 11. Isabel  |  2 septiembre 2009 a las 11:03

    Estoy a favor de un buen sopapo dado a tiempo.
    La prostitucion esta en los boliches de Palermo, Costa salguero, fiestas electrónicas -creamfields-con pastillas que estimulan (y que parece que ningún periodista sabe y dicen: que sanos los chicos de ahora que toman agua…) (digo: no esta sólo en las bailantas).
    Educación y disciplina para padres e hijos, porque les usurparon el cerebro. Quienes: los medios de comunicación en todas sus formas…y otras cosas que ya nombras. Y los políticos cómplices, o tampoco saben? No son “gobernantes”?
    PD: Creamfields significa :campos de crema, quiere decir: pastillas color crema, que contienen la famosa efedrina etc..
    salud!

  • 12. Isabel  |  2 septiembre 2009 a las 11:27

    No me parece bien bajar la edad de inimputabilidad a los nueve años. Sería un error horror mayor…

  • 13. ernesto  |  2 septiembre 2009 a las 14:36

    Mishíngene: Lo de “la educación para quien lo desee” me parece un sofisma práctico de iniligualable simplicidad. La formación de un niño -un ente virgen y en blanco- está en manos de sus padres, el estado y la sociedad. Yendo a una exageración necesaria te podría decir que un niño criado por alguna x circunstancia sin contacto con otros humanos ni siquiera aprendería a caminar erguido.
    La letra con sangre entra es un viejo aserto seguramente hoy cavernario, sin embargo no ha sido reemplazado con otro sistema eficiente y personalmente dudo que siquiera exista. Lo mismo con la oportuna cachetada.
    No es un secreto para nadie que hoy la familia y el estado está ausente en la formación y educación del niño ¿es la T V y la cibernética un buen reemplazo? Creo que no, creo que sólo han reemplazado otro tipo de juegos y entrenimientos, la formación y la educación están en la orfandad.
    Por último hacer la educación entretenida es un viejo sueño pero como sueño es surrealista; pretender que todos los programas y, fundamentalmente, todos los maestros y profesores puedan hacer su trabajo entretenido y deseable va allá de la lógica. Ni la educación ni la formación pueden depender del carisma, un bien escaso, de quienes la imparten,

  • 14. Mishíguene kop  |  5 septiembre 2009 a las 16:40

    El problema con el sopapo, si se queda en el sopapo, es que la única traza que deja en su camino, aislado en tanto lugar común del disciplinamiento, es la irritación. El cachete rojo no enseña a pensar ni a disfrutar del pensamiento. El sopapo no es sopa y más bien es mucho papo. A cierta edad un buen sopapo, aislado, puede ser útil. Pero siempre que vaya acompañado de sopa. El alimento material y espiritual, las ganas de alimentarse, son fundamentales para que la persona en tanto persona (cualquiera sea su edad) desee abrir la boca y masticar. Con sopapa la sopa entra, por supuesto, pero a la fuerza. Y es tragada, de buche; no masticada; no metabolizada. Con sopapo la gente aprende que debe fingir que aprende, para que el disciplinador de turno les haga la caricia consabida, les otorgue el título de buen alumno, con el que en el futuro podrán alimentarse y alimentar a sus hijos, a puro sopapo.
    El gran problema con la educación es la necesidad de universalizarla que tiene la sociedad. Si metés a la fuerza a un grupo de personas que no quieren estar en determinado lugar y los juntás con un grupo que sí quiere estar, lo más probable es que los que no quieren estar boicoteen a los que sí quieren estar. Así salen todos perdiendo. Ganancia cero.
    En el siglo XXI no podemos quedarnos con lo dado. No podemos continuar pensando que se puede educar a la población de la misma manera en que se la vino educando en épocas anteriores. Es una insensatez. La institución educativa tal cual funciona en este momento está anquilosada. Es imposible que un docente pueda impartir determinados conocimientos, cada vez más complejos, a un grupo de individuos que demandan la misma atención que creen recibir de los medios de comunicación. Evidentemente el individuo se deja engañar. Los medios de comunicación fingen un interés por el individuo aislado, se dirigen directamente a su individualidad, pero hablan en general, y cuando particularizan lo hacen en abstracto o a cuenta gotas. Los medios de comunicación le hacen creer al individuo (de la edad que sea) que él es el centro del mundo, que es único y que merece toda la atención. Y el individuo, por más suspicaz que sea, en un punto se lo cree: se cree que el locutor x se dirige a él, que la modelo y lo está seduciendo, que el periodista z le está explicando las cosas a él y sólo a él, para que le queden claritas. El individuo no es tonto y sin embargo en un punto se lo cree. Y después va a la escuela, o a la universidad, y reclama lo mismo de su maestro o profesor. Pero su maestro o profesor no es un ente abstracto e inmaterial que habla, explica, seduce, acciona y reacciona en abstracto. El maestro o profesor también es un individuo, y no puede comportarse como un medio de comunicación. Por lo cual el reclamo de atención desbordada muchas veces lo supera.
    Siendo así, podemos llegar a la conclusión de que algo debe cambiar en nuestras instituciones educativas. Lo primero: el número máximo de alumnos por maestro o profesor (para que estos sean capaces de dar cuenta de los reclamos de atención del individuo). Lo segundo: evitar que el maestro o profesor se transforme él mismo en un ser enajenado, incapaz de gozar de la búsqueda del conocimiento, incapaz de aprender nada fuera de un programa preestablecido. Para esto hace falta cambiar muchas cosas en la relación empleador-empleado. Porque quien imparte conocimiento no es un mero empleado, no es un burócrata más (aunque es tratado como si lo fuera). Si no se entiende esto, no hay salida posible.

  • 15. Isabel  |  6 septiembre 2009 a las 17:12

    Mishíguene kop : lo del diálogo junto a “1” sopapo es obvio, sino no estaríamos disponiendo de nuestro tiempo escribiendo acá…….al menos yo. Y considero que Tomás tampoco.
    No estamos haciendo una apología de la violencia sino todo lo contrario, de la educación.

    Porque sino esto como todo en los medios de comunicación y fuera es autismo. Estamos escribiendo, mirando y leyendo entre sordos y ciegos. En fin…


Archivos

Categorías

Calendario

agosto 2009
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

A %d blogueros les gusta esto: