EL GRAN ESCAPE ( Acerca de la salud)

17 agosto 2009 at 12:11 19 comentarios

 

 Revista la Mujer de mi vida. Ed. 2005

Por el deseo sexual descubrimos el cuerpo de otro. Por las enfermedades descubrimos nuestro cuerpo. No es la muerte del prójimo, que nos descubre la finitud de la existencia, la que nos hace saber que también somos cuerpo. Es por la séptima costilla de la columna vertebral, es por un diagnóstico desafortunado.

Otra posiblidad de percibirnos como cuerpo es la belleza. Lo que significa la edad. La belleza depende de las miradas. Si entramos en un ascensor y sale una joven dama que pasa a nuestro lado sin la menor conciencia de nuestra presencia, también nos damos cuenta de que somos cuerpo por su ausencia. Dije la edad porque es frecuente escuchar a viejos que dicen que se dieron  cuenta de su vejez por que nadie los mira.

Existe la gente fea. Es fea porque en nuestra cultura aparecen así: feos. Es cierto que el modelo de belleza se ha uniformizado. Es linda Dolores Barreiro, es lindo Mariano Martinez, y de ahí la lista de aspirantes a la clonación. Pero nada nuevo aparece bajo el sol, salvo el sol que aparece cada día. En 1830, estaba bien ser pálido con ojos negros. En la época de Rubens, en Flandes triunfaban los rollos rosados. En la Atenas de Pericles lo más sexy eran los muslos de los adolescentes varones.

Hablo, ya lo ven, de cuerpos. Porque la salud tiene que ver con el cuerpo. Hay mucha gente que hace del cuerpo una vidriera. Y eso está muy mal visto por los puritanos, los moralistas, los higienistas y los docentes de Flacso. Gustar, palabra clave de la modernidad tardía. Gustar o no gustar, ése es el dilema. Digamos que no, que no nos interesa gustar, que hicimos del narcisismo algo indigno, inauténtico, un modo vulgar y censurable de relacionarse con el prójimo. Pasa en las clases de yoga. El maestro orientalista nos da una clase de lo que es ser auténtico. Se es verdaderamente uno cuando nos conectamos con nuestro hálito primordial, con el rostro descarnado de la luz interior. El cuerpo es una vía hacia lo abierto…perdone el lector que combine de un modo algo improvisado a Krishnamurti con Heidegger, pero queda bien. Decía que gustar es sencillamente berreta. Poner el culo para afuera, cinturita de junco, meter el abdomen en la espalda, estar pegado contra una pared para que no se nos vea la pelada. Hay que ser valiente, mostrarse tal como somos, quizás haya en el planeta otro ser auténtico que nos valore en nuestra justa medida, para quien valgamos por lo que somos y no por lo que aparentamos. De ahí que es bueno ir a clases colectivas de yoga.

Vivimos en una sociedad de hipocondría generalizada. Los índices del colesterol permitido son cada día más bajos. La gripe se ha convertido en vacuna. Un sistema de amenazas pone en peligro nuestra salud. Pero hay colocar las cosas en su lugar. En el siglo XVII el promedio  de vida era de  25 años, aunque usted  no lo crea. En parte por la gran mortalidad infantil, y en gran parte porque a los 30 ya se era medio viejo. No podemos decir que la medicina no ha alargado la vida. Claro que hay quienes prefiere enarbolar otro estandarte que no es el de la longevidad. Dicen que lo que importa es la calidad de vida más que la cantidad. En realidad, no es así, lo que dicen los románticos es que lo mejor es la intensidad, calidad de vida es un término holístico de la new age globalizada.

Lo que hoy nos dicen los higienistas mediáticos es que la calidad de vida hace a la cantidad. Porque calidad no es intensidad, sino equilibrio. Gracias a la calidad de vida todo el mundo está paranoico ( ver La empresa de vivir, sección 4 ). El otro día un conocido economista propuso en una reunión de notables lo que consideraba que podía ser una vida con calidad en nuestro país si era gobernado por gente seria. Lo resumo para no ser latoso.

Ser cool en Calafate

El ejemplo es el siguiente.

Nuestra casa está a 300 km de Calafate, al borde de un lago. A la mañana cantan los pajaritos, y desde la orilla de enfrente se ven a los bungalows vecinos con sus chimeneas humentantes en medio de la arboleda de arrayanes. Suena la musiquita de nuestro celular y una voz nos apura para estar a la tarde en una importante reunión de negocios en la ciudad de Córdoba. Metemos la notebook en la mochila, y después de darle un beso a Debbie, nuestra esposa, y a Cinthia y Ramiro, nuestros hijos, nos montamos a la Cherokee y en dos horas estamos en el aeropuerto de Calafate. La ruta es soberbia, ha sido construída por un consorcio privado mixto entre la constructora Roggio y una megaempresa china. En el vuelo que sale puntual – es el nuevo contingente de jets 717 Bis de las Líneas Aéreas Cristina ( LAC) – con nuestra notebook, preparamos el informe que presentaremos en la reunión con los importadores de los chivitos ( “cabritos” en cooordobés ) congelados que los productores de la docta quieren comercializar. Durante la tarde cerramos el trato. Puedo volver si quiero para llegar de noche a casa, pero prefiero aceptar la gentil invitación de los Deodoro Roca que tienen un palco para ver a Julio Bocca con el grupo de Ballet Argentino. Me  encanta Cascanueces.

A la mañana siguiente ya estoy de vuelta en casa con Debbie y los chicos.

Bien, terminó este sueño de una Argentina posible si López Murphy fuera presidente y Kovadloff secretario de turismo. Nadie puede decir que si nos tocara en esta vida, o en otra vida – como dice Rolando Hanglin ( Radio Continental todos los días de 9 a 13hs – ser el protagonista de una vida así, que no tenga calidad. No hay monstruos en la laguna. Lo que sí hay es aire puro, celulares y notebooks, cherokees y Debbies, personal de maestranza y de seguridad, vecinos coomo Ted Turner, pajaritos y joggins. . Everybody is cool in Calafate.

Creo que finalmente hay que hacer la pregunta esperada: ¿ cuántos años queremos vivir? No hay que hacer trampa, quiero decir que a esta pregunta no vale agregarle el “ depende cómo”. Nos jugamos o no nos jugamos.El diablo se lleva el alma y nos deja los años, las dos cosas no se pueden tener. A ver, usted, sí usted, ¿ cuánto quiere vivir?  ¿Hasta los 89? Bien, veamos un nuevo ejemplo.

Hace poco salió un reportaje en una revista, no recuerdo cuál, pude haber sido la revista de La Nación  o en  Pronto, un reportaje a Dino Risi, el director de cine que filmó “Il Sorpasso”. Tiene noventa y tantos, bien parado, con un marcapasos, y fuerte de ánimo. Pero dice que está cansado de vivir porque sus amigos están muertos o con alzheimer, y el ruido de sus marcapasos lo escucha cuando se acuesta y sabe que en cualquier momento se detendrá el pulso, que las piernas, etc. La verdad es que no sé si vale la pena vivir tanto. Hago una nueva pregunta: ¿existe el instinto de conservación de la vida? Para los filósofos de la modernidad temprana como Hobbes y Spinoza, sí existe, a la manera del principio de inercia que elaboró Galileo. Queremos vivir, tenemos voluntad de vivir. ¿Pero debe la muerte por eso provocarnos horror? ¿Un salto al vacío, a un otro lado negro y sin suelo? ¿Es la muerte lo que nos angustia o  el momento previo a la muerte?

Esquilo en su tragedia Prometeo, nos cuenta que Zeus tenía diagramado el mundo de los hombres de tal modo en que éstos sabían cuando iban a morir. Sabían la fecha de su desaparición. El Titán Prometeo borra de la mente colectiva ese dato, y desde ese momento ningún ser humano sabrá el momento de su muerte. Ante el temor de que la muerte puede advenir en cualquier momento la gente comienza a cuidarse, a  prevenir, a anticipar el futuro. Con la prevención, Hobbes que interpreta este mito en De Cive ( El ciudadano) afirma que así nace la política. Con el miedo a la muerte no anunciada nos hemos convertido en animales políticos.

Pensar el dolor

Y ahora pasaré a un tópico mucho más complejo. Me refiero al sufrimiento. El sufrimiento es algo de lo que huimos. Nos escapamos del dolor. Desde un cierto punto de vista es lógico ya que nadie pone la mano en el fuego para gozar del calor. No queremos quemarnos. Pero se trata de otra cosa. A veces la vida no nos evita el dolor, y cuando acontece inciamos una estampida para neutralizarlo. No nos quedamos en medio del dolor y vemos qué pasa, qué vemos. Los filósofos antiguos han reflexionado sobre el dolor en sus meditaciones morales. En especial los filósofos estoicos. Nos piden que nos demos cuenta que nuestras afecciones son el resultado de nuestras representaciones. Que no son las cosas la que nos afectan sino nuestras propias secreciones fantasmáticas. Es suficiente entonces con aprender el arte de la manipulación de las representaciones para controlar los afectos. La muerte de un ser querido, la ruina económica, una enfermedad grave, la soledad, se convierten en espejismos debido a una particular tendencia que tenemos en comparar lo que nos depara el azar de la vida – la fortuna – con aquello que deseamos que suceda: el ideal. Nos duele lo que nos falta en la tabla comparativa entre lo que es y lo queremos que sea. No ubicamos el acontecer en un lugar distinto al de los deseos. Eso nos duele, en realidad nos dolemos.

Los estoicos propondrán salir de este atolladero narcisista con una sabiduría que dé cuenta de un orden del mundo en el que todo lo que es deja de ser para volver a ser. Nos aconsejan salir de la línea fugaz y horizontal del deseo para remitirnos a la circularidad de una existencia necesaria, y aceptar La marcial gloria de la aceptación. Spinoza la llamó beatitud.

Es ésta una visión racionalista de la moral y del “cura sui”, el cuidado de sí. Se supone que la fuerza del logos domina las pasiones y las convierte en otra cosa: en una sabiduría. Quizás hoy en día, luego de los descubrimientos freudianos de un inconsciente que actúa trasvestido, que ha mostrado las trampas de las elaboraciones secundarias, y luego de varias exhibiciones fáusticas de la racionalidad, la identificación de la razón con la sabiduría ha sido fisurada. Salvo para los epistemólogos aterrados por el relativismo y las apatías morales.

Pero hay quienes intentan pensar el dolor sin aferrarse a una razón mítica que funciona como el control mental. No recurren a los médicos, no creen en los sedantes, ni se enceguecen con una variada lista de manías. No tienen nombre, aún no entiendo bien lo que piensan. No sé aún si no han inventado un nuevo espejismo. Los escucho. Me interesa que digan que nuestra cultura ha inventado una forma de vivir el tiempo en el que es una carrera que nos lanza a buscar algo que tenemos por delante cuando no hace más que alejarnos de espaldas a lo que no queremos ver. La verdad es que no sé, a veces pienso que se hace lo que se puede.

Anuncios

Entry filed under: General.

¿Existen las ideologías? (Perfil 15/9/09) EL DOLOR DE SER RICO

19 comentarios

  • 1. chilango  |  17 agosto 2009 en 15:29

    TA: no solo los de FLACSO, tambien los de CLACSO aunque debemos decir que los de CEPAL ya cambiaron y si aceptan la vidriera del cuerpo.
    Mira hace dos meses que tengo dolor de oido y los medicos no saben lo que tengo, estoy re ca. Estoy quedando mal ante los mios, esposa, amigos, familiares se me nota en la cara el cagaso, que cara? que te pasa? me preguntan….si solo pudiera estar bien pienso. No me importa mi salud, si mis logros, llegar nada mas. El salto al vacio a los 35 es una cosa a la edad del gran Dino Risi es otra, el cuerpo ordena su propia salida, como esos perros que se va a morir solos.
    La pulsion por sobrevivir y la evitacion del dolor, es una conducta instintiva, no se aprende.
    Cuando veo a Francis Mallman cocinando en la Patagonia o en Uruguay, respirando aire puro, solo veo a un viejo podrido de todo lo que hizo antes y que ahora solo vende hasta su más intimo placer: el cocinar solo ante la naturaleza. Esta mal? que se yo …pero como me gustaria probar lo que cocina!!!!

  • 2. gracia doming  |  17 agosto 2009 en 16:00

    La vida viene de prepo, desde el inicial instante es un torrente indefinido con una conciencia vital autònoma,_ independiente del sujeto_ es el “estar” vivo, las necesidades para la vida, es el “tener”, representan la relaciòn con el otro, a partir de entonces
    las diferencias marcan a los individuos.
    Si en la filosofìa y la polìtica se estudiaran las necesidades de la vida con la mismo enfoque que lo hace la ciencia con respecto a la salud, se conseguirìa una vida adecuada a la especie; es la avidez la que necesita ser sustentable, por ejemplo una persona del conurbano viaja de 4 a 6 horas de para ir y volver al trabajo con jornadas de 8o9 horas viajando en pèsimas condiciones, es la vida marchita, pero su fuerza de trabajo està movilizando tales recursos que si la perdemos todavìa se piensa que se puede reponer, claro en este paìs todos somos descartables porque no tenemos un plan de crecimiento a largo plazo.

  • 3. Damian  |  17 agosto 2009 en 16:15

    Esta luz se irá apagando y a mi cuerpo iré gastando con medida, para llegar con lo poco de hígado que me quede. Puede sorprender, son tantas las posibilidades y tan incierto que es imposible ordenar, algún psicoanalista encontrará la razón del muerto.
    El sufrimiento está en vías de extinción, se muere inconsciente y con el dolor convivimos, la postración corporal o la mental es la calamidad, ahí hay poco para hacer y depende del caso des-aparecer
    Salud

  • 4. cecilia  |  17 agosto 2009 en 16:43

    como q no saben lo q tenés? .. yo no se nada de medicina pero si no te encuentran nada orgánico .. no será stress?.. probá alguna terapia.. no se … algo para relajarte … espero q te mejores

  • 5. magu  |  17 agosto 2009 en 17:41

    Sobre la primera parte de la nota:
    El maestro orientalista nos da una clase de lo que es ser auténtico. Se es verdaderamente uno cuando nos conectamos con nuestro hálito primordial, con el rostro descarnado de la luz interior. El cuerpo es una vía hacia lo abierto…perdone el lector que combine de un modo algo improvisado a Krishnamurti con Heidegger, pero queda bien

    Es cierto, en nuestra cultura “ya están integradas ambas corrientes y quedan bien”, me gusta Krishnamurti.
    /////////////

    Sobre la belleza y el dolor: cuando las dos cosas se funden y se muestran al exterior es cuando el dolor causa aspecto de lo siniestro y espantoso. Hasta hace tres años en el subte veía a una chica joven vendiendo cosas. La cabeza pelada y toda quemada. Muy deforme. De chiquita la veía con su abuela pedir limosna abrazada a un muñequito de El Jorobado de Notre Dame. Debe tner treinta años. Siempre me pregunto si ningún cirujano plástico de algún hospital público o privado por humanidad no se ofreció a operarla. Y tampoco por respeto, le pregunté a ella si necesitba que la acompañaran a una consulta médica por la quemadura.
    Este artículo no se mete con el dictamen de la moda en vestimenta, que es a veces otra tiranía en vez de opciones culturales´-artísticas de vida.
    saludos

  • 6. magu  |  17 agosto 2009 en 18:06

    Existe el institnto de vida y existe el instinto de muerte (del cual algunos tienen gran propensión…manifestado en conductas autodestructivas y en el acto extremo del suicidio que muchas veces no es para escapar de un dolor físico). El institnto de conservación demasiado exacerbado en algunas personas, hace que sean agresivas o destructivas con otras, o con su entorno (aunque se podría llamar “ambición de poderío”…y en lo más siniestro para una novela de género negro: que se saquen órganos de un ser vivo para ponérselo a otro”).

  • 7. gracia doming  |  17 agosto 2009 en 19:44

    Tengo el recuerdo fijo desde el año’92, de 25 dìas en terapia intensiva siempre conciente con una pancreatitis aguda donde el dolor era a reventar pero sin salida por ningùn orificio, tenìa canilla libre para cualquier alivio farmacològico, aprendì a elegir cual era el mejor para pasar quince minutos, no màs, una sòla cosa me calmò fueron las palabras del mèdico que me dijo: Si sales de esto no te vas a acordar del dolor. Es asì que sòlo me acuerdo que me doliò.
    El dolor no lo podemos evocar como tal, esa es una ventaja a favor del tiempo, es verdad que todo lo cura… Y para el que se resiste ” locura”.

  • 8. chilango  |  17 agosto 2009 en 21:36

    Magu no se si hay instinto de muerte tal vez los que tratan o se suicidan quieran representar algo hacia alguien, esto lo digo con mucho respeto porque se lo que duele todo eso, por amigos y gente cercana.
    Pero no se si un organismo tenga instinto de muerte, si se que cuando la presa queda extenuada de tanto uir de su cazador, se le cambia el swicht en la cabeza y pasa de conducta de evasion a defensa y ahi generalmente pierde. Pero no creo sea suicidio.

  • 9. chilango  |  17 agosto 2009 en 21:39

    ya esta, fui al otorrino y dice que tengo el tabique torcido mal, que hay que enderesarlo o que deje de hacer deportes, las dos cosas juntas (tabique torcido y deportes) no!!!
    No se si era la intension del autor dela nota que varios sacarmos nuestras experiencias medicas, pero la verdad es que la nota me cayo justa.
    saludos

  • 10. magu  |  18 agosto 2009 en 10:03

    CHILANGO
    Si lo hay, bueno, al menos Freud lo mencionó. Las conductas autodestructivas están. Es más, hay dos libros para leer: uno EL Malestar de la Cultura que ya te lo mencioné en el post de Encuesta…sobre que es ser Culto”, y otro, no lo recuerdo ya, pero en Más allá del Ppiio del Placer, se habla de la ambivalencia humana. En cuanto a su pulsión que no siempre es sobre vida, bienestar, salud sino que hace cosas que atentan contra si mismo, No serían los deportes de riesgo (más si hay buen arnés y protección) serían modos de vida o prácticas.
    SUICIDIO: Chilango, hasta los animales domésticos se tiran a morir, se dejan morir de tristeza cuando ha fallecido el dueño, o lo han perdido y han perdido la esperanza de recuperarlo.
    Y hasta yo misma me suicidaría si me hubiera tocado una famlia como Los Campanelli, para mi es más digna la muerte que esa opresión fliar (chiste).

    Sobre lo dicho por Gracia. Hay dolores continuos y dolencias o enfermedades crónica continuas, y tamibie´n las progresivas. Uno convive con el dolor limitante o guia, No siempre hay beneficio secundario de la enfermedad. Sobre todo por ej si uno es trabajador independiente poruqe si falta al empleo nadie le paga, y si vive solo nadie le cocina. No siempre lo hay. Pero si se puede buscar el sentido dentro de esa limitación. El dolor lo guia, le muestra un camino, lo lleva para su interior también.
    Nuestra cultura huye del dolor y del dolor ajeno, le cuesta acompañar y comprender. Ahora observo a una generación de jóvenes que van como voluntarios a los hospitales (más que antes, )…y hacen la risoterapia y prácticas alegres para niños internados por ej.

    Y para vos y MIshiguene Kop y para Marcelo, si es que viene…te dejo algo que iría en el post de QUE ES SER CULTO
    pero lo pongo acá

    UN HOMBRE QUE LEE MUCHOS LIBROS Y UN HOMBRE LINDO
    (idem en la mujer) pueden hacer muchas citas……..(jaja)
    saludos

  • 11. ernesto  |  18 agosto 2009 en 10:35

    Es fantástico porque cuando yo me muere el universo dejará de existir ¿no es maravilloso que yo pueda contra semejante energúmeno tan infinitamente grande, complicado y misterioso?

  • 12. cecilia  |  18 agosto 2009 en 12:10

    este post esta muy bueno, toca muchos temas interesantes q dan para pensar mucho… con respecto a la belleza lo primero q se me ocurre es q hay lindos feos y feos lindos.. es muy relativo el concepto de belleza… se habla d belleza interior y suena raro pero no esta tan errado… hay lindos muy insulsos q no dicen nada y otros no tan lindos q son mucho mas interesantes, q transmiten cosas… es como los q cantan, alguien puede cantar perfecto y no transmite nada y otros por ahi no tienen mucha voz pero te llegan mucho mas… hay miles de ejemplos …

    por otro lado no entiendo porq a la gente, o algunas personas les gusta gustar a todo el mundo, o llamar la atención, q los miren… porq algunos serán tan exhibicionistas?…. a mí nunca me gustó q me miren, siempre me gustó pasar lo más desapercibida posible para yo poder observar tranquila todo…creo q en el fondo eso parte de un gran sentimiento de inseguridad combinado con una gran dosis de egolatría…

    me gustó la nota pero me sigo preguntando porq el profe no escribe lo q esta pasando ahora por su cabeza…

  • 13. chilango  |  18 agosto 2009 en 13:07

    Ceci te gusta mirar, no?

  • 14. chilango  |  18 agosto 2009 en 13:20

    Magu no quise negar al suicidio, creo que este y los deportes de riesgo (que estan muy divertidos) son mas para la mirada del otro, representar una escena. No lo veo asociado a un impulso, porque para mi el impulso es siempre vital (y movil…ji ji).
    En el reino animal a veces el sacrificio tiene una funcion por detras, como salvar a los miembros de la manada, como cuando Rambo le dice a la chica linda, “anda yo te salvo” y mata 100.000 chinos, rusos, latinos, etc..o sea a los feos. bueno algo asi pero mas animal no tan humano.
    O sea hay presas que enfrentan a su predador, vaya a saber uno si es por salvar la manada (eso dicen los que saben) o por que se canso de ser presa, no se!!!
    gracias por la recomendacion

  • 15. Diego  |  18 agosto 2009 en 14:32

    Para mi el tema es vital, realmente importarte. Trato de ocuparme como puedo. Recientemente traté de volcarlo a texto para darme una mejor idea, para empezar a cristalizar la problemática. Como siempre, tu contribución ayuda a seguir adelante.

    Te dejo un abrazo y un fragmento de ese texto, y luego un link por si te interesa leer más:

    “De manera conciente o inconsciente le damos al cuerpo tratamientos contradictorios y hacemos un mix entre lo moderno y lo tradicional, entre lo oriental y occidental, sin reparar demasiado en ello. La determinación, característica intrínseca de las creencias y los valores (cualesquiera sean), podrían servir de eje, pero acaban cediendo ante el desorden de la indiscriminación. No es extraño ver como, en la búsqueda de un bienestar pleno, nos afanamos sin mayores escrúpulos en la prueba de todo. A tal, los efectos son cuando menos contradictorios: se patologiza al mero hecho de existir: se enferma de salud. Y lo vemos, claramente, en el uso terapéutico de cuanto sea: desde la música hasta los olores, incluso del deporte, que aunque ya nos empiece a parecer extraño, nunca tuvo a la salud en su consideración.

    Todo es factible de mejora. Cierto. Pero al no haber acuerdo sobre la percepción corpórea, la salud se vuelve utópica y el imaginario se inflama de posibilidades inconexas. Entre tanto, no encontramos manera de justificar lo indeseable. Entonces la figura pánica se extiende y lo abarca todo. La predominancia discursiva actual, la del sector tecnológico-informático, lo testimonia: solo hablamos de versiones, 2.0, 3.0, etc”.

    http://instantesde.blogspot.com/2009/06/exotismo-nuestra-mas-pura-subjetividad.html

  • 16. magu  |  18 agosto 2009 en 15:16

    respuesta a Chilango
    rima del cuerpo y el alma (de magú )
    y rima del gaucho hipocondríaco (de magù)

    CHILANGO
    Si el suicidio es un deporte de riesgo, es bastante seguro (el resultado) aunque han fallado tiros en los cuellos y también sogas en autoahorcados. Estamos medio necrófilos o filosuicidófilos con estos comentarios.
    Yo quería recordar la película EL HOMBRE ELEFANTE, filmada en blanco y negro. Muy triste pero real y poética.
    Allí se ve la vida del pobre muchacho que además era asmático. Lo exhiben como un fenómeno horrendo, lo hostilizan, es decir que además de su enfermedad dolorosa y limitante y de su apariencia, sufre la burla , la explotación y el desprecio de los otros seres humanos. Es trestísimo. Y pienso en esa chica que te conté, del subte. No la ví más pero siempre rezo, y pido a DIOS que alguien la opere, que le pueda dar rasgos humanos, más agradables para que ella misma se sienta feliz, es joven.
    Bueno, bendiciones Chilango
    (o saludos de buena onda, como prefieras)

    Cada cual viven en su cuerpo 1

    Tan terreno como un huerto 2

    Con desbordes y sequías 3

    De vencidas garantías 4

    Por accidente o edad 5

    Por crónica enfermedad 6

    Se lo siente plenamente 7

    Si se despeja la mente 8

    Con la gimnasia consciente 9

    O con la dolce far niente 10

    Si se es joven o pequeño 11

    Cuando al jugar se es risueño 12

    Cuando se engulle un buen guiso 13

    Cuando en vientre primerizo 14

    Un nuevo ser es primicia 15

    Cuando hay ternura y caricia 16

    Cuando se hace en agua plancha 17

    Cuando de orgullo se ensancha 18

    El corazón por reclamo 19

    De un perro mimoso al amo 20

    Se siente la espalda honrosa 21

    Por la palmada amistosa 22

    Se quita en la noche un peso 23

    Si se recibe un buen beso 24

    Y algunos siguen de largo 25

    Aunque no queden de encargo 26

    Se produce un menor gasto 27

    Cuando el abrazo es más casto 28

    Aumentan las calorías 29

    Con chatarra y porquerías 30

    Dañando nuestro organismo 31

    Mas producen dinamismo 32

    El aire y las vitaminas 33

    Son sanas las endorfinas 34

    La mente siempre se asoma 35

    Aunque quede un rato en coma 36

    DIOS el alma al cuerpo encarna 37

    Para vivir KARMA DHARMA 38

    Magú

    Y ahora pongo el sobrante de rimas que deseché

    Lucen rostros relucientes

    Los que cepillan sus dientes

    Es sano bailar contento

    Algo movido o bien lento

    Pero no practique el trote

    Si tiene bajo el escote

    O cuando el pecho rebote

    Se hace buena la energía

    Con set de jardinería

    Será liviana jornada

    Si se lleva ropa holgada

    Es la mancha congelada

    Refrescante y no es manchada.

    RIMA “CONSEJOS PARA EL GAUCHO HIPOCONDRIACO”

    De magù

    1 Vivì en modo saludable

    2 si te sentìs vulnerable

    3 de caer en un abismo

    4 adentrate antes del sismo

    5 en la profunda llanura

    6 montà un toldo en tierra dura

    7 y en su interior, refugiate

    8 si el viento sopla, amarrate

    9 hasta que se haya calmado

    10 del àrbol màs arraigado

    11 que en el paisaje existiera

    12 sè optimista con mal tiempo

    13 sembrà el MEJOR PENSAMIENTO

    14 que en tu cabeza cupiera

    15 De buen humor y manera

    16 en el alba dominguera

    17 hacè ayuno y reflexiòn

    18 DIOS TE DA SU BENDICIÒN

    19 PORQUE TU ALMA ES SINCERA

  • 17. cecilia  |  19 agosto 2009 en 1:34

    no, no me gusta mirar… asi como decís vos Chilan…. bah solo algunas veces …

    este post es muy denso.. dolor .. enfermedad… muerte.. el paso del tiempo.. me quedo con la última frase … se hace lo q se puede …

    y a mí me gusta más diego peretti q mariano martinez

  • 18. La Herida de paris  |  19 agosto 2009 en 11:19

    Me acuerdo de una remera que vi una vez en Roma que decía
    “Lenin é morto,
    Gesucristo é morto,
    E anch’io non mi sento troppo bene”
    Saludos

    PD. Sabemos de tu afición por armar gabinetes, pero Kovadloff Secretario de Turismo es una idea sencillamente genial. El turismo genera ansiedades que solo su profunda voz calmaría.

  • 19. magu  |  23 agosto 2009 en 14:08

    MARCHA ANTI FASHION ANTI AGE
    SOBRE LA BELLEZA Y LA SALUD COOL

    43 RIMA ESTETAS DE LO PROFANO incompleta

    Giren a otro liderazgo 18
    Más salvaje y más humano 19
    ¡ estetas de lo profano¡ 20
    ¡amplíen su tolerancia¡ 21
    chatura o protuberancia 22
    arruga, cana o estría 23
    aprendan filosofía 24
    con una anciana muy calva 25 =(la luna)
    tolérense los sudores 26
    y no anden con más pudores 27
    en reír los desdentados 28
    si solo muestran el tiempo 29
    ¿por qué ocultarlo, no entiendo? 30
    no sean presos de POSTURA 31
    de la hechura, la pintura 32
    combinación, marca y moda 33
    a veces solo hay mejora 34
    en aceptarse y reír 35


Archivos

Categorías

Comentarios recientes

Daniel Lesnaberes en Bitácora 132
Aldo en Bitácora 131
roberto nadaud en Bitácora 131
Santos Krikorian en Bitácora 131
sergio rossi en ZIZEK

Calendario

agosto 2009
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

A %d blogueros les gusta esto: